25/03/2010

Desbarajuste patrimonial con Yuste

Echar a los monjes de Yuste, para levantar un hotel de lujo, es un error gravísimo.

:: Cometiendo este error, "Patrimonio nacional" destruye el sentido más profundo del mensaje que este monumento vivo de la Historia Europea dirige a quienes lo visitan.

:: Reemplazando a los monjes por la clientela de un hotel de lujo, se cometería una de las profanaciones más provocadoras y más paradójicas de un gobierno que se pretende social y respetuoso de los valores religiosos. Los monjes son precisamente, con su vida de pobreza, oración, estudio, apostolado, trabajos manuales y hospitalidad, lo que queda de vida más auténtica del monasterio y de su retiro carolingio.

:: En el caso de Yuste, cuyo monasterio es sede reciente de una Academia Europea al servicio de los ideales más puros de Europa, se ofendería además torpe e irremediablemente tanto a sus ilustres Académicos, varios de ellos socialistas, como el espíritu mismo que inspiró la creación de esta Academia al amparo del venerable monasterio, cuya vida es indisociable de los monjes.

:: Se me ocurre que la única iniciativa turística compatible con la vida verdadera de este monasterio consistiría en ampliar la capacidad de recepción de su hostelería, respetando escrupulosamente las reglas de la orden de San Jerónimo, uno de cuyos objetivos consiste en brindar a los peregrinos que lo deseen unos días de convivencia monacal con los monjes, para beneficiarse de los bienes que este tipo de vida puede procurar a toda persona de buena voluntad, aunque sólo sea como referencia de valores muy distintos de los usuales.

Una constatación seguida de una pregunta, que aparecen estos días en los medios

La presión a la que Patrimonio viene sometiendo a los jerónimos del monasterio de Yuste recuerda la pesadilla que también viven en la actualidad los benedictinos del Valle de los Caídos

¿Esta es otra maniobra del Gobierno ZP por castigar a la Iglesia?

-oOo-

Los vecinos hablan de "desamortización encubierta"

De la Vega echa a los monjes de Yuste para levantar un hotel de lujo.

Los seis jerónimos del monasterio se mudan al Parral, en Segovia

Susana Burgos, 23 de marzo de 2010 a las 16:12

La totalidad de los monjes jerónimos de España (o del mundo –si se quiere ver así–, puesto que esta orden histórica nunca ha rebasado nuestras fronteras) se concentra en la actualidad en el monasterio de Santa María del Parral, en Segovia. Hasta allí se trasladaban a finales de 2009 los seis jerónimos del monasterio cacereño de Yuste, hartos como estaban de soportar las presiones de Patrimonio Nacional.

El organismo dependiente de Vicepresidencia del Gobierno (María Teresa Fernández de la Vega) firmaba en 2004 un convenio con la orden, en virtud del cual aquél pasaba a gestionar el bello complejo arquitectónico que eligió el rey Carlos V para acabar sus días. A partir de ese momento, Patrimonio emprendió algunas actuaciones menores, como la mejora del estacionamiento de vehículos en los accesos al conjunto monumental. Poco más.

Pero, en los últimos meses, lo que han ido demostrando los acontecimientos es que la entidad que dirige Yago Pico de Coaña no pretende otra cosa que expulsar a los jerónimos del monasterio con el objetivo de convertirlo en un hotel de lujo, según las fuentes consultadas por La Gaceta. Más allá de los suculentos beneficios que la operación reportaría a las arcas públicas, el Gobierno pensó que no sería demasiado complicado librarse de los jerónimos. Mas ante la negativa de los monjes a abandonar el que es su hogar, los gestores de Patrimonio decidieron pasar a la acción. Lejos de ver respetadas las condiciones del convenio firmado en 2004, los religiosos han tenido que sufrir las molestias de una ampliación injustificada de las visitas turísticas. Más estancias abiertas al público y más horas, con el consiguiente perjuicio para la clausura y la tranquilidad de la comunidad.

Lo más grave, no obstante, llegó con el reciente inventario de los bienes de los jerónimos de Yuste que elaboró Patrimonio Nacional. En él, según ha podido saber este diario, el organismo se atribuía la propiedad de buena parte de lo adquirido por la orden a lo largo de los años.

LOS VECINOS

“Carlos V trajo a los jerónimos cuando vino al monasterio para morir. Es una pena que se hayan ido, aunque dicen que volverán en abril o mayo. Les echamos de menos”. En esos términos se expresa Pedro, un hostelero del municipio cacereño. Su opinión es compartida por el millar de habitantes de Cuacos de Yuste, aunque son los mayores los que más aprecian el papel de la orden. En cuanto a las intenciones de Patrimonio, nadie se moja, aunque “lo del hotel de cuatro o cinco estrellas lleva sonando desde hace tiempo”, comenta Miguel. Más de un lugareño evoca la traumática desamortización del masón Juan Álvarez de Mendizábal en el siglo XIX para decir que “parece que estamos ante otra desamortización; ésta encubierta y en pleno siglo XXI”.

