09/07/2017

Retazos de La aventura de los batanes en el DE de El Quijote

"El Quijote", aventura, batanes

Con esta aventura se introduce un cambio decisivo en la relación entre don Quijote y Sancho: «por primera vez el escudero engaña a su amo y hasta se burla abiertamente de él. Este engaño crea las posibilidades de otros engaños más graves, sobre todo los relacionados con Dulcinea (I.31; II.10), que tendrán importantes consecuencias para el desarrollo de la novela entera. El cambio también prefigura la célebre promoción de Sancho como personaje literario en la Segunda parte.

batán: 4; batanado: 1; batanee: 1; batanes: 11; bate: 1

batán (doc. ±1475, ◊ del ár. vg. battân.) m. 'máquina hidráulica provista de mazos para golpear y desengrasar los paños': «Batán. Cierta máquina ordinaria de unos maços de madera muy gruesos, que mueve una rueda con el agua, y éstos hieren a veces [i.e., alternativamente] en un pilón donde batanan y golpean los paños, para que se limpien del aceite y se incorporen y tupan». Cov. 200.b.47 

|•| aventura de los batanes: I.20. • Cabe establecer una cierta analogía paródica entre esta aventura y la del endriago del Amadís de Gaula de Garci Rodríguez de Montalvo. He aquí la versión resumida de A. Rosemblat:

«—Amigos, quiero entrar en aquel castillo, y si encuentro al endriago, combatiré con él. Si no lo encuentro, os podréis alojar en el castillo mientras se calma el mar, y yo iré a buscarlo por las montañas. Si no vuelvo, haréis lo que mejor os parezca. § Cuando lo oyeron, quedaron más espantados. El maestro Elisabat, que era hombre de letras y de misa, le dijo que las cosas que estaban fuera de la naturaleza de los hombres se debían dejar. El Caballero de la Verde Espada le contestó que si hubiese tenido eso en la memoria, le estaba excusado salir de su tierra para buscar aventuras peligrosas; y que si dejaba ésta sin comprenderla, todas las otras quedarían reducidas a nada… Todos quedaron llorando, y Ardián, el enano, mesaba sus cabellos y se golpeaba el rostro y se daba con la cabeza en las paredes por servir a un hombre que mil veces llegaba al punto de la muerte y quería poner remedio él solo en lo que no osaba el emperador de Constantinopla con todo su poder.», Amadís de Gaula, Versión de A. Rosenblat, p. 246-247.

• La analogía paródica es aún más acusada con la llegada de Amadís a la Ínsola Firme tal cual la cuenta el original:

«Amadís dixo a Grasandor:—Mi buen señor, yo quiero subir en esta roca y ver lo que el mayordomo nos dixo, si es assí verdad como lo él contó; y mucho vos ruego, ahunque alguna congoxa sintáis, que me aguardéis aquí hasta mañana en la noche, que yo podré venir o fazeros señal desde arriba cómo me va. Y si en este comedio o al tercero día no tornare, podréis creer que mi hazienda no va bien, y tomaréis el acuerdo que vos más agradare.», AdG, 1701. 

 La aventura de los batanes finaliza con el descubrimiento por don Quijote y Sancho de la causa de los ruidos: «Y eran —si no lo has, ¡oh lector!, por pesadumbre y enojo— seis mazos de batán, que con sus alternativos golpes aquel estruendo formaban.», I.20.57.

• Con esta aventura se introduce un cambio decisivo en la relación entre don Quijote y Sancho: «por primera vez el escudero engaña a su amo y hasta se burla abiertamente de él. Este engaño crea las posibilidades de otros engaños más graves, sobre todo los relacionados con Dulcinea (I.31; II.10), que tendrán importantes consecuencias para el desarrollo de la novela entera. El cambio también prefigura la célebre promoción de Sancho como personaje literario en la Segunda parte. § Por lo que se refiere a DQ, se trata una vez más de hacer que la realidad corresponda al mundo de la caballería. La noche presenta un misterio a los oídos: se oye un tremendo ruido que llena de pavor al caballero loco y su criado. Dominando su temor, DQ se prepara a probar suerte, invocando a los grandes héroes de la literatura caballeresca en un lenguaje que intenta captar el solemne estilo de la épica.», Edwin Williamson, en Rico 1998 b, p.58. 

