08/08/2008

Un jesuita coetáneo de Cervantes, matemático del Emperador de China

Un jesuita coetáneo de Cervantes, matemático del Emperador de China

Permalink 08.08.08 @ 13:20:29. Archivado en Universidades, Sociogenética, Pro amicitia universale, Educación

El jesuita italiano Mateo Ricci (1552 – 1610) fue destinado a las Indias Orientales con 25 años, tras haber manifestado a sus superiores sus deseos de ir a las misiones. Si exceptuamos las descripciones de los viajes de Marco Polo, Ricci llegaría a ser el primer estudioso europeo de la cultura china.

Estoy persuadido de que Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), sumamente atento a las informaciones jesuíticas sobre China, leyó en italiano o en español alguna de las obras de este protosinólogo jesuita, coetáneo suyo (1).

Mateo Ricci, tras haber conseguido llegar a presentarse ante el emperador de China ataviado con el hábito de bonzo budista, descubrió que, en su país de adopción, le escuchaban más vestido de erudito que vestido de monje. Se ganó al emperador y a toda la nobleza gracias a la exposición de sus conocimientos científicos y de su fe, una fe que en todo se mostraba conforme con las enseñanzas de la ciencia. Llegar a ser el matemático de la corte le permitió actuar como evangelizador. Recibió de los chinos el nombre de Li Ma-teu, o simplemente doctor Li.

Imagen: Sello chino de 1983 recordando la llegada de Ricci a China.

Ricci y su compañero español, el P. Pantoja, eran los únicos católicos en Pekín, la capital del Imperio Chino. Por consiguiente, no les faltaba a los dos trabajo apostólico. Sin embargo, Li Ma-teu, con una visión muy jesuítica de su trabajo humanista, como fundamento imprescindicble de su trabajo apostólico, bajo el signo del respeto tanto de la cultura china como de la ciencia universal, se dedicó a traducir al chino obras de matemáticas como los primeros seis libros de los Elementos de Euclides; escribió más de 20 libros de ciencias para los chinos y construyó multitud de instrumentos como los cuadrantes solares, esferas terrestres y celestes, relojes…

Li Ma-teu elaboró los primeros mapas de China que conoció Occidente y no tuvo empacho en demostrarle al mismo Emperador que China no era el centro de la tierra.

Li Ma-teu fue el primer europeo en entender la doctrina de Confucio y el primero en difundirla en Occidente, al traducir al latín las Analectas del filósofo chino. Aún más, fue él quien diseñó el primer sistema de latinización del chino; así, el maestro Kung Fu-tsé llegó a ser Confucio. Y entendiendo a Confucio, Occidente empezó a entender a China.

Li-Mateu escribió varias obras destinadas a los europeos en las que explicaba los avances del gran país que lo había acogido. Algunos pragmáticos lo pueden considerar como una manera de desviarse de su fin principal, que era la evangelización, pero gracias a su acción y prestigio, abrió el camino para que muchos otros misioneros le sucedieran y continuaran su labor.

Li Ma-teu no sólo llevaba su fe al Extremo Oriente, sino que se erigió él mismo en un puente a través del cual pudieran circular los conocimientos de una y otra cultura, un gran ejemplo de divulgación científica.

-oOo-

Mateo Ricci: el jesuita que fue matemático del Emperador de China.
Autor: Francesc Gómez Morales

Matemático, filósofo, misionero y sinólogo, incluso la China comunista recuerda con veneración al jesuita Li-Mateu.

La “conciencia misionera” de la Iglesia a partir del s.XVI condujo a muchos hombres a entregar su vida, a veces hasta el martirio, por esta arriesgada empresa. Muchos eran los que se enrolaban en las embarcaciones que cruzaban el Atlántico, camino del Nuevo Continente, pero no fueron menos los que, siguiendo antiguas rutas comerciales, se encaminaban hacia los lugares más recónditos del Extremo Oriente.

Este es el caso del jesuita italiano Mateo Ricci (1552 – 1610) que, habiendo manifestado a sus superiores sus deseos de ir a las misiones, fue destinado a las Indias Orientales con 25 años. Si exceptuamos las descripciones de los viajes de Marco Polo, Ricci llegaría a ser el primer sinólogo (estudioso de la cultura china).

La ciencia como instrumento evangelizador

Mateo Ricci fue alumno del P. Clavio en el Colegio Romano, aprendiendo matemáticas y astronomía de labios de uno de los mejores maestros del siglo XVI.

