25/06/2007

Eurobeso de alivio

Eurobeso de alivio

Permalink 24.06.07 @ 23:57:00. Archivado en Europa, Pragmática, España, Sociogenética, Pro pace, Educación

Los Consejos europeos de mayor transcendencia para la supervivencia de la Unión Europea son como los mejores sicodramas de inspiración griega: el golpe de teatro que desenlaza el nudo de la intriga sólo interviene en los últimos minutos de la acción, justo cuando parecía que el barco iba a irse a pique.

Ana CARBAJOSA se ha servido literariamente de esta alegoría, en El País de esta mañana, para contar el sicodrama de la Cumbre de Bruselas de anteayer.

Me ha parecido interesante comparar la construcción narrativa de su relato con la narración equivalente que publicó Philippe RIDET en Le Monde ayer. Como lector he tenido la impresión de encontrarme ante dos textos sinópticos, cuya diferencia consiste en la actitud que ha tomado cada uno de los dos narradores ante las funciones respectivas de Ángela Merkel y de Nicolás Sarkozy. Para facilitar la lectura comparada de ambas narraciones he puesto en itálicas y negritas los nombres de estos dos personajes.

-oOo-

El día en que Merkel hizo de poli malo, y Sarkozy de bueno
La amenaza de Alemania de prescindir de los polacos en futuras negociaciones y la habilidad negociadora francesa salvaron la cumbre - Durante la larga madrugada, todos estuvieron pendientes de lo que ocurría en Varsovia
ANA CARBAJOSA
- Bruselas - 24/06/2007

Fue un thriller político con golpes de efecto, sobresaltos de infarto, reparto de papeles y final feliz. La canciller alemana Angela Merkel hizo de policía malo, y Nicolas Sarkozy, el hiperactivo presidente francés, de bueno. Entre los dos, y con la ayuda de otros agentes destacados del cuerpo -Blair, Zapatero y Jean-Claude Juncker-, lograron reducir a los gemelos Kaczynski, decididos a secuestrar la cumbre en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión se habían dado dos días y dos noches para salvar Europa. Antes, hubo otros intentos de secuestro de británicos y holandeses sofocados mediante el pago del rescate.

El objetivo era dejar por escrito el embrión de un nuevo Tratado que regulará el funcionamiento de una UE ampliada a 27. Por poco, pero lo consiguieron. Ahora habrá que esperar hasta 2017 para que la reforma "urgente" del sistema de voto de las decisiones comunitarias sea efectiva, según el acuerdo que ayer vio la luz a las cuatro y media de la mañana.

Merkel, presidenta de turno de la Unión, maquinó la estrategia y se puso al frente de la nave... hasta que perdió la paciencia y vio que había tocado hueso, que los polacos estaban de verdad dispuestos a dinamitar el acuerdo. A la desesperada lanzó un órdago y amenazó a los polacos con prescindir de ellos en las futuras negociaciones del Tratado, en la llamada Conferencia intergubernamental (CIG).

Merkel dio entonces un paso atrás y cedió el timón a Sarkozy y los demás, espantados ante la idea de una nueva fractura Este-Oeste en Europa. A Polonia le entró miedo y a las cuatro y media de la mañana, el acuerdo vio la luz, precedido de un conato de revuelta de última hora y un enfrentamiento entre Bélgica y Holanda sobre el poder de los Parlamentos nacionales para influir en las iniciativas de la Comisión, que Sarkozy cortó por lo sano.

Eran ya más de las cuatro de la mañana cuando los países del Benelux colisionaron. El acuerdo con los polacos estaba ya prácticamente cerrado y los líderes llevaban desde por la mañana negociando. Harto, el presidente francés se levantó de su silla y alterado tiró el lápiz encima de la mesa. "Parece mentira. Dos países fundadores y que estén dando este espectáculo", dijo el presidente según fuentes diplomáticas. Merkel disolvió el plenario y ya aparte, Bélgica, Holanda y la Comisión pactaron un texto alambicado sobre el papel de los parlamentos.

