13/03/2009

El pastel vasco

El pastel vasco

Archivado en Europa, España, Sociogenética, Pro justitia et libertate, Francia

Los electores vascos han troceado el pastel político de su propia autonomía, dando a entender que el Partido Nacionalista Vasco y muy en concreto el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, no podía continuar reinando en el País Vasco Español como si fuera su señor feudal.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha perdido la mayoría absoluta. Ha intentado formar una coalición y encontrar apoyos suficientes para gobernar de nuevo, pero no lo ha logrado.

30 años de gobierno ininterrumpido, sin haber logrado amparar los derechos humanos de todos los vascos, a causa de sus flirteos con los nacionalistas violentos y de su monomanía separatista y anexionista, que comparte con ellos, hacen pensar que sería mejor que pasara voluntariamente a la oposición, o que al menos dejara paso sin estridencias a un gobierno formado por los socialistas (PSE), apoyados por el Partido Popular (PP) y por Unión, Progreso y Democracia (UPyD).

Este joven partido de centro, particularmente atento a los ciudadanos olvidados por los nacionalistas, les serviría de fiel de la balanza, al PSE y al PP, en una legislatura de tensión crónica y extrema entre ambos partidos en las Cortes Españolas.

Dando paso a esta alternancia, el PNV probaría que busca ante todo "el Bien Común de todos los vascos", sin excluir a los no nacionalistas, y que desea emplear su función de opositor tanto para servir a este Bien Común, sin limitarse a sus partidarios, como para preparar una nueva generación de políticos que aspire a formar un futuro gobierno "para todos lo vascos" mejor que el actual, incapaz de hacerlo.

Imagen: Invitación democrática a las Consultas EuroCiudadanas sobre el futuro de Europa

Paradójicamente el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, volvió a cargar ayer contra el acuerdo entre PSE y PP, asegurando que

el PNV iba a seguir dirigiendo el país "sea donde sea"

Como es de suponer que, con esta circunstancia de lugar, el lehendakari en funciones no se refiere ni a Francia, ni a Navarra ni a Europa, que no admitirán nunca sus pretensiones feudales, debemos imaginar que quiso decir, refiriéndose al territorio vasco-español y a los sufridos electores que no le han elegido, que él seguirá dirigiendo este territorio "sea como sea".

Es decir: por la fuerza, como lo ha hecho hasta ahora y parece que sigue queriendo hacerlo, contando para ello con el miedo de los ciudadanos amenazados y/o excluidos de su propio País Hispanovasco.

He aquí el tenor concreto de su declaración:

"La sociedad ha dicho, al PNV y a mí mismo, que lideremos este país los cuatro próximos años; el único que tiene 30 escaños soy yo".

Bases para el acuerdo entre socialistas (PSE) y populares (PP)

Texto tomado de El País:

El PSE cierra la ronda de contactos con UPyD
Los socialistas vascos reciben a una delegación del partido de Rosa Díez tras la reunión de ayer con el PP en la que sentaron las bases para un acuerdo
ELPAÍS.com - Madrid - 13/03/2009

Desde el pasado miércoles, el PSE ha recibido a todas las formaciones con la excepción del PNV, que se autoexcluyó después de que la semana anterior se reunieran en la sede nacionalista de Sabin Etxea sin que se produjeran avances. El resto de partidos con representación -EA, EB y Aralar- iniciaron las conversaciones con los socialistas hace dos días y éstas dos últimas no han descartado su apoyo a López.

El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, volvió a cargar ayer contra el acuerdo entre PSE y PP y aseguró que el PNV iba a seguir dirigiendo el país "sea donde sea"."La sociedad ha dicho, al PNV y a mí mismo, que lideremos este país los cuatro próximos años; el único que tiene 30 escaños soy yo", afirmó.

Socialistas y populares allanaron ayer el camino para un acuerdo que aún está por concretar en qué términos se producirá. El PSE se negó a la propuesta del PP de formar un gobierno de coalición, sin embargo el partido liderado por Antonio Basagoiti va a intentar alcanzar un acuerdo sólido de legislatura que vaya más allá de pactos puntuales. La lucha contra el terrorismo, la política lingüística, el desarrollo estatutario y las medidas anticrisis son las claves sobre las que se establecerá la negociación, avalada por las direcciones nacionales del PSOE y del PP, dispuestas a convertir el País Vasco en una reserva al margen de las disputas en el resto del país. 

Les commentaires sont fermés.