|| ¿Qué va de yelmo a batanes?: ® yelmo

batanado (doc. s. XVI, p.p. de batanar < batán; batanar alternaba con abatanar, que significa 'golpear los mazos el paño en el batán' ) adj. Con el batanado se aprovecha el poder filtrante de la lana; también se modifica el aspecto del tejido, al cubrirse de fibras la superficie y producirse un cierto encogimiento del mismo (E.U. Micronet).

|| anascotebatanado:  Aventura de la dueña Dolorida: «Detrás de los tristes músicos comenzaron a entrar por el jardín adelante hasta cantidad de doce dueñas, repartidas en dos hileras, todas vestidas de unos monjiles anchos, al parecer, de anascote batanado», I.38.1. ® anascote

batanear (doc. 1527 'dar golpes'; neologismo de sentido en 1593 'importunar', de batán + -ear) tr.frec. 'importunar a alguien con habladurías' 

• «El propio origen de batanar tiene el frecuentativo batanear, de que usa poco después Don Quijote [tras la aventura de los batanes], y que sólo tiene significación metafórica, porque no se aplica nunca a los batanes, sino solamente a las personas que, a manera de batanes, golpean y muelen, física o moralmente al prójimo.», Clem. 1195.b.

• Lucas Gracián Dantisco, escribía en 1593 en su Galateo español, a propósito de los habladores:  «16 Otros hay también, tan sin provecho y cerimoniosos, que sin dezir cosa de sustancia, nunca cessan de hablar mucho y mal, aunque con mucha criança, tanto que por ella os obligan a que les estéis escuchando. Por estos tales dixo el que escrivió la Vida de la corte: § Mitridato hablador, / muy puesto en ser bien criado, / que el día que os coge el lado, / os dexa con buen sudor / del martirio que os ha dado. § [51v] 17

Éstos, pues, ponen toda su diligencia y cuidado en estar con sus maços de lenguas y muchedumbre de palabras tan impertinentes, bataneando la gente, por parecelles que con su buena criança tienen un poco de razonable muestra. Y en las cosas graves y de peso no se saben dar maña, y querrían que la conversación toda se gastasse en estas apariencias de fuera. Y si se levanta alguna plática de buen entendimiento no gustan della ni la entienden. Y destos impertinentes hombres hay infinito número que a la primera vista engañan, y a la segunda enfadan, porque luego descubren su idiotecismo.», Ed. Margherite Morreale, CSIC (Madrid), 1968, Página 140, Párrafo nº 63. 

|| que os batanee el alma: 'juro que os he de batanear el alma' • Don Quijote amenaza a Sancho, para que no siga mortificándole con la cantinela de los batanes: «—Ya os he dicho, hermano, que no me mentéis, ni por pienso, más eso de los batanes—dijo don Quijote—; que voto... , y no digo más, que os batanee el alma.», I.21.11. 'juro que os he de batanear el alma'

Fuente: Salvador García Bardón, Diccionario enciclopédico de El Quijote, Skynet, 2005.

19:46 Écrit par SaGa Bardon | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

21/06/2017

Lengua y lenguaje en el DE de El Quijote

32573068140_238977ac7e_z.jpg

Imagen: Encuentro del Cautivo con el padre de Zoraida: Texto ilustrado por Gustave Doré (dibujo) y por Salvador Tusell (pintura): «el cual me dijo en lengua que en toda la Berbería, y aun en Costantinopla, se habla entre cautivos y moros, que ni es morisca, ni castellana, ni de otra nación alguna, sino una mezcla de todas las lenguas, con la cual todos nos entendemos; digo, pues, que en esta manera de lenguaje me preguntó que qué buscaba en aquel su jardín, y de quién era.», I.41.1.

-oOo-

Hiperrealismo quijotesco: Nadie más opuesto al nominalismo que don Quijote. Si el nominalista cree que los universales carecen de toda existencia tanto en la realidad donde sólo existen los objetos individuales, como en el pensamiento donde los universales no son sino meros nombres, Don Quijote cree en la realidad de los nombres, los toma por cosas. De aquí que quepa hablar no solamente de su realismo, sino de su hiperrealismo o realismo inmoderado.

