26/12/2007

Navidad viene de Natividad

Navidad viene de Natividad

Permalink 26.12.07 @ 18:15:05. Archivado en Escritura bloguera, Europa, Semántica, Pragmática, España, Sociogenética, Antropología, Ética, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate

Ayer no escribí en mi escritorio virtual, porque practico a rajatabla el consejo de mi primer maestro de filosofía, que él había aprendido a su vez de la gran tradición de los filósofos que prefieren la vida a la filosofía.

El consejo es: "primum vivere, deinde philosophare", porque de espaldas a la vida la filosofía perdería su sentido.

El primer consejero conocido de la tradición de filósofos que prefieren la vida a la filosofía es el propio Aristóteles, que al transmitir este consejo a sus discípulos los vacunaba contra la misantropía, que puede transformar al filósofo de amante de la sabiduría en sofista y de sofista en misántropo.

Así que ayer no escribí para vivir mejor, sino que viví mejor para poder seguir escribiendo sin olvidar el sentido de la vida, que es al fin de cuentas el norte de mi escritura, al serlo de mi vida.

La relectura de mi propio mensaje navideño del año antepasado, me ha hecho pensar una vez más en la usura diacrónica, tanto fonética como semántica y pragmática, del vocablo "Natividad", que nos viene del acusativo latino "Nativitatem", hasta convertirse en nuestro vulgar "Navidad".

El primer testimonio de esta usura que tengo a mano es de la segunda mitad del siglo XIII:

D.Alfonso por la gracia de Dios, rey de Castiella, de Toledo, de Leon, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, del Algarbe. Al Conceio de Burgos, cabeza de Castiella, y mi Camara, salut assi como a aquellos que quiero bien, e en que fio. Vos sabedes de como vos envié dezir, que me enviasedes cavalleros de vuestra villa e omes buenos de los pueblos que viniesen a mí, et que fuesen do quier que yo fuese por esta navidad, que agora pasó, et vos enviastesme a Pedro Bonifaz, e a Fernand Garzia, mios alcalles, et a R.Yañez, mio ome, e a Remont Raynes; fiziesteslo muy bien en enviarmelos, e gradesco voslo mucho. E por lo que envié por ellos, yo vos enviaré ayna mis cartas et mio mandado de como fagades, et de lo que me enviastes dezir, que vos diera mio privilegio plomado, que ningun vuestro vecino non sé escuse de pecho si non fuese por mi carta plomada, e agora que lieva otras mis cartas que non son plomadas pora escusar, e que se vos torna en vano, et que me pidiedes merced, que yo que viese vuestro privilegio; a esto vos digo que veré las cartas e los omes que las dí, e sabré porque razon, e entonce mandare como sea.

AÑO: p 1255 - c 1280
AUTOR: Anónimo
TÍTULO: Leyes nuevas
PAÍS: ESPAÑA
TEMA: 10.Ordenamientos y códigos legales
PUBLICACIÓN: Real Academia de la Historia (Madrid), 1836

Por obra de la síncopa: "Figura de dicción que consiste en la supresión de uno o más sonidos dentro de un vocablo; p. ej., en navidad por natividad." DRAE, la Natividad se convirtió para muchos en Navidad.

Se me ocurre hoy, a la vista de los actuales comportamientos navideños, que esta evolución fonética, que puede atribuirse a un fenómeno general de economía articulatoria, ha venido a significar con el tiempo la caída accidental de la Natividad religiosa en el síncope semántico y pragmático de la Navidad paródica que soportamos hoy: "Pérdida repentina del conocimiento y de la sensibilidad, debida a la suspensión súbita y momentánea de la acción del corazón", DRAE.

La palabra “navidad” (1220-50, antes: nadvidad, 1205) es la forma abreviada popular, por corte interno o síncopa, de la palabra más larga “natividad”, que viene del latín “nativitatem”, caso acusativo de la palabra “nativitas”, que significa ‘nacimiento’.