Una vez en tierra de misión, estando en Macao, se aplicó con esmero al estudio del chino, y tiempo después conseguía entrar en China para predicar el Evangelio. Una vez allí compuso el primer catecismo en chino de la historia.

Sus años junto al P. Clavio fueron de inestimable valor, ya que sus conocimientos de matemáticas y astronomía le hicieron ganarse el favor de los mandarines y la libertad para predicar durante un tiempo, hasta que se le expulsó.

Ricci lo siguió intentando. Consiguió llegar a presentarse ante el emperador, ataviado con el hábito de bonzo budista. Se ganó al emperador y a toda la nobleza gracias a la exposición de sus conocimientos científicos y de su fe, una fe que en todo se mostraba conforme con las enseñanzas de la ciencia. Llegar a ser el matemático de la corte le permitió actuar como evangelizador.

Divulgador científico de primera magnitud

Ricci y otro compañero (el español P. Pantoja) eran los únicos católicos en Pekín, la capital del Imperio Chino. Por tanto, trabajo apostólico no les faltaba a los dos.

Por eso puede resultar bastante chocante que el P. Ricci se dedicara a traducir al chino obras de matemáticas como los primeros seis libros de los Elementos de Euclides, escribiera más de 20 libros de ciencias para los chinos y construyera multitud de instrumentos como los cuadrantes solares, esferas terrestres y celestes, relojes…

Elaboró los primeros mapas de China que conoció Occidente y al mismo Emperador le demostró –y no fue poca cosa- que China no era el centro de la tierra. Recibió de los chinos el nombre de Li Ma-teu, o simplemente doctor Li.

Fue el primer europeo en entender la doctrina de Confucio y en difundirla en Occidente, al traducir al latín las Analectas del filósofo chino. De hecho, fue él quien diseñó el primer sistema de latinización del chino; así, el maestro Kung Fu-tsé llegó a ser Confucio. Y entendiendo a Confucio, Occidente empezó a entender a China.

Ricci Li-Mateu escribió varias obras destinadas a los europeos en las que explicaba los avances del gran país que lo había acogido. Algunos pragmáticos lo pueden considerar como una manera de desviarse de su fin principal, que era la evangelización, pero gracias a su acción y prestigio, abrió el camino para que muchos otros misioneros le sucedieran y continuaran su labor.

El P. Ricci no sólo llevaba su fe al Extremo Oriente, sino que se erigió él mismo en un puente a través del cual pudieran circular los conocimientos de una y otra cultura, un gran ejemplo de divulgación científica.

Pionero de la inculturación de la fe

El talante de Ricci, siempre dispuesto a establecer lazos para un enriquecimiento mutuo, no podía dejar de reflejarse en la manera en que éste trató de evangelizar china. Fue un pionero de lo que hoy se conoce como la inculturación de la fe.

Ricci adaptó las formas litúrgicas a la mentalidad de los chinos, aceptando e incorporando los ritos tradicionales de culto a los antepasados. Esto le propició una serie de desencuentros con la curia romana –Roma estaba muy, muy lejos de la corte china- que se mostró incapaz de asimilar en un primer momento las innovaciones del jesuita.

El P. Ricci tiene el mérito de haber introducido el Evangelio de Cristo de la única manera en que podía entrar en un país como China: a través de la ciencia. El P. Ricci no sólo compaginó la misión apostólica con el cultivo de la ciencia sino que fue un paso más allá: hizo de la ciencia un instrumento de evangelización.

En una escuela de líderes comunistas

La estela de Mateo Ricci que marca su tumba en Beijing es hoy un lugar visitado y respetado. El lugar se llama Zhalan, un patio grande dentro de una escuela de formación de líderes del Partido Comunista. Destacan las estelas funerarias de Ricci y otros dos jesuitas, Schall y Verbiest, que fueron quienes levantaron el Observatorio Astronómico de los Jesuitas, en una colina junto a la Corte Imperial.

Hay en ese patio sesenta estelas de misioneros: jesuitas, franciscanos y otros, mayoría de portugueses, italianos y franceses... Ya no se encuentran allí los cuerpos, porque sus tumbas fueron profanadas hace un siglo, durante la revolución de los boxers (s.XIX). Pero el cementerio se cuida como monumento histórico importante.