-oOo-

lengu-: lengua: 103: [lengua castellana: 8; lengua morisca: 2]; lenguaje: 10; lenguas: 22

lengua (doc. ±1140, del lat. lingua 'órgano humano para comer y pronunciar' µn 'lenguaje, manera de hablar') f. 'órgano del gusto, musculoso y movible, situado en el interior de la boca de la mayoría de los vertebrados. Se usa para comer y para articular las palabras.' µn 'sistema de signos orales y escritos, que se utiliza para comunicarse': «Lengua se toma muchas veces por el lenguaje con que cada nación habla, como lengua latina, lengua griega, lengua castellana, etc. Y en esta significación no hay lengua que se pueda llamar natural; pero la razón tiene fuerza en el hombre de formarla a su beneplácito. Si diéramos caso que los que se criasen o fuesen mudos o no le hablasen ninguna palabra, formaría él su lenguaje propio.», Cov. 758.b.32; por µn metafórica 'intérprete': en la aventura de los galeotes «el quinto condenado le sirvió de lengua [al cuarto]», I.22.34. ® quinto condenado.

|| está en su lengua su vida o su muerte: «Mors et vita in manu linguæ», Proverbios, 18, 21. • Un guarda de los galeotes explica a don Quijote: «los demás ladrones que allá quedan y aquí van le maltratan y aniquilan, y escarnecen, y tienen en poco, porque confesó y no tuvo ánimo de decir nones. Porque dicen ellos que tantas letras tiene un no como un sí, y que harta ventura tiene un delincuente, que está en su lengua su vida o su muerte, y no en la de los testigos y probanzas; y para mí tengo que no van muy fuera de camino.—Y yo lo entiendo así—respondió don Quijote. », I.22.28-29.

|| fundar un colegio donde se leyese la lengua castellana: ® colegio

|| lengua que mamaron en la leche: ® mamar

|| mejor y más antigua lengua: 'el hebreo' El editor, contando su búsqueda de un traductor del árabe al castellano en el Alcaná de Toledo (ficción de autoría), alude al hebreo: «no fue muy dificultoso hallar intérprete semejante, pues aunque le buscara de otra mejor y más antigua lengua, le hallara», I.9.6. • Efectivamente muchos descendientes de familias judías, y entre ellos más de un criptojudío fiel conservador de su propia lengua sagrada, comerciaban en el Alcaná de Toledo, José Gómez Menor, Cristianos nuevos y mercaderes de Toledo, Toledo. 1971.

|| mezcla de todas las lenguas: Encuentro del Cautivo con el padre de Zoraida: «el cual me dijo en lengua que en toda la Berbería, y aun en Costantinopla, se habla entre cautivos y moros, que ni es morisca, ni castellana, ni de otra nación alguna, sino una mezcla de todas las lenguas, con la cual todos nos entendemos; digo, pues, que en esta manera de lenguaje me preguntó que qué buscaba en aquel su jardín, y de quién era.», I.41.1.

• Las tres ed. de Cuesta tienen «lengua… se halla», pero nosotros adoptamos la corrección de la ed. de Bruselas «lengua… se habla», porque no hemos hallado en el resto del Quijote esta construcción, que puede deberse a errata de una letra, y porque es la construcción que encontramos un poco más adelante para repetir la misma información: «aunque ella hablaba la bastarda lengua que, como he dicho, allí se usa, mas declaraba su intención por señas que por palabras.», I.41.15.

|| morderse tres veces la lengua: 'callarse', I.30.6. «el tres es tanto una exageración como un recurso al número folclórico por excelencia.», Rico, 346.

|| poner lengua en [alguien]: loc.verb. 'hablar mal de, censurar a': ««Poner lengua en una persona.» Es murmurarla i dezir mal della.», Corr. 725.b. • Don Quijote recrimina a Sancho: «bellaco descomulgado, que sin duda lo estás, pues has puesto lengua en la sin par Dulcinea.», I.30.42.

|| saber más menear las negras que lleváis que la lengua: ® saber

|| quitar de la lengua: 'hacer callar muchos detalles' • Frase final de la historia del Cautivo: «el temor de enfadaros más de cuatro circunstancias me ha quitado de la lengua.», I.41.76.

|| servir de lengua: 'servir de intérprete' • Aventura de los galeotes: «el quinto condenado le sirvió de lengua», I.22.34.

|| tener en el pico de la lengua: loc.verb. ««Tener en el piko de la lengua». En pronto para dezir. «Tiénelo en el piko de la lengua».», Corr. 731.a. Hoy decimos: 'tener en la punta de la lengua' • Sancho pide licencia a don Quijote para hablar de nuevo: «después que me puso aquel áspero mandamiento del silencio, se me han podrido más de cuatro cosas en el estómago, y una sola que ahora tengo en el pico de la lengua no querría que se mal lograse.», I.21.37.

