03/10/2009

Los primeros Juegos Olímpicos sudamericanos serán Brasileños

Querido Amigo lector: Te ofrezco aquí mi lectura como hispanobelga y como promotor de la "Amistad Europea Universitaria" del éxito deportivo mundial de Brasil, al obtener la misión y la responsabilidad de organizar los Juegos Olímpicos de verano para el año 2016.

En nombre de la "Amistad Europea Universitaria para la Amistad Mundial" y en mi nombre propio felicito una vez más a todos nuestros Amigos brasileños por este brillante éxito deportivo mundial, deseándoles mucho ánimo, solidaridad, salud y suerte en su laboriosa organización concreta.

Agradezco muy especialmente al periodista Philippe VANDE WEYER, del diario belga Le Soir, el excelente relato de los hechos a los que me refiero aquí, relato publicado ayer bajo el título: Rio hérite des premiers JO sud-américains. Mi artículo puede ser considerado como un eco del suyo e incluso como "una traducción sin traición", lo cual significa que existen sintonías muy profundas, en la interpretación de sucesos simbólicos mundiales, entre ciudadanos europeos de familias filosóficas sociognéticamente diferentes. Nuestras sintonías demuestran que estamos empeñados en dialogar, porque preferimos construir a destruir, para mejor convivir.

-oOo-oOo-oOo-

El Comité Internacional Olímpico ha elegido Rio de Janeiro como ciudad huésped de los Juegos olímpicos de verano del 2016, ofreciendo a Brasil los primeros Juegos Olímpicos sudamericanos de la historia. Esta candidatura ha sido preferida a las de Chicago, Tokio y Madrid, habiendo cabido a Madrid el honor de haber sido la última en liza con Río.

Río ha sido preferida a Madrid, en la tercera vuelta del escrutinio, por un resultado inapelable: 66 voces, contra 32 a la capital española.

Es increíble, emocionante y espectacular”, estalló el gobernador del Estado de Río, Sergio Cabral, mientras que el legendario futbolista Pelé se derretía en lágrimas.

“Soy tan feliz, tan feliz, tan feliz”, repetía. “Soy una persona emotiva y no paro de llorar. Es un gran momento, no solamente para Brasil sino para Sudamérica.”

En la primera vuelta del escrutinio, los votantes habían creado la sorpresa eliminando al co-favorito Chicago, a pesar de que se había beneficiado del apoyo del Presidente americano Barack Obama, en su presentación a los miembros del COI. Luego habían eliminado a Tokio, en la segunda vuelta.

Para Río, es el Presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva quien había apoyado por la mañana la candidatura ante los miembros del COI, repitiendo el argumento faro de la defensa carioca: el derecho de Sudamérica a organizar sus primeros juegos Olímpicos.

“Río está lista. Dénnos esta oportunidad”, había pedido Lula, mencionando la “nueva frontera” que estos Juegos históricos representarían para el movimiento olímpico.

“La hora de Brasil ha sonado”, había reanudado Lula. “Brasil forma parte de las diez mayores economías del mundo y es el único país entre estos diez a no haber organizado nunca los Juegos Olímpicos. Para los otros candidatos, sería una edición más. Para nosotros, sería la ocasión de construir un nuevo Brasil”.

Rogge: “Un expediente muy sólido”

El Presidente del COI, Jacques Rogge, comentando en rueda de prensa el veredicto, ha declarado: “Río ha presentado un expediente muy sólido, basado en una visión de los Juegos que celebra a los atletas y el deporte y que, más ampliamente, da la oportunidad a la ciudad, a la región y al país, de aplicar sus ambiciones para el futuro."

Río alborozado

Una inmensa explosión de alegría ha estallado en Río de Janeiro, al anuncio de la designación de la “cidade maravailhosa”, para ser la ciudad huésped de los juegos Olímpicos de 2016.

Varias decenas de miles de Cariocas, que habían invadido a principios de la mañana la célebre playa de Copacabana, han gritado de alegría, besándose, bailando bajo una lluvia de confetis, después de que el Presidente del Comité internacional olímpico (CIO), Jacques Rogge, declarara que Río había ganado los Juegos frente a Madrid, tras las eliminaciones de Chicago y Tokio.

Rafael del Castillo, estudiante de turismo, refiriéndose al hecho de que se tratará de los primeros juegos en Sudamérica, comentaba: “Es una alegría inmensa, no tengo palabras para decirlo. Brasil lo merecía; era su vez”.

La fiesta debía continuar toda la tarde y otra gran reunión ya está prevista, en el mismo lugar, para el domingo.

En una atmósfera alegre e impaciente, propia a la vez de un final de Copa del mundo de fútbol y del carnaval, la muchedumbre había esperado bajo el sol durante varias horas, al son del rock y la samba.

Al anuncio de la victoria de Río, también resonaron conciertos de bocina a través de toda la ciudad.

Lula, en llanto, “afligido” por sus rivales

Luiz Inacio Lula da Silva, Presidente de Brasil y artesano principal de la elección de Rio de Janeiro como huésped de los juegos Olímpicos 2016, no pudo retener sus lágrimas de alegría, después del anuncio del veredicto, diciéndose afligido por sus rivales, que iban a salir de Copenhague el viernes con las manos vacías.

Limpiando sus llantos, en la rueda de prensa que siguió al anuncio de la amplia victoria de Río, el Jefe de Estado Brasileño, reconoció: “Tengo 63 años, he visto muchas cosas en mi vida y pensaba que no podría nunca convertirme en emotivo, pero aquí y ahora, lloro más que ninguna otra persona presente. Es el día más emocionante de mi vida”.

“Querría decir a mi amigo el Primer Ministro español Jose Luis Rodriguez Zapatero, a Barack Obama, en quien fundo grandes esperanzas, y al Primer Ministro japonés que me aflige el ser feliz cuando ellos están tristes, pero que ellos han sido a menudo felices en el pasado cuando nosotros estábamos tristes”.

Eclipsado por el carismático líder brasileño, el Presidente belga del Comité internacional olímpico (CIO) Jacques Rogge reconoció que la idea de conceder a Brasil los primeros Juegos Olímpicos sudamericanos había hecho inclinar la balanza en favor de Río, validando el argumento de peso, martillado por el Presidente brasileño desde el principio de la campaña. “El COI eligió una candidatura muy fuerte, con el magnífico valor añadido aportado por el hecho de dar los Juegos por primera vez a un continente.”

Lula encareció su argumentación diciendo: “Si Chicago hubiera ganado, habría sido la quinta vez que los Estados Unidos habrían organizado los Juegos de verano; para España y Japón, la segunda vez”. Luego remachó su razonamiento con una reflexión metahistórica y con anécdotas recientes: “Nuestro país ha sido colonizado y tenemos la costumbre de pensar modestamente, con el sentimiento de que no se cuenta con nosotros”. “También esta mañana, cuando Obama ha llegado al aeropuerto, la gente me dijo: ‘¡Oh, ha llegado, vamos a perder!’. ” “En la cumbre del G8, había dicho yo a Obama: ‘Si no viene, vamos a ganar’. Luego cambió de parecer, pero Dios ha querido que ganáramos, a pesar de todo”.

Más allá de la alegría, el Presidente brasileño se mostró consciente de las nuevas responsabilidades que le tocan a su país. “No tengo miedo de las responsabilidades. Pienso que los seres humanos deberían enfrentar nuevos retos todos los días”.

Obama felicita a Río

El Presidente americano Barack Obama felicitó a Río de Janeiro por su victoria. A su vuelta de Copenhague, donde había ido a defender la candidatura de su ciudad de Chicago, el Presidente Obama declaró: “Se trata de un acontecimiento verdaderamente histórico, puesto que serán los primeros juegos Olímpicos organizados en Sudamérica”.

El Presidente Obama vio en la elección de Río una “señal extraordinaria de progreso”. También dijo que había felicitado personalmente al Presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva.

Intentando mostrarse perdedor elegante, declaró igualmente: “Una de las cosas más preciosas en el deporte, a mi modo de ver, es que uno puede jugar un partido formidable y no ganar. Entonces, aunque habría preferido que volviéramos de Copenhague con mejores noticias, yo no podría estar más orgulloso que lo estoy de mi ciudad de Chicago”.

Un poco antes, Obama se había declarado “decepcionado” porque Chicago no había sido elegida. Robert Gibbs, expresándose ante unos periodistas, a bordo del Air Force One, en el que Barack Obama y su esposa Michelle volvían a Washington, precisó que el jefe de la Casa Blanca estaba “orgulloso de su esposa por la presentación que hizo”.

La Primera Dama de los Estados Unidos se había desplazado a la capital danesa antes que su marido y hecho campaña, para traer los Juegos Olímpicos de verano 2016 a Chicago, su ciudad natal.

A la cuestión de saber si Barack Obama estaba contento de haber hecho el viaje, para apoyar personalmente la candidatura de Chicago, el portavoz respondió: “Absolutamente”.

 

Archivado en Las Américas, Amistad Europea Universitaria, Hispanobelgas, España, Sociogenética, Antropología, Pro amicitia universale, Geopolítica, África, Oceanía, Deportes

Les commentaires sont fermés.