En la cultura occidental el nacimiento por antonomasia es el de Jesús, piedra angular del cristianismo como Hijo de Dios encarnado, crucificado, muerto y resucitado, cuyo nacimiento tuvo lugar en Belén hace 2006-2007 años (1). Este nacimiento es considerado tan importante para nuestra cultura, que cada vez que tenemos que situar un hecho en el tiempo lo hacemos por relación con la fecha del nacimiento de Jesús. Nuestras fechas no se entienden sin esta fecha.

Históricamente tampoco se entienden sin referencia a Jesús la mayor parte de los valores morales, intelectuales y artísticos que constituyen el núcleo más profundo y sólido de lo que llamamos nuestra civilización.

Por desgracia muchos occidentales y en particular muchos europeos, entre los cuales parece que quieren distinguirse los políticos que pretenden dirigirnos por el momento, incluidos los autores de la Constitución europea y nuestro gobierno actual, se obstinan en ocultar esta verdad.

-oOo-

Tras estas consideraciones de lingüista y de filósofo, quiero hacer extensiva a todos mis colegas blogueros, tanto europeos como americanos, asiáticos, africanos y oceánicos, las palabras de agradecimiento y felicitación que yo dirigía anteayer a algunos de mis amigos blogueros:

Gracias por tu empeño bloguero durante el año 2007. Un abrazo muy fuerte, deseándote a ti, a tu familia y a todos nuestros colegas blogueros una Natividad en la Solidaridad y un próspero Año Nuevo 2008 en la Amistad.

-oOo-

(1) Hace 2007 años cumplidos, razón por la cual entramos en el año 2008. La «Era cristiana o dionisiana fue establecida en el siglo VI por el monje y matemático escita Dionisio el Exiguo, que fijó la fecha del nacimiento de Cristo en el 25 de diciembre del año 753 de la fundación de Roma. En 1582, la reforma emprendida por el papa Gregorio XIII cambió la fecha del principio del año, fijándolo en el 1 de enero, ya que desde tiempos de Beda el Venerable se entendió que en el cálculo de Dionisio había un error de siete días según la fecha de la muerte de Herodes. La fórmula tradicional con que aparece en la documentación es en el año N del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Esta forma de datación se empleó primero en la documentación privada. En Inglaterra se difundió durante los siglos VI y VII, y de allí pasó al continente a través de Italia, difundiéndose por Francia, Alemania y posteriormente por la Península Ibérica a partir del siglo X. En la Castilla y Aragón se generalizó desde el siglo XIV. », Enciclopedia Universal DVD © Micronet, S.A. 1995-2002.

Dentro de la era cristiana se distinguen varios estilos. El usado por nosotros es el llamado estilo moderno o de la Circuncisión de Cristo, que contabiliza el año desde el 1 de enero, coincidiendo con el año astronómico. Esta forma se utiliza desde la reforma gregoriana de 1582.

24/12/2007

Paz a los hombres de buena voluntad

Paz a los hombres de buena voluntad

Permalink 24.12.07 @ 14:18:28. Archivado en Las Américas, Pragmática, Pro pace, Ética, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate

"Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad".

El Gloria invoca la paz en la tierra, no para todos los hombres, sino tan sólo para aquellos que cumplen una condición que depende de ellos, no de Dios.

Esta condición consiste, según la interpretación de la palabra griega eudokía por la Vulgata o por otras traducciones, bien en tener y mostrar buena voluntad los hombres, bien en el comportarse de modo que Dios tenga buena opinión sobre ellos. En ambos casos los hombres han de poner de su parte.

La paz no es algo que Dios regala a unos hombres negándosela a otros, lo cual sería incompatible con su amor paterno, sino que disfrutan de ella, quienes colaboran con Él, para obtenerla con su prójimo. En otras palabras: la paz se restablece entre los hombres, cuando ponen de su parte los medios necesarios para hacerla posible como relación de libertades respetuosas del Bien Común, cuya existencia es vital para los bienes privados de todos y de cada uno y cuyo conocimiento y respeto obtienen con la ayuda de Dios, presente en sus conciencias y en su buena voluntad.