|| volver en lengua castellana: 'traducir en castellano': ® volver

lenguaje (doc. ±1230, del prov. lenguataje ) m. 'facultad que permite a los humanos comunicar sus pensamientos o sentimientos': 'lengua o lenguaje verbal': 'estilo propio a un grupo o persona': «Lengua se toma muchas veces por el lenguaje con que cada nación habla, como lengua latina, lengua griega, lengua castellana, etc. Y en esta significación no hay lengua que se pueda llamar natural; pero la razón tiene fuerza en el hombre de formarla a su beneplácito. Si diéramos caso que los que se criasen o fuesen mudos o no le hablasen ninguna palabra, formaría él su lenguaje propio.», Cov. 758.b.32.

|| imitando en cuanto podía su lenguaje: El narrador se refiere a don Quijote, que imita el lenguaje de los libros de caballerías, I.2.8.: «Usa Don Quijote de un idioma anticuado, lleno de las frases que había leído en los libros que tal le tenían, imitando cuanto podía su lenguaje, como antes se dijo. El estilo de nuestro hidalgo es por lo común llano y corriente, pero en las ocasiones en que se exaltaba especialmente su fantasía, era natural que se presentasen a su memoria con más viveza las expresiones de sus modelos en casos semejantes. Así se explica esta diferencia de estilos en el héroe de la fábula; diferencia que sería viciosa en otro caso, y que aquí es natural, y un nuevo manantial de donaires y chistes.», Clem. 1025.b. «Al paso se aprovecha Cervantes de esta circunstancia para poner en ridículo, conforme al propósito general de su obra, los libros de caballería, los cuales, unos por ser realmente antiguos usaban del lenguaje del siglo en que se escribieron y otros afectaban imitarlos.», Clem. 1046.b.

|| lenguaje [de don Quijote]: En una venta que toma por un castillo, don Quijote adopta el lenguaje de una corte del pasado con unas mozas del partido que toma por señoras (problema de pragmática lingüística): «El lenguaje, no entendido de las señoras, y el mal talle de nuestro caballero acrecentaba en ellas la risa y en él el enojo», I.2.14.

• «Este es el sistema expresivo con que se caracteriza al hidalgo en lo que muy bien pudiera ser el primer proyecto cervantino: arcaísmos apiñados al principio, que luego se entreveran en una elocución de léxico más llano, pero muy retorizada. Cuando don Quijote habla descuidado de su condición de héroe, su idioma pierde tales rasgos y deja paso a una espontaneidad coloquial que puede recaer en la vulgaridad, contrastando cómicamente con el énfasis anterior. Frecuentemente, el narrador avisa de las circunstancias de la enunciación que van a condicionar la expresión del personaje: «Con gentil talante y voz reposada les dijo...» (I.2.10); «Don Quijote alzó los ojos al cielo y, puesto el pensamiento -a lo que pareció- en su señora Dulcinea, dijo...» (I.3.11); «Levantó don Quijote la voz y con ademán arrogante dijo… » (I.4.33). Este acomodar lo que se dice a la manera como se enuncia, es ya completamente moderno.», F.L. Carreter, en Rico 1998 a, p. XXIX.

• Esta escena con unas mozas del partido es la primera ocasión en que se hace explícito uno de los grandes temas del Quijote: el problema de la comunicación humana en cuanto puesta en común de la verdad. La transmisión de la verdad es enojosa entre personas de mundos diferentes, debido a la diversidad de opiniones y de intenciones de los hablantes, que cristaliza en la equivocidad del lenguaje tanto a nivel léxico como a nivel morfosintáctico y pragmático. El mismo tema reaparece en la venta de Juan Palomeque el Zurdo, tomada igualmente por un castillo: «Confusas estaban la ventera y su hija y la buena de Maritornes oyendo las razones del andante caballero, que así las entendían como si hablara en griego, aunque bien alcanzaron que todas se encaminaban a ofrecimiento y requiebros; y, como no usadas a semejante lenguaje, mirábanle y admirábanse y parecíales otro hombre de los que se usaban», I.15.16.