-oOo-

(1) Cervantes y el Quijote en China
Autor: Salvador García Bardón
01.03.05 @ 15:36:20. Archivado en "El taller del Quijote"

La palabra China, que aparece en castellano por la primera vez en un documento de un conquistador del s. XVI, viene del sánscrito Cina 'chinos', voz que procede a su vez del chino Qín, topónimo del noroeste del país unificado, y apellido de la dinastía imperial que comenzó la construcción de la Gran Muralla en el siglo III a.C.

Hablar de China o de su Emperador en tiempos del Quijote era hablar de uno de los descubrimientos más recientes y más prestigiosos.

En efecto, hacia 1519, fecha probable de nuestro primer documento conocido, todavía no estaba descubierta. Entiéndase que no lo estaba si se adopta el lenguaje europeo de la época, que consideraba como descubiertos los territorios donde los exploradores cristianos habían puesto el pie y declarado como cosa propia los territorios «conquistados para su fe y su rey» muy a pesar de sus habitantes naturales. Tanto es así, que Hernán Cortés se servía de la promesa de descubrirla, empleando si necesario la fuerza, para obtener mercedes de su joven rey Carlos I, en el momento en que éste pretendía la corona imperial, para convertirse poco después en el emperador Carlos V de Alemania. Su promesa rezaba así:

«Y si vuestra majestad fuere servido de mandarme conceder las mercedes que en cierta capitulación envié a suplicar se me hiciesen cerca de este descubrimiento, yo me ofrezco a descubrir por aquí toda la Especiería y otras islas, si hubiere arca de Maluco y Malaca y la China y aun de dar tal orden, que vuestra majestad no haya la Especiería por vía de rescate, como la ha el rey de Portugal, sino que la tenga por cosa propia y los naturales de aquellas islas le reconozcan y sirvan como a su rey y señor y señor natural. Porque yo me ofrezco, como el dicho aditamento, de enviar a ellas tal armada, o ir yo con mi persona, por manera que las sojuzgue y pueble y haga de ellas fortalezas y las bastezca de pertrechos y artillería de tal manera, que a todos los príncipes de aquellas partes y aun a otros, se puedan defender. », Hernán Cortés, Cartas de relación, 1519-1526, edic. de Mario Hernández, § 3, Historia 16 (Madrid), 1988.

Cuando el descubrimiento ya era cosa hecha desde hacía algún tiempo, no por los españoles sino por los portugueses, Sebastián de Covarrubias escribía en su Tesoro de la lengua castellana o española, en 1611:

«China. La provincia que de pocos años acá se ha descubierto en las Indias, de tanta riqueza y policía que admira. Hay historia propia y relaciones particulares enviadas por los padres de la Compañía de Jesús…», Cov. 435.b.48.

Cervantes, antiguo alumno y admirador perpetuo de la robusta pedagogía de sus maestros jesuitas, no puede resistir a la tentación de imaginar que el Emperador de la China le suplica que le envíe El Quijote, porque quiere fundar un colegio de lengua castellana, y quiere que el libro que se lea sea el de la historia de don Quijote. Tampoco puede resistir a la tentación de imaginar que se le ofrece un apoyo seguro, puesto que se le pide que sea el rector del tal colegio.

Mezclado con el tema de su propia seguridad económica como escritor (¡salario + ayuda de costa que le puede procurar el Emperador de la China!) Cervantes introduce el tema de la verdad literaria (verdad de la autoría y verdad de los personajes) anunciando al Conde de Lemos que don Quijote se ha puesto en camino para quitar el hámago y la náusea (‘las ganas incontenibles de vomitar’) que ha causado otro don Quijote, que con nombre de segunda parte se ha disfrazado y corrido por el orbe:

«el que más ha mostrado desearle ha sido el grande emperador de la China, pues en lengua chinesca habrá un mes que me escribió una carta con un propio, pidiéndome, o, por mejor decir, suplicándome se le enviase, porque quería fundar un colegio donde se leyese la lengua castellana, y quería que el libro que se leyese fuese el de la historia de don Quijote. Juntamente con esto me decía que fuese yo a ser el rector del tal colegio.», II.Dedic.1.

