09/03/2011

Descalificaciones “dehonoris causa”

 

Mi reacción como antiguo profesor de ética y como pomotor de la “Amistad Europea Universitaria” ante los sueldos euro-millonarios de los altos ejecutivos y financieros europeos.

Por desgracia no existe en Europa un colegio, corporación u orden profesional con finalidad deontológica, que vigile el respeto y sancione los abusos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas.

Los colegios existentes tienen un carácter marcadamente sindical más bien que deontológico, puesto que no se asignan como finalidad fundamental la defensa de la deontología sino “La defensa y protección de los intereses profesionales de los economistas”. Prueba de ello es la respuesta negativa del motor de búsqueda a quien introduce la palabra “deontología” en el portal de “El Consejo General de Colegios de Economistas”

http://www.economistas.org/index.php/presentacion/present...

La vigilancia y las sanciones de un colegio, corporación u orden profesional con finalidad deontológica tendrían que proteger el acervo deontológico que garantiza el ejercicio de estas actividades profesionales por todos los agentes que intervienen en ellas.

El mínimo de este acervo deontológico lo constituyen las reglas que exigen el estricto respeto de los derechos humanos en todas las actividades económicas y financieras. A este mínimo hay que añadir todas las reglas de derecho mercantil fundamental, consagradas por la filosofía de este derecho, que garantizan la justicia y la equidad en las operaciones comerciales y/o financieras.

Ante la inexcusable falta de colegio, corporación u orden profesional que vigile el respeto y sancione los abusos deontológicos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas, es responsabilidad de las Universidades el descalificar a sus diplomados que no respeten la deontología que asumieron y/o juraron en el momento de recibir los derechos de licencia, maestría o doctorado que les dieron acceso a la práctica de su profesión universitaria en sus distintos niveles de competencia. Estas descalificaciones serían la aplicación lógica del principio de racionalidad jurídica que establece que los derechos son indisociables de las obligaciones que los justifican.

Mientras no exista un colegio, corporación u orden profesional que vigile el respeto y sancione los abusos deontológicos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas, las Universidades deberían descalificar anualmente a los economistas y financieros que no hayan respetado durante el año la deontología de sus profesiones respectivas.

La ceremonia anual de descalificación “dehonoris causa” podría ser pública y solemne e incluso paralela a la ceremonia de calificación de los “doctores honoris causa” de cada Universidad. Este protocolo y paralelismo serían consecuentes con el principio de publicidad que justifica las proclamaciones tanto de las sentencias judiciales como de los resultados electorales, académicos, escolares o, en general, los resultados de interés público para el mantenimiento y desarrollo del Bien Común.

-oOo-

 

08:58 Écrit par SaGa Bardon dans Actualidad, Etica, Universidades | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Descalificaciones “dehonoris causa”

 

Mi reacción como antiguo profesor de ética y como pomotor de la “Amistad Europea Universitaria” ante los sueldos euro-millonarios de los altos ejecutivos y financieros europeos.

Por desgracia no existe en Europa un colegio, corporación u orden profesional con finalidad deontológica, que vigile el respeto y sancione los abusos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas.

Los colegios existentes tienen un carácter marcadamente sindical más bien que deontológico, puesto que no se asignan como finalidad fundamental la defensa de la deontología sino “La defensa y protección de los intereses profesionales de los economistas”. Prueba de ello es la respuesta negativa del motor de búsqueda a quien introduce la palabra “deontología” en el portal de “El Consejo General de Colegios de Economistas”

http://www.economistas.org/index.php/presentacion/present...

La vigilancia y las sanciones de un colegio, corporación u orden profesional con finalidad deontológica tendrían que proteger el acervo deontológico que garantiza el ejercicio de estas actividades profesionales por todos los agentes que intervienen en ellas.

El mínimo de este acervo deontológico lo constituyen las reglas que exigen el estricto respeto de los derechos humanos en todas las actividades económicas y financieras. A este mínimo hay que añadir todas las reglas de derecho mercantil fundamental, consagradas por la filosofía de este derecho, que garantizan la justicia y la equidad en las operaciones comerciales y/o financieras.

Ante la inexcusable falta de colegio, corporación u orden profesional que vigile el respeto y sancione los abusos deontológicos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas, es responsabilidad de las Universidades el descalificar a sus diplomados que no respeten la deontología que asumieron y/o juraron en el momento de recibir los derechos de licencia, maestría o doctorado que les dieron acceso a la práctica de su profesión universitaria en sus distintos niveles de competencia. Estas descalificaciones serían la aplicación lógica del principio de racionalidad jurídica que establece que los derechos son indisociables de las obligaciones que los justifican.

