29/03/2009

Moriscos expulsados y vascos exiliados 5/5

Moriscos expulsados y vascos exiliados 5/5

Archivado en Europa, El Quijote, Semántica, España, Sociogenética, Ética, Educación, Migraciones, Pro justitia et libertate, Geopolítica

La Diáspora Democrática Vasca:

Los responsables de la expulsión de los moriscos, en el siglo XVII, invocaron muchas menos razones que las que invocan los nacionalistas vascos, en los siglos XX y XXI, para hacerles la vida imposible a quienes disienten con su opinión política en el País Vasco. El resultado es que la tipología de los exiliados vascos es infinitamente más variada y vergozosa que la de los expulsados moriscos. Lo es en tal grado, que al establecer la lista que sigue nos quedamos con la sensación de que olvidamos algo, a pesar de que evitamos repetir categorías de exiliados mencionadas ya en los artículos precedentes de esta serie:

Tipología de los exiliados vascos

1) los amenazados directamente por ETA;
2) los empresarios cansados del pago del impuesto revolucionario;
3) los familiares de las víctimas del terrorismo que se han alejado de allí para olvidar;
4) los militares abochornados;
5) los guardias civiles hartos de vivir en ghettos;
6) los políticos que no han soportado la presión...
7) miles y miles de vascos de segunda, que no han soportado el apartheid en su propia tierra vasca.

Esta última categoría, divisible en varias más, la componen las víctimas de las variopintas políticas de los gabinetes peneuveros empeñados en montar una sociedad nazificada en la que existen vascos de primera (funcionarios nazionalistas, empresarios adictos al régimen, enchufados con carné...) y vascos de segunda, nutrida categoría que no se limita a 8) los exfuncionarios monolingües castellanos, sino que estigmatiza a 9) constitucionalistas, 10) españolistas, 11) demócratas y liberales que pasan de todas las políticas nazionalizadoras de todo lo habido y por haber: educación, deporte, sanidad, cooperativas, iglesias, ayuntamientos... Conviene recordar aquí, por si alguien lo dudara, que paradójicamente en el País Vasco no solamente no hay monolingües vascos, sino que la mayoría más que absoluta de los vascos desconoce o domina tan mal el euskera estándar, el batúa, muy diferente de los dialectos tradicionales, que prefiere no emplearlo.

Imagen: Iñaki Arteta, Autor del filme y del libro 'El infierno vasco'

-oOo-oOo-oOo-

400.000 exiliados vascos, 400.000 olvidados.
Escrito por Smith en: Febrero 28, 2005 10:05 PM. Archivado en Vascongadas.

En un acto celebrado en Madrid, en el que se presentaron las Comisiones por la Diáspora Democrática Vasca, el vicepresidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, denunció que desde el inicio de la democracia, 383.700 personas habían abandonado su residencia en el País Vasco "asfixiados por la falta de libertad". De ellos, 119.000 lo han hecho desde que Ibarretxe fue elegido lehendakari, en 1998, a quien acusan de "no haber hecho nada por impedir esta diáspora". Generosa acusación, ¿no creen?

Hay que decir que todos conocíamos la terrible tragedia que vienen protagonizando miles de familias vascas que a lo largo de tres décadas no han tenido más remedio que hacer las maletas y largarse de su propia tierra. Ahora bien, lo que más nos ha sorprendido ha sido la cifra aportada por las llamadas Comisiones por la Diáspora Democrática Vasca y que asciende a la friolera suma de 383.700. O sea, casi 400.000 vascos que han abandonado su lugar de origen por la presión de lo que desde estas páginas venimos llamando "conglomerado nazionalista", y que, desde luego, no está compuesto única y exclusivamente por ETA y sus pistolas, sino que en este proceso de limpieza étnica o sabinización de Vascongadas, el PNV y EA han tenido mucho que ver.

Porque, al margen de los amenazados directamente por ETA, los empresarios cansados del pago del impuesto revolucionario, los familiares de las víctimas del terrorismo que se han alejado de allí para olvidar, los militares abochornados, los guardias civiles hartos de vivir en ghettos, los políticos que no han soportado la presión... repetimos, al margen de toda esta gente, existen miles y miles de víctimas de las variopintas políticas de los gabinetes peneuveros empeñados en montar una sociedad nazificada en la que existen vascos de primera (funcionarios nazionalistas, empresarios adictos al régimen, enchufados con carné...) y vascos de segunda, como los exfuncionarios monolingües castellanos (no hay monolingües vascos, por si alguien lo dudaba), constitucionalistas, españolistas, demócratas y liberales que pasan de toda las políticas nazionalizadoras de todo lo habido y por haber (educación, deporte, sanidad, cooperativas, iglesias, ayuntamientos...).

La maniobra ha estado bien clarita desde el principio. Limpieza de sangre y suelo para que cuando el omeya de turno, en este caso el iluminado Ibarretxe, someta a consulta a "los vascos y las vascas" (observen la figura gramatical tan progresista de los defensores de las doctrinas más reaccionarias de Europa), el resultado quede perfectamente asegurado. Ha sido una ardua labor y ha costado mucho esfuerzo y sacrificio, pero al final se ha conseguido: una Euzkadi grande y libre con un número de maketos cada día menor. En definitiva, una Euzkadi tan descontaminada como soñaba el divino Sabino Arana, q.e.p.d. y presta al asalto final: con el censo electoral gravemente alterado por los terroristas y los peneuveros, Ibarretxe puede tratar de (en el fondo, es imposible) legitimar más fácilmente "su" plan.

Pero aún hay más. Si nos fijamos en la programación de la ETB, existen programas específicos dedicados a los protagonistas de la "diáspora" vasca. Porque para victimismo, el vasco. ¡Qué vale la diáspora judía al lado de la vasca...! Hoy mismo, podemos "disfrutar" a las 02:00 del programa CANAL VASCO NEWS, Informativo presentado por Jonan Apaolaza, Ana Urrutia y Aitzol Zubizarreta. Presta especial atención a las noticias que tienen como protagonistas a los vascos en América y a los americanos en Euskadi, en el campo de la política, la economía, la cultura y el deporte. Los estudios y revistas sobre los vascos en América son inagotables. Es curioso, porque habiendo tanto exiliado vasco en el resto del "Estado", ¿para qué preocuparse de unos cientos, acaso miles de descendientes de viejos vascongados? Extrañas solidaridades estas... ¿No será que a los exiliados actuales no les apetece precisamente tocar el acordeón ni bailar un aurresku? ¿Por qué será?

Les commentaires sont fermés.