27/07/2009

Testimonio dominico sobre Honduras

Testimonio dominico sobre Honduras

PRONUNCIAMIENTO PROVINCIAL DE LOS DOMINICOS EN CENTRO AMÉRICA
SOBRE EL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

A todas las Comunidades de la Provincia Dominicana de San Vicente Ferrer de Centroamérica, a la Familia Dominicana de Centroamérica, a las comunidades parroquiales y pastorales que acompañamos con nuestro trabajo, y a todos los hombres y mujeres que trabajan por la justicia y la paz en el mundo.

HECHOS QUE PREOCUPAN

1. La detención del Presidente de la República de Honduras, el pasado 28 de junio, por parte de las Fuerzas Armadas de ese país, la violación de su domicilio, su expulsión del territorio nacional y la forma de su ejecución, se han constituido en la culminación de una serie de conflictos que venían sucediéndose en ese hermano país y en el estallido de una grave crisis humana, institucional y de convivencia civilizada que amenaza la paz de toda la región.

2. Los hechos que antecedieron tan seria ruptura del orden social y político no se limitan, como ha sido presentado en algunas informaciones, solo a la propuesta del Presidente de realizar una consulta con la que pretendía obtener respaldo para hacer que en las elecciones generales de noviembre próximo se instalara una cuarta urna en la que los ciudadanos debían votar si querían un cambio de la Constitución Política. Una serie de conflictos se habían venido acumulando entre el Presidente Zelaya y diversos sectores económicos a lo largo de los últimos meses. La reestructuración de las fórmulas de ganancias de las compañías transnacionales del petróleo, la importación de medicamentos genéricos desde Cuba a precios más cómodos que los ofrecidos por las empresas farmacéuticas nacionales e internacionales, la decisión de elevar el salario mínimo —uno de los más bajos del Istmo— de $182 a $291, las medidas a favor del ambiente, frente a las compañías mineras, fueron algunas de las medidas gubernamentales que causaron profundo malestar en diversos grupos de la empresa privada quienes percibían estos hechos como contrarios a sus intereses, y fueron generando un frente en contra del Gobernante.

3. A partir del momento de la destitución del Presidente Zelaya, entre los serios conflictos generados no lo es menor el de la discusión sobre cómo interpretar los hechos y la polarización en torno a dichas interpretaciones. Mientras que líderes y organismos internacionales, como la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otras instituciones hablan categóricamente de golpe de estado y lo condenan, los defensores del mismo lo consideran como una “legítima sucesión” en el poder conforme a leyes internas hondureñas. Todo esto ha creado confusión en sectores de la población centroamericana en materia informativa.

4. Para Honduras se ha producido un aislamiento internacional, una suspensión de ayudas financieras, retiro de embajadores de diversas naciones, todo lo cual es de temer que, como de costumbre, perjudique en mayor escala a los más pobres y más débiles porque los grupos más poderosos siempre tienen formas y recursos para defenderse de todo tipo de crisis. La confrontación entre los defensores del orden institucional y quienes aceptan el régimen de facto ha llegado incluso al derramamiento de sangre por causa de disparos de los militares sobre manifestantes favorables al retorno del Presidente.

5. Mientras quienes rompieron el orden institucional consideran que se estaba produciendo una creciente y peligrosa influencia de los gobiernos venezolano, nicaragüense y de otros miembros del ALBA en Honduras, otros sectores del pueblo y diversos analistas apuntan a una posible connivencia, al menos una actitud ambigua, por decirlo con moderación, del Gobierno de los EE.UU. ante el golpe.

CRITERIOS ÉTICOS DEL MAGISTERIO SOCIAL DE LA IGLESIA

El llamado de la historia

6. Comos dominicos vemos en nuestra América Latina el testimonio vivo de los y las mártires que se tomaron en serio su vocación de ser testigos de la verdad. Nos interpelan sobre todo a asumir la vocación de anuncio y denuncia como Orden de Predicadores. Este llamado es tanto más fuerte cuando es la vida humana y la convivencia social los que están en juego.

