30/05/2009

Aporías hispano-europeas: ¿ Escuelas vs. Hoteles ?

Los Hoteles Cervantinos serían la fórmula socio-económica para salir de estas aporías

Sin poder remediarlo pongo en relación el problema del empleado de hotel sin trabajo durante los meses de invierno; el problema de los hoteles cerrados durante la misma temporada; el problema de la falta de escuelas en muchos barrios e incluso en muchas poblaciones de España, de Europa o del Mundo, y el problema vital de la vivienda.

Lo hago porque he encontrado personas cuyo drama consiste en ser víctimas de estos cuatro problemas a la vez.

Una vez más reproduzco aquí un artículo mío del pasado, reaccionando al incomprensible silencio de la actual campaña electoral europea sobre este tema; a la desorientación gubernamental sobre las ayudas al turismo y a la invitación de muchos Amigos de diferentes nacionalidades, que conocen las preocupaciones y realizaciones de mi familia como promotora muy respetada y referenciada de la filosofía socio-cultural y convivial de "Fuerte Hoteles".

Ver el artículo en la Enciclopedia Knol:

http://knol.google.com/k/salvador-garcia-bardon/escuelas-vs-hoteles/1nfd4jo9cgf27/13#

Imagen: El Colegio Universitario Hotel Escuela de los Andes no es una institución convencional: desde 1991 ha graduado 25 promociones de profesionales, que se especializan en brindar hospitalidad a los viajeros.

De acuerdo con el registro de inscripciones de la institución, 636 egresados trabajan actualmente (80% de ellos en empresas hoteleras), para atender a quienes buscan descanso en sus vacaciones.La idea de la creación del Hotel Escuela se inició en la Universidad de los Andes, en 1985, como parte de un trabajo de ascenso de la docente Ivonne Carnevali.

Como la concepción global era "aprender haciendo" y en un diseño curricular completamente diferente a cualquier instituto del país, Carnevali buscó ejemplos de hoteles escuela de otros países. El Hotel Escuela de La Haya, con más de 50 años de experiencia, fue el que presentó un presupuesto acorde con los recursos existentes en Corpoturismo y, por tanto, los encargados de asesorar en la construcción del diseño curricular del Hotel Escuela de Venezuela.

Autor: William Davila Barrios
williamdavila.blogspot.com/2008/02/especialhotel-escuela-...

 

Archivado en Europa, Hoteles cervantinos, España, Convivencias europeas, Pro amicitia universale, Turismo cultural, Turismo lingüístico, Turismo universitario, Arquitectura y urbanismo, Turismo convivencial

29/05/2009

El léxico bloguero

El léxico bloguero

Edición precedente: 07.02.06 @ 14:46:15. Archivado en Escritura bloguera, Semántica

Este post podría titularse también: lexicografía bloguera, familia léxica bloguera, morfosemántica de “blog”, morfosintaxis bloguera, etimología y sincronía de “blog”, etc. He preferido escribir “El léxico bloguero” para quedarme a medio camino entre la sencilla recogida de un vocabulario y el comienzo de su tratamiento científico lexicográfico y lexicológico.

Comencemos por la definición de "blog":

En la Wikipedia española leemos: “Un weblog, también conocido como blog o bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos y/o artículos de uno o varios autores donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática en particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Los weblogs usualmente están escritos con un estilo personal e informal.”

El Diccionario panhispánico de dudas, en la entrada “blog” remite a la entrada “bitácora”. En esta entrada explica que la palabra inglesa “blog” es la abreviatura de “weblog”, que lo es a su vez de “web+log(book)”, cuyo significado actual sería, en el contexto de la web: “sitio electrónico personal, actualizado con mucha frecuencia, donde alguien escribe a modo de diario o sobre temas que despiertan su interés, y donde quedan recopilados asimismo los comentarios que esos textos suscitan en sus lectores”.

Constatando el uso por los hispanohablantes de la palabra inglesa “blog”, el Diccionario panhispánico de dudas propone la palabra “bitácora” para traducirla.

En el momento en que escribo este artículo, Google encuentra aproximadamente 35.800.000 páginas en español de “blog”, en 0,20 segundos; mientras que de la traducción española “bitácora”, propuesta por el Diccionario panhispánico encuentra aproximadamente 4.160.000 páginas en español, en 0,21 segundos.

Aunque habría que depurar la estadística, para ver si todas estas referencias a la palabra “bitácora” se encuentran dentro del contexto de la Web, creo que podemos felicitar o consolar a nuestros académicos, según seamos optimistas o pesimistas, por el relativo éxito que ha tenido su proposición.

