21/12/2006

Mileuristas universitarios

 

Mileuristas universitarios

Permalink 21.12.06 @ 20:57:00. Archivado en España, Sociogenética, Ética, Arquitectura y urbanismo

Parece ser que al decir de alguien que es un "mileurista universitario" se comete un pleonasmo por redundancia (1), porque por definición todo "mileurista" es "universitario". Esto, que parece una fría consideración de lexicólogo, es por desgracia una terrible sorpresa y una gran decepción para un profesor de universidad, que siempre se ha preocupado por el empleo de sus estudiantes en el mundo del futuro para el que los prepara, lo mejor que puede, en el seno de la Universidad.

Al hacer esta amarga constatación, el problema que debemos platearnos, para salir de nuestra vergozosa aporía, tanto los profesores como el poder político que condiciona nuestro sistema universitario, es la siguiente: ¿Qué factor sociogenético ha hecho posible que la formación universitaria actual conduzca a nuestros jóvenes diplomados a la precariedad más bien que a las responsabilidades sociales que deberían ocupar?

Mi convicción, tras haber estudiado los testimonios de múltiples mileuristas, es que el factor sociogenético más importante que ha hecho posible que la formación universitaria actual conduzca a nuestros jóvenes diplomados a la precariedad es el siguiente:

Los gobiernos españoles y sobre todo los poderes fácticos que los apoyan y teledirigen, desoyendo el discurso de Lisboa, que conjura a la economía europea para que sea la más competitiva en el 2010, basando su desarrollo en el conocimiento, ha subordinado e incluso a veces prácticamente reemplazado todo tipo de conocimiento científico, tanto teórico como aplicado, por el "conocimiento del sector inmobiliario e hipotecario" como monocultura de una miope economía, cuya obsesión es la especulación.

He aquí algunos de estos testimonios, entre los cuales destaca, por su autenticidad y riqueza, el de Mentxu RAMILO ARAUJO, inteligente promotora vasca de Mileuristas.es, que me he permitido reproducir de forma completa, subrayando pasajes que me parecen capitales, para apoyar mi diagnóstico:

Según la autora del término mileurista (Carolina Alguacil ): "El mileurista es aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másters y cursillos (...) que no gana más de 1.000 euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad. No ahorra, no tiene casa, no tiene coche, no tiene hijos, vive al día... A veces es divertido, pero ya cansa (...)".

La verdad es que releyendo el término... no soy el verdadero perfil de mileurista típico (-;

Tengo 27 años, soy licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, hago mi tesis doctoral y "chapurreo" inglés, portugués, alemán, euskera y una mica de catalá. Tengo un master y un montón de cursillos recibidos (porque me interesaron, no por conseguir créditos!!!!) y algunas conferencias y seminarios impartidos.

En estos momentos mis ingresos son "0" y no pago alquiler (con lo que mi ahorro mensual es de 500 :-) Sí que he ahorrado en mis 5 años de mileurista (ahora gasto lo que he ahorrado) y no tengo casa, coche, ni hijos y claro que intento vivir cada día y divertirme y no me canso de ello.

No pienso en el futuro ni tengo grandes expectativas (que creo que a la gente le llevan a frustrarse). Intento disfrutar del momento presente y de lo inesperado (como esta invitación a participar en El Periódico).

Conozco amigos/as (de la generación del 78) que no han ido a la Universidad, que llevan trabajando desde los 16 ("porque mi hijo/a no quiere estudiar y ha ido a hacer un módulo de FP" discurso típico de los padres, que jamás me ha gustado) y ya están viviendo en su piso (pagando hipoteca, claro), tienen coche, familia y hasta leen y se forman porque quieren y les gusta!!!!.

Lógicamente llevan once años trabajando (y cotizando!!!!) mientras que quienes fuimos a la Universidad y tuvimos unos padres que se esforzaron por pagarnos los estudios, no tuvimos que trabajar para pagarnos la carrera mientras estudiábamos. Lógicamente, en este país, se necesitan más "Formados Profesionalmente" que "titulados universitarios". Pero el desprestigio por la Formación Profesional en mi época ha hecho que mucha gente directamente haya ido a la Universidad. Puede que estas personas "profesionales" ganen 1000 o menos euros, pero ya no entran dentro del selecto club del "mileurismo".