7. Pero estamos claros en que la obligación de pronunciarnos, que compartimos con la Iglesia, debe darse fundamentalmente en el plano de lo ético – religioso, y no en el orden científico – técnico. Todavía en estos mismos días nos lo vuelve a recordar S.S. Benedicto XVI, citando al Magisterio anterior: “La Iglesia no tiene soluciones técnicas que ofrecer y no pretende «de ninguna manera mezclarse en la política de los Estados». No obstante, tiene una misión de verdad que cumplir en todo tiempo y circunstancia en favor de una sociedad a medida del hombre, de su dignidad y de su vocación” (Caritas in veritate, n. 9). Por eso nuestro juicio en este momento no puede ser ni en el campo del análisis jurídico – legal, ni en el del análisis científico - social que no nos corresponden como Iglesia.

8. Por eso las consideraciones que ofrecemos a continuación, convencidos de que se basan en criterios extraídos del Magisterio Social de la Iglesia, las presentamos en diálogo con otros sectores de la Iglesia y la sociedad, con miras a iluminar la acción que corresponde ante la crisis hondureña.

Los criterios

9. En primer lugar, es preciso reconocer que en este conflicto originado en Honduras se encuentran grupos con diversidad ideológica, político partidaria y de intereses económicos y sociales, y que, por tanto hay que respetar y partir de la existencia de dicha pluralidad. Sin embargo, hay que insistir de manera muy enfática que no se puede aceptar la visión, como algunos han dicho, de que existen “dos bandos”, “dos partes” en lo que se refiere al respeto al orden institucional democrático, tal y como lo avala el consenso internacional en materia de concepción de la democracia y de la defensa de derechos humanos. En materia de justicia, institucionalidad, y defensa de los derechos humanos no cabe aceptar “bandos” ni negociación alguna, so pena de destruir las premisas necesarias para la convivencia y el diálogo entre la diversidad de personas.

10. La Iglesia ha sido contundente a este respecto, al defender que la identificación y proclamación de los derechos del hombre es uno de los esfuerzos más relevantes para responder eficazmente a las exigencias imprescindibles de la dignidad humana (cfr. GetS 76). Así como al afirmar que la fuente última de los derechos humanos no se encuentra en la mera voluntad de los seres humanos, en la realidad del Estado o en los poderes públicos, sino en el hombre mismo y en Dios su Creador (Cfr. Pacem in terris 9). Es, por tanto, por completo inaceptable el recurso o aplicación —como se ha hecho en la “destitución” del presidente Zelaya— de cualquier legislación nacional que no se adecue y subordine a estos derechos. Mucho menos aceptable aún el escudarse en “estados de excepción” para cometer acciones que irrespeten la dignidad humana. Queda claro que los cristianos aprecian el sistema democrático en la medida en que asegura la participación de todos los ciudadanos, les da la posibilidad de elegir y pedir cuentas a sus propios gobernantes, y de sustituirlos de manera pacífica (cfr. Centesimus annus 46).

11. Está claro en la tradición de la enseñanza social católica que el recurso a la resistencia ante un gobernante, por medio de fuerzas armadas, solo es legítimo cuando se hayan producido —no cuando se prevean o supongan como posibles— violaciones ciertas, graves y prolongadas de los derechos fundamentales; cuando se hayan agotado todos los otros recursos; sin provocar desórdenes peores; que haya esperanza fundada de éxito y si es imposible prever razonablemente soluciones mejores. Nada de esto parece haber sido considerado por los autores del golpe de estado en Honduras. Permítasenos citar todavía el siguiente párrafo invaluable de la encíclica “El progreso de los pueblos” (31). En este texto Pablo VI recuerda los enormes peligros de la insurrección contra los gobernantes legítimos porque “—salvo en el caso de tiranía evidente y prolongada que atentase gravemente a los derechos fundamentales de la persona y dañase peligrosamente el bien común del país— engendra nuevas injusticias, introduce nuevos desequilibrios y provoca nuevas ruinas. No se puede combatir un mal real al precio de un mal mayor.” La misma condena internacional unánime del golpe en Honduras manifiesta la extendida percepción de que la alteración del orden institucional en Honduras crea amenazas, no solo sobre la convivencia pacífica y justa al interior del país, sino también sobre el frágil sistema democrático de la región. Esto, sin duda alguna, es un mal mayor que el que pudiera estarse evitando y que, en todo caso, quedaba sujeto a prueba con el debido proceso.