Comentario de Clemencín:

«Este cuento festivo de Cervantes, las expresiones con que lo acompaña y el tono que en él se observa, indican un cierto estado de abatimiento, que manifiesta el de indigencia a que se veía reducido el autor del QUIJOTE… Don Antonio de Capmani en el Teatro de la elocuencia española (tomo Observaciones críticas, núm. 8) dice que Cervantes fué convidado con muy ventajosos partidos para ir a París a enseñar la lengua española, proponiendo sus propias obras por modelo de lenguaje. Esta noticia, de que no encuentro rastro en ninguna otra parte, hubo de nacer de la combinación del cuento de Cervantes en la presente dedicatoria, y de lo que refiere el Licenciado Márquez Torres en la censura que dió de la segunda parte del QUIJOTE, donde se halla impresa, acerca de las expresiones con que algunos caballeros franceses agregados a la embajada que vino de aquella nación el año de 1615 manifestaron al censor la estimación en que, así en Francia como en los reinos sus confinantes, se tenían sus obras admirándose de que a tal hombre no le tuviese España muy rico y sustentado del erario público.», Clem. 1504.a-b.

® ayuda de costa

 

31/07/2008

Paremiología bloguera de beso y de besar 3/3

Paremiología bloguera de beso y de besar 3/3

Permalink 31.07.08 @ 13:32:32. Archivado en Universidades, Antropología conyugal, Pro amicitia universale, Ética, Epistemología, Arte, Educación

Imagen: ¿Beso de madre o beso de perdón? ¿Perdón materno o perdón conyugal? ¿Hijo pródigo o marido arrepentido?

Una serie de preguntas que no pueden esquivar ni el iconógrafo ni el paremiógrafo, si quieren merecer los títulos de iconólogo y de paremiólogo, antes de acceder por mérito propio al recinto supremo de la antropología, que es donde la estética elabora la visión filosófica del humanismo del arte y donde las artes plásticas fraternizan con las literarias por medio de la tropología.

La imagen fotográfica que presento aquí es una de mis interpretaciones personales de uno de los grupos escultóricos que reciben al visitante en el vestíbulo del Museo de bellas artes de Bruselas, sección de arte antiguo. Grandes formatos.

-oOo-

Ofrezco a mis Amigos blogueros una modesta contribución paremiológica, que sitúo dentro de la paremiología bloguera, por haber tomado como base paremiográfica, para constituir mi corpus paremiológico, los refranes, sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales cosechados en los campos blogueros.

Considero que estos campos se extienden actualmente mucho más allá de los estrechos márgenes de los blogues exclusivamente escritos, incluyendo los blogues tanto verbo-ilustrados como los audiovisuales y multimediáticos.

El objetivo de este trabajo no es directamente antropológico, sino primero paremiográfico y luego paremiológico. Lo cual significa que su doble tema no son 'el beso' y 'el besar', sino las palabras "beso" y "besar" consideradas como soportes nominales y verbales de refranes, sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales. Estos dos niveles lingüísticos previos hacen posible el acceso serio al nivel antropológico posterior.

Debo declarar igualmente que mi trabajo no tiene la pretensión de ser exhaustivo. Sólo pretende indicar una ruta, ofreciendo al mismo tiempo a mis Amigos el placer de una tentación.

El lector notará inmediatamente que mi definición de la paremiología es más explícita que la de la Real Academia, puesto que no me contento con declarar que la paremiología es el tratado de los refranes, sino que rompo esta muralla estrecha extendiéndome a las sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales.

Una vez hecha esta precisión sobre mi definición de la paremiología, ajustada a la práctica de mis colegas lingüistas paremiólogos, ofrezco una serie de definiciones tomadas del DRAE, que pueden sernos útiles durante la andadura de nuestro trabajo común.

-oOo-

paremiología.
(De paremiólogo).
1. f. Tratado de refranes.

paremiólogo, ga.
(Del gr. paroimía ‘proverbio’, y ‒́logo).
1. m. y f. Persona que profesa la paremiología o tiene en ella especiales conocimientos.

proverbio.
(Del lat. proverbium).
1. m. Sentencia, adagio o refrán.

adagio 1.
(Del lat. adagium).
1. m. Sentencia breve, comúnmente recibida, y, la mayoría de las veces, moral.

refrán.
(Del fr. refrain).
1. m. Dicho agudo y sentencioso de uso común.