Sarkozy, a petición de Merkel, fue además el encargado de explicar y recabar el apoyo del resto de jefes de Estado y de Gobierno los pormenores del acuerdo que Francia, Luxemburgo, España, y Reino Unido alcanzaron con los polacos. "Ha sido un acuerdo muy difícil, pero con él, saldremos de la crisis. Es el mejor acuerdo para todos", dijo el presidente francés. Nadie contestó y el silencio fue interpretado como un sí.

La gran batalla se había librado bien entrada la madrugada en el despacho de Sarkozy y en línea directa con Varsovia, donde el primer ministro Jaroslaw Kaczynski, el mayor de los gemelos -por 45 minutos de diferencia-, se resistía a dar su brazo a torcer. El primer ministro británico, Tony Blair, en su última cumbre y Zapatero, junto con el luxemburgués Jean-Claude Juncker, representando a los países del sí a la Constitución, entraron y salieron del despacho de Sarkozy durante las tres horas que duró la telenegociación.

Pasada la medianoche, Jaroslaw, el duro de los Kaczynski, aceptó por fin el sistema de voto de doble mayoría al que se oponía, ya que Polonia pierde peso respecto a Alemania con este reparto. Parte del trato incluye que el sistema no será totalmente aplicable hasta 2017, lo que según Varsovia le permitirá hacer uso del actual reparto de voto, más beneficioso, en parte de las próximas negociaciones presupuestarias de 2013.

Pero mientras, en el plenario, -al que Merkel había entrado anunciando "fracaso", ajena a los últimos avances de Sarkozy-, se gestaba otra revuelta, esta vez de los jefes de Gobierno de los 18 países de la UE que ratificaron la Constitución. La presidencia alemana les presentó un documento, con las peticiones del oyente recogidas durante las reuniones bilaterales. Figuraban todas las exigencias británicas -rebajar la figura y cambiar el nombre al ministro de Exteriores de la UE y quedar exentos de la Carta de Derechos fundamentales entre otras- además de varios guiños a Polonia como la inclusión de la cláusula de solidaridad energética o una frase en la que eximía a los Estados de ser sancionados por el tribunal de Luxemburgo por "razones de integridad moral".

Países como España se plantaron y pidieron a Merkel que aplazara la reunión hasta hoy, para poder estudiar todos los cambios. Alemania dijo que ni hablar, consciente de que dar tiempo a los jefes de Estado para consultar con sus expertos y capitales y volver con nuevas demandas sería un suicidio y probablemente el fracaso del acuerdo.

Poco a poco se limaron las diferencias y a las 4.23 de la mañana, un SMS daba la noticia: "Acuerdo mandato CIG". Los periodistas corrieron -algunos salieron de debajo de las mesas donde dormían a pierna suelta sobre la moqueta- a escuchar a los líderes, que repartidos en sus respectivas salas nacionales cantaron victoria y vendieron su triunfo.

Merkel sonrió. "No ha sido fácil". La maestra de ceremonias recibió un ramo de rosas de la mano de José Manuel Durão Barroso, un presidente del Comisión Europea, visiblemente agotado. Mientras, un piso más arriba, también en el edificio del Consejo Europeo en Bruselas, Sarkozy, encendido, sacaba a los periodistas de su letargo con sus exclamaciones. "Hemos estado al borde de la ruptura. Pero tras la caída del muro de Berlín, no nos podíamos permitir perder la unidad de Europa", sentenció.

-oOo-

COMPROMIS
A Bruxelles, Nicolas Sarkozy a mis en scène son habilité diplomatique

LE MONDE | 23.06.07 |

Comme au théâtre à la fin de la pièce, il faut bien remercier. Alors, il s'exécute. Merci à Angela Merkel, avec laquelle il dit avoir travaillé "main dans la main", et à Tony Blair, et à José Luis Zapatero, pour "leur collaboration fructueuse", et "à toute l'équipe française".

Mais, au fond de lui-même, le président de la République n'est pas loin de se croire le seul responsable de l'accord entre les Vingt-Sept trouvé, samedi 23 juin, sur son idée de "traité simplifié", qui permet à l'Union européenne de sortir de l'impasse institutionnelle où l'avaient confinée les non français et néerlandais.