• Si Cervantes hizo caballero andante a su héroe en una época en que los caballeros andantes ya no se usaban, era porque la literatura caballeresca se prestaba mejor que cualquier otra a ilustrar el problema de la diferencia entre ficción (la caballeresca) y realidad (la de la gente de finales del siglo XVI y comienzos del XVII). Bajo este problema aparece en filigrana el problema de la verdad histórica: don Quijote es un iluso y su ilusión es doblemente anacrónica; en primer lugar porque jamás hubo caballeros andantes de verdad, tal como los pintan los libros de caballerías; y en segundo lugar, porque aunque los hubiera habido, ya pasó esa época (Gaos).

• Tras el problema de la verdad histórica emerge el problema propiamente metafísico de la capacidad de conocimiento de la verdad por el hombre: «Negar que el tema central del Quijote es el tema de la razón y la realidad, el del conocimiento de la verdad, es trivializar a Cervantes. Por esquivo que sea el autor, no puede dudarse de que el tema está planteado en la dirección crítica del idealismo metafísico, según el cual no hay conocimiento objetivo de la realidad: las cosas no son en sí, sino en el sujeto… El relativismo, subjetivismo, perspectivismo de la verdad alcanzada por el hombre dependen, por lo pronto, de que el ser humano no se limita a pensar la realidad, sino que la transforma a impulsos de su voluntad y de su afectividad. La realidad no sólo se da en el sujeto, sino para el sujeto.», Gaos, Q. III, p. 185.

Hiperrealismo quijotesco: Nadie más opuesto al nominalismo que don Quijote. Si el nominalista cree que los universales carecen de toda existencia tanto en la realidad donde sólo existen los objetos individuales, como en el pensamiento donde los universales no son sino meros nombres, Don Quijote cree en la realidad de los nombres, los toma por cosas. De aquí que quepa hablar no solamente de su realismo, sino de su hiperrealismo o realismo inmoderado. Don Quijote cree que basta con inventar un nombre para dar existencia a una cosa, con lo cual le es fácil dar existencia a lo que no la tenía. También cree que basta cambiar el nombre de una cosa por el de otra, para que una cosa se transforme en otra, lo cual equivale a darle otra existencia diferente de la que tenía:

«Una de las fuentes de los malentendidos que se prodigan en el Quijote es de orden linguístico. Su protagonista cree, por ejemplo, que basta con cambiar el nombre de Aldonza Lorenzo por el de "Dulcinea" para conferirle existencia. Don Quijote propende a pensar en términos caballerescos. Toda la aventura de los galeotes está montada sobre el carácter equívoco del lenguaje. En este capítulo, como en tantos otros pasajes de la obra, Cervantes plantea el problema del lenguaje como instrumento de comunicación y entendimiento entre los hombres. Problema que consiste no sólo en la imperfección del lenguaje mismo como vehículo de comunicación, sino también en que no sabemos o no queremos escuchar, por lo que en el fondo todo diálogo es más bien un monólogo, un monodiálogo en que sólo oímos nuestra propia voz, en que traducimos las palabras del otro a nuestro propio idioma percibiendo no lo que se nos dice, sino lo que queremos escuchar. La conversación de don Quijote y Sancho a propósito de Dulcinea (I, 31) es un buen ejemplo de este fenómeno. », Gaos, Q. III, p.164-165.

• En consecuencia: «El estrato más profundo de los "trabajos" de don Quijote, su radical heroísmo, no consiste en combatir con gigantes (para él lo son), sino en crearlos, en transformar la realidad mediante un constante esfuerzo agotador [de lenguaje]… La locura del caballero no estriba en desdeñar la experiencia, sino en querer desdeñarla.», ibíd. p. 169-170. También en querer que los otros la desdeñen. Así, por ejemplo, cuando Sancho no puede echar mano del testimonio de sus propios sentidos de hombre cuerdo para decidir qué realidad esconde el polvo de las manadas de ovejas y carneros, entra en juego un factor importante para el conocimiento de la verdad: el testimonio ajeno. Pero este testimonio es según don Quijote: su oratoria produce en la cordura de Sancho el mismo efecto que la lectura en su locura: «con tanto ahínco afirmaba don Quijote que eran ejércitos, que Sancho lo vino a creer.», I.18.12.