-oOo-

Corpus paremiográfico, presentado por orden alfabético (N-Y)

N

Necesidad son los besos cuando uno se siente solo.
Negarte un beso sería esconderme tras el deseo que grita cada parte de mi ser.
No hay electricidad más fuerte que la que provoca un beso conquistado con esfuerzo.
No hay mejor poesía que tu boca junto a la mía. Eso es un beso.
No hay placer más celestial, ni dicha más seductora que sentir, en nuestros labios, el beso de quien te adora.
No importa donde des un beso, lo que importa es que sea sincero.
No me des un beso hoy, ni mañana; dámelo siempre, porque siempre lo aceptaré.
No quiero apresarte, sólo besarte.
No sé besar, pues enseñame tú que sabes, pues dicen que es de caridad enseñar al que no sabe, y ¿quién mejor que tú?
No te fíes de un chico que no cierre los ojos cuando te bese.
No te importe en donde estés, yo desde aquí te besaré en mis sueños.
Nunca beses con los ojos abiertos, es la forma más ciega de besar.
Nunca le des un beso a un chico que te lo pide, si te quiere de verdad te lo robará.

P

Por qué ¿Por qué dicen que el simple hecho de dar un beso te da calor, si el beso más frío te congela?
Por una Mirada daría un mundo; por una Caricia daría un cielo; por un Beso, no sé que daría por un Beso.

Q

Qué dulce ¡Qué dulce saben tus besos! Deben de ser la miel que guarda tu mirada.
Qué es ¿Qué es un beso si no te lo dan con sentimiento? La demostración de que nunca habrá amor.
Qué es ¿Qué es un beso sino el deseo ardiente de recibir una parte del ser amado?
Qué es ¿Qué es un beso? ¿Y tú me lo preguntas? Es tan difícil la pregunta que no puedo contestar; pon tus labios en los míos y sabrás lo que es besar.
Qué es ¿Qué es un beso? Es lo que haces con lo ojos cerrados, para no ver al imbécil del que te has enamorado.
Qué es ¿Qué es un beso? Es un mundo de pasión, es la droga del amor; pon tus labios en los míos y hallarás la solución.
Qué es ¿Qué es un beso? Es una sed loca que no se apaga con beber, se apaga con otra boca que tenga la misma sed.
Qué es ¿Qué es un suspiro? Un beso reprimido. ¿Qué es un suspiro reprimido? Un beso no deseado.
Quiero perderme en la jauría de tus labios; tormento es tu boquita de miel; enjaulé mi alma en tu linda armadura, forjada por tu cuerpo y tu piel.
Quisiera ser copa para besar tus labios y morder tu boca.
Quisiera ser el mar y que tú fueras la roca, porque al subir la marea te besaría en la boca.

S

Sabes que si alguna vez quema tus labios una invisible atmósfera abrazada, que el alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada.
Sabes por qué… ¿Sabes por qué se cierran los ojos al besar? Para no ver la cara de tonto que ponemos.
Sentir tus labios es como estar en las nubes.
Si alguien al besarte dice que te quiere, no le creas; porque hay personas que sin besarte te quieren y sin quererte te besan.
Si besar es un pecado, yo no tendría perdón de Dios.
Si besar fuera pecado, el cielo estaría vacío y el infierno abarrotado.
Si besarte fuera pecado, caminaría feliz hacia el infierno.
Si besas con amor, fluye tu corazón.
Si con un beso me demuestras que me amas ¿qué significará un abrazo?
Si con una mirada puedes decir tanto, imagínate lo que con un beso puedes llegar a expresar.
Si el alma con los ojos habla, también besa con la mirada.
Si el amor es eterno, no me importa morir, pues moriré contigo y seguiré junto a ti
Si el tatuaje de tus labios está en mi corazón, bésame cien veces más, para tatuarme el alma.
Si existieran palabras para decir lo que un beso tuyo significa, tal vez entonces podría escribir, pero es imposible.
Si los besos son como palabras, ¡ven aquí, que te diga un discurso!
Si los besos son palabras, ¡ven aquí, que te eche un discurso!
Si me quieres de verdad, dame un beso con naturalidad.
Si me vas a dar un beso, no me lo des en la mejilla, dámelo en la boca, y verás qué maravilla.
Si no sabes besar, una lección te daré, pon tus labios sobre los míos y olvida la hora que es.
Si pudiera comprarte un beso, pagaría con todo mi amor.
Si supiera que esa iba a ser la última vez que te besara, no habría sido así.
Si te pide un beso no se lo debes dar; porque si te quiere, no te lo pide sino que te lo da.
Si te piden un beso niégalo con energia, aunque por dentro digas bésame vida mía
Si te va a besar alguien feo, piensa en algo bonito.
Si tienes sed y los labios no te los quieres mojar, hay un remedio que se llama besar.
Si un beso es un pecado perezoso, ¡qué pecado hizo Dios más hermoso!
Si un chico te pide un beso, no se lo des jamás, porque si un chico te quiere, no te lo pide, te lo da.
Si un rubio te pide un beso y un moreno el corazón, ¡no rechazes al moreno por un rubio besucón!
Si un rubio te pide un beso y un moreno el corazón, ¡no desprecies a un moreno por un rubio besucón!
Si un rubio te pide un beso, y un moreno tu corazón, no desprecies al moreno por un rubio besucón.
Siempre he preferido un beso prolongado; aunque sepa que miente, aunque sepa que es falso.
Siento tus labios en los míos y en este momento tú eres mi universo.
Sólo basta un beso sincero para sellar el trato más sublime entre dos seres.
Sólo quiero un beso eterno en una habitación sin luz, encenderla y que aparezcas tú.
Sólo un beso podría devolverme la esperanza de quererte.
Sonreír es la segunda mejor cosa que puedes hacer con los labios.
Subir hasta tu boca y dejar que se fundan el beso y la intención, como se funden amor y amante, castigo y pena, verdad y razón.
Sueño con tus labios pegados a los míos; de todo tu ser lo que más deseo es besar tus labios, perderme en tus ojos y morir en tus brazos.