Ah, y hablando de la Formación Profesional, recomiendo a todo el mundo, sean o no mileuristas, que se animen a cocinar en casa con sus amigo/as y familia, que sale más barato y es más creativo. Tienen el más completo recetario en lo mejor que hay en el Campus de Leioa de la Universidad del País Vasco a mi juicio (y no forma parte de la "estructura" Universitaria): La Escuela de Hostelería de Leioa.

También conozco gente que va a la Universidad porque es lo más fácil una vez terminas el instituto. Si "no sabes qué hacer", pues haces una carrera y a ver si hay suerte. Esta gente termina frustrándose porque:
a) no hacen lo que les gusta y les apasiona;
b) cuando acaban, lógicamente, el mercado está saturado de gente titulada. Y con la globalización, llegan personas del mundo mundial (con todo su derecho!!!!) con más títulos, mejor nivel de idiomas y más experiencia que la gente de España...
Y lógicamente si alguna vez monto una empresa, me gustaría elegir a la gente no por su curriculum sino por su experiencia vital y sus capacidades y habilidades para trabajar en equipo y resolver problemas.

Conozco a gente que ha ido a la Universidad, ha hecho una carrera por vocación personal, sabiendo que las salidas profesionales eran mínimas; y que trabaja en lo que le sale, está pagando un alquiler y tira para adelante, quejándose como todo el mundo (de la carestía de los pisos sobre todo!!!!) y disfrutando de la vida (eso sí con alternativas de ocio gratuitas o de bajo coste, que las hay!!!!).

Y también conozco a gente joven brillante que está en la Universidad trabajando un montón, que son los mejores profesionales que hay por la Universidad, que han pasado habilitaciones y acreditaciones para certificar su "calidad" y no tienen posibilidad de conseguir un contrato o unas condiciones laborales medianamente dignas/estables (debe ser que con la edad y la "estabilidad funcionarial" la gente acomodada despreocupada por la docencia, el alumnado y la investigación adquieren "calidad_infusa" y no necesitan pasar los controles que se ponen a la gente, en teoría, más preparada de la historia).

Y también, estos son los que menos, gente que se ha animado a montar una empresa, que está hipotecada hasta arriba pero que tiene ilusión por el proyecto en el que está trabajando y disfruta cada día con lo que hace. Estos tampoco deben ser mileuristas...

Llegar a mileurista:

Es un sueño para todo el mundo. Pero una vez que lo consigues:
- hay gente que se conforma con tener estos ingresos (si no tiene responsabilidades familiares o muchos gastos/lujos)
- hay gente que siempre quiere más y se "queja" porque "esperaba" que sus estudios le llevaran a algún lado (pero claro, que le paguen otros... en pocos casos sin interés por ser emprendedor/a y tratar de desarrollar su propio modelo de negocio)

Personalmente: llegué a mileurista a partir de ser becaria de investigación en diversas instituciones. Estoy profundamente agradecida a estas organizaciones por su apoyo económico, pero en otros países de Europa o de Estados Unidos, a los investigadores se les mima, se les cuida y sobre todo, se les contrata porque trabajan por el desarrollo del país. Pero en el nuestro la investigación se mantiene con becari@s_ilusionad@s_precari@s que no reciben ni el título de "trabajadores"
Y eso que todas las instituciones se saben muy bien el discurso de Lisboa: que la economía europea sea la más competitiva en el 2010 basando su desarrollo en el conocimiento... pues va a ser que en España será en el "conocimiento del sector inmobiliario e hipotecario".

Salir de mileurista:

- Hay quien no sale nunca y es feliz (se conforma con lo que gana; o bien es una persona para quien el dinero no lo es todo si está a gusto con lo que hace)
- Hay quien no sale nunca y es infeliz (no se conforma con nada; siempre tiene "expectativas mayores"... que los demás tienen que darle, sin pensar que él/ella podría idear su propio negocio y dar valor a sus grandes expectativas)
- Hay quien sale y le sigue pareciendo poco lo que gana o no se encuentra a gusto con sus jefes, compañeros/as de trabajo, consigo mismo/a.
- Hay quien sale y está feliz de la vida (pero también lo era siendo mileurista).

Me considero muy afortunada de haber podido ser becaria mileurista aunque me fastidia que la investigación en España no esté reconocida y la gente esté en la Universidad de beca en beca y tiro porque me toca sin un contrato, sin que le reconozcan su trabajo y muy importante para nuestros mayores: sin cotizar a la seguridad social!!!!