LLUEVE SOBRE MOJADO

La presión a la que Patrimonio viene sometiendo a los jerónimos del monasterio de Yuste recuerda a la pesadilla que también viven en la actualidad los benedictinos del Valle de los Caídos. Como denunciaba La Gaceta el pasado 17 de marzo, la entidad que dirige Pico de Coaña se reafirma continuamente en su estrategia de hostigamiento a aquella comunidad, bajo cuya autoridad eclesiástica se encuentra la Basílica del complejo. El Gobierno le prometió al Padre Abad que abriría el templo a los fieles el día 1 de marzo y aún no lo ha hecho. Nunca, desde los terribles acontecimientos del 36, se había vulnerado en España la inviolabilidad de un lugar de culto.

Según otras fuentes, las monjas cistercienses de San Bernardo que habitan el monasterio de Santa María la Real de las Huelgas (Burgos) también están siendo víctimas de la maquiavélica estrategia de Patrimonio. Suma y sigue.

Fuente: Artículo publicado originalmente en La Gaceta.

-oOo-

He aquí algunos de los vídeos consagrados a la estancia de Carlos V en Yuste. El monasterio de Yuste sirvió de residencia al emperador en los dos últimos años de su vida (1556-1558).


25.03.10

Archivado en Europa, Hoteles cervantinos, Hispanobelgas, España, Sociogenética, Convivencias europeas, Turismo cultural, Turismo universitario, Arquitectura y urbanismo, Pro justitia et libertate, Turismo convivencial

26/02/2010

La mujer fuerte de los hoteles andaluces

¿Quién es? : La mujer fuerte andaluza que "La opinión de Málaga" ha escogido como personaje de la semana es Isabel María García Bardón, presidenta del grupo Fuerte Hoteles, una cadena que cuenta con seis establecimientos en Andalucía y 53 años de historia. Además, desde hace veinte años, Isabel María García Bardón preside la asociación "Horizonte", predecesora del Proyecto Hombre en Marbella.

¿Por qué es el personaje de la semana? : La Junta de Andalucía la distinguirá el próximo 28 de febrero, día de la comunidad, con la Medalla de Andalucía. Este galardón la convierte en Hija Predilecta de la región y reconoce su trayectoria como hostelera. Isabel María García Bardón ha sabido compaginar su faceta como empresaria con su vocación solidaria y la crianza de sus cinco hijos desde que enviudó en 1984.

Foto: García Vivas

-oOo-oOo-oOo-

Isabel María García Bardón. La fuerte de los hoteles andaluces
PRINCESA SÁNCHEZ. MARBELLA

Vive en Marbella, pero no calza tacones. Isabel no mira al mundo por encima del hombro. Sin embargo, alcanza sus objetivos por muy ambiciosos que se los proponga. Sin presumir ni aparentar. Lo hace con la sencillez de un ama de casa, con la lógica de una filósofa y con el sudor de una obrera. De todas estas disciplinas, obtiene una de sus grandes máximas: "Sin esfuerzo, no hay recompensa".

Isabel María García Bardón nació en el pueblo sevillano de Estepa hace ya más de seis décadas. No es necesario concretar. Es hija de un vallisoletano y de una leonesa. Su padre era el médico de cabecera del pueblo, recuerda. A pesar de esta posición, que podría intuirse acomodada, la ahora prestigiosa empresaria define su etapa de formación en unas circunstancias "muy accidentadas".

Fue al colegio de las Hermanitas de la Cruz, como todas las niñas de su pueblo, y al cumplir los once años, la enviaron a estudiar a Toledo. Pero la emancipación familiar no le duró demasiado. "Tres años después, enfermé y tuve que volver a Andalucía". Se encontró, entonces, una casa con cinco hermanos. Todos, varones.

"Me proyectaron para ser madre de familia y crear un hogar", reconoce. No por ello, se encoge. "Tengo la suerte de haber tenido unos padres maravillosos que me inculcaron valores". Cómo aprovecharlos, fue una materia que cursó por su cuenta.

Le ayudó mucho conocer el amor. Lo vio por primera vez en la feria de su pueblo y tres años después festejaban su compromiso. Su viaje de novios le puso una bola de cristal sobre la mesa.

"Íbamos a viajar a Venecia. Pero ahí salió la vena práctica y empresarial de mi marido. Prefirió ir a las Islas Canarias por ser en aquel momento el foco del desarrollo turístico. Me di cuenta de que mi futuro tendría mucho que ver con el turismo", comenta.

Su esposo, José Luque Manzano, ya era empresario hotelero antes de contraer matrimonio. En 1957, fundó el hotel El Fuerte, en Marbella. "Apenas tenía cuarenta y tantas habitaciones, pero ya era un primer gran hotel de ciudad, con agua caliente, teléfono y ascensor, entre otras comodidades", destaca con orgullo. No en vano, el ascensor del hotel El Fuerte fue el primero de la localidad.

La actual presidenta del Grupo Fuerte Hoteles clasifica su vida por etapas. Esta primera, tras su boda, fue la de "una madre de familia ocupada de sus hijos y que oía las historias empresariales de su marido", concreta. El protagonismo lo eligió por accidente.

José perdió la salud y, seis meses después, falleció. Sucedió en 1984. Este año se convertiría en un punto de inflexión para la vida de Isabel. También para la de sus cinco hijos. "Teníamos dos opciones. O poner en marcha la proyección de futuro del hotel que había dejado hecha mi marido, o ver las posibilidades de venta o cierre del negocio", rememora. En este instante, comenzó su segunda etapa. Isabel eligió ser valiente.

"Nunca me he arrepentido de aquella decisión. Creo que en estos tiempos se le teme al riesgo y al compromiso y, sin ellos, no hay proyecto", asevera. Los que siguieron fueron años "duros". Isabel recuerda que las cosas no fueron fáciles. Primero, sus hijos estudiaban y ella tenía que hacerse cargo del mando del hotel germen de la cadena y de sus sucesivas ampliaciones. A día de hoy, cuenta con 256 habitaciones. Además de otros cinco hoteles y cerca de mil empleados.

Una vez formados sus hijos, tuvieron que ponerse de acuerdo para mantener el negocio. "Nos encerramos en un Parador de la sierra de Ojén con un mediador. Aprendimos a escucharnos". Pero la madre emprendedora ya sabía escuchar. "Los temas sociales siempre fueron mi vocación", confiesa. De hecho, antes de morir su marido, ya formaba parte de la Asociación Horizonte que trajo el Proyecto Hombre a la ciudad del ´glamour´. En 2005, además, creó la Fundación El Fuerte.

En la actualidad, desde la terraza, Isabel contempla los cambios en el sector. "Antes los extranjeros no querían oler el aceite de oliva, ahora buscan ese olor". Se ríe de la crisis, pensando en los tiempos de la posguerra. Combate la pereza, ese mal "que nos come", y pide que la recuerden como "una persona que quiso dejar el mundo mejor de lo que se lo encontró".

Fuente: laopinióndemalaga.es: El personaje de la semana

Archivado en Europa, Hoteles cervantinos, Amistad Europea Universitaria, Hispanobelgas, España, Convivencias europeas, Turismo cultural, Turismo lingüístico, Turismo universitario, Turismo convivencial

17/11/2009

Fuerte Hoteles educa a los niños

Fuerte Hoteles visita un colegio de Marbella, para enseñar a los niños cómo reducir el consumo energético

Recordemos el lema de este grupo hotelero andaluz, presente también en América Latina: Fuerte Hoteles cuida de las personas y del medio ambiente

MARBELLA (MÁLAGA), 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Fuerte Hoteles visitará el próximo jueves el colegio marbellí Monseñor Rodrigo Bocanegra, para mostrar a los niños de primero y segundo de Primaria cómo reducir el consumo energético a través del 'mueble ecológico'.

El director del hotel Fuerte Miramar, Juan Ramón Pérez, y el responsable de Mantenimiento de Fuerte Hoteles, Antonio Rosillo, serán los encargados de impartir la charla, a partir de las 12:00 horas, a los alumnos --de entre 6 y 7 años-- sobre la necesidad de mantener una actitud de respeto y cuidado del medio ambiente.

Fuerte Hoteles presentará a los alumnos el 'mueble ecológico', mostrando a los niños cada uno de los utensilios que, instalados en los hoteles, hacen posible el ahorro y la producción de energía. Filtros ahorradores de agua, pequeñas placas solares para la generación de agua caliente, tarjeteros para el control de luces y aire acondicionado, láminas solares para no dejar traspasar el calor exterior a través de las ventanas, placas fotovoltaicas para la generación de energía eléctrica gratuita, o focos de luces crepusculares que se activan y desactivan con la presencia-ausencia de luz natural, son algunos de los instrumentos que los niños del colegio Bocanegra podrán conocer en la visita didáctica.

Tras la charla y la demostración del 'mueble responsable', Fuerte Hoteles entregará además a los alumnos un filtro ahorrador de agua con el fin de que los niños puedan comprobar en los grifos de sus propias casas cómo con un simple instrumento cada familia puede ahorrar hasta un 50 por ciento de agua, tal y como habrán aprendido durante la charla.

Fuente: ep.social: Diario social digital de Europa Press: Cantabria calidad

Visite la Fundación Fuerte

-oOo-oOo-oO

Archivado en Las Américas, Hoteles cervantinos, España, Energías renovables, Pro amicitia universale, Turismo, Turismo cultural, Educación, Arquitectura y urbanismo, Turismo convivencial