12. No se puede separar, además, el juicio ético – religioso sobre el golpe del que hay que formular sobre la situación general endémica de Honduras y cuya solución debería constituirse en primera prioridad, no solo para los católicos, sino para todos los hombres y mujeres de buena voluntad del país, en particular para los gobernantes. Baste recordar unos pocos datos: Honduras es uno de los países del continente con mayor población sufriendo pobreza y las secuelas de la misma, con altos índices de inequidad en la distribución del ingreso per cápita y en el grado de concentración del ingreso per cápita del hogar. Solo el 38, 2 % de los hogares aparecen en las estadísticas como “no pobres” porque pueden cubrir sus necesidades básicas de alimentación y otras. La tasa de mortalidad infantil es en promedio del 23 por mil, pero cuatro veces el promedio nacional en algunos departamentos rurales. Para este país, el indicador de esperanza de vida se ubica en peor posición que los indicadores de educación, en los que de todos modos los puntajes obtenidos se encuentran entre los últimos de la región. Es uno de los países del istmo que muestra las mayores proporciones de niños desnutridos, donde el bajo peso al nacer es uno de los factores que precipitan la desnutrición en edades tempranas, resultado, fundamentalmente, de una desnutrición intrauterina y donde no se registran avances relevantes en la reducción de este indicador. Las secuelas de la desnutrición sufrida en la etapa preescolar se observan con claridad en el déficit acumulado en la talla de niños escolares, en donde la prevalencia supera el 40%. Y está claro que uno de los principales factores que incide en la deteriorada situación de la salud es el inadecuado acceso a servicios de saneamiento y agua. Además, en Honduras vive la tercera parte de la población centroamericana que padece VIH-sida.

13. ¿Podremos decir los cristianos, y en particular los frailes predicadores, que estamos anunciando en Honduras al Dios de la vida, al Jesús que vino “para que tuviéramos vida y vida en abundancia”? ¿podrán decir los partidos y dirigentes políticos hondureños que han hecho de la defensa de la vida su prioridad principal? ¿Tendrá o no relación el golpe de estado con esta situación socio económica tan conflictiva e inaceptable?

14. Cualesquiera que sean la respuestas a estas preguntas, estamos convencidos de que el compromiso de acompañamiento al pueblo hondureño no se limita a esta lamentable coyuntura de la ruptura de la institucionalidad democrática, sino que se extiende al camino para la superación de estos problemas estructurales. Un fortalecimiento de la democracia política —tan dramáticamente herida con el reciente golpe— solo se realizará con una construcción fuerte de una democracia económica y social.

15. Pero en este caminar, definir lo que haya que hacerse, —como lo enseñó con clarividencia Pablo VI—, no es tarea privilegiada nuestra, ni siquiera de los Obispos o del Romano Pontífice. Es a las comunidades cristianas a quienes incumbe “analizar con objetividad la situación propia de su país, esclarecerla mediante la luz de la Palabra inalterable del Evangelio, deducir principios de reflexión, normas de juicio y directrices de acción según las enseñanzas sociales de la Iglesia tal como han sido elaboradas a lo largo de la historia (…) (a ellos les) toca discernir, con la ayuda del Espíritu Santo, en comunión con los obispos responsables, en diálogo con los demás hermanos cristianos y todos los hombres de buena voluntad, las opciones y los compromisos que conviene asumir para realizar las transformaciones sociales, políticas y económicas que se considera de urgente necesidad en cada caso. (Octogesima adveniens 4)”.

LÍNEAS PARA LA ACCIÓN

16. Pedimos a todos los religiosos y miembros de la Familia Dominicana en Centroamérica que rechacen de manera categórica, sobre la base de los principios aquí expuestos, el golpe infligido a la institucionalidad democrática hondureña y pidan el apoyo nacional e internacional para la restauración de la misma en el más corto plazo.

17. Asimismo, llamamos a expresar nuestra solidaridad efectiva con los más necesitados, los más pobres, los más excluidos del pueblo hondureño, también más afectados —a veces hasta manipulados— por situaciones críticas como la presente.