Mi situación personal: En estos momentos soy ex-becaria ex-mileurista. Estoy intentando terminar la tesis y vivo de mis ahorros ya que no quiero seguir en el círculo becaril. Quiero intentar acabar cuanto antes y luego ya veremos lo que hacemos. Si me salen oportunidades, intento tomarlas porque siempre aprendo de todo lo que hago.

Mi idea de la vida: la verdad es que depende de tus circunstancias personales y de tus gustos, mil euros pueden ser suficientes o no llegarte. En estos momentos tengo la suerte de vivir en el domicilio familiar y ahorrarme el alquiler. Suelo quedar con mis amigas para cenar en casa y ver una peli y cuando salgo por ahí no suelo gastar mucho. Prefiero quedarme en casa, hacer deporte y viajar de vez en cuando con una compañía de bajo coste compaginando viaje con algún curso/seminario, etc... combinando lo profesional y el ocio.

He vivido en varias ciudades y cada vez me gusta más Vitoria, mi ciudad, por la cantidad de servicios que ofrece y que la gente que lleva aquí toda la vida no valora lo suficiente (piscinas, parques, bibliotecas,zonas peatonales). Pero una ciudad con los pisos más caros de España (y eso que es una llanada!!!!) debido a la especulación inmobiliaria. No tengo en mente comprarme un piso pero estoy inscrita en las "listas" para ver si algún año de estos me toca la posibilidad de comprar un piso de protección oficial a un precio que dicen que es razonable, pero a mí me sigue pareciendo una broma de mal gusto: 30 millones!!!! Hace unos años valían 10 y que yo sepa, los sueldos de la gente no se han multiplicado por 3... A varios amigos/as les ha tocado un piso que hasta dentro de 4 o 5 años no estará construido... En fin, una broma de mal gusto tener así a la gente joven!!!!.

Trato de vivir el día a día, aprender y compartir lo que sé con otras personas. El conocimiento es lo más valioso de la vida, lo más económico y lo único que incrementa su valor cuando se comparte con otras personas.

Paso completamente de las modas y del consumismo que se impone en esta sociedad. Eso sí, tengo portatil, porque para mí es una herramienta de trabajo y no veo la tele pero tengo conexión a Internet (vía módem... que el ADSL me sigue pareciendo un robo). Yo quiero 512kb a 1 euro no 20Megas a 40 euros... Pero el mercado manda. La velocidad y el consumo se impone y nos crea nuevas necesidades.

Prefiero crear, antes que consumir de forma pasiva. Soy autodidacta en muchas cosas y me gusta mucho enredar en Internet. En fin... que podría hacer otra tesis sobre el tema, pero creo que no me conviene. Ufff, los 5 minutos se han convertido en una hora... Se nota que soy universitaria y no cobro por horas (-;

Generación Mileurista, por Mari Carmen (Mentxu) RAMILO ARAUJO, Enredando, domingo, diciembre 11, 2005.

'Mileurista' busca piso... y no lo encuentra, por LUIS DONCEL - Madrid - 01/10/2006.

Un periodista de 30 años decide que ya está bien, que no quiere dejarse la mitad de sus 1.000 euros mensuales en el cuchitril donde vive y acude, confiado, a las administraciones públicas. Las campañas de publicidad de los Gobiernos central, autonómico y municipal le han convencido de que los poderes públicos se preocupan por él y de que le van a ayudar a encontrar un piso de alquiler por un precio razonable...

El protagonista de esta historia resume su búsqueda en la oficina de información del Ayuntamiento. "Lo que quiero saber es si alguna de las agencias públicas tienen un piso que me pueda permitir con mi sueldo", pregunta, un poco harto ya de tanto ir de un sitio para otro. "Hace un par de años eso era fácil, hoy es casi imposible", le responden en la asesoría.

El País.

-oOo-

¿Qué pretende Mileuristas.es?

Conectar y poner en marcha a tod@s aquell@s quienes, tras conseguir una formación mejor que la de cualquier otra generación anterior en este país, se ven condenados a la precariedad laboral e imposibilitados para desarrollarse personal y profesionalmente y, por tanto, para contribuir creativamente al progreso social, económico y político.

Milwiki

-oOo-

pleonasmo. (Del lat. pleonasmus, y este del gr. pleonasmós).
1. m. Ret. Figura de construcción, que consiste en emplear en la oración uno o más vocablos innecesarios para que tenga sentido completo, pero con los cuales se añade expresividad a lo dicho; p. ej., lo vi con mis propios ojos.
2. m. Demasía o redundancia viciosa de palabras.

