13/02/2008

María San Gil, testigo insobornable ayer como hoy

María San Gil, testigo insobornable ayer como hoy

Permalink 13.02.08 @ 11:20:19. Archivado en Europa, Universidades, España, Ética, Educación, Pro justitia et libertate

Unos cuantos irresponsables, que no merecen el calificativo de universitarios, agredieron física y moralmente ayer a María San Gil, presidenta del PP vasco, cuando entraba en la facultad de económicas de Santiago de Compostela como invitada para tomar la palabra.

Ella aguantó el tipo y, sin perder la sonrisa, dedicó las primeras palabras de su conferencia a "los elementos" que fuera del aula golpeaban la puerta, reclamaban la "ilegalización del PP" y acusaban a San Gil de "fascista". "Estoy muy sorprendida. Si algo defiendo es la libertad, pero ésta no es manera de expresar ideas contrarias", dijo.

(ANNA FLOTATS - Santiago - El País 13/02/2008)

Protestamos enérgicamente por esta agresión, recordando a nuestros colegas de Santiago lo que María San Gil significa para la democracia española y europea: ella es, ayer como hoy, un testigo insobornable de la justicia y de la libertad que todos deseamos para nuestras democracias, tanto autonómicas como nacionales y europeas.

He aquí uno de los múltiples artículos que yo he publicado sobre ella, seguido de la referencia a otros dos y de algunos comentarios de mis lectores en "Amistad Europea Universitaria" al artículo que reedito hoy.

-oOo-

María San Gil, testigo insobornable
por Salvador García Bardón

01.12.06 @ 16:54:00. Archivado en España, Ética, Pro justitia et libertate

"Nadie está hecho para ver cómo matan a alguien de un tiro en la nuca. Te marca para toda la vida".

María San Gil vio de repente, como si fuera una broma macabra, que un encapuchado había surgido frente a ella y apoyaba su pistola sobre la nuca de su joven jefe, cuando compartía mesa y conversación de trabajo con él, en un restaurante de San Sebastián. Un instante después vio con horror cómo Gregorio Ordóñez cambiaba de cara y caía muerto delante de ella.

El 23 de enero de 1995, Gregorio Ordóñez y su secretaria en el PP, María San Gil, estaban comiendo y hablando, en un restaurante de la Parte Vieja de San Sebastián, como ya lo habían hecho otras veces, sin preocuparse de las entradas y salidas de la gente, cuando se acercó a ellos, sin que ellos lo advirtieran, el pistolero de ETA, con el ominoso proyecto de matar a Gregorio.

Unos minutos después, tras haber cumplido como una máquina su siniestro designio, el pistolero se echó a correr, para que nadie lo detuviera o le echara en cara su criminal gesto cobarde.

Detrás de él corrió valiente María San Gil, deseosa de agarrar al criminal pistolero, para detenerlo y entregarlo a la justicia, deponiendo como testigo ocular. Corrió sin desmayar hasta que un tropezón la hizo caer al suelo en medio de la calle y la obligó a renunciar a su empeño de testigo ocular inmediato.

Su testimonio de testigo ocular insobornable ha tenido que esperar once años y once meses largos. Entre tanto ETA no ha parado de amenazarla de muerte. A ella y a todos los suyos.

"Es muy difícil vivir pensando en que te pueden matar. Pero es mucho peor vivir sin libertad".

La popular presidenta de los populares vascos ha confesado más de una vez: "Me siento una "autista social". No puedo bajar a comprar el pan sin escolta. No puedo jugar con mis hijos en el parque. Hasta para ir al pediatra tengo que contar con la escolta. Y esto es no ser libre".

Marcada para siempre como testigo insobornable de la muerte de un inocente, juzga sin concesiones el mal llamado proceso de paz, defendiendo con valentía el derecho inalienable de las víctimas de ETA a que se les haga justicia: “Zapatero ha alimentado a ETA-Batasuna, les ha dado oxígeno y ha permitido que se conviertan en el centro de nuestra vida política”.