18. Consideramos de gran importancia reanudar el diálogo intraeclesial para precisar los puntos comunes que nos lleven a una acción de compromiso conjunto por la paz, la justicia y la solidaridad con los más pobres. Coincidimos con los Obispos hondureños en cuanto a la necesidad de “entablar un verdadero diálogo entre todos los sectores de la sociedad, para que se pueda llegar a soluciones constructivas”.

19. También con los Obispos coincidimos en que es “necesario globalizar la solidaridad como un camino que puede ayudarnos a superar la injusticia y la inequidad”. Pedimos, en particular, el apoyo de todas las Promotorías de Justicia y Paz en el Continente, para no permitir que en ninguno de nuestros países vuelvan a repetirse alteraciones de la institucionalidad democrática que retrotraen nuestras sociedades a etapas lamentables de la historia pasada.

20. Debemos colaborar con el esfuerzo de la sociedad civil y de los políticos de buena voluntad para evitar que el ejército de Honduras pueda volver a caer en acciones como las vividas en los últimos días.

21. Como familia dominicana en Centroamérica podemos comprometernos en crear espacios de diálogo, de reflexión y de oración, en la línea de la justicia y la paz, para fortalecer la identificación y construcción de intereses comunes, por vía de la justicia, excluyendo toda forma de violencia.

22. Es preciso que nuestras comunidades, en su reflexión y acción, mantengan una actitud evangélica vigilante, una cultura y una ética que se traduzcan en acciones que ayuden a impedir que este tipo de situaciones se repitan.

Junto con el Consejo de la Provincia dominicana de San Vicente Ferrer de Centroamérica, y los Centros especializados de Investigación CEDI (Heredia, Costa Rica), y AkKután (Cobán, A.V., Guatemala).

Fr. Alexis Páez Ovares, O.P.
Prior Provincial
Fr. Carlos Flores, O.P.

Promotor de Justicia y Paz
América Central América Central

Prot 2/09/24/34

-oOo-oOo-oOo-

Documento original en PDF:

http://www.dominicos.info/honduras/Pronunciamiento.pdf

Portada del sitio dominico centroamericano con índice del dossier completo:

http://www.dominicos.info/

Imagen: Encabeza el saludo de bienvenida y el índice del dossier completo en la portada del sitio dominico centroamericano :

Bienvenidos al sitio de internet
de la Orden de Predicadores (Dominicos)
en Centroamérica.

"Las Américas", Semántica, Pragmática, Sociogenética, Ética, "Pro justitia et libertate"

15/07/2009

Jesuitas y Colegas juntos por la Justicia

Jesuitas y Colegas juntos por la Justicia

Secretariado para la Justicia Social (SJS): La misión de nuestra oficina es sostener y animar a jesuitas y colaboradores en su trabajo por la justicia y la paz en el mundo entero.

El nuevo sitio internet de Promotio Iustitiae, la revista del Secretariado para la Justicia Social, ha sido inaugurado el 15 de julio de 2009: http://www.sjweb.info/sjs/pjnew/index.cfm?LangTop=3. Incluye un motor de búsqueda, un canal RSS, y un archivo con números de revistas ya publicados. Pueden leer la versión completa y también artículos por separado en línea ("leer on line") o sin estar conectado ("descargar el pdf"). Suscríbase al boletín para recibir todas las futuras ediciones por correo electrónico.
(Jul-15-2009)

Narrativas:

1. Ando Isamu SJ, Centro Social jesuita, Tokyo, Japón | (Jul-2009)

Cuando trabajé con personas desplazadas en Japón tuve que enfrentarme a muchas trabas legales imprevistas y a juicios sumamente largos. No tuvimos mucho éxito en llamar la atención de los medios de comunicación y del parlamento. La gente que apoyaba a los desplazados al final se cansaba de las violaciones al tratado de inmigración que iban siendo examinadas "caso por caso" y nos abandonaban.

¿Por qué seguí trabajando en este campo, a pesar del cansancio y de la frustración? Puedo contestar a esta pregunta diciendo que recé mucho a Dios y hubo milagros. Uno de estos milagros fue el obtener el estatus de refugiados para cinco hermanos de Vietnam.