Nicolas Sarkozy tient son premier succès diplomatique. Et, lorsqu'il pénètre, à 4 h 40, dans la salle de conférence de presse, flanqué de Bernard Kouchner et Jean-Pierre Jouyet, ce couche-tôt affiche le sourire radieux d'un noctambule ravi. "Nous voulions le traité simplifié, nous avons le traité simplifié." Il raconte : "Nous sommes passés pas loin de la rupture."

Tout s'est joué pour lui la veille. Il est 20 heures quand la chancelière allemande, Angela Merkel, le prévient que Varsovie rejette la dernière proposition, sur le système de vote au sein du conseil des ministres. A bout de patience, elle menace de convoquer une conférence intergouvernementale à vingt-six. Le président de la République entrevoit tout le profit qu'il peut tirer de ce blocage, s'il parvient à le forcer.

Et décide de poursuivre l'offensive. "Il n'était pas possible de laisser de côté le plus grand pays d'Europe de l'Est, moins de vingt ans après la chute du mur de Berlin", dira-t-il lors de sa conférence de presse. Un reproche à peine voilé à l'égard de Mme Merkel.

Cette bataille-là, les journalistes ont pu la suivre quasiment en direct grâce aux détails scrupuleusement fournis par David Martinon, porte-parole de l'Elysée, au cours de ses nombreuses interventions au cours du sommet. Au septième étage du siège du Conseil, dans le bureau de la délégation française, quatre heures de négociations serrées commencent avec le duo Jaroslaw Kaczynski à Varsovie et son frère Lech à Bruxelles. En tête-à-tête ou en compagnie de Tony Blair, José-Luis Zapatero, Jean-Claude Junker, M. Sarkozy écoute, argumente, propose.

"J'ai même proposé de faire un discours devant la Diète, à Varsovie", confiera le chef de l'Etat comme preuve de son inépuisable bonne volonté.

Vers 23 heures, la délégation française exprime son optimisme : "On est vraiment au bord d'un accord. On le tient." Puis, la délivrance : "Les Polonais ont dit tak", se félicite-t-on. Et qu'importe si l'annonce, à cette heure, est encore prématurée. L'objectif de cette communication permanente est double : convaincre de l'habileté diplomatique de M. Sarkozy et lui donner le meilleur rôle. Une manière également, en cas d'éventuel échec, de pouvoir rejeter l'accusation de n'avoir pas tout tenté.

Aux petites heures de la matinée, samedi, il était évident pour la délégation française que cet accord ne pouvait être qu'un effet de l'arrivée au pouvoir de M. Sarkozy. "En un mois et demi, avait glissé, jeudi, le chef de l'Etat, il s'est passé plus de choses qu'en deux ans."
"Ce qui a été positif, déclare-t-il samedi, c'est qu'un candidat à la présidentielle ait eu le courage de dire qu'il n'y aurait pas de référendum." Il encourage la presse à lui tresser des lauriers : "C'est le sommet le plus important depuis des années. Vous qui êtes des spécialistes, vous pouvez le dire."

Il se félicite également de sa méthode par laquelle il a cherché à dépasser les limites du couple franco-allemand pour associer Tony Blair et José-Luis Zapatero aux négociations avec la Pologne. Mais il entend déjà les railleurs : "Je suis certain que des tas de gens diront que c'était facile. Les mêmes sans doute qui pensaient que c'était impossible."

Autre motif de satisfaction pour celui qui voulait, durant sa campagne, "réconcilier la France du oui et la France du non", la notion de concurrence n'apparaît plus comme un "objectif de l'Union" dans le traité simplifié. "C'est un moyen au service du marché intérieur", a expliqué M. Sarkozy. La France, s'est-il félicité, a également obtenu que mention soit faite que "l'Union contribue à la protection de ses citoyens". Deux conquêtes qui, espère-t-il sans le dire, lui vaudront la clémence de la gauche quand il s'agira de voter le texte au Congrès, où la droite ne dispose pas de la majorité des trois cinquièmes.