• «Don Quijote, nuevo Midas, lo quijotiza todo a su contacto: personas y cosas. Las armas de que está revestido no son las de sus bisabuelos, sino las que ha forjado con su firme voluntad de ser quien es y de permanecer abroquelado en su propio mundo, impermeable a las insidiosas asechanzas del entorno, inmune a todo ataque desde el exterior. Para poder burlarse de don Quijote, combatirle o vencerle, previamente hay que aceptar sus leyes de juego. Su locura es enormemente contagiosa. La "quijotización" de Sancho es el caso más notorio, pero en modo alguno el único. El cura y el barbero, Dorotea, Sansón Carrasco, los duques y tantos otros se ven arrastrados por el vendaval de la enajenación quijotesca.», Gaos, Q. III, p. 173-174.

||…lenguaje…|| el lenguaje es aragonés: don Quijote ha hallado tres cosas dignas de reprehensión en el autor apócrifo; la segunda es «porque tal vez escribe sin artículos»:II.59.37. • Sobre este juicio y el estilo del libro imitador, Riquer, Introd., ed. Clás. Cast., I, p. iii y ss (214)

|| lisura del lenguaje castellano: El licenciado Márquez Torres, por comisión del señor Doctor Gutierre de Cetina, vicario general de la villa de Madrid, corte de Su Majestad, aprueba con entusiasmo no disimulado de lector experto la Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, por Miguel de Cervantes Saavedra: «hallo en él… mucha erudición y aprovechamiento… en la lisura del lenguaje castellano, no adulterado con enfadosa y estudiada afectación, vicio con razón aborrecido de hombres cuerdos», II.Aprob.1.

• Al igual que su entusiasta censor, Cervantes es un obseso de la palabra clara, perfectamente adaptada a su tiempo: sabemos que, según él, el mal empleo del lenguaje, por confusión y anacronismo, contribuye a la demencia del caballero, cuyos primeros síntomas de demente cristalizan en el lenguaje inadaptado que emplea. La intención burlesca del Autor, que consigna minuciosamente las extravagancias lingüísticas de su héroe, patentiza la intención primaria con que afronta su tarea. No hay duda de que pretende hacer parodia linguística de todos los géneros literarios, caballeresco, pastoril, epistolar y teatral incluidos, que transforman a los lectores en seres inadaptados:

«La necesidad de usar un lenguaje actual, que ya habían sentido los autores de los primeros relatos picarescos, es en él agudísima y no sólo en el Quijote, sino en obras como el Rinconete o El rufián dichoso. El rigor con el que asume la propiedad del idioma es patente, por ejemplo, cuando libra del fuego el Palmerín de Inglaterra, porque, entre sus virtudes, el cura estima «las razones, cortesanas y claras, que guardan y miran el decoro del que habla, con mucha propiedad y entendimiento» (I.6.35).», F.L. Carreter, en Rico 1998 a, p. XXVII. ® decoro.

• Angel Rosenblat sostiene en La lengua de Cervantes que el estilo del Quijote presenta una armoniosa síntesis de lo culto y lo popular que afirma su propia individualidad jugando burlonamente con los elementos trillados o fosilizados de la lengua, sea cual sea su nivel de procedencia: chistes y cuentecillos, el lenguaje comercial, la germanía, juramentos e imprecaciones, los lugares comunes del habla cotidiana, el lenguaje notarial, el lenguaje litúrgico, fórmulas epistolares, el lenguaje rústico, el refranero, términos del juego.

Fuente: Salvador García Bardón: Diccionario enciclopédico de El Quijote, Skynet, 2005.

 

19:31 Écrit par SaGa Bardon | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

31/03/2017

Rafael Arenas García: "Ignominie et trahison de l'Europe"

33602732046_a7f98b82ef_z.jpg

Photo : Antifascistes allemands : Tous trois étaient membres du groupe antifasciste "La Rose blanche". Après avoir été dénoncés par un appariteur de l'Université de Munich pour avoir diffusé un pamphlet antinazi, ils furent livrés par les autorités académiques à la Gestapo, jugés, condamnés à mort et exécutés (1).

-oOo-

"L'Union [européenne] est fondée sur les valeurs de respect de la dignité humaine, de liberté, de démocratie, d'égalité, de l'État de droit, ainsi que de respect des droits de l'homme, y compris des droits des personnes appartenant à des minorités. Ces valeurs sont communes aux États membres dans une société caractérisée par le pluralisme, la non-discrimination, la tolérance, la justice, la solidarité et l'égalité entre les femmes et les hommes" (article 2 du Traité de l'Union européenne).

"L'Union établit un marché intérieur. Elle œuvre pour le développement durable de l'Europe fondé sur une croissance économique équilibrée et sur la stabilité des prix, une économie sociale de marché hautement compétitive, qui tend au plein emploi et au progrès social, et un niveau élevé de protection et d'amélioration de la qualité de l'environnement. Elle promeut le progrès scientifique et technique.
Elle combat l'exclusion sociale et les discriminations, et promeut la justice et la protection sociales, l'égalité entre les femmes et les hommes, la solidarité entre les générations et la protection des droits de l'enfant.
Elle promeut la cohésion économique, sociale et territoriale, et la solidarité entre les États membres.
Elle respecte la richesse de sa diversité culturelle et linguistique, et veille à la sauvegarde et au développement du patrimoine culturel européen.
(article 3.3. du Traité de l'Union européenne).

"L'Union et les États membres, conscients des droits sociaux fondamentaux, tels que ceux énoncés dans la Charte sociale européenne signée à Turin le 18 octobre 1961 et dans la Charte communautaire des droits sociaux fondamentaux des travailleurs de 1989, ont pour objectifs la promotion de l'emploi, l'amélioration des conditions de vie et de travail, permettant leur égalisation dans le progrès, une protection sociale adéquate, le dialogue social, le développement des ressources humaines permettant un niveau d'emploi élevé et durable et la lutte contre les exclusions." (article 151.1 du Traité sur le Fonctionnement de l'Union européenne).

 -oOo-

C'est moi qui ai ajouté la mise en valeur en gras dans tous ces articles. Je me les suis remémorés hier, lorsque je lisais que la troika européenne avait proposé à la Grèce d'étendre la journée de travail à 6 jours. La nouvelle était donnée en primeur par Eduardo Rojo sur Facebook et je l'ai vue confirmée ensuite dans El País. S'il s'agissait d'une nouvelle isolée, je penserais que c'est une blague de mauvais goût; mais comme ce n'est pas le cas, comme il s'agit d'une proposition qui, malheureusement, est terriblement cohérente avec ce qui se passe, elle ne provoque pas de la surprise mais de l'indignation, une indignation profonde et douloureuse.

 

Il s'agit d'une trahison à ce qu'est l'Europe, à ce pour quoi furent créées les Communautés initiales et aux objectifs essentiels du projet européen. Les articles que je reproduis ici du Traité de l'Union européenne et du Traité sur le Fonctionnement de l'Union européenne ne sont pas de la simple rhétorique mais traduisent ce que signifie l'Europe pour la majorité des européens : un lieu dans lequel il est possible de vivre et de se développer comme être humain sans craindre la misère et les injustices qui dévastent une grande partie du monde. Une oasis qui devrait servir d'exemple pour d'autres domaines et où personne ne se sentirait abandonné par la société, par ses semblables. Un lieu dans lequel les structures économiques et politiques sont au service des personnes.

 

Sont-ils conscients, ceux qui ont proposé cette énormité, l'allongement de la journée de travail, de ce que signifie l'Europe, de ce pour quoi elle a été créée ? Savent-ils qu'elle a émergé après une guerre terrifiante dans laquelle on a bafoué comme dans aucune autre les droits fondamentaux des êtres humains ? Se rendent-ils compte que l'Europe a été créée par des personnes qui avaient souffert dans leur propre chair les conséquences qui dérivent d'une société injuste et discriminante ? Par des personnes pleinement conscientes du fait que, si la société n'est pas prospère pour tous, les pires démons sortiront à la lumière ? Je crois que ces fonctionnaires ne savent rien de tout cela et ne sont pas conscients du rôle qu'ils ont à jouer comme représentants d'une des constructions politiques et économiques les plus importantes de l'Histoire.

 

L'échec de l'Europe dans la crise qui nous dévaste est désespérant. Comment l'Union européenne peut-elle non seulement tolérer, mais même approfondir la destruction de l'économie grecque ? Comment est-il possible que non seulement on tolère, mais que même on soutienne l'exclusion sociale, la diminution des salaires, la destruction de l'état de bien-être ? Comment est-il possible que l'exemple grec n'ait pas servi d'avertissement et que maintenant le Portugal aussi se trouve dans une situation qui commence à être préoccupante, et que les troisième et quatrième économies de la zone euro (l'Italie et l'Espagne) subissent une punition profonde et injuste pour leur population ? Comment est-il possible qu'on tolère la destruction de droits sociaux, la diminution de la protection sociale, l'altération des règles du jeu qui ont permis à l'Europe de rester prospère et en paix pendant plus de cinquante ans ?