La paz fracasa si los hombres no ponen de su parte los medios necesarios para hacerla posible entre ellos como relación de libertades respetuosas del Bien común, apagando la luz de sus conciencias u optando por la mala voluntad, destructora tanto de los bienes privados como del Bien Común, que los hace posibles, razonables y justos.

"Se interprete como se interprete el lexema griego eudokía, el texto bíblico no ofrece la menor duda de que en el canto de los ángeles, la paz se proclama no para aquellos que Dios determine (¡mal andaríamos que Dios decidiese a espaldas del hombre, quién ha de tener paz, y quién no la ha de tener, según que Dios le ame o no le ame); el gloria invoca la paz en la tierra, no para todos los hombres, es evidente, sino tan sólo para aquellos que cumplen una condición que depende de ellos, no de Dios: y es el mostrar o tener buena voluntad, según la traducción de la Vulgata, o el comportarse de modo que Dios tenga buena opinión sobre ellos. Pero poniendo el hombre de su parte, no regalándoselo Dios a unos sí y a otros no, para más inri". Mariano Arnal, Buena voluntad, LÉXICO DE RELIGIÓN.

-oOo-

Paz a los hombres de buena voluntad
por
Alberto Masferrer
(1)

A vosotros, los que amasáis riquezas fabricando el demoníaco brebaje, paz.

A vosotros, los que lucráis y gozáis de la vida comerciando con el diabólico veneno, paz.

A vosotros, los que ganáis míseramente el pan de cada día revendiendo el funesto licor que torna al hombre en fiera, paz.

A ti, hombre de Estado o financista, que haces un río de oro de lo que es sangre y embrutecimiento y ruina, paz.

A todos vosotros que hacéis el mal por ignorancia o inconsciencia y hasta creyendo que hacéis bien, paz.

Pasemos una esponja sobre el ayer, y que nadie os cuente la sangre vertida, ni las prisiones desastrosas, ni los hogares desechos, ni los niños abandonados, ni las madres desamparadas, ni las tranquilas heredades vendidas para el vicio, ni la salud perdida, ni el alma caída en tinieblas, ni el fracaso total de las vidas, a que llevó el tóxico fatal que vosotros vertísteis en la copa insaciable del lucro…

No sabíais …no pensábais…no fuísteis culpables, Paz a vosotros.

Mas ahora, sabéis. Ahora vuestros ojos se abrieron y se iluminó vuestra conciencia. Ahora, si fijáis la vista en la copa en que espumea el aguardiente, veréis cómo se vuelve roja o negra : roja de sangre, negra de miseria y de ruina. Ahora ya sabéis que cada moneda que echáis en vuestras arcas como precio de la fatal bebida, es la suerte de un pobre labriego que irá a presidio; de uno que irá al sepulcro; de un niño que caerá en la orfandad; de una esposa que verá día a día consumirse el esfuerzo de su compañero, en el estanco o en la cárcel. Ahora comprendéis que eso es trocar en placer y en lucro, el dolor y el hambre.

Paz a vosotros. Que se olvide el ayer, y aún el hoy. Ahora todavía, y por algún tiempo, tendréis que seguir explotando el dinero maldito. La cantinera, el estanquero, el importador, el destilador, y hasta el contrabandista lleno de zozobra, todos habéis caído en las redes de la necesidad, o del hábito, o de la codicia. Y toda red aprisiona y entraba.

Todavía, durante un año, dos años, tres años, os dominará el pasado, y tendréis que fabricar y que vender y revender veneno. Pero lo haréis ya con dolor. Los haréis con el deseo de no hacerlo más. Lo haréis con el anhelo de cambiar vuestro negocio triste, vuestro trabajo lúgubre, por otro que sea claro, y fecundo y vivificante. Pasarán apenas tres años, y ya ninguno de vosotros sufrirá la esclavitud del dinero maldito. Tú , el gran hacendado, que ahora siembras caña para el alambique, la sembrarás para el azúcar o el pasto; si es posible, y mejor aún, sembrarás el maíz, el trigo, el frijol , el plátano, el arroz; cosas que son salud, que son vida, que son alegría. Sin duda que no seréis así tan ricos, pero sí mas felices.