"Il ne s'agissait pas de (...) faire le traité du libéralisme expliqué à tous les Européens, continue-t-il. Il s'agit de tourner le dos à l'idéologie, au dogme et à la naïveté. On peut considérer que c'est de la politique. Mais c'est peut-être parce qu'on n'a pas fait assez de politique en Europe qu'on s'est retrouvé avec une Europe dans laquelle les gens ne se reconnaissaient plus."

Moins d'une semaine après le succès - moins large que prévu - de la majorité présidentielle aux législatives, le chef de l'Etat peut souffler : "Une semaine comme ça, ça compte dans la vie d'un président." Envie d'un break ? "Cela ne fait que commencer, s'amuse-t-il, vous savez que j'ai été élu pour cinq ans..."

Philippe Ridet

15/05/2007

Elecciones sin eufemismos

Elecciones sin eufemismos

Permalink 15.05.07 @ 17:05:15. Archivado en Semántica, Pragmática, España, Ética, Pro justitia et libertate

Las elecciones son la ocasión que nos ofrece la democracia de iniciar una vida nueva, cuando la vida que veníamos viviendo hasta ese momento no nos resulta satisfactoria. Tal es el caso, por ejemplo, cuando hemos sido víctimas del terrorismo o de la corrupción.

Por desgracia, ambas plagas nos tienen bajo sus garras a la mayoría de los electores que vamos a ejercer nuestro derecho al voto el próximo 27 de mayo de 2007.

Trece de las diecisiete comunidades autónomas españolas celebrarán elecciones autonómicas. De acuerdo con los correspondientes Decretos de 2 de abril de 2007, se convocan elecciones a las Cortes de Aragón, a la Junta General del Principado de Asturias, al Parlamento de las Islas Baleares, al Parlamento de Canarias, al Parlamento de Cantabria, a las Cortes de Castilla-La Mancha, a las Cortes de Castilla y León, a la Asamblea de Extremadura, a la Asamblea de Madrid, a la Asamblea Regional de Murcia, al Parlamento de Navarra, al Parlamento de La Rioja, y a las Cortes Valencianas. Sólo Andalucía, Cataluña, Galicia y País Vasco no celebrarán elecciones a sus parlamentos autonómicos este día.

En el Real Decreto 444/2007, de 2 de abril de 2007, se convocan elecciones para la constitución de las Asambleas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En el Real Decreto 444/2007, de 2 de abril de 2007, se convocan elecciones municipales para cubrir los siguientes puestos:

1. Concejales de los municipios con población igual o superior a 100 residentes (salvo aquellos municipios que tengan adoptado el régimen de Concejo Abierto).
2. Alcaldes de los municipios de menos de 100 residentes (y de aquéllos que tengan adoptado el régimen de Concejo Abierto).
3. Alcaldes Pedáneos (u órgano unipersonal) de las entidades de ámbito territorial inferior al municipal.

El Real Decreto también recoge la elección de los diputados de las Diputaciones Provinciales de Régimen Común, que se realizará una vez celebradas las elecciones municipales mediante elección indirecta.

En el Real Decreto 444/2007, de 2 de abril de 2007, se convocan elecciones para cubrir los puestos de Consejeros de los Cabildos Insulares del Archipiélago Canario.

En el País Vasco se celebran el 27 de mayo elecciones municipales y a Juntas Generales en las tres provincias de la Comunidad Autónoma. El Gobierno Vasco informa de las encuestas públicas realizadas para estos comicios. Como en el caso de Navarra ciertos factores pueden alterar la intención de voto de los ciudadanos como son : la política antiterrorista y el "proceso de paz", el efecto "Zapatero", las coaliciones electorales o la posible presencia de la denominada "izquierda abertzale".

Etc. Fuente: Wikipedia.

Justamente porque deseo que estas elecciones tengan lugar sin eufemismos, es decir, llamando a las cosas por su nombre y no amañándolas, para disimular su verdad o transformarlas en mentira, repito en lenguaje paladino que tanto el terrorismo como la corrupción nos tienen bajo sus garras a la mayoría de los electores que vamos a ejercer nuestro derecho al voto el próximo 27 de mayo de 2007. Digo a la mayoría de los electores, porque la realidad estatal de la que todos nos beneficiamos está herida gravemente por ambas plagas, que tienen en común el poner en peligro de muerte nuestra existencia colectiva como unidad de solidaridad, superior a nuestras comunidades autónomas e inferior a la Unión Europea.