Un día, el mayor de ellos, que tenía 25 años, me llamó, desesperado. Uno de sus hermanos había podido dejar su trabajo e irse a visitar a su madre enferma, que estaba en Estados Unidos. Había pensado quedarse con ella dos semanas antes de volver a Japón. Su permiso de residencia, por tres años, caducaba dentro de cinco meses. Pero al llegar a Estados Unidos tuvo un accidente de coche, sufrió múltiples fracturas en la pierna derecha y le operaron tres veces. Mientras estaba en el hospital, su madre murió. Quiso renovar su visado japonés, pero el Consulado de Japón en San Francisco no aceptó su solicitud. Cuando sus hermanos me llamaron, tuve una conversación de media hora con el cónsul de Japón en San Francisco, pero él me dijo que no podía hacer nada y que estos trámites había que hacerlos en Japón. Tampoco tuvo resultado un encuentro que tuve con el vice-secretario del Ministro de Justicia, porque se me dijo que para prolongar el permiso de residencia la persona tenía que estar físicamente presente.

Cuando el joven pudo salir del hospital y servirse de una silla de ruedas, se había convertido en un 'ilegal' en Japón. Así que prácticamente los trámites hechos antes no le sirvieron para nada y tuvo que empezar desde cero. Volvió a Japón en silla de ruedas, con un visado como turista. Nada más llegar, traté de encontrarme con él y le acompañé para que hablara con el vice-secretario del Ministro, con quien me había entrevistado antes. Fue una reunión que no olvidaré fácilmente: un ex refugiado, ahora en silla de ruedas, aceptado por el Gobierno de Japón y cuya solicitud ahora era rechazada porque había tenido un accidente en el extranjero. En ese frío contexto, las legalidades fueron más importantes que la persona humana.

Cambiar las estructuras sigue siendo un elemento importante en el apostolado social. ¿Es algo realmente posible? Soy un poco escéptico. Pero nuestras acciones, por muy limitadas que sean, y nuestro calor y respeto por el otro, pueden devolverle dignidad y esperanza.

Ando Isamu SJ

2. “No podemos quedarnos al margen de los acontecimientos” en Perú | (Jul-2009)

El 5 de junio, violentos enfrentamientos entre la policía y las poblaciones indígenas en el norte de Perú se han cobrado la vida de 23 policías y de 10 manifestantes, según fuentes oficiales. Quedaron heridos 200 indígenas, hubo 61 desaparecidos y 83 han sido detenidos, 61 de los cuales están siendo sometidos a juicio. Los que han sido puestos en libertad han dicho haber sido sometidos a abuso físico y psicológico.

Durante semanas, los indígenas habían estado bloqueando pacíficamente una calle, para proteger su tierra de los efectos de una ley, aprobada en 2008, que permitía su explotación mediante el desarrollo de bio-combustibles, la minería y la perforación petrolera. La violencia se desató cuando los agentes de policía, que recibieron de Lima la orden de desalojar a los manifestantes de la calle, se presentaron con gases lacrimógenos y armas automáticas. Los manifestantes estaban armados con lanzas, en su mayoría. El 18 de junio, el decreto legislativo fue derogado.

Varios jesuitas están muy implicados con las poblaciones indígenas de Awajun y Wampis en la zona y están apoyando a las comunidades afectadas informando sobre los eventos, visitando y defendiendo a los detenidos y facilitando la vuelta de los desplazados. En un comunicado publicado el 10 de junio, César Torres SJ, coordinador del Apostolado social en Perú, manifestaba: "Nuestra vocación es defender la vida de todas las personas, y todo acto contrario nos produce tristeza e indignación. Nuestra presencia en el Vicariato [de Jaén] responde a una misión encomendada a la Compañía de Jesús por el Santo Padre, por tanto no podemos quedarnos al margen de los acontecimientos".

"Última hora en Perú" (ALBOAN, 22 junio)

Se deroga la ley de la selva, pero a qué costo (Paco Muguiro Ibarra SJ, 20 junio)

Carta del Obispo de Jaén, Santiago García de la Rasilla Domínguez SJ (14 junio)

Carta del Apostolado Social (10 junio)

Noticias, vídeos e imágenes en la página de ALBOAN (ONG jesuita en España)

Video YouTube del 5 de junio

Página web del Vicariato de Jaén

3. Política de inmigración a lo largo de la frontera meridional de Europa | (Jul-2009)

Las provincias de Europa meridional de la Compañía de Jesús han dado vida a varias iniciativas para dar a conocer la situación de injusticia común a sus países. El 7 de mayo (y de nuevo el 15 de mayo) el Servicio jesuitas a refugiados (JRS) protestó con fuerza en contra de la vuelta indiscriminada de centenares de hombres y mujeres que habían tratado de alcanzar Italia desde Libia. Su expulsión sin medidas de protección contraviene claramente lo dispuesto por la ley internacional y europea, pero fue aclamada por el Gobierno de Italia como "un evento histórico en la lucha contra la migración irregular". Además, el gobierno ha introducido una legislación que criminaliza la inmigración irregular.

