25/03/2010

Desbarajuste patrimonial con Yuste

Echar a los monjes de Yuste, para levantar un hotel de lujo, es un error gravísimo.

:: Cometiendo este error, "Patrimonio nacional" destruye el sentido más profundo del mensaje que este monumento vivo de la Historia Europea dirige a quienes lo visitan.

:: Reemplazando a los monjes por la clientela de un hotel de lujo, se cometería una de las profanaciones más provocadoras y más paradójicas de un gobierno que se pretende social y respetuoso de los valores religiosos. Los monjes son precisamente, con su vida de pobreza, oración, estudio, apostolado, trabajos manuales y hospitalidad, lo que queda de vida más auténtica del monasterio y de su retiro carolingio.

:: En el caso de Yuste, cuyo monasterio es sede reciente de una Academia Europea al servicio de los ideales más puros de Europa, se ofendería además torpe e irremediablemente tanto a sus ilustres Académicos, varios de ellos socialistas, como el espíritu mismo que inspiró la creación de esta Academia al amparo del venerable monasterio, cuya vida es indisociable de los monjes.

:: Se me ocurre que la única iniciativa turística compatible con la vida verdadera de este monasterio consistiría en ampliar la capacidad de recepción de su hostelería, respetando escrupulosamente las reglas de la orden de San Jerónimo, uno de cuyos objetivos consiste en brindar a los peregrinos que lo deseen unos días de convivencia monacal con los monjes, para beneficiarse de los bienes que este tipo de vida puede procurar a toda persona de buena voluntad, aunque sólo sea como referencia de valores muy distintos de los usuales.

Una constatación seguida de una pregunta, que aparecen estos días en los medios

La presión a la que Patrimonio viene sometiendo a los jerónimos del monasterio de Yuste recuerda la pesadilla que también viven en la actualidad los benedictinos del Valle de los Caídos

¿Esta es otra maniobra del Gobierno ZP por castigar a la Iglesia?

-oOo-

Los vecinos hablan de "desamortización encubierta"

De la Vega echa a los monjes de Yuste para levantar un hotel de lujo.

Los seis jerónimos del monasterio se mudan al Parral, en Segovia

Susana Burgos, 23 de marzo de 2010 a las 16:12

La totalidad de los monjes jerónimos de España (o del mundo –si se quiere ver así–, puesto que esta orden histórica nunca ha rebasado nuestras fronteras) se concentra en la actualidad en el monasterio de Santa María del Parral, en Segovia. Hasta allí se trasladaban a finales de 2009 los seis jerónimos del monasterio cacereño de Yuste, hartos como estaban de soportar las presiones de Patrimonio Nacional.

El organismo dependiente de Vicepresidencia del Gobierno (María Teresa Fernández de la Vega) firmaba en 2004 un convenio con la orden, en virtud del cual aquél pasaba a gestionar el bello complejo arquitectónico que eligió el rey Carlos V para acabar sus días. A partir de ese momento, Patrimonio emprendió algunas actuaciones menores, como la mejora del estacionamiento de vehículos en los accesos al conjunto monumental. Poco más.

Pero, en los últimos meses, lo que han ido demostrando los acontecimientos es que la entidad que dirige Yago Pico de Coaña no pretende otra cosa que expulsar a los jerónimos del monasterio con el objetivo de convertirlo en un hotel de lujo, según las fuentes consultadas por La Gaceta. Más allá de los suculentos beneficios que la operación reportaría a las arcas públicas, el Gobierno pensó que no sería demasiado complicado librarse de los jerónimos. Mas ante la negativa de los monjes a abandonar el que es su hogar, los gestores de Patrimonio decidieron pasar a la acción. Lejos de ver respetadas las condiciones del convenio firmado en 2004, los religiosos han tenido que sufrir las molestias de una ampliación injustificada de las visitas turísticas. Más estancias abiertas al público y más horas, con el consiguiente perjuicio para la clausura y la tranquilidad de la comunidad.

Lo más grave, no obstante, llegó con el reciente inventario de los bienes de los jerónimos de Yuste que elaboró Patrimonio Nacional. En él, según ha podido saber este diario, el organismo se atribuía la propiedad de buena parte de lo adquirido por la orden a lo largo de los años.

LOS VECINOS

“Carlos V trajo a los jerónimos cuando vino al monasterio para morir. Es una pena que se hayan ido, aunque dicen que volverán en abril o mayo. Les echamos de menos”. En esos términos se expresa Pedro, un hostelero del municipio cacereño. Su opinión es compartida por el millar de habitantes de Cuacos de Yuste, aunque son los mayores los que más aprecian el papel de la orden. En cuanto a las intenciones de Patrimonio, nadie se moja, aunque “lo del hotel de cuatro o cinco estrellas lleva sonando desde hace tiempo”, comenta Miguel. Más de un lugareño evoca la traumática desamortización del masón Juan Álvarez de Mendizábal en el siglo XIX para decir que “parece que estamos ante otra desamortización; ésta encubierta y en pleno siglo XXI”.

LLUEVE SOBRE MOJADO

La presión a la que Patrimonio viene sometiendo a los jerónimos del monasterio de Yuste recuerda a la pesadilla que también viven en la actualidad los benedictinos del Valle de los Caídos. Como denunciaba La Gaceta el pasado 17 de marzo, la entidad que dirige Pico de Coaña se reafirma continuamente en su estrategia de hostigamiento a aquella comunidad, bajo cuya autoridad eclesiástica se encuentra la Basílica del complejo. El Gobierno le prometió al Padre Abad que abriría el templo a los fieles el día 1 de marzo y aún no lo ha hecho. Nunca, desde los terribles acontecimientos del 36, se había vulnerado en España la inviolabilidad de un lugar de culto.

Según otras fuentes, las monjas cistercienses de San Bernardo que habitan el monasterio de Santa María la Real de las Huelgas (Burgos) también están siendo víctimas de la maquiavélica estrategia de Patrimonio. Suma y sigue.

Fuente: Artículo publicado originalmente en La Gaceta.

-oOo-

He aquí algunos de los vídeos consagrados a la estancia de Carlos V en Yuste. El monasterio de Yuste sirvió de residencia al emperador en los dos últimos años de su vida (1556-1558).


25.03.10

Archivado en Europa, Hoteles cervantinos, Hispanobelgas, España, Sociogenética, Convivencias europeas, Turismo cultural, Turismo universitario, Arquitectura y urbanismo, Pro justitia et libertate, Turismo convivencial