-oOo-

-oOo-

[AEU] Blogs y portal asociados, bajo el signo de la Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

España: http://blogs.periodistadigital.com/aeu.php

España: http://www.quediario.com/blogs/705/

Bélgica: http://quijote.skynetblogs.be/

EE.UU: http://tallerquijote.blogspot.com/

Bélgica: http://users.skynet.be/AEU/

21:09 Écrit par SaGa Bardon dans Sociogenética | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : arquitectura y urbanismo |  Facebook |

14/12/2006

Desventuras ciudadanas con la vivienda

 

Desventuras ciudadanas con la vivienda

Permalink 14.12.06 @ 10:47:00. Archivado en España, Sociogenética, Ética, Arquitectura y urbanismo

Eva María García recoge el guante de Macaria y nos cuenta su experiencia con la vivienda, que tuvo un principio allá por el 97, pero que manifiesta sus más trágicas consecuencias ahora, en plena democracia ambigua. Al presentar su blog, llamado La playa de Eva María, declara:

Madre por devoción y trabajadora por obligación. En mi playa busco liberarme del estrés y desahogarme un poco. Vamos, ahorrarme la terapia...

Macaria Corleone, generosa, inteligente y eficaz colaboradora en esta encuesta vital, me recomienda la lectura de este testimonio, una de cuyas notas distintivas es su valor sociogenético, al intentar desentrañar, desde la perspectiva de la duración más larga posible, una interpretación de un fenómeno social verdaderamente preocupante:

Querido Salvador:

Parece que otros blogueros han decidido seguir tu invitación y han publicado sus experiencias. En mis favoritos encontrarás "La Playa de Eva Maria". Nuestra compañera ha publicado un post en el que cuenta sus aventuras para encontrar vivienda. Te recomiendo su lectura. Una visión más de este gran problema que nos afecta a todos y que es un problema que heredarán nuestros hijos si no le ponemos remedio. Un beso.

MACARIA CORLEONE, 13/12/2006 22:34

Vivienda: aventuras y desventuras del ciudadano medio
por Eva María García

12/12/2006 19:08

Recojo el guante de Macaria y os cuento mi experiencia con la vivienda.

Cuando firmé mi primer contrato indefinido, allá por el 97 (sí, sí, el pleistoceno) yo sólo ganaba 100.000 pesetillas y no tenía pareja, así que ni me planteé comprar un piso. Sí que decidí buscar uno de alquiler, porque a la sazón tenía ya 27 años y empezaba a ser hora de abandonar el nido. Andaba yo en mis tribulaciones, haciendo cuentas de cómo carajo se podían pagar 50.000 de alquiler y vivir con otras 50.000, en las que había que incluir luz, agua, comida y transportes (ahí es nada) como minimísimo, cuando me encontré, de pronto, saliendo con el hombre de mi vida, que estaba separado y vivía en una habitación alquilada en casa de unos amigos.

No fue la típica historia de noviazgo tomado con calma, en el que te va dando tiempo a pensar, planificar y organizar y con un poco de suerte hasta consigues ahorrar un pellizco. No. Mi novio tenía dos hijos que venían a pasar el fin de semana cada 15 días y una pensión alimenticia que diezmaba el sueldo nada más cobrarlo. De modo que tuvimos que hacerlo todo a la carrera, sin demasiadas opciones, realmente.

Cotejamos los precios de los alquileres con lo que supondría una hipoteca y nos decidimos a comprar. En cuatro meses, los pisos más baratos, en las zonas humildes de la ciudad, habían subido ¡¡¡¡4KILOS!!!!, así que nos lanzamos a buscar algo que se adecuara un poco a nuestras necesidades. Y es que, claro, nosotros necesitábamos las tres bés: bueno, bonito y barato. ¡Já!

Sólo visitamos 4 pisos y nos decidimos por uno en el barrio de mi amama. Era (es) un cuarto piso sin ascensor, de 55 m2 y no tenía calefacción; pero tenía la enorme cocina original dividida en dos, gracias a los metros conseguidos al cerrar una terraza, con lo cual ganábamos una habitación. Perfecto; una para nosotros, otra para los niños de Jorge y otra para el bebé que queríamos tener en cuanto nos casáramos; un mini-baño en el que hay que entrar de costado, una mini-cocina en la que ya empezamos a tener problemas para comer todos en el mismo turno y una mini-salita con un sofá de tres plazas y una mullida alfombra para los que se tienen que sentar en el suelo a ver la tele. El anuncio de la inmobiliaria decía “para entrar a vivir”. Jajajajaja. Claro, si no te queda más remedio... Nos metimos de cabeza en una hipoteca de 14 millones y gracias a que el banco nos dio más del 100%, porque si no, no sé cómo hubiésemos pagado las Escrituras y la ingente cantidad de trámites necesarios para estar “en tu casa”. Hicimos nosotros mismos unas cuantas chapuzas, lo maquillamos un poquito y ya llevamos allí ocho años.