La declaración del JRS continúa diciendo: "A medida que las políticas de la UE restringen más y más las vías a la emigración legal, los inmigrantes recurren cada vez más a rutas irregulares y extremamente peligrosas para llegar a Europa. Libia no ofrece ningún tipo de protección a estos inmigrantes, ya que nunca ha firmado la Convención de Ginebra de 1951, y carece de ningún tipo de sistema de asilo."

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, António Guterres, expresó su preocupación durante una visita a Roma, ya que los solicitantes de asilo en Grecia no están siendo tratados de acuerdo a las normas internacionales de derechos humanos. En Malta el JRS ha hecho un llamamiento para una mayor reglamentación de zonas de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo, dada la amplitud de la Zona maltesa y la falta de voluntad de las autoridades maltesas para ofrecer un servicio de búsqueda y salvamento.

"Control democrático para la gestión de la Frontera Sur" es una propuesta a los parlamentarios españoles del recién elegido Parlamento Europeo. El documento, de 24 páginas, que ha sido elaborado por el Servicio Jesuita a Migrantes-España (SJM-E) es un análisis de los mecanismos que la Unión Europea ha puesto en marcha para controlar sus fronteras meridionales. Las fronteras externas de la Unión Europea se han movido al Norte de África, donde se forman bolsas de inmigrantes irregulares que quedan atrapados y donde se vulneran los derechos humanos fundamentales de la población migrante. El documento hace recomendaciones y urge a los parlamentarios a que visiten los lugares dentro y fuera de la Unión Europea donde los migrantes quedan detenidos.

Imagen: noborder network @ flickr.com
Josep Buades sj explica en entrevista radiofónica LA FRONTERA SUR (9 de mayo 2009)

Presentación del documento (ALBOAN, 26 de mayo)

-oOo-oOo-oOo-

SJS: Jesuitas y Colegas juntos por la Justicia

-oOo-oOo-oOo-

Archivado en Europa, Las Américas, Migraciones, Pro justitia et libertate, África, Asia, Oceanía

12/07/2009

Boyas electrógenas

Boyas electrógenas

La energía mecánica de las olas convertida en energía eléctrica mediante boya electrógena.

Como homenaje a mis Amigos cántabros, a quienes ha cabido el honor de inaugurar en su "Planta de la Energía de las Olas" la primera boya electrógena de Europa, en aguas de Santoña (Santander), describo este tipo de boya refiriéndome a la imagen publicada por el Conceptual Wave Park de la Oregon State University: Oregon, December, 2007.

Lo hago de la manera más simple posible, recordando los conocimientos que adquirí en mis primeros cursos de electrónica, cuando tenía doce años.

Aprovecho este recuerdo para agradecer a mis profesores de la Escuela Radio Maymó el gusto que me inspiraron por el estudio teórico y práctico de los problemas científicos y humanos. Reconozco que sin este gusto, permanente desde entonces, respetado por mis padres, por mis profesores de humanidades y por mis superiores y hermanos jesuitas, mi vida hubiera sido totalmente diferente.

Imagen: Boya electrógena de Oregon State University: Conceptual Wave Park: ver grandes formatos.

Propongo como neologismo el sintagma nominal: "boya electrógena" con el sentido de 'boya que genera electricidad". (Permanent Magnet Linear Generator Buoy *)

electrógeno, na. (comp. electró- + -geno)
1. adj. Que genera electricidad.
2. m. Generador eléctrico.

electro-. (Del lat. electrum, y este del gr. ἤλεκτρον, ámbar).
1. elem. compos. Significa 'electricidad' o 'eléctrico'. Electrodinámica, electrodoméstico, electroforesis, electromecánico.

‒́geno, na. (De la raíz gr. γεν, generar, producir).
1. elem. compos. Significa 'que genera, produce o es producido'. Lacrimógeno, patógeno, endógeno.

ola.(De or. inc.).

1. f. Onda de gran amplitud que se forma en la superficie de las aguas.

DRAE.

La energía de las olas es una de las más prometedoras entre las energías renovables. La razón es muy simple: esta energía es incansable. La oscilación mecánica tiene una amplitud variable, que modifica su ritmo, pero su existencia es continua.

Ingenieros de la Oregon State University implantaron en 2007 en la costa, a unas dos millas de Oregón, una boya prototipo, la que ilustra la imagen publicada por los ingenieros de su Conceptual Wave Park, cuya finalidad es probar su eficiencia electrógena mediante la transformación en energía eléctrica de la energía mecánica de las olas.

Empíricamente una de las características más interesantes de esta energía es que está siempre presente. Lo cual tiene como resultado que la boya oscila continuamente, subiendo y bajando, al igual que lo hacen las olas, es decir: sin apenas desplazarse. Cada molécula de la masa líquida oscilante perpendicularmente vuelve, cuando pasa la ola, al mismo sitio donde se encontraba. Se trata de un vaivén con una componente vertical, de arriba a abajo, y otra longitudinal: la dirección de propagación de la onda.

Ver la ilustración: Vaivén de dos partículas superficiales al paso de un tren de ondas.

El ingenio desarrollado por la Universidad de Oregón, visto sobre el mar en la obscuridad nocturna, tiene la apariencia de una linterna gigante que se balancea rítmicamente de arriba abajo.

Electromecánicamente funciona de la manera siguiente (ver imagen): un núcleo magnético con forma de pistón, que ocupa la médula de la columna vertebral de la boya, está sólidamente anclado al fondo submarino mediante un largo cable. Es el elemento perpendicularmente inmóvil de la boya.

Alrededor de este núcleo magnético fijo, rodeándolo a pequeña distancia como un anillo de anchura proporcional al núcleo, de manera semejante al canal de las vértebras de una columna vertebral, se encuentra una bobina de hilo de cobre rigurosamente aislante. Esta bobina, sólidamente vinculada a la estructura de la boya, sube y baja con ella, obedeciendo al ritmo oscilatorio de las olas.

Ahora bien, todos sabemos, desde que lo aprendimos en nuestros primeros cursos de electricidad, que una bobina que se mueve alrededor y/o a lo largo de un núcleo magnético disfruta, por inducción de este inductor, de una corriente eléctrica inducida en su propio circuito. El mismo efecto se lograría si fuera la bobina la que estuviera sujeta al fondo marino y el núcleo magnético el que subiera y bajara en su seno sólidamente vinculado a la estructura de la boya.

También sabemos que el voltaje y amperaje de la electricidad obtenida depende del número de vueltas de la bobina (voltaje) y del grosor del hilo embobinado (amperaje), de la intensidad magnética del núcleo, de la distancia existente entre ambos y de la velocidad de desplazamiento relativo entre la bobina y el núcleo magnético.

La corriente eléctrica producida en las bobinas es transferida al litoral más cercano mediante cables submarinos.

Ecológicamente las boyas tienen la ventaja sobre los molinos eólicos (= 'molinos de viento') de no alterar la imagen de la superficie marina y de no producir un impacto negativo en la vida acuática.

Boya electrógena de Santoña:

-oOo-oOo-oOo-

* Tesis reciente: Title: A novel linear generator for wave energy applications
Author: Ernst, Steven George
Copyright Date: 22-May-2009

"With the increasing effort to identify alternative methods of energy generation, extraction of ocean energy has gathered a large interest. Research and industry have begun considering wave energy as the next new alternative energy. The unique challenges of ocean energy requires a wave energy converter to be both robust and efficient. When looking further into energy extraction via the point absorber technology, a direct drive linear generator efficiently converts the vertical wave motion into electrical energy. With considerations of long term reliability in an ocean environment as well as design to product cost, a longitudinal flux variable reluctance permanent magnet generator is a promising generator topology"...

Archivado en Europa, Universidades, Semántica, España, Electrónica, Energías renovables, Didáctica, Educación