Por esta razón me ha parecido que la mejor manera de prepararnos para cumplir dignamente con nuestro deber y derecho de elegir a nuestros representantes políticos, es prestando atención a la lección de lenguaje veraz que nos dan Javier Urquizu, hijo de José María Urquizu Goyogana, asesinado por ETA; Cristina Cuesta, hija de Enrique Cuesta Jiménez, asesinado por ETA; y Cristian Matías, nieto de Manuel Albizu Idiáquez, asesinado por ETA.

Recordemos que, desde el punto de vista pragmático, el eufemismo es el mecanismo léxico-retórico fundamental utilizado por la llamada "corrección política", cuyo objetivo principal es el no herir susceptibilidades de ciertos oyentes, sea para no inquietar el conformismo de los inmovilistas o sea para mantener frenado el criminal afán destructivo de los terroristas y de su partidarios exaltados. Sin ser inherentemente dañino, puesto que puede servir a atenuar la violencia de ciertas revelaciones, graduando su manifestación, el eufemismo puede convertirse en un arma de doble filo, cuando es utilizado sistemáticamente para evitar expresiones duras o malsonantes, ya que con la excusa de renombrar ciertas realidades con términos menos duros o malsonantes que los convencionalmente utilizados, puede acabar convirtiéndose en una cortina de humo verbal que oculta, enmascara o incluso falsifica dichas realidades.

Eufemismo.(Del lat. euphemismus, y este del gr. euphemismós, derivado de eupheméo 'decir palabras de buen agüero').1. sust. m. Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. DRAE.

1. Palabra o expresión suave que sustituye a otra que resulta malsonante, de mal gusto o contextualmente inadecuada: "invidente" es un eufemismo de "ciego", como "prostituta" lo es de "puta".

Sinónimos: Eufonismo, antífrasis.

Antónimos: Tabú, disfemismo.

[Retórica] Figura lógica también llamada eufonismo, que consiste en evitar una expresión demasiado cruda o realista sustituyéndola por otra más agradable. Por ejemplo, pasar a mejor vida por morir. (Véase también antífrasis y disfemismo), Enciclopedia Universal DVD © Micronet S.A. 1995-2002

-oOo-

Nuevo escenario, nuevo lenguaje (¡sin eufemismos!)
Por JAVIER URQUIZU, CRISTINA CUESTA Y CRISTIAN MATÍAS
(*)

EN este (relativamente) nuevo escenario que esperamos dé paso a un tiempo nuevo, desde Covite queremos aportar nuestro grano de arena para que esos nuevos tiempos sean, de verdad, mejores para todos... En este sentido, creemos que es fundamental llamar a las cosas por su nombre. Los eufemismos confunden y distorsionan la verdad, y sin la verdad, no vamos a ningún sitio... bueno. Desde la autoridad moral que nos da el saber muy bien de lo que hablamos (porque lo hemos vivido en toda su crudeza) y el haber llevado una trayectoria cívica intachable respetando siempre el Estado de Derecho, como víctimas del terrorismo queremos, de cara al bien común, hacer algunas aportaciones para un nuevo lenguaje claro y sin eufemismos:

No se dice «lucha armada»... Se dice «asesinatos de gente inocente e indefensa».

No se dice «conflicto entre vascos»... Se dice «cobarde exterminio de quien nos estorba».

No se dice «ekintza» [acción]... Se dice «asesinato fríamente calculado».

No se dice «kale borroka» [lucha callejera]... Se dice «vandalismo intolerable que pretende aterrorizar».

No se dice «normalización política»... Se dice «dejar de cometer aberraciones».

No se dice «radicales», pues ser radical es ir a la raíz de las cosas y por tanto algo eficaz, bueno y deseable... Se dice «neonazis».

No se dice «impuesto revolucionario»... Se dice «chantaje mafioso».

No se dice, o se piensa o se siente con complacencia y contemporizando, «son gudaris equivocados que simplemente hacen cosas feas que molestan estéticamente»... Se dice, y se piensa y se siente con indignación y determinación, que «son asesinos» o «terroristas».

No se dice «algo habrá hecho» [¡qué miseria y cobardía moral!]... Se dice «¡es indignante! Nadie tiene derecho a disponer de la vida ajena».

No se dice «nadie quiere más que nosotros a esta tierra» [¿cómo se atreven?]... Se dice «cualquier persona normal ama de un modo natural a su tierra (de nacimiento o de acogida, ¿qué más da?)».

No se dice «refugiado»... Se dice «delincuente huido».

No se dice «involuntariamente ausentes»... Se dice «cobardemente asesinados», siempre cobardemente, siempre por la espalda, siempre sin dar una oportunidad a la víctima.

No se dice «mesa de partidos extraparlamentaria»... Se dice «chanchullo para sacar ventajas inadmisibles».

No se dice «todos tendremos que ceder en algo» [¿es que estamos hablando de dos hermanitos a los que su madre regaña por alguna travesura infantil? ¿O acaso de vecinos de una comunidad que discuten sobre el color del que van a pintar la fachada de su edificio?]... Se dice «quien ha cometido horribles crímenes tendrá que responder por ellos ante la justicia».

No se emplean palabras bonitas como «paz», «generosidad», etcétera, de un modo genérico, hueco y demagógico. Las palabras se deben decir con un contenido concreto ajustado a una realidad concreta. Sólo ahí tienen su pleno y auténtico sentido.

No se dice alegremente «nosotros siempre hemos estado con las víctimas». A muchos podría crecerles la nariz más que a Pinocho. Como es natural, nosotros sabemos mejor que nadie quién ha estado a nuestro lado y quién no. Y lo diremos, para vergüenza de muchos, para que todos aprendan y nadie pase por lo que nosotros hemos tenido que pasar; para que no se repitan comportamientos innobles e indignos de quienes, teniendo que haber dado ejemplo a la hora de estar a nuestro lado, liderando la lucha moral y política contra la barbarie, han estado muy lejos de nosotros (ignorándonos) e incluso, a menudo, «contra» nosotros. Unas veces tomando medidas innecesariamente humillantes, crueles y ofensivas que nos han generado un dolor añadido; y otras, precisamente, dejando de tomar medidas eficaces y acordes con un elemental sentido de la decencia. Desde pequeños nos enseñaron que se ha de decir siempre la verdad.

La verdad es a veces, sí, muy dura, pero imprescindible para, asumiéndola, aprender y mejorar. Es tan dura, que hay quienes no la soportan. En ese sentido, el infierno existe y para algunos es simplemente un espejo en el que ver reflejada su propia miseria y falta de humanidad. No soportándolo, intentan distorsionar o maquillar la Historia con la mentira, con la negación de la realidad o con eufemismos (especialmente peligrosos y dañinos por la confusión que generan), que son los que han motivado este artículo. En lo que a las Víctimas del Terrorismo se refiere, no serán otros los que escriban nuestra historia falseándola. No lo permitiremos, por nuestro bien y por el de todos.

-oOo-

(*) Javier Urquizu es hijo de José María Urquizu Goyogana, asesinado por ETA; Cristina Cuesta es hija de Enrique Cuesta Jiménez, asesinado por ETA; y Cristian Matías es nieto de Manuel Albizu Idiáquez, asesinado por ETA. Escriben en representación del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite)

17:15 Écrit par SaGa Bardon dans Pragmática | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : espa a |  Facebook |

13/02/2007

Malos toros parlamentarios

 

Malos toros parlamentarios

Permalink 13.02.07 @ 11:48:30. Archivado en Semántica, Pragmática, Poética, España, Pro justitia et libertate

Escribí esta crónica en caliente, un día después de asistir a la corrida de marras. La he dejado en borrador hasta hoy, porque no acababa de creerme lo que había sucedido. Sin embargo hoy, me decido a publicarla, porque un colega bloguero, benemérito promotor de concursos, me pide que participe en su mundial de fantasías cortas.