“Bitácora”, en lenguaje de marinos, es “el armario, junto al timón, donde está la brújula”; en el mismo lenguaje, por metonimia, aunque solamente dentro de la locución nominal “cuaderno de bitácora”, nombra el cuaderno donde tradicionalmente se apuntaba a mano el rumbo, la velocidad, las maniobras y demás accidentes de la navegación.

Más de un bloguero hispanohablante, reaccionando con afán conciliador y clarificador a la proposición del Diccionario panhispánico de dudas, ha señalado que, en vez de “blog”, convendría proponer que se utilizara la palabra compuesta “ciberbitácora”, que metería “bitácora” en su nuevo contexto cibernético, para evitar el equívoco con el contexto marino. El mayor inconveniente de esta denominación es su falta de economía fonética frente al extraeconómico "blog".

Etimología de la palabra “blog”

Es la forma abreviada por aféresis de la palabra compuesta inglesa “weblog”, que significa ‘cuaderno de bitácora’, cuyos componentes son: "web" ‘red’ + "log" ‘registro’, forma simplificada éste de "log book" ‘libro de bordo’

log book n.
1 (of car)‘licencia de conductor’;
2 (of plane, ship)‘libro de bordo’;
3 (written record)‘registro’

Derivados y compuestos de la palabra “blog”

Podría limitarme a cosechar la familia de los derivados, pero prefiero comenzar prestando atención a la duda que surge en algunos frente a la opción entre los dos sustantivos fundamentales: “bloguero” vs. “blogman”.

La palabra “bloguero” está formada mediante el sufijo tradicional castellano: «-ero, ra. (Del lat. -arius). 1. suf. En sustantivos, indica oficio, ocupación, profesión o cargo. Ingeniero, jornalero, librero.» DRAE.

Con este sufijo nos referimos, desde los orígenes de la lengua hasta hoy y con suma frecuencia, a profesiones vitales para nuestra vida ciudadana: barbero, bombero, carnicero, carrocero, cervecero, recadero, vocero, etc.

Google obtiene aproximadamente 59.100 páginas para "bloguero" en 0,13 segundos, mientras que para "blogman" obtiene solamente 58.800, a pesar de que en esta opción léxica la mayor parte de las referencias son inglesas.

Si limitamos el campo estadístico a las páginas en español, obtenemos aproximadamente 147 páginas de "blogman". (0,52 segundos) y aproximadamente 56.600 páginas de "bloguero". (0,30 segundos).

El componente sufijo -man, no registrado como tal por la academia, connota fuertemente el anglicismo: barman, cameraman, gentleman, etc.

Está claro que el uso tiende estadísticamente a descartar el anglicismo compuesto “blogman” y a favorecer el neologismo derivativo castellano, de origen inglés “bloguero”

Nuestra lengua no se ha contentado con el neologismo “bloguero” en función de sustantivo, sino que lo ha acompañado de una familia léxica completa, donde destacan las más variadas funciones morfo-sintácticas: funcionan como nombres y adjetivos: bloguero y bloguera; funcionan como nombres: blogosfera y blogesfera; funcionan como adjetivos: bloguero/a y blogueril; funcionan como adverbios: bloguerilmente y blogueramente; funcionan como verbos: infinitivo: bloguear; gerundio: blogueando; participio: blogueados; imperfecto de indicativo: bloqueaba; imperfecto de subjuntivo: blogueara; futuro: bloguearé, bloguerás, etc.; indefinido: blogueé; potencial: bloguearía

He aquí, sumariamente, las estadísticas que nos procuraba Google ayer, hacia las 17 h., ordenadas por orden descendente de frecuencia:

aproximadamente 4.970.000 páginas en español de blog*. (1,53 segundos)
aproximadamente 287.000 páginas en español de blogueros. (0,22 segundos)
aproximadamente 59.100 páginas en español de bloguero. (0,48 segundos)
aproximadamente 49.300 páginas en español de bloguera. (0,32 segundos)
aproximadamente 24.400 páginas en español de blogueras. (0,18 segundos)
aproximadamente 40.500 páginas en español de bloguear. (0,28 segundos)
aproximadamente 47.900 páginas en español de blogueando. (0,33 segundos)
aproximadamente 11.300 páginas en español de blogueril. (0,21 segundos)
aproximadamente 772 páginas en español de bloguease. (0,40 segundos)
aproximadamente 432 páginas en español de bloguerismo. (0,57 segundos)
aproximadamente 232 páginas en español de blogueado. (0,25 segundos)
aproximadamente 117 páginas en español de blogueara. (0,66 segundos)
aproximadamente 66 páginas en español de blogueé. (0,50 segundos)
aproximadamente 62 páginas en español de bloguearé. (0,46 segundos)
aproximadamente 55 páginas en español de blogueaba. (0,38 segundos)
aproximadamente 31 páginas en español de blogueramente. (0,26 segundos)
aproximadamente 21 páginas en español de bloguerilmente. (0,93 segundos)
aproximadamente 10 páginas en español de bloguearía. (0,38 segundos)
aproximadamente 10 páginas en español de blogueaste. (0,39 segundos)

Algunos compuestos de “blog” con “esfera”:

aproximadamente 2.350.000 de blogosfera. (0,24 segundos)
aproximadamente 2.150.000 páginas en español de blogosfera. (0,23 segundos)
aproximadamente 20.400 de blogesfera. (0,05 segundos)
aproximadamente 10.700 páginas en español de blogesfera. (0,26 segundos)

12:10 Écrit par SaGa Bardon dans Informática | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : escritura bloguera, semantica |  Facebook |

27/05/2009

Democracia representativa o "partidocracia" en crisis

Democracia representativa o "partidocracia" en crisis

Archivado en Europa, Pragmática, España, Sociogenética, Pro amicitia universale, Educación

Problemático apretón de manos entre López Aguilar, PSOE, y Mayor Oreja, PP, con ocasión del debate euro-electoral televisado para las elecciones del 07/06/2009.

Normalmente este apretón de manos tenía que haber simbolizado la voluntad de diálogo partidocrático, al servicio del interés común de la democracia española en el seno de la Unión Europea. Sin embargo el debate puso en entredicho este símbolo, dando a entender que en el Parlamento Europeo nuestros dos partidos mayoritarios no se entenderán sino que seguirán peleándose, en lucha libre, como lo hacen por el momento en el suelo patrio.

Foto: El País, 27/05/2009.

Siendo ambos políticos designados por sus respectivos partidos como cabezas de listas de los dos partidos mayoritarios españoles para estas euro-elecciones, es prácticamente seguro que se reencontrarán juntos en el Parlamento Europeo.

La pregunta que me hice durante la mayor parte del debate fue la siguiente:

¿No sería posible que los dos candidatos sumaran más bien que restaran sus contribuciones respectivas, para representar lo mejor posible a los electores españoles en el Parlamento Europeo?

Se me ocurre la siguiente alegoría:

Quien no es tuerto, porque dispone de un ojo derecho y de un ojo izquierdo, tiene interés en abrir al mismo tiempo los dos ojos, para ver los objetos y sucesos que observa con su debido relieve. Si cierra uno de los dos ojos, será incapaz de desplazarse sin chocar con unos y con otros. Cuando, haciendo así el tuerto, conduzca un vehículo rápido, transformará en obstáculos mortales los objetos y a las personas que encuentre en su camino.

Ni López Aguilar ni Mayor Oreja tuvieron en cuenta que sus diferencias de partido, de edad, de carácter, de dexteridad manual, de preparación, de filosofía, de creencias, de origen regional y familiar, podían haber contribuido a mostrar, como ojos izquierdo y derecho de nuestra democracia, en qué medida podían complementarse mutuamente, más bien que neutralizarse, para representar el Bien Común de todos los españoles, solidariamente los de izquierdas y los de derechas, como euroconciudadanos en el Parlamento Europeo.

Una vez más deploré que la partidocracia olvidara que su razón de ser es el servir como instrumento fiel de expresión a la democracia y no como su agente demoledor.

Coincido con muchos de nuestros compatriotas en que el sistema político democrático, tal como funciona en España por el momento, se presta a los peores excesos de la partidocracia, porque ésta olvida de manera demasiado frecuente que su única razón de ser es el estar al servicio de la democracia. Esta anomalía quedó emblemáticamente escenificada hace unos días, cuando pudimos experimentar durante el "debate sobre el estado de la nación" la vergüenza ajena que nos producía su comportamiento parlamentario partidista, en el colofón del primer año de la actual legislatura, teniendo como trágico telón de fondo la temible crisis de confianza mundial.

Querido Amigo lector: como hijo de médico y como investigador habituado a la colaboración científica entre colegas, se me ocurre una segunda alegoría sobre este comportamiento anómalo.

Imagina que en tu familia, por la peor de las malas suertes, todos habéis contraído una enfermedad que vuestro médico de cabecera desconoce. Imagina que, siguiendo la iniciativa de vuestro médico, aceptáis el sacrificio económico de que este invite en consulta médica a dos eminentes profesores de la facultad más reputada. ¿Qué haríais si en lugar de colaborar, para establecer un diagnóstico y un tratamiento adecuados de vuestra enfermedad, se pusieran a discutir sólo y exclusivamente para desprestigiarse el uno al otro?

Si fuera mi caso yo diría: "Mejor muertos que envilecidos" por estos matasanos.

La historia nos enseña que "La partidocracia sin democracia se convierte en dictadura y tiranía".

Nos toca a los ciudadanos el corregir con nuestro voto la deriva actual de la complementariedad partidocrática hacia el olvido crónico y la negación efectiva de la democracia.