Mientras no exista un colegio, corporación u orden profesional que vigile el respeto y sancione los abusos deontológicos de los economistas y financieros en los campos de sus actividades respectivas, las Universidades deberían descalificar anualmente a los economistas y financieros que no hayan respetado durante el año la deontología de sus profesiones respectivas.

La ceremonia anual de descalificación “dehonoris causa” podría ser pública y solemne e incluso paralela a la ceremonia de calificación de los “doctores honoris causa” de cada Universidad. Este protocolo y paralelismo serían consecuentes con el principio de publicidad que justifica las proclamaciones tanto de las sentencias judiciales como de los resultados electorales, académicos, escolares o, en general, los resultados de interés público para el mantenimiento y desarrollo del Bien Común.

-oOo-

 

08:58 Écrit par SaGa Bardon dans Actualidad, Etica, Universidades | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

03/08/2010

Derechos internacionales de los animales

 

Estos DERECHOS INTERNACIONALES DE LOS ANIMALES han sido
aprobados por la ONU y la UNESCO

El texto de la Declaración Universal de los Derechos de los Animales fue adoptado por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y las ligas afiliadas, en la tercera reunión internacional sobre derechos de los animales, que se celebró en Londres del 21 al 23 de septiembre de 1977.

La Declaración, proclamada el 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional, las Ligas Nacionales y las personas físicas y jurídicas que se asocian con ellas, se presentará a la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO), luego a las Naciones Unidas (ONU).

Preámbulo:

Considerando que todo animal posee derechos. Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de estos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y contra los animales. Considerando que el reconocimiento por la especie humana del derecho a la existencia de otras especies animales es el fundamento de la coexistencia de especies en el mundo. Considerando que el hombre ha cometido genocidios y amenaza con cometerlos de nuevo. Considerando que el respeto a los animales por el hombre está ligado al respeto de los humanos entre ellos mismos. Considerando que la educación debe enseñar desde la infancia a observar, comprender, respetar y amar a los animales,

Proclamamos lo que sigue:

ART.1º
Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

ART.2º
A) Todo animal tiene derecho al respeto
B) El ser humano, como especie animal, no tiene derecho de exterminar o explotar a otros animales violando este derecho. El ser humano tiene obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
C) Todos los animales tienen derecho a la atención, los cuidados y la protección por parte del ser humano.

ART.3º
A) Ningún animal será sometido a malos tratos y se establece la prohibición de actos crueles sobre los animales.
B) En caso de que la muerte del animal sea necesaria, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

ART.4º
A) Se establece el derecho a la libertad de los animales salvajes y el derecho de los domésticos a vivir y crecer al ritmo y las condiciones propias de su especies y a vivir en su medio ambiente natural, ya sea terrestre, aéreo ó acuático, a reproducirse y a cumplir su ciclo natural de vida.
B) Toda privación de libertad, aunque sea con fines educativos, es contraria a este derecho.
C) Toda modificación de dichos ritmos o condiciones, si es impuesto por el ser humano con fines mercantiles es contraria a este derecho.

ART.5º
A) Todo animal escogido por el hombre como compañero tiene derecho a que la duración de su vida esté de acuerdo con su longevidad natural.
B) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.

ART.6º
Todo animal de trabajo tiene derecho a limitar su tiempo e intensidad de trabajo, a una alimentación adecuada y al reposo.

ART.7º
A) Se condena la experimentación científica con animales que implique un sufrimiento tanto físico como psicológico, ya que es totalmente incompatible con los derechos del animal, ya se trate de experimentos médicos, científicos, comerciales o de cualquier naturaleza.
B) Deben ser utilizadas y desarrolladas técnicas alternativas a la experimentación animal.

ART.8º
Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, alojado, transportado y sacrificado sin que ello le produzca ansiedad o dolor.

ART.9º
A) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del ser humano.
B) Se prohíben los espectáculos y exhibiciones incompatibles con la dignidad del animal.

ART.10º
Las escenas de violencia en las que los animales son víctimas deben ser prohibidas en el cine y la T.V., salvo si sirven para mostrar los atentados contra los derechos de los animales.

ART.11º
A) Todo acto que conlleve la muerte innecesaria de un animal es un crimen contra la vida, es decir un biocidio.
B) Todo acto que conlleve la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
C) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.
D) Un animal muerto debe ser tratado con respecto.

ART.12º
Se entiende como animal de compañía todo aquel mantenido por el hombre, principalmente en su hogar, por placer y compañía sin que exista actividad lucrativa ninguna.

Fuente

-oOo-

02.08.10 @ 23:57:15. Archivado en Europa, Las Américas, España, Sociogenética, Antropología, Ética, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate, Ciencias biomédicas, África, Asia, Oceanía, Alimentación, Investigación fundamental, Ecología, Bélgica