 

Nous sommes devant une trahison de l'Europe qui ne peut pas nous laisser indifférents, devant laquelle il faut réagir. Ceux qui ne sont pas d'accord avec cette Europe misérable, qu'ils le disent, qu'ils crient, qu'ils agissent. Il y a du travail devant nous, parce que le diagnostic de ce qui arrive est clair : l'Europe existe comme société et comme économie, cependant l'Europe n'est pas gouvernée par l'Europe, mais par les Etats. Ce sont les intérêts nationaux et les manœuvres qui conduisent le continent au désastre. Beaucoup l'ont dit, moi-même je le dénonçais il y a des années, et j'affirmais alors que le fait de ne pas assumer un changement institutionnel profond pourrait avoir des conséquences néfastes à moyen terme. Trois ans ont passé, et les conséquences néfastes sont déjà là. En Europe les uns gagnent et les autres meurent. La débâcle est là, et même ceux qui en tirent bénéfice aujourd'hui ne pourront éviter de subir les conséquences d'une politique erronée. Une fois que le sud de l'Europe sera un champ désert, ce sera le tour du nord, que personne n'en doute.

 

Devant ce constat, il faut construire une authentique politique européenne. Il y a seulement un chemin, seulement une solution, seulement une espérance : l'Europe, plus d'Europe. Ainsi le formulait un article écrit il y a peu par trois allemands et avec lequel je suis pleinement d'accord. Il doit y avoir plus d'initiatives dans ce sens et ici les partis politiques doivent agir. Les partis en Espagne, mais certainement pas seulement en Espagne, ont une dette envers la société qui leur a permis de monopoliser progressivement la chose publique. Nous leur avons confié tout le pouvoir et ils doivent l'utiliser pour que nos conditions de vie à tous soient meilleures. Pour réussir cela, il n'y a pas d'autre solution qu'une intégration politique européenne, et cette intégration passe d'abord par la coordination et ensuite par la fusion de partis politiques, jusqu'à obtenir d'authentiques partis européens qui défendent des politiques européennes non seulement au Parlement européen, mais aussi dans les Parlements nationaux et les gouvernements. Les partis qui n'optent pas pour cette voie ne méritent aucune crédibilité.

 

Nous devons réagir. Nous devons agir. Eugenia Rico avait raison lorsqu'elle écrivait que "on peut tout enlever à l'homme du moment qu'on le lui enlève peu à peu". Elle met cette phrase dans la bouche d'un personnage qui explique comment il a été possible pour les Allemands d'arriver à priver les Juifs de tout ce qu'ils avaient, y compris finalement leur vie. Maintenant je commence à avoir la sensation que nous sommes confrontés à la même stratégie.

Réagissons avant qu'il ne soit tard.

 

Mardi, 4 septembre 2012.

 

Source :Ignominia y traición a Europa

 -oOo-

33602732046_a7f98b82ef_n.jpg 

  • Photo : Antifascistes allemands :

 

Sur la photo, on voit, de gauche à droite, Hans Scholl (22.09.1918-22.02.1943), Sophie Scholl (09.05.1921-22.02.1943) et Cristoph Probst (06.11.1919-22.02.1943). Tous trois étaient membres du groupe antifasciste "La Rose blanche". ". Après avoir été dénoncés par un appariteur de l'Université de Munich pour avoir diffusé un pamphlet antinazi, ils furent livrés par les autorités académiques à la Gestapo, jugés, condamnés à mort et exécutés : "Jakob Schmid, appariteur de l'Université, les décrivit et les arrêta. Après les avoir interrogés, les autorités académiques les livrèrent à la Gestapo. Le lundi 22 février, quatre jours après avoir été arrêtés, ils furent jugés pour trahison et condamnés à mort. En même temps qu'eux, fut aussi condamné à mort Christoph Probst, étudiant de médecine arrêté le samedi 20 février, impliqué dans la rédaction et la distribution des pamphlets trouvés chez les frère et sœur Scholl".

13:33 Écrit par SaGa Bardon dans Europa | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |