26/11/2013

Con las mártires del amor conyugal

 

Cuando la desesperación es más fuerte que el miedo, la mujer se queda tan sola, que puede perder el control hasta el punto de vengarse.

La sociedad tiene la obligación de evitar eficazmente por todos los medios, tanto legales como policiales y asistenciales, que la mujer se vea abocada a querer vengarse, por haber perdido confianza en la acción eficaz de la Justicia.

-oOo-

Agradezco y comparto este cartel y el texto que lo acompaña de nuestra querida amiga la pintora María Jesús Cascallana Martínez.

Admiro el cartel, compartiendo la campaña que apoya, tanto por su mensaje fundamental como por el arte iconográfico con que lo expresa formalmente.

◊ "Los hombres que maltratan a las mujeres amparándose en el amor que ellas les profesan" deben ser denunciados y sometidos a la acción de la justicia. ◊

-oOo-

Presentación del cartel por María Jesús Cascallana Martínez

Os presento el cartel que realicé para el Ayuntamiento de Mieres, para el día Internacional contra la Violencia de género.

Hoy es un día especial que no debería serlo, porque es muy triste tener que recordar al mundo lo terrible de la violencia de género, del maltrato sistemático a las mujeres por parte de algunos hombres que se amparan, en su cinismo, en el amor que les profesan.

Recordemos estos hechos todos los días para no repertirlos.

-oOo-

A ti, María Regla Mida, Conxi Muñoz, Rebeca Mendoza y 17 personas más les gusta esto.

María Jesús Cascallana Martínez: Muchas gracias, por tu comentario y el texto con que complementas el cartel, como siempre muy acertado.

Salvador García Bardón: Un abrazo particularmente solidario por el servicio que prestas a las mártires del Amor Conyugal, cuyo dolor nos parte el alma.
Me gusta · 3

María Jesús Cascallana Martínez: Cierto, es particularme penoso; escribí un monólogo sobre el maltrato y te prometo que cuando lo represento acabo llorando y con el corazón encogido, pues es mucho el dolor que encierra y además está basado en un hecho real que yo conocí.
Me gusta · 2

Ana Machado de Zárate: un hombre que se precie no debe nunca dejar de serlo por pegar a una mujer.
Me gusta · 2

Daniela Da Rocha Brandao: ¡Lindo el cartel!
Me gusta · 1

Salvador García Bardón María-Jesús, Amiga entrañable, envíame ese monólogo, para que yo pueda darle la audiencia que merece.

María Jesús Cascallana Martínez: Te lo envío en cuanto lo localice en los archivos, porque ahora lo tengo localizado en un libro recopilatorio de monólogos.
Me gusta · 1

Rebeca Mendoza Precioso y original. Me gustaria compartirlo.
Me gusta · 1

-oOo-

El monólogo de María Jesús Cascallana Martínez, que reproducimos aquí, escenifica la tragedia existencial de una mujer que es maltratada por un hombre amparándose en el amor que ella le profesa: cuando la desesperación es más fuerte que su miedo, la mujer se ha quedado tan sola, que ha podido perder el control hasta el punto de vengarse.

Para poner fin a la absurda e injusta repetición de esta tragedia, la sociedad tiene la obligación de evitar eficazmente por todos los medios, tanto legales como policiales y asistenciales, que la mujer se vea abocada a querer vengarse, por haber perdido confianza en la acción de la justicia.

Contexto socio-cultural de esta dramatización

Declaración programática de Luis María García, alcalde de Mieres del Camino y presidente del consorcio comarcal:

«somos conscientes de que la educación es la base para erradicar la violencia de género, por eso nos centramos en el trabajo en los colegios, aunque es necesario destacar que la lucha contra esta lacra de nuestra sociedad se ejecuta de una forma transversal en nuestros municipios, implicando a las distintas áreas».

El jueves 28 de noviembre de 2010, a las 12:00 horas, tuvo lugar la lectura de un manifiesto en los ayuntamientos de Mieres, Lena, Riosa, Ribera de Arriba y Morcín. En el caso de Mieres, la lectura corrió a cargo del actor, guionista y dramaturgo Maxi Rodríguez.

A continuación hubo una dramatización sobre el tema. La encargada de efectuar la representación fué María Jesús Cascallana, de la asociación Les Filanderes.

También el mismo jueves, Lena organizó una recogida de mensajes de repulsa, que posteriormente se soltaron en globos.

Asimismo, la casa de encuentros de las mujeres de Lena acogió una exposición hasta el siguiente 13 de diciembre. En Aller, tuvo lugar una charla en Cabañaquinta sobre «Los mitos de la violencia de género». En Riosa, las actividades fueron el sábado siguiente con una charla del Inspector de Policía Luis Manuel Caballero, y una representación teatral de «El Llar de Ujo».

Fuente: Los concejos de la Montaña Central se unen contra la violencia de género

Los ayuntamientos programan en conjunto exposiciones, charlas y lecturas de manifiestos para rechazar el maltrato

-oOo-

¡ ESTOY SOLA !

Monólogo de María Jesús Cascallana Martínez sobre el maltrato de las mujeres por los hombres que se amparan en el amor que ellas les profesan para maltratarlas.

(En el escenario una silla, del respaldo cuelga lo que parece un trapo. Sobre el fondo en ciclorama o sobre pantalla blanca, la proyección, en perspectiva oblicua de una ventana con rejas.)

(Nina la protagonista, vestida de gris se sienta en la silla)

Ya no sé cuando duermo, ni cuando estoy despierta. Si estoy dormida sueño y el miedo me atenaza, me acobarda. Si estoy despierta, temo, sufro y el miedo me aplasta. Querría fundirme contra los muros, desaparecer.

Miedo, siempre miedo. ¿Por qué no me rebelo?. No quiero sufrir más.
A veces creo que la culpa es mía, si dices que no te gusta o te agobia ¿por qué lo hago? (cambia la voz como si fuera una niña). Claro, entonces tu te enfadas y me castigas, como hacía mamá, como las monjas. (Recupera la voz normal).

Yo soy mala y por más que me esfuerzo no consigo ser mejor ¿qué puedo hacer entonces?...Tú me castigas y me cierras la puerta .. y no me dejas salir de casa. Ayer me diste un bofetón porque dices que te contesté mal, ¿o fue hoy?, no me acuerdo.

Tú me dices que me quieres, y me repites lo que me decía mamá: “Quien bien te quiere te hará llorar”… y yo lloro, lloro mucho…porque me siento sola… y triste…y dolorida; todavía me duele el costado de la patada que me diste… y no sé por qué.

Tu dices que no es culpa tuya, que me quieres, pero que yo no hago bien las cosas…que no me esfuerzo. ¿Cuándo conseguiré gustarte?. Primero quise gustar a mamá, pero no pude y luego quise gustarte a ti…pero no lo consigo, siempre me falta un poquito para llegar…

¿Duermo o estoy despierta?. No lo sé, sólo siento el miedo, me atenaza de nuevo. ¿He vuelto a ser mala?.

Mi amiga Rita me dice que tú no puedes hacerme esto y que también tienes que hacer lo que a mí me gusta… y que no puedes pegarme, ni insultarme… entonces ¿por qué lo haces?. Creo que tiene razón, ella es mi amiga y me ayuda siempre, no pierde la paciencia conmigo como tú.

Aunque a veces también me riñe…Ayer, (duda) sí, ayer, me llevó a un sitio donde me explicaron muchas cosas, pero me parece que no entienden que yo siempre tengo miedo … Tú no sabes que es mi amiga… Dios mío, Dios mío, que no te enteres, si lo supieras no me dejarías hablar con ella.

(Mira su reloj y se levanta de la silla asustada)

¿Qué hago?, vas a llegar y yo sin hacer la comida…Ya se me fue el santo al cielo. ¡ El delantal !, ¡ eso, el delantal ! (busca con la mirada, nerviosa) ¿Dónde tengo el delantal?...que vea que estoy en la cocina (Coge el delantal de la silla y se lo pone).

¡ Corre, Nina, corre ! (Empieza a andar presurosa y se para de pronto). Tú dices que debo estar contenta, que lo tengo todo, que tú me mantienes, que yo sola no valgo nada…entonces, si me quieres, ¿por qué no te gusto? … (Se retuerce las manos angustiada)…

Dios mío, me vas a pegar otra vez. ¿ Qué hago, qué te digo? (Mira de nuevo el reloj, y a un lado y a otro)… ¡ Qué raro ! ¡ Ya tenías que estar aquí, eres siempre tan puntual !… (Se alisa el delantal)…¿estaré dormida? (Se pasa pensativa la mano por la frente) me …

No creo… ¡ ah ya me acuerdo !… (Sonríe) ¡ ya no vendrás nunca más !… (Mira hacia arriba y a los lados, y ríe a carcajadas)…

¿Estás ahí?, ¿puedes verme ahora?... ¡ Yo te maté !, ¡ Sí lo hice ! un día en que la desesperación fue más fuerte que el miedo…

(Se quita el delantal despacio y lo deja en la silla)… Me liberé, pero a veces se me olvida…
(Se dirige hacia las rejas y apoya la frente en ellas).

Telón.

-oOo-

 

16:23 Écrit par SaGa Bardon dans Actualidad | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.