T

Te besaría, pero después, más te dolería.
Tu beso es de fuego, nunca olvidaré la primera vez que me quemaste con uno de esos besos.
Tú, el único que me has besado, porque yo sólo quiero tener el sabor de tus labios.
Tu mirada me da calor, tu sonrisa, esperanza y tus besos, vida.
Tu primer beso es como el parto en el que naciste, no piensas en nada, sólo en terminar.
Tus besos son los más dulces y apasionados, los más ardientes y acalorados.

U

Un beso a tiempo todo lo cura y todo lo procura.
Un beso con amor es como estar en el cielo.
Un beso cuando hay amor es muestra de pasión; y cuando el amor ya se acabó es sólo un recordatorio, para seguir sufriendo por aquellos buenos momentos.
Un beso dado a tiempo ahorra muchos apretones de manos.
Un beso de amigos se da en la mejilla; un beso de amor se da donde quieras.
Un beso en el momento que estás enojada y dices que no, ése es el mejor; porque es el que más se te queda grabado, porque siempre un NO es un SÍ.
Un beso en la boca no es el más íntimo contacto entre un hombre y una mujer, pero casi puedes ver el cielo cuando lo haces.
Un beso enamorado es la plática de dos almas.
Un beso es algo demasiado profundo como para poder explicarlo con palabras.
Un beso es algo estúpido y cursi; no se dejen llevar por los instintos.
Un beso es aquel hormigueo que te invade de felicidad.
Un beso es aquello que dibujamos caprichosamente en los labios del que amamos con nuestra propia boca.
Un beso es bueno, bonito y barato; ¿lo practicamos un rato?
Un beso es como beber agua salada, bebe y tu sed aumentará.
Un beso es como probar un poco de helado, siempre acabamos por querer más.
Un beso es como tomar agua salada, bebe y tu sed aumentará.
Un beso es como una casa de dos pisos, lo que se hace arriba se siente abajo.
Un beso es decir te amo sin hablar.
Un beso es el arma más poderosa de los juegos del amor, porque así como puedes enamorarte también lo puedes odiar, por haberlo aceptado sin que te hayan amado.
Un beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.
Un beso es el lenguaje de nuestros sentimientos y tiene por símbolo a los labios.
Un beso es el resultado de una pasión desenfrenada.
Un beso es el suspirar del alma.
Un beso es eso que dice el alma cuando la boca se queda muda.
Un beso es la conexión de dos almas.
Un beso es la forma de expresar un sentimiento con un contacto, de sentir a la otra persona.
Un beso es la forma más sencilla de decir "te quiero".
Un beso es la mayor muestra de amor; si no vas a dar un beso con amor, no lo des.
Un beso es lo mejor de la vida y más cuando el beso se lo das a alguien que es parte de tu vida.
Un beso es super especial, pero si no lo das con pasión ¿de qué servirá?
Un beso es un beso; se consigue besando, pero quien te besa, se va deseando, deseando saber cómo repetirlo, y cómo siendo ella, pudo conseguirlo.
Un beso es un encuentro después de un largo camino.
Un beso es un enigma que los hombres jamás podremos descifrar, sólo sentir.
Un beso es un momentáneo encuentro con la felicidad.
Un beso es un movimiento de la boca con los ojos cerrados, para no ver al gilipollas del que te has enamorado.
Un beso es un paréntesis sin nada o con todo dentro.
Un beso es un secreto contado entre silencios.
Un beso es una explosión que, al terminar, construye un mundo de amor.
Un beso es cuando no dejas de pensar en él.
Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado. Guarda ese beso robado, que quizá nunca más podrás volver a robar.
Un beso lo dice todo. ¡Infeliz debe sentirse aquél que nunca haya sentido un beso de amor en sus labios!
Un beso no se explica, ¡se practica!
Un Beso puede ser eterno, si aún suspiras por el recuerdo.
Un beso puede ser la puerta que nos abra hacia otra vida.
Un beso rompe la cordura de cualquier mujer y la convierte en deseo.
Un beso se da con amor, pero el amor no se da con tan solo un beso.
Un beso sin amor es como un whysky sin hielo.
Un beso solamente demuestra nuestra cobardía ante las palabras, por lo que no olvidamos, por lo que no puede ser.
Un beso son mil y una cosas, pero principalmente es un símbolo de amistad, comprensión y cariño.
Un beso te ayuda a descubrir qué es lo que realmente sientes por alguien.
Un beso te lleva a caer en la tentación. Caer es un pecado, pero lo disfrutarás.
Un beso tuyo basta para darme cuenta de lo que sientes por mí.
Un beso tuyo es como un glaciar: frío como el hielo, pero dulce como un mazapán.
Un beso tuyo es una muerte demasiado dulce como para dejarla escapar.
Un beso son mil palabras.
Un beso: cuando el sujeto sujeta a la sujeta con su jeta.
Un beso: un truco maravilloso y encantador para dejar de hablar.
Un día me miraste y yo me encontré; al siguiente día te miré y tú me encontraste; y a partir de ese momento nos encontramos los dos y sellamos nuestro secreto con un beso, que hizo que nos encontrásemos para siempre.
Un hombre que no sabe besar es un niño que no sabe jugar.
Un solo beso me bastaria para saber qué es lo que siento.
Uvas con queso saben a beso.

Y

Yo tengo un amor, que con un beso en la mejilla lo cambia todo, y por un beso de su boca me vuelvo loco.

28/07/2008

Paremiología bloguera de beso y de besar 1/3

Paremiología bloguera de beso y de besar 1/3

Permalink 28.07.08 @ 11:00:00. Archivado en Escritura bloguera, Universidades, Sociogenética, Antropología, Antropología conyugal, Pro amicitia universale, Ética, Epistemología, Educación

Ofrezco a mis Amigos blogueros una modesta contribución paremiológica, que sitúo dentro de la paremiología bloguera, por haber tomado como base paremiográfica, para constituir mi corpus paremiológico, los refranes, sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales cosechados en los campos blogueros.

Considero que estos campos se extienden actualmente mucho más allá de los estrechos márgenes de los blogues exclusivamente escritos, incluyendo los blogues tanto verbo-ilustrados como los audiovisuales y multimediáticos.

El objetivo de este trabajo no es directamente antropológico, sino primero paremiográfico y luego paremiológico. Lo cual significa que su doble tema no son 'el beso' y 'el besar', sino las palabras "beso" y "besar" consideradas como soportes nominales y verbales de refranes, sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales. Estos dos niveles lingüísticos previos hacen posible el acceso serio al nivel antropológico posterior.

Debo declarar igualmente que mi trabajo no tiene la pretensión de ser exhaustivo. Sólo pretende indicar una ruta, ofreciendo al mismo tiempo a mis Amigos el placer de una tentación.

El lector notará inmediatamente que mi definición de la paremiología es más explícita que la de la Real Academia, puesto que no me contento con declarar que la paremiología es el tratado de los refranes, sino que rompo esta muralla estrecha extendiéndome a las sentencias, adagios, proverbios y frases proverbiales.

Una vez hecha esta precisión sobre mi definición de la paremiología, ajustada a la práctica de mis colegas lingüistas paremiólogos, ofrezco una serie de definiciones tomadas del DRAE, que pueden sernos útiles durante la andadura de nuestro trabajo común.

Imagen: El beso, obra de Francesco Hayez, siglo XIX. Pinacoteca di Brera. Grandes formatos.