“Si esto fuera un ‘proceso de paz’ estaríamos hablando de dónde deja ETA las armas, cuándo piden perdón los etarras y cuándo pasan a manos de la Justicia”.

“El presidente Zapatero está haciendo lo contrario de lo que hay que hacer”... “en esto, que es un proceso de negociación, lo que estamos es poniéndonos al servicio de que Batasuna regrese a las instituciones, de que los presos salgan a la calle sin haber cumplido su condena, de que Navarra sea una moneda de cambio”.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi y recogida por Europa Press, María San Gil ha descrito el día de su deposición como testigo ante la Audiencia Nacional como "uno de los días más difíciles y emocionalmente más duros de su vida", por haber tenido que recordar el asesinato de Ordóñez.

A pesar de su extrema emoción, que todos pudimos contemplar anteayer a través de su imagen televisada, María San Gil, testigo insobornable, miró con insistencia al acusado García Gaztelu, llamado 'Txapote', al pasar frente a él. Según ha declarado en la misma entrevista, lo hizo "para ver cómo es la cara de un asesino y porque quería que entendiera que no nos vamos a doblegar, que no le tenemos miedo y que creemos que el sentido común, la democracia, el Estado de Derecho y, sobre todo, que la libertad, tienen que estar por encima del terrorismo, el miedo y la extorsión".

"Por lo menos, a ver si lo entendió y si vio que estábamos allí un montón de gente que habíamos tomado el testigo de Gregorio y que pretendíamos hacer lo que hacía él hasta el año 95, que es defender la democracia y la convivencia".

Tras este encuentro de sus dos miradas, la del asesino y la de ella, María San Gil, testigo insobornable, duda "mucho que alguien que tiene la frialdad para matar, para asesinar, para planificar un asesinato, tenga capacidad de raciocinio".

"Creo que esta gente ya son enfermos, no tienen los mismos parámetros emocionales, morales y éticos que tenemos los demás. Lo único que espero en este momento, como muy bien dijo Ana Iribar, es que se haga justicia y pase muchos años en la cárcel".

-oOo-

Incomprensible desprecio

Madre Coraje, "Rosa entre espinas"

-oOo-

Blogs y portal asociados, bajo el signo de la Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

España: http://blogs.periodistadigital.com/aeu.php

España: http://www.quediario.com/blogs/705/

Bélgica: http://quijote.skynetblogs.be/

EE.UU: http://tallerquijote.blogspot.com/

Bélgica: http://users.skynet.be/AEU/

-oOo-

Comentarios:

Muy bien María.

De vez en cuando entre tanto político de mierda, sale una persona con principios y ética.

Hay que reconocer que los políticos vascos estan hechos de otra materia. Rosa Diaz, la San Gil, Mayor Oreja, Buesa.

Lo que han sufrido y están sufriendo por el pasado y por el presente, ...
Comentario por alex 05.12.06 @ 19:46

Me imagino un gobierno del PP con Maria San Gil de ministra del interior y Rosa Diez como independiente, Ministra de Justicia. Y ya sabeis etarra, rebaño de cobardes, maricón el último.
Comentario por viriato 03.12.06 @ 23:43

Zapatero, ETA, Rubalcaba, mafia policial.... ¿Quién está detrás del 11-M? España se merece un Gobierno que no mienta. Pásalo.
Comentario por Choripan 03.12.06 @ 15:38

Qué pena que ocurra esto en nuestra sociedad! En un país sano no debería pasar esto. Cuando una sociedad se está muriendo moral y espiritualmente, dejando de correr por sus arterias la sangre, acaba por morir y pudrirse. Es lo que ocurre ahora. El que el Gobierno de una nación esté tratando a terroristas como personas normales de igual derecho que a los demás, desgraciadamente a veces incluso mejor que a sus víctimas, lo dice todo. No sólo de ese gobierno, sino de esa sociedad. Quién se puede creer que una sociedad no puede cambiar un gobierno. Si ese gobierno está allí es porque lo hemos puesto nosotros. Si ese gobierno engaña y tiene gran parte de los medios de comunicación es porque le hemos dejado hacerlo. Si la justicia está sometida o maniatada al poder gobernante, si la educación no educa e incluso deforma es porque lo hemos permitido. ¿Qué esperamos para cambiar? Somos nosotros los que fallamos. Nuestra pasividad, comodidad, nuestro egoísmo y relativismo está haciendo ...
Comentario por Borja García 02.12.06 @ 16:11