Lo hago porque para motivarme me dice que soy un "todoterreno de la escritura". Halagado por esta calificación, que al mismo Cervantes le halagaría, me decido a sacar del toril mi recuerdo, o mejor dicho: mi pesadilla. Me he contentado con cambiarle el título, que era "Dialogar no es monologar", y con reemplazar el sintagma de proximidad temporal "ayer tarde" por el de lejanía "aquella tarde".

Aquí va la crónica como ha quedado, transformada con el tiempo en lo que espero no pase de ser una fantasía, cuya catarsis contribuya a reavivar nuestra adormecida democracia parlamentaria.

-oOo-

Ni dialogar es monologar, ni parlamentar es torear.

Todo buen monólogo es un diálogo, mientras que todo mal diálogo es un monólogo malo.

Quienes tuvimos aquella tarde, a la hora clásica de las corridas de toros, la valentía de afrontar por televisión la sesión extraordinaria del congreso de los diputados, no sabíamos qué categorías emplear, para comprender lo que estaba pasando en el palacio del congreso de Madrid: ¿había que emplear categorías retóricas, estilísticas, pragmáticas, o más bien taurinas?

El espectáculo comenzó con dos monólogos, interrumpidos de vez en cuando por los aplausos e incluso por el levantamiento de sus sillones de la mitad corta de los espectadores del paraninfo, para cada uno de los monologantes la pequeña mitad suya propia.

El primero de los dos monologantes, que fue el presidente del gobierno, con la ayuda de un texto, que por la manera de leerlo y gesticularlo se veía que no era suyo, reconoció retóricamente un error cometido por él el día veintinueve de diciembre. Lo hizo con énfasis, aunque olvidando reconocer la cadena causal de errores imperdonables que habían hecho posible este error doblemente mortal. Como el error reconocido era colosal, el escenario que estaba leyendo tenía previsto que su mitad de oyentes aplaudiera, con pasión de confesores indulgentes e irresponsables, su confesión tardía del pecado de sobra conocido, no sólo por todos los oyentes de todo el paraninfo, sino por todos los españoles y por los numerosos observadores extranjeros del mundo entero.

El segundo de los dos monologantes, el jefe de la oposición, enunció en su monólogo, cuya autoría no es cuestionable, una serie muy precisa de preguntas que se referían con ejemplar precisión a la cadena causal de errores que habían hecho posible el colosal error del presidente del gobierno.

Al ser dos monólogos, aunque dirigidos el uno y el otro, sobre todo el primero, el del gran pecador arrepentido, menos a la atención de su adversario que al aplauso de su clientela respectiva, cabe compararlos al juego con la capa, que sirve de prólogo al toreo de cada uno de los toros durante una corrida. No creo que forcemos la alegoría al decir que cada uno de los dos monologantes se veía a sí mismo, el primero con mucho menos fundamento que el segundo, como el torero inteligente, capaz de embaucar al toro, y al otro como el pobre toro facilísimo de engañar, dada su falta de inteligencia.

A continuación de los dos monólogos, el primero de los dos monologantes tomó de nuevo la palabra como si hubiera tomado una pica y se dirigió al segundo, visto como su toro, no con la idea de responder a sus preguntas, sino con la intención de quitarle fuerza, a fuerza de pinchazos, inmediatamente aplaudidos por su clientela.

No os cuento más, sobre todo no os cuento la suerte suprema, porque el juego, que me pareció además de sucio paradójico, se repitió más de una vez, aunque con figurantes que reenforzaban al primero de los dos monologantes del comienzo, sin que el segundo pudiera replicar. O sea, que el segundo les sirvió de toro a todos, cuando de hecho tenía que haber figurado de matador. Así son de malas las cosas, cuando se traspapelan los papeles de un drama.

Era la tarde del catorce de enero, una mala tarde de toros, en la que el toreo fue reemplazado por el cruel espectáculo de dos picadores, uno de ellos con compinches, que se tomaban uno al otro por el toro.