-oOo-

paremiología.
(De paremiólogo).
1. f. Tratado de refranes.

paremiólogo, ga.
(Del gr. paroimía ‘proverbio’, y ‒́logo).
1. m. y f. Persona que profesa la paremiología o tiene en ella especiales conocimientos.

proverbio.
(Del lat. proverbium).
1. m. Sentencia, adagio o refrán.

adagio 1.
(Del lat. adagium).
1. m. Sentencia breve, comúnmente recibida, y, la mayoría de las veces, moral.

refrán.
(Del fr. refrain).
1. m. Dicho agudo y sentencioso de uso común.

-oOo-

Corpus paremiográfico, presentado por orden alfabético (A-D)

A

A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después.
Al despedirte de mí me dijiste adiós; mas con un tierno beso nos despedimos los dos.
Algo de mí se me muere cuando tú no me besas, cuando sé que no me quieres.
Amor sin beso, pizza sin queso.
Antes de dar un beso, ofrece un abrazo.
Aquellos besos que ya no vuelven convierten mi vida en algo extraño.

B

Bésame y no será necesario que me digas cuánto me amas.
Bésame y verás cómo se para el tiempo para los dos.
Besar es más sano que dar la mano.
Besar es una lengua universal de edades, de religión, de razas y de sexos, puesto que el beso es la manera de expresar el amor y en el amor nada importa.
Besar, verbo que provoca sensibilidad en la boca y el sentido de amar.
Besarte es como estar en la luna sin casco de oxígeno.
Beso a beso, me enamoré de tí.
Besos que matan, besos de seda, lo único que pido es que tú me quieras.
Borra de mis labios el pecado que tu beso me ha dejado marcado.

C

Cada vez que te veo me entran ganas de llorar, de ver esos labios tan cerca y no poderlos besar.
Callas mientras besas, un silencio eterno en el que nos decimos todo sin palabras, un te quiero susurrante lleno de amor.
Comentan los dioses y dicen los sabios que para ir al cielo hay que besar tus labios, ¿cuándo podré ir yo al cielo?
Cómo hacer… ¿Cómo hacer para robarte un beso y que no sepas que soy el ladrón?
Cómo quieres… ¿Cómo quieres que no muera de sed, si tienes la fuente en tu boca y no me dejas beber?
Cuando besas, el mundo que te rodea desaparece de tu mente, para quedar sólo tú y él.
Cuando beses a tu novio, no lo hagas en el balcón, porque aunque el amor es ciego, tu vecina no.
Cuando des un beso, previene lo que vendrá, porque ese beso jamás se borrará.
Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosa del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el último, y nuestra evocación más dulce, el primer beso.
Cuando la besé y sentí su lengua dentro de mi boca, el corazón y el cuerpo se nos unieron en una andanza maravillosa.
Cuando miro tu foto me entran ganas de llorar, tener tus labios tan cerca y no poderlos besar.
Cuando salgas del colegio y el sol te dé en los labios, recuerda vida mía que son besos que te mando.
Cuando te beso, sólo pienso que en ese momento debería pararse el tiempo y quedarme así para siempre unido a ti.

D

Dame un beso con cariño, dame un beso con pasión, pero no me des un beso sin saber lo que es amor.
Darte un beso, ver tus ojos disfrutando con los míos, hasta siempre, adiós mi corazón.
De tu camisa un lindo botón y de tu boca un rico beso, que me llegue al corazón.
Dependiendo de quién te dé el beso, eres más infeliz que si no te lo dieran.
Después del beso sientes una emoción tan adentro del corazón, que sólo te hace sonreír.
Dicen los dioses y comentan los sabios, que para subir al cielo, hay que besar tus labios.
Dicen los genios y aseguran los sabios que no hay nada más bello que un beso en los labios.
Dicen que la noche es fea y yo digo que no es verdad, porque los besos más bellos se dan en la oscuridad.
Dicen que la máquina del tiempo, te regresa al pasado, te lleva al futuro , te transporta a otra dimensión. "Que bonito es viajar en el tiempo mientras te beso"
Dicen que no sé besar, enseñame tú que sabes, que es obra de caridad enseñar al que no sabe.
Dicen que todo lo negro es feo y yo digo que no es verdad, porque los besos más bonitos se dan en la oscuridad.
Dime morenito si tu papá es dulcero, porque tus besos saben a puro caramelo.