Tú, el comerciante en grande, que importas toneladas de tóxico, invertirás tu dinero en traer herramientas para labrar la tierra, en géneros de buena clase para vestirnos; en buena harina para cocer buen pan; en vino puro y generoso, que conforte a los débiles y a los enfermos.

Tú, la cantinera, y tú, el estanquero, que pasáis los días y las noches aspirando el vaho nauseante de la ebriedad, y oyendo los gritos bestiales de los ebrios, buscaréis un oficio honesto, limpio, benéfico; haréis pan, haréis vestidos; guardaréis los ganados; cultivaréis el suelo; forjaréis el hierro, labraréis la madera, cuidaréis de los niños; iréis de pueblo en pueblo, llevando las mil cosas gratas y necesarias del vivir.

Y tú, contrabandista, tú que vives en la zozobra, expuesto a que te descubran y te aprisionen, y te despojen de tu angustiado haber; tú que pasas las noches en los barrancos, bajo la llovizna o los insectos: tú que eres tan atrevido y valeroso; tú que eres tan hombre, ahora que ya sabes que el aguardiente es ruina, dolor y sangre, arrojarás los cacharros de la destilación, y vendrás con nosotros al trabajo sereno y ostensible, y más que nosotros gozarás del fruto de tu esfuerzo, porque más que nadie tienes energía y valor.

Sí, paz a vosotros que andábais ciegos y como ciegos hicisteis. Ahora, ya con los ojos limpios y la conciencia esclarecida, buscaréis cada uno el camino de la liberación, y todos, hoy algunos, mañana los demás, todos celebraréis un día, un día que está próximo, la vuelta a la faena limpia, bienhechora y cordial.

¡ Apresurad el día, hermanos!, ¡anhelad día y noche su advenimiento y llegaréis antes de lo que pensáis!

Entre tanto, paz a vosotros.

-oOo-

(1) Vicente Alberto Masferrer Mónico, fue un maestro, filósofo, periodista, ensayista, poeta y político salvadoreño nacido el 24 de julio de 1868 en Alegría (antes Tecapa), Usulután y fallecido en el exilio el 8 de septiembre de 1932 en Tegucigalpa, Honduras. Escritor que marca con sus letras toda una época de la literatura salvadoreña a través de la definición de su pensamiento inclinado a la defensa de los más desposeídos y de denuncia social. Wikipedia.

22/12/2007

Navidad significa acoger al otro

Navidad significa acoger al otro

Permalink 22.12.07 @ 20:55:11. Archivado en Europa, Hispanobelgas, España, Ética, Religiones, Arquitectura y urbanismo

En el difícil momento que vive Bélgica, me parece oportuno recordar el mensaje de solidaridad que lanzó el primado de Bélgica con ocasión de las fiestas navideñas del año pasado. A nadie se le oculta que si la unidad que une a los belgas desapareciera, los mayores desamparados de este fracaso de la solidaridad nacional serían quienes ya sufren del desamparo, como lo son de manera emblemática quienes carecen de una vivienda digna. Este problema y muchos otros de primera necesidad requieren justamente un renforzamiento urgentísimo y no una pérdida de la solidaridad.

He aquí cómo lo comentaba yo el 27.12.06.

-oOo-

El cardenal Godfried Danneels, primado de Bélgica y Arzobispo de Malinas y Bruselas, muy preocupado con el problema de la vivienda en su archidiócesis, ha pedido al clero de sus parroquias y a todos los responsables de instituciones de la Iglesia que, más bien que vender los edificios desocupados que dependen de ellos, los pongan a la disposición de agencias que los renueven y los alquilen a un precio justo, para ayudar eficazmente a las personas privadas de hogar en Bruselas.

La llegada de las rigurosas heladas del invierno, que cada año matan a numerosas personas sin domicilio fijo, añade dramatismo a una frase que ha hecho suya el cardenal: "Es mejor procurarle a alguien una casa por nueve años que darle una cama por nueve horas". Los alquileres en Bélgica son generalmente de tres, seis o nueve años. Quien obtiene un alquiler correcto por nueve años se siente mucho más seguro que quien sólo lo obtiene por periodos inferiores.