La diferencia es que a nosotros nos costó 12 millones y medio de pesetas y entre los dos ganábamos unas 200.000 al mes, aunque de ahí había que quitar la pensión; ahora, este mismo piso se vendería por 38 o 40 millones, es decir, más del triple, pero nuestros sueldos no han subido en la misma proporción, porque entre los dos ganamos unos 1800 €, o sea, 300.000 pts. Ya me gustaría a mí ganar el triple que hace ocho años, ya...

Pues nada, que aquí seguimos y seguiremos hasta que la Lotería tenga a bien visitarnos. A veces mi marido me dice: “Niña, no me quieras tanto, que ya lo dice el dicho, afortunado en el juego, desafortunado en amores, y supongo yo que al revés también...” Qué ricura.

COMENTARIOS A LA ENTRADA ANTERIOR

Sí, desgraciadamente los sueldos siguen por un igual. Y yo no sé cómo una pareja joven puede meterse en un piso, vamos es que no puede. No me extraña que se manifiesten. Está el tema que no veas. Yo estoy viendo cada "cuadra" que lo flipas y ná ... 45 millones hacia arriba y aún te dicen para entrar a vivir, vamos, que ahí no entra nadie sin hacer reformas .... vaya cara ¡¡

NuRiA CuBeRo JiMéNeZ (H), 13/12/2006 16:04.

HOLA, GUAPA

¿55 m2?, ¡me ganas!, el mío hace 47. Solo dos habitaciones porque la tercera la eliminé al ser el comedor cerrado, sin ventanas, y no lo soportaba. Era de mi padre, así que no pagué por él. Lo malo es que lo puso a nombre de los dos y ahora mi ex me lo disputa...
Besos.

Teresa (Coscojuela), 13/12/2006 15:41

Muy interesante

Muy interesantes estas series sobre las penurias de encontrar un piso. Parece increíble cómo suben y los sueldos siguen exactamente igual que hace 10 años. Qué sufrimiento, por Dios.

¿Qué tal Elsa?

Un abrazo

Sadgirl (Nunca Jamás), 13/12/2006 23:48

10:59 Écrit par SaGa Bardon dans Sociogenética | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : arguitectura y urbanismo |  Facebook |

28/11/2006

Un vídeo boomerang

Un vídeo boomerang

Permalink 28.11.06 @ 09:23:00. Archivado en Sociogenética, Pro justitia et libertate

Pepiño Blanco ha lanzado un vídeo boomerang, que en su retorno automático le golpea de lleno en su propia cara.

Con este video, cual retrovisor traidor que distrae al conductor del precipicio que tiene delante, el PSOE se obstina en su infantil capricho por repetir errores, que confunde con un derecho.

Puesto al volante del Estado, no por su propia energía y pericia, sino por un cambio imprevisible y trágico de los vientos geopolíticos globales, el PSOE actual olvida que los errores de buena voluntad y generosidad del Estado que evoca en su vídeo, siendo incomparables en derecho con los que él comete fuera de la ley, fueron reconocidos e inmediatamente superados como tales errores por los que los cometieron, al llamar tregua trampa a la tregua del 98.

Cualquier observador desapasionado, como es el caso de todo elector no cautivo, que en cada elección elige programa y candidantos siguiendo el mandato soberano de su propia conciencia, tiene el derecho de advertir al PSOE hoy, en vistas a las futuras elecciones, que los responsables de un Estado que se respeta no tienen el derecho de caer dos veces seguidas en la misma trampa.

Lo hago desde la Universidad de Lovaina, una comunidad universitaria tradicionalmente dialogante y defensora sin compromisos de la dignidad humana, donde vivo rodeado de unos hombres y mujeres que el PSOE de la transición reconoce, desde su paso por aquí de Felipe González, como un refugio independiente de toda lucha partidista.

10:22 Écrit par SaGa Bardon dans Sociogenética | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |