19/06/2007

Marbella es bella

Marbella es bella

Permalink 19.06.07 @ 23:38:19. Archivado en Escritura bloguera, Semántica, Poética, Educación

"La Concha" es el beso que se dan,
a la vista de todo el mundo,
el Cielo limpio y Marbella.

El Cielo enamorado
estrecha entre sus brazos
a la hermosa Marbella ,
que como es mujer y madre bella,
con sus pechos generosos
acaricia y enardece
el corazón exaltado
de su amante amado.

Del Cielo y de Marbella
no se sabe bien,
cuando se besan,
quién es él y quién es ella;

porque él es como nadie él,
"El Cielo",
y ella como nadie ella,
Marbella.

Así es el eterno beso
del Cielo y de Marbella.

-oOo-

Juego del acrónimo

Me gustaría ver surgir en Marbella una escuela, cuya finalidad sería el enseñar a los alumnos que la lengua es el mejor instrumento del que disponemos los humanos para difrutar, creando belleza, sin otro coste que el de nuestras propias palabras. El nombre de la escuela sería:

Marbella es bella

Reconozco que este nombre es un poco sorprendente. Ahora bien, todos sabemos, por lo menos desde que Aristóteles nos lo enseñó en su "Poética", que sin sorpresa no gozaríamos el goce del descubrimiento personal. También sabemos que el descubrimiento personal más sencillo, en una obra que se limita al lenguaje, es el golpe de teatro producido por cualquiera de sus factores lingüísticos, como son, entre otros, el sonido, el sentido, el orden o la acción. En el caso de este nombre, la sorpresa está escondida en un acrónimo, que se encuentra en las dos palabras "es bella" , cuyas letras funcionando como iniciales dan:

EScuela de

Buena

Escritura,

Lectura y

Locución

Activas

Es decir: Escuela de buena escritura, lectura y locución activas.

Acrónimo

(doc. 1987, del gr. ákros, 'extremo', y -ónimo 'nombre').

1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., ovni : o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado); Renfe es el acrónimo de 'Red Nacional de Ferrocarriles Españoles'; Talgo es el acrónimo de 'Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol'.

2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofimática : ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., sonar : so(und) n(avigation) a(nd) r(anging); Banesto : Ban(co) es(pañol) (de) (crédi)to.

En lingüística moderna, acrónimo es la forma contracta de un compuesto. Los acrónimos funden dos elementos léxicos tomando, casi siempre, del primer elemento el inicio y del segundo el final.

El significado de un acrónimo es la suma de los significados de las palabras que lo forman. Por ejemplo el término telemática significa "telecomunicación-informática", cuyo segundo término es a su vez acrónimo de "información-automática".

Propiedades de los acrónimos

Los acrónimos se pueden componer de dos sustantivos, motel, del inglés motor-hotel; de un adjetivo y un sustantivo, docudrama, de documental dramático o de dos adjetivos, spanglish de spanish y english.

Los acrónimos siempre se escriben y pronuncian como una palabra normal, su género es el del elemento principal del nombre compuesto.

En el español el proceso de acronimia no es muy habitual, pero sí es antiguo. Un ejemplo de esto fue el cambio en el siglo XV de la forma de respeto vos por "vuestra merced" que dio origen al acrónimo vusted, del que procede, por aféresis, usted [1]

A veces el acrónimo produce confusión en su significado, porque usa partes de términos que ya se usaban independientemente como raíces cultas, por ejemplo eurocracia, que significa "burocracia europea" y no "poder europeo" como en los términos con -cracia ("poder"), por ejemplo autocracia (poder de uno) o democracia (poder del pueblo).

Ejemplos

* Frente Polisario, de Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro.
* Emoticono, de emoticon = emotion + icon, emoción e icono.
* Mercosur, Mercado Común del Sur.

Referencias

[1] http://www.elcastellano.org/palabra.php?id=1167

cfr. DRAE, CREA y Wikipedia

17/06/2007

ETA sin careta, 6/6

ETA sin careta, 6/6

Permalink 17.06.07 @ 09:42:35. Archivado en Europa, España, Sociogenética, Ética, Pro justitia et libertate

Refiriéndome a Rosa Díez y a María San Gil, yo escribía el 07.05.05, bajo el título: "Rosa y María honor y esperanza de Euskadi":

"Rosa y María son el honor y la esperanza de Euskadi, en el marco solidario de España y de Europa. Estas dos mujeres encarnarían la mejor fórmula de valientes promotoras de una coalición, sin exclusiones de ningún partido democrático, para salvar a Euskadi de su escandalosa anomalía política actual. Las dos comparten una irreprochable franqueza femenina de testigos auténticos de la tragedia de su pueblo, al hablar, con un coraje que parecen haber perdido los hombres, en nombre del más puro sentido común moral".

.

Tras haber publicado la explicación detallada completa de cómo fue, según Aizpeolea, el diálogo del gobierno socialista con ETA, publico en dos entregas sucesivas la doble réplica de Rosa Díez a esta explicación.

He aquí la segunda, fechada en su blog el 14 de Junio próximo pasado, dentro del diario digital de la iniciativa ciudadana Basta ya.

DERROTAR A ETA.
por Rosa Díez.

Tras la ruptura oficial de la tregua de ETA el Presidente del Gobierno ha empezado a utilizar palabras más claras a la hora de referirse a la política antiterrorista. Es cierto que tardó unos pocos días en hacerlo pues en su primera comparecencia mantuvo su lenguaje evanescente y nos sorprendió a todos afirmando que "el futuro de los vascos depende y dependerá de lo ellos mismos, en el marco de la ley y de la democracia" y que "la fuerza de la democracia y de la palabra siempre derrotará el delirio totalitario". Lo primero no es cierto --el futuro de los vascos afecta a todos lo españoles-- y lo segundo no deja de ser un brindis al sol.

Pero yo quería hablar hoy de las consecuencias --en términos de acción política-- del nuevo discurso. El Presidente ha dicho tras la entrevista con Rajoy que será "implacable" contra ETA. Pero para demostrar que no estamos ante un nuevo discurso sino ante un giro estratégico en la política antiterrorista el Gobierno ha de hacer algo más que declaraciones de firmeza. Porque ser implacables con ETA no puede ser otra cosa que trabajar para la derrota de ETA, por mucho que esa palabra aún no se la hayamos escuchado ni al presidente del Gobierno ni a ningún dirigente homologado del PSOE. Necesitamos de una vez por todas que los discursos del ejecutivo acompañen a la acción del gobierno; o viceversa.

Los primeros signos externos no son tranquilizadores, que quieren que les diga. Ya ha aparecido en escena el Ministro de Justicia para insultar al Partido Popular. Su actitud es una prueba palpable de que este Ministro fue nombrado por Zapatero para la confrontación con el Partido Popular; fuera de esa tarea está anulado, no sabe qué hacer. Pero sus palabras serían sólo una desagradable anécdota si no vinieran de la mano de la reiterada actitud del partido socialista y del Gobierno de negarse a iniciar un procedimiento de ilegalización contra ANV, esa segunda marca de ETA que hoy está considerada como tal incluso por aquellos dirigentes del Gobierno --léase a la Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega-- que argumentaban que era un partido "completa y perfectamente legal" para dejarles presentarse a las elecciones. Esos mismos dirigentes previenen hoy contra pactos con ellos, dando la razón a quienes siempre hemos sabido que se les dejó presentarse no sólo conociendo quienes eran, sino precisamente porque se sabía que formaban parte del entramado de ETA. Por eso digo que este primer signo externo desmiente la firmeza del gobierno y su voluntad de ser "implacables" con ETA; la permisividad que se sigue practicando con ANV es incompatible con el compromiso de ser “implacable” con la banda.

Pero lo que resulta políticamente más grave es la creciente sensación de que el PSOE está dispuesto a arrebatarle el gobierno de Navarra a UPN pactando con Nafarroa Bai. La cuestión es clave, es la prueba del nueve sobre la sinceridad de Zapatero. Durante todos estos meses los socialistas, con el presidente del Gobierno a la cabeza, les han asegurado a los navarros que Navarra nunca sería otra cosa que lo que ellos quisieran ser; y ahora resulta que después de que han ido a las urnas --con una notable participación, por cierto-- van a ser lo que quiera Zapatero. Porque se pongan como se pongan los compañeros del Partido Socialista de Navarra, los ciudadanos no han elegido que Puras sea presidente. Los navarros han votado pluralidad, sí; pero a Puras le han colocado en el tercer puesto en el escalafón de mando. O sea que con un sistema como el francés --¡qué envidia!-- ni siquiera hubiera pasado a la segunda vuelta.

Pero la gravedad de la decisión de Zapatero de expulsar del gobierno a UPN no radica sólo en que se produzca una vulneración clara del deseo que los ciudadanos expresaron en las urnas.( Por cierto que la Vicepresidenta acaba de decir que los deseos de los electores los interpretan los cargos electos, con lo cual estoy esperando una llamada de Ferraz para disculparse conmigo por mi empeño en defender la voluntad de los ciudadanos por encima de las instrucciones del partido, máxime cuando en mi caso me limito a defender el programa electoral con el que les pedimos el voto). No la gravedad de la decisión de Zapatero --que se escudaría en la autonomía de Puras para no enfrentarse directamente con su responsabilidad-- estriba en que para arrebatarle la Presidencia a UPN van a pactar con Nafarroa Bai. Me explico.

Nafarroa Bai es un conglomerado nacionalista liderado por Aralar. Patxi Zabaleta es el líder de Aralar. Patxi Zabaleta es un antiguo militante de ETA que condena la violencia y apuesta por métodos democráticos. Hasta ahí, todo bien. Pero como no estamos hablando de acogerles en las instituciones sino de formar con ellos el gobierno de una comunidad autónoma sometida desde siempre al chantaje de los terroristas, conviene que pongamos las cosas en su sitio. Y que recordemos quien es quien. Y qué significa derrotar a ETA.

Aralar es un partido político que defiende la anexión de Navarra al País Vasco. Aralar es un partido político que acaba de decidir que cederá a ANV sus concejales en los lugares en que este grupo filoterrorista no ha podido presentar su candidatura. Patxi Zabaleta emplea en su despacho a uno de los asesinos de Ulayar, Vicente Nazabal; un criminal que nunca se ha arrepentido ni ha pedido perdón a la familia de Salvador Ulayar. Este es el partido con el que Zapatero quiere contar para hacer presidente a Puras. Un partido que deslegitima las decisiones de las instituciones democráticas "cediendo" sus concejales a ANV. Una fuerza política que coincide con ETA en sus objetivos, entre ellos la anexión de Navarra. Gobernar con ellos es incompatible con el discurso de firmeza frente a ETA. Porque derrotar a ETA es algo más que detener comandos; derrotar a ETA es deslegitimar toda su historia, todos sus objetivos; derrotar a ETA es hacer imposible que se cumpla ninguna de las reivindicaciones en nombre de las cuales instituyeron víctimas. Y Navarra es una de ellas. Mientras estén vivas sus víctimas, pactar gobiernos con quienes defienden los objetivos por los que ETA ha asesinado es una traición a los principios democráticos.

Hay gente interesada en diferenciar la formación del gobierno de Navarra de los compromisos en la política antiterrorista .Pero no se pueden separar ambas políticas, al menos en tanto que ese futuro gobierno dependa de la alianza del partido socialista con una fuerza política que está más de acuerdo con los objetivos de ETA --aunque deplore hoy sus métodos-- que con el marco constitucional que nos hemos dado todos los españoles. No se puede derrotar a ETA si se apoya en Navarra a un partido que deslegitima las instituciones democráticas, que emplea a terroristas no arrepentidos, que cede sus concejales a otros terroristas. Las ansias de poder debieran tener un límite moral. En todo caso, la estrategia de derrotar a ETA sí que está delimitada por la credibilidad y por la eficacia: la credibilidad del discurso y la coherencia de las políticas. Pactar el gobierno de Navarra con quienes comparten y defienden los objetivos de ETA supone enviar a los terroristas un mensaje de esperanza. Y nunca derrotaremos a ETA mientras le permitamos mantener la esperanza.

16/06/2007

ETA sin careta, 5/6

ETA sin careta, 5/6

Permalink 16.06.07 @ 09:57:00. Archivado en Europa, España, Sociogenética, Ética, Pro justitia et libertate

Refiriéndome a Rosa Diez, yo escribía, el 22.11.05, bajo el título: "Madre Coraje en el 30 aniversario":

"Más de una vez he llamado la atención de mis lectores sobre el despilfarro democrático que cometen los electores del País Vasco, al no decidirse una vez por todas a exigir una coalición que tuviera a su cabeza las figuras emblemáticas de Rosa Díez y de María San Gil. Estoy seguro de que la inteligencia, la cordura, la sinceridad y el coraje femenino de estas dos mujeres sacarían al País Vasco y a España del enorme aprieto en que los tienen cautivos tanto los votantes separatistas como los que tienen su voto comprometido con tal o cual partido, perdiendo de vista que a la hora de votar lo que cuenta de verdad es el Bien Común".

Tras haber publicado la explicación detallada completa de cómo fue, según Aizpeolea, el diálogo del gobierno socialista con ETA, publicaré en dos entregas sucesivas la doble réplica de Rosa Díez a esta explicación.

He aquí la primera, fechada en su blog , dentro del diario digital de la iniciaiva ciudadana Basta ya, el 11 de Junio próximo pasado.

ASÍ NOS ENGAÑARON.
por Rosa Díez

Todo el mundo tiene derecho a equivocarse; a mentir, no. El Gobierno tiene derecho a poner en marcha una más que incierta política antiterrorista; a mentir, no. La mentira no tiene disculpa ni perdón. Y nos han mentido con premeditación y alevosía. Nos han mentido para que siguiéramos arriesgando nuestra vida en su nombre. No nos merecemos un gobierno que nos mienta. Ni un partido político que arriesgue la vida de sus cargos públicos en nombre de una mentira.

Y eso es lo que han hecho los dirigentes del Partido Socialista Obrero Español primero y el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero después. Engañarnos a todos; mentirnos a todos. Mintió cuando desde la oposición, nada más firmar el pacto por las Libertades y contra el Terrorismo mandó a sus interlocutores a negociar con ETA. Sí, a negociar con ETA, porque eso es lo que hacen Otegui--dirigente de una organización que está en la lista europea de organizaciones terroristas y Eguiguren cuando se reunen: hablan de política, negocian sobre escenarios políticos, establecen compromisos, cautelas, condiciones, supuestos... No es diálogo; el diálogo está reservado a iguales; un dirigente terrorista y un dirigente de un partido político cuando hablan de escenarios políticos, negocian. Los representantes del PSOE iniciaron negociaciones políticas mientras de cara a losciudadanos españoles hacían el paripé de que estaban apoyando al Gobierno en la lucha contra ETA y para la derrota de ETA.

Como no tienen ningún tipo de pudor, ayer, el diario oficial del PSOE, El País, lo cuenta con pelos y señales. ¿Por qué lo cuenta la víspera de una reunión en la que se supone que el Presidente del Gobierno buscará el apoyo del Partido Popular? Porque no quiere ese apoyo, sino echarle la culpa al Partido Popular del fracaso de la reunión. Por eso cuenta todo ese contexto infame de reuniones y engaños: para que el Partido Popular tenga elementos nuevos para decirle al Presidente que no es posible fiarse de él, que no es posible acompañarle en un camino de nuevos engaños, de nuevas mentiras. En un camino como el del pasado,en el que mientras se defendía el acuerdo con los demócratas se pactaba con los terroristas.

Nos han engañado. Al conjunto de los españoles y, particularmente, a todas aquellas personas que arriesgaban la vida y la seguridad pensando que estaban haciéndolo para apoyar una estrategia de derrota de ETA. Mientras arriesgábamos la vida, en nombre de la democracia y en nombre del Partido Socialista, ellos, aquellos a los que creíamos representar cuando pedíamos el voto a los ciudadanos, negociaban a nuestras espaldas en las tinieblas. Nos han mentido; a mí me han mentido. A mí me dijo el Presidente que el pacto antiterrorista era para él lo más importante; a mí me dijo el Presidente que no tuviera ninguna duda, que aunque él apostaba por un relevo al frente del PSE --cargarse a Redondo, poner a López-Eguiguren-- la política antiterrorista no iba a cambiar. A mí me dijo el Presidente que estuviera segura de que arriesgaba mi vida por defender las libertades y para derrotar a ETA, que no lo hacía para acabar pactando con ETA. Me lo dijo porque se lo pregunté; porque le dije que teníamos derecho a saber para qué arriesgabamos la vida; que teníamos derecho a decidir si queríamos serguir haciéndolo.

Y me engañó. Desde el 2001 dice El País. El pacto se suscribió en diciembre del 2000. Desde el 2001 los socialistas empezaron a hablar formalmente con ETA; con permiso o impulso de Ferraz primero y de Moncloa después. Desde el 2001, mientras enterrábamos a nuestros amigos y compañeros y venían a los funerales a darnos el pésame. Desde el 2001, mientras se manifestaban con nosotros, los de Basta Ya, en las calles vascas. Desde el 2001, mientras hacíamos los discursos más radicales contra ETA. No tienen perdón. No merecen perdón.

Y ASÍ NOS SIGUEN ENGAÑANDO.

El Presidente del Gobierno dijo a Iñaqui Gabilondo el pasado jueves que hubo contactos superficiales con ETA, sí, que se habló de una mesa de partidos, sí pero por encima, todo superficial, sin profundizar... Le dijo que el proceso se rompió tras el atentado de Barajas. Le dijo que no había habido negociación política... Ayer en el Comité Federal del PSOE insistió, más o menos, en los mismo: él hizo lo que debía hacer, se rompieron los contactos cuando ETA planteó reivindicaciones políticas... Pura contradicción en sus propias palabras. Si hablaron de la mesa, hablaron de política con la banda. Hablar de política con la banda ya es una concesión. Y lo hicieron; ni siquiera el Presidente se atreve a negarlo. Supongo que espera las actas, y por eso empieza a soltar lastre.

No dice verdad cuando niega el carácter político de una conversación entre el gobierno y una organización terrorista sobre la constitución de una mesa que sigue reivindicando desde hace ya mucho años y que hizo fracasar las negociaciónes de Argel. El Presidente no parece ser consciente que les ha dado lo que González les negó en los ochenta: les ha reconocido que una mesa paralela para hablar de política es negociable. Y eso significa que ETA ha ganado posiciones de partida para el futuro.

Y tampoco dice la verdad cuando manifiesta que se rompieron los contactos tras el atentado de Barajas y cuando ETA planteó reivindicaciones políticas; el Gobierno siguió sentado a la mesa hablando de política y después de los asesinatos de la T4. Fue ETA la que se levantó. Al contrario de lo que hizo González en Argel y Aznar en Suiza.

No dice verdad cuando dice que el atentado de Barajas supuso el fin de la negociación. Y El País lo cuenta con pelos y señales. Cuenta que siguieron manteniendo lo que ellos llaman diálogo y sabemos que es negociación; a través de los suizos; a través del Sinn Fein; a través del PSE:

"La bomba de Barajas y la consiguiente ruptura del proceso ya puso de manifiesto que, desde julio, ETA apostaba por un proceso que condujese a la soberanía de Euskadi, mientras el Gobierno quiso un proceso de fin de la violencia, con la incorporación de la izquierda abertzale a la política. Fueron dos visiones distintas de un mismo proceso".

O sea que desde julio, tres meses después de declarar el alto el fuego, ya ETA estaba en otro proceso. Mientras Rubalcaba anunciaba que estaba verificada su voluntad inequívoca y el Presidente, en sede parlamentaria pero no en el Congreso, anunciaba que iba a iniciar la negociación. Ni hubo verificación, ni hubo nada parecido. Ni se cumplió la resolución del Congreso de 17 mayo que establecía las condiciones para iniciar los contactos. Estaban "trincados" desde hacía mucho tiempo y decidieron seguir adelante para evitar que ETA contara la verdad.

"En los cinco meses que han transcurrido desde la ruptura del proceso hasta su formalización, con el comunicado de ETA del 5 de junio, la banda ha tratado de ganar "legitimidad" ante sus bases, sorprendidas por el atentado de Barajas. Su gran baza ha sido, según dice el comunicado del 5 de junio, "la falta de libertad en las elecciones" por la eliminación por los tribunales de todas las listas de Batasuna y la mitad de las de ANV. Pero, junto a ello, ha reconocido, sin tapujos, que su objetivo en el proceso eran la independencia y la constitución de una Euskadi con los siete territorios (las tres provincias vascas españolas, las tres francesas y Navarra)".

Y de esto, ¿cuando se han dado cuenta

"Batasuna, después de Barajas, mantuvo tres reuniones con el PNV en las que planteó un referéndum sobre Euskadi y Navarra para 2010 en el que el Partido Socialista de Navarra (PSN) hiciera campaña a favor. El PNV no lo aceptó".

O sea que le tenemos que agradecer al PNV que le pusiera a ETA los puntos sobre las íes, que se negara a repetir Lizarra pero con el PSOE dentro.

El Gobierno, a su vez, cortó el proceso de diálogo con ETA con el atentado de Barajas. Sólo le cabía la remota esperanza de que una reacción de Batasuna forzara a ETA a reconocer su "equivocación" y abandonar la violencia. Pero, fuera de algunos gestos tímidos de dirigentes de Batasuna como Otegi, no hubo tal.

No obstante, el Gobierno sí utilizó el cauce del Centro de Diálogo las intenciones de ETA, tras el atentado del 30 de diciembre. E incluso pidió al Sinn Feinn que reclamara a ETA el abandono de la violencia. No sirvió de nada. Los gestos realizados por el Gobierno estos meses, tan criticados por el PP, como el traslado del etarra Iñaki De Juana al hospital de San Sebastián y la aceptación de la mitad de las listas de ANV para las elecciones municipales, no tuvieron como objetivo "contentar a ETA". El Ejecutivo ya tenía información de que eran inútiles desde esa perspectiva. Los hizo, sobre todo, para no ofrecer argumentos victimistas al entorno etarra. Y lo que terminó de convencer al Ejecutivo de que ETA iba a formalizar su ruptura fue la publicación en Gara, durante la campaña electoral, de la versión de Batasuna de las conversaciones previas al alto el fuego. En diciembre de 2006, ETA aparta a Ternera y plantea los temas de Navarra y la autodeterminación. Y el día 30 llega el atentado de la T-4 de Barajas.

O sea que el Gobierno siguió hablando después del atentado de Barajas. Lo cuenta El País. O mintió Zapatero ante Gabilondo o miente Rodríguez Aizpeolea. Y la excarcelación de de Juana Chaos y la permisividad para que ETA volviera a las instituciones fueron GESTOS para no "ofrecer argumentos victimistas". Manda narices. Para que los terrroristas no tuvieran argumentos victimistas nos dieron argumentos a las víctimas. Qué enorme vergüenza y qué deshonor. No tienen perdón. No merecen perdón.