He aquí la declaración del cadenal sobre este tema, durante su homilía de la Nochebuena en la catedral de Bruselas:

¿Nueve horas o nueve años?

Durante la ceremonia de clausura del encuentro internacional "Bruselas-Todos los santos 2006", recordé que en Bruselas mucha gente busca una vivienda sin encontrarla. En vano. Se trata a menudo de madres solteras o abandonadas que tienen a su cargo niños pequeños. Invité a todos y a todas los que disponen de un alojamiento desocupado a ser generosos y a acoger a los que no tienen vivienda.

Ya en junio pasado, había escrito a las parroquias que no vendieran sus edificios desocupados, llegado el caso, sino que los pusieran a disposición de agencias, que los renueven y luego los alquilen a un precio justo.

La respuesta superó mis esperanzas. Se lo agradezco a todas y a todos los que han colaborado. Pero desgraciadamente no es suficiente. La muchedumbre de las personas SDF ('Sin Docicilio Fijo') y otras personas sin vivienda en Bruselas crece de día en día. Según el CPAS ('Centro Público de Ayuda Social) de Bruselas, su número ha pasado estos últimos años de doscientas a seiscientas.

Las autoridades públicas hacen con todo grandes esfuerzos: trescientas cincuenta nuevas camas este año, además de las mil del año pasado. Es encomiable. Aumentar el número de camas para administrar situaciones de desamparo en caso de gran frío, está bien. Volverlo superfluo, es mejor.

Son los alquileres los que deberían ser accesibles. Como recientemente he oído decir: "Es mejor procurarle a alguien una casa por nueve años que darle una cama por nueve horas". Y no hablo de los explotadores que reclaman alquileres exorbitantes por un estudio muy pequeño.

Por supuesto que el portal de Belén donde nació Jesús era exiguo. ¡Pero tenía la ventaja de ser gratuito! El refugio de sus hermanos y hermanas en Bruselas cuesta caro y ofrece apenas más espacio que el establo de Belén. Sin hablar del insuficiente mobiliario. A eso, Jesús responde: "Lo que no hicisteis en favor de los más pequeños de entre los míos, es a mí a quien no me lo hicisteis." (Cfr. Mt 25)...

Navidad significa acoger al otro, en el sentido literal como en el sentido figurado. Acogerlo en nuestras casas y en nuestros corazones. Tal es el secreto de la Nochebuena. Y, hermanos y hermanas, permitidme añadir... ¡"Esto no es una ficción"!

Santa fiesta de Navidad 2006.

-oOo-

Escrito por: Salvador GARCIA BARDON

Comentarios

Elizabeth Crowliz dijo

Felices Fiestas

Muchas gracias por tus felicitaciones, Salvador. Yo también te deseo unas buenas fiestas al igual que a tus familiares, amigos y personas cercanas.

A ver si el comienzo del nuevo año me ayuda a cargarme un poco las pilas y a volver con mejor humor que este año que ya termina.

Un abrazo;
Liz.
27 Diciembre 2006, 18:53

Borja García dijo

Me parece muy sensato

Creo que dice algo muy cierto. La Iglesia ha de buscarse el dinero para pagar nuevas instalaciones, no cabe duda. Sin embargo creo que es la primera que tiene que exigirse austeridad en sus bienes y buscar lo justo para llevar a cabo sus funciones y al mismo tiempo servir a los más necesitados. Servirles ayudándolos a salir de su pobreza o situación, no ha mantenerles caritativamente toda su vida. Los bienes inmuebles de la Iglesia han de servir de la mejor forma a ese fin a la hora de venderlos.

Me encantaría que la Iglesia, todos los que la formamos, luchásemos por ser justos de palabra y de obras. No podemos confundirnos y mezclarnos tanto con el mundo. La especulación es una gran falta contra el hermano, el otro, a parte de la gran injusticia que crea.

Me parece magnífica esta actitud del cardenal belga. Gracias por traer aquí esta noticia y por sus buenos deseos para esta Navidad.

Un saludo.
27 Diciembre 2006, 23:47