Ánimo, Maria, las personas de bién estamos contigo.
Comentario por Karlos 02.12.06 @ 15:38

Vascos, españoles y europeos necesitan mujeres como María San Gil y Rosa Díez. Con esta coalición, otro gallo cantaría en esta parte del mundo tan vital para el resto. Gracias, Salvador, por recordarlo.
Comentario por Miguel de Cervantes 02.12.06 @ 07:42

Ni Gallardon ni Esperanza Aguirre.
Esta es la politica que necesita la democracia de este pais.
Comentario por tatú. 02.12.06 @ 01:27

Gracias, María.
Enlace permanente Comentario por Peláez 01.12.06 @ 21:13

12/02/2008

Cervantes TV

Cervantes TV

Permalink 12.02.08 @ 15:32:14. Archivado en Escritura bloguera, Universidades, El Quijote, Educación

La televisión del Instituto Cervantes comienza sus emisiones

Hoy, martes 12 de febrero, a partir de las 19.30 h (GMT+1), comienza a emitir en directo Cervantes TV, el primer canal cultural de televisión en español que se podrá seguir en todo el mundo a través de la Red.

En su programación ofrecerá boletines, tertulias, entrevistas, reportajes, documentales y un curso de español.

Además, a lo largo de este mes, la sede central del Instituto acoge la exposición «cervantestv.es», que muestra las innovaciones tecnológicas utilizadas por el Instituto Cervantes aplicadas a la enseñanza del español y la difusión de su cultura por Internet.

Comunicado del Centro virtual Cervantes
Instituto Cervantes

14 h. 58

07/02/2008

Las mujeres en El Quijote y ahora

Las mujeres en El Quijote y ahora

Permalink 06.02.08 @ 23:55:55. Archivado en Las Américas, Universidades, El Quijote, Sociogenética, Antropología conyugal, Pro justitia et libertate

Bruselas como Madrid es con frecuencia escenario de encuentros o congresos, donde mujeres venidas de los cuatro puntos cardinales nos recuerdan a los hombres la injusticia del machismo y la obligatoriedad de tratarlas no sólo sin violencia, sino como nuestras iguales en dignidad y en derecho. A Bruselas le ha cabido de nuevo este honor hace muy pocos días. He aquí mi modesta contribución como cervantista a esta lucha por la dignidad femenina. Se trata de un artículo sacado del Diccionario enciclopédico de mi Taller cervantino del Quijote, artículo que publiqué, en una circunstancia análoga, el 08.06.05.

¿Era Cervantes misógino o filógino?

Cabe concluir de un estudio detenido de las mujeres en el Quijote, que si es innegable la filoginia quijotesca, mucho más innegable e incluso sistemática es la denuncia por el Autor del Quijote de la misoginia ambiente. Disculpándonos por el anacronismo léxico, podemos afirmar que Miguel de Cervantes, particularmente en el Quijote, es uno de los más distinguidos valedores del feminismo occidental actual.

-oOo-

En el Quijote encontramos una serie de personajes femeninos caracterizados por su voluntad de rebelarse contra las limitaciones de las convenciones sociales y por el deseo de mostrar y desarrollar su propia individualidad: Dorotea, Marcela, Claudia Jerónima, Ana Félix.

En esto sigue el camino trazado por Joanot Martorell en su Tirante el Blanco. Así, por ejemplo, la infanta de Sicilia declara a Tirante, a propósito del príncipe Felipe, su pretendiente francés:

«Por amor de mí, no me digáys tal razón, que para mi plazer querría hombre que fuese entendido y discreto, e antes sufriría que no fuese de estado y linaje que no que fuese grossero y escaso… Mas no penséys que soy muger que creo de ligero, antes si ha de ser algo, he de meter las manos hasta los codos para sintir y saber su plática, su estado y condición si será tal que pueda dar consuelo a mi ánima en este mundo… —Si yo hallo alguna falta de grosería y escaseza en Felipe, nunca jamás le tomaré por marido; y de aquí adelante no quiero pensar en otra cosa sino cómo sabré la verdad… Si yo tomo por marido a Felipe y no me sale tal qual yo deseo, abré de ser omecida de mi persona, porque de fuerça haré cosas de desesperación; y assí me paresce que vale más estar sola que mal acompañada.», cap. C, ed. de Martín de Riquer, 1990, pp. 222, 223, 257 y 261.

En cambio, la época del Quijote. no sólo era resueltamente antifeminista sino que invocaba razones científicas para serlo, como lo prueba, en el Examen de ingenios para las ciencias del doctor Huarte de San Juan de 1574, la parte consagrada a las diligencias que los padres han de hacer al engendrar, para que salgan varones y no hembras:

«Los padres que quisiesen gozar de hijos sabios y que tengan habilidad para letras han de procurar que nazcan varones; porque las hembras, por razón de la frialdad y humidad de su sexo, no pueden alcanzar ingenio profundo. Sólo vemos que hablan con alguna apariencia de habilidad en materias livianas y fáciles, con términos comunes y muy estudiados; pero, metidas en letras, no pueden aprender más que un poco latín, y esto por ser obra de la memoria. De la cual rudeza no tienen ellas la culpa; sino que la frialdad y humidad que las hizo hembras, esas mesmas calidades hemos probado atrás que contradicen al ingenio y habilidad.», Huarte de San Juan, Examen de ingenios para las ciencias, p. 627-628.

¿Era don Quijote filógino o misógino? Ciertamente no era misógino, pero parece que era un filógino pesimista, puesto que pensaba que la mujer buena era muy difícil de encontrar. Ésta es al menos la impresión que tenemos, cuando intentando reconfortar a Basilio, con ocasión de su problemática boda con Quiteria, tras las suspendidas bodas de Camacho, le recuerda que un sabio opinaba que

«no había en todo el mundo sino una sola mujer buena, y daba por consejo que cada uno pensase y creyese que aquella sola buena era la suya, y así viviría contento.», II.22.4.

La relativa filoginia quijotesca contrasta vivamente con la absoluta misoginia ambiente, muy bien representada por diferentes personajes de su historia (tema de la misoginia ambiente). Así, por ejemplo, Sancho Panza quiere a las mujeres obedientes a sus maridos; don Fernando las hace objeto de fuerza y falsas promesas; el curioso impertinente las somete a pruebas, porque duda de su virtud; el pastor Eugenio las considera a todas de condición desasosegada como las cabras, simplemente por ser hembras; el Duque, hablando con Sancho Panza, pone en relación la cortesía debida a una mujer con el talle que tiene (presupuesto: ser corteses con las hermosas y descorteses con las feas):

«veremos el talle de la Condesa y por él tantearemos la cortesía que se le debe», II.37.15; etc.

Traicionado en su amor por Leandra, el Cabrero Eugenio no sólo desbarra a propósito de las mujeres, sino de todas las hembras, cuya condición estima desasosegada:

«Mas ¿qué puede ser sino que sois hembra, y no podéis estar sosegada; que mal haya vuestra condición y la de todas aquellas a quien imitáis?… », I.50.11.

Este punto de vista coincide con el de la opinión pública:

«los que conocían su discreción y mucho entendimiento (de Leandra) no atribuyeron a ignorancia su pecado, sino a su desenvoltura y a la natural inclinación de las mujeres, que por la mayor parte suele ser desatinada y mal compuesta.», I.51.3.

El punto de vista de Eugenio resume la misoginia ambiente:

«Yo sigo otro camino más fácil y, a mi parecer, el más acertado, que es decir mal de la ligereza de las mujeres, de su inconstancia, de su doble trato, de sus promesas muertas, de su fe rompida, y finalmente, del poco discurso que tienen en saber colocar sus pensamientos e intenciones, y esta fue la ocasión, señores, de las palabras y razones que dije a esta cabra cuando aquí llegué, que por ser hembra la tengo en poco, aunque es la mejor de todo mi apero.», I.51.3

En la Novela del curioso impertinente asistimos a una acumulación de pruebas impertinentes de la mujer por el hombre:

«Porque yo tengo para mí, ¡oh amigo!, que no es una mujer más buena que cuanto es, o no es, solicitada, y que aquella sola es fuerte que no se dobla a las promesas, a las dádivas, a las lágrimas y a las continuas oportunidades de los solícitos amantes», I.33.9.

«Conténtate, Anselmo, y no quieras hacer más pruebas de las hechas, y pues a pie enjuto has pasado el mar de las dificultades y sospechas que de las mujeres suelen y pueden tenerse, no quieras entrar de nuevo en el profundo piélago de nuevos inconvenientes», I.34.7.

Un poco antes encontramos el mismo tipo de actitud en la historia de Cardenio (tema de la misoginia ambiente):

«Conocióme Luscinda luego, y conocíla yo; mas no como debía ella conocerme y yo conocerla. Pero, ¿quién hay en el mundo que se pueda alabar que ha penetrado y sabido el confuso pensamiento y condición mudable de una mujer?», I.27.28.

Uno de los testimonios más conmovedores de la parcialidad social frente a las mujeres es el que nos aporta Claudia Jerónima, acusando a su propia naturaleza de mujer del drama que vive. El testimonio es conmovedor, porque por su boca habla una sociedad que le ha enseñado a menospreciarse en cuanto mujer (tema de la misoginia ambiente):

«Viome, requebróme, escuchéle, enamoréme, a hurto de mi padre; porque no hay mujer, por retirada que esté y recatada que sea, a quien no le sobre tiempo para poner en ejecución y efecto sus atropellados deseos.», II.60.24.

Cabe concluir que si es innegable la filoginia quijotesca mucho más innegable e incluso sistemática es la denuncia por el Autor del Quijote de la misoginia ambiente. Disculpándonos por el anacronismo léxico, podemos afirmar que Miguel de Cervantes, particularmente en el Quijote, es uno de los más distinguidos valedores del feminismo occidental actual. La intensidad de esta actitud explica la presencia de la Novela del curioso impertinente como lectura en común de los personajes más significativos de la primera parte. No se olvide que el tema de la lectura, que da lugar a la inserción de esta novela como objeto de lectura por los personajes en la venta, es uno de los temas mayores del Quijote.

Podemos añadir que la Novela del Curioso impertinente es para nosotros, como lo hemos probado ampliamente en otro lugar, la historia de la relación de un antiquijote con las mujeres; la impertinencia estriba en creer que las mujeres deben ser sometidas a pruebas, para que aparezca la verdad de su virtud (tema de la misoginia ambiente vs filoginia quijotesca). La impertinencia de Anselmo, el Curioso impertinente, consiste en querer someter a prueba la virtud de Camila, su mujer, como si el valor de esta virtud no consistiera en ella misma, en su verdad de conciencia, sino en la experiencia que hacen de ella los otros, en su apariencia:

«el deseo que me fatiga es pensar si Camila, mi esposa, es tan buena y tan perfeta como yo pienso, y no puedo enterarme en esta verdad, si no es probándola de manera que la prueba manifieste los quilates de su bondad, como el fuego muestra los del oro.», I.33.9.

Curiosidad impertinente que su amigo Lotario rechaza al preguntarle una y otra vez: «¿qué mejores títulos piensas darle después que los que ahora tiene, o qué será más después de lo que es ahora?… si es tan buena como crees, impertinente cosa será hacer experiencia de la mesma verdad», I.33.14;

y más adelante: «¿para qué quieres poner esta verdad en duda?», I.33.16.

Citas del Quijote: Salvador GARCIA BARDON, El Quijote para citarlo

-oOo-

Salvador García Bardón, Taller cervantino del “Quijote”, Textos originales de 1605 y 1615 con Diccionario enciclopédico, Academia de lexicología española, Trabajos de ingeniería lingüística, Bruselas, Lovaina la Nueva y Madrid, 2005.