29/10/2008

Mi universidad está de luto

Mi universidad está de luto.

Permalink 29.10.08 @ 19:40:00. Archivado en Universidades, Amistad Europea Universitaria, Sociogenética, Arquitectura y urbanismo

Os lo comunico, no para que lloréis, ya que nuestro luto es luto de esperanza, sino para que celebréis conmigo los méritos de nuestro Colega y Amigo el profesor Michel Woitrin, padre legítimo de Lovaina la Nueva, que acaba de culminar con su muerte anteayer, a los ochenta y nueve años, la obra de una vida de creador de Lovaina la Nueva (LLN).

Si Lovaina la Nueva ha revolucionado la concepción del urbanismo universitario, traduciendo en arquitectura el feliz desposorio de una universidad multisecular con una ciudad totalmente nueva, esta visión sociogenética, llena de vitalidad desde 1968 hasta ahora, es obra del profesor Michel Woitrin. Por eso cabe decir de él que es el personaje clave de la apasionante historia de LLN, universidad y ciudad, y la figura emblemática de la UCL como universidad universalista, inseparable de LLN, ciudad mundialista. Estos dos adjetivos inclusivos expresan lo menos inexactamente posible la respuesta de Michel Woitrin al nacionalismo exclusivista que expulsó la universidad francohablante de su sede histórica flamenca de Leuven.

Cuando la realidad sociopolítica de la expulsión se impuso, el profesor Michel Woitrin, joven administrador general de la universidad unitaria de la época, desde 1963, transformado, a partir de 1966, en Administrador de la comunidad universitaria, primero separada y luego expulsada, no sólo aceptó con realismo el reto de la expulsión y de la mudanza, sino que haciendo de la necesidad virtud se puso a imaginar con entusiasmo la visión del renacimiento de una universidad multisecular en el seno de una ciudad totalmente nueva.

Lo primero que hizo fue visitar los campus universitarios de construcción reciente más prestigiosos de todo el mundo. Lo mismo hizo con las ciudades universitarias de origen medieval, algunas de las cuales ya conocía.

Los universitarios vivíamos por entonces, tanto en Europa y en Estados Unidos como en el resto del mundo influenciado por la cultura occidental, la crisis contestaria que culminó con la revolución de Mayo 1968.

La conclusión urbanística que el profesor Michel Woitrin sacó de estas visitas fue que había que excluir la fórmula del "campus gueto", para hacer posible el mestizaje de vida civil y universitaria, que habría de caracterizar su concepto de una universidad multisecular pujante de vida, que resucitaría llena de esperanza cara al futuro en el seno de una ciudad totalmente nueva.

Así nació el concepto de LLN, donde el signo más evidente de la voluntad de convivencia convivial sería su estatuto de ciudad peatonal. Su plan director original, concebido por el profesor Michel Woitrin, es tan prolífico, que sigue engendrando consecuencias urbanísticas concretas hasta hoy. Comparado con otros campus universitarios de su misma edad, LLN es un "campus universitario" totalmete atípico, puesto que su urbanismo, mezcla de vida urbana y universitaria, es la matriz de una nueva ciudad, mas bien que su negación como sucedía en EEU y en Francia, durante el último cuarto del siglo XX, que por aquel entonces creaban sin pretenderlo “guetos universitarios”.

Recreando una universidad multisecular en mitad del campo sin renunciar a crear “ex nihilo” su entorno de ciudad universitaria, el profesor Michel Woitrin se ha comportado como un visionario que ha querido resucitar la visión medieval de la Universidad como víscera matriz y motriz de una ciudad: Bolonia, Salamanca, Oxford, Cambridge, Sorbona, Lovaina, etc. El profesor Michel Woitrin quería que la Universidad se integrara, como una matriz en un cuerpo femenino, en un tejido social, cultural y económico, donde no faltaran ni el teatro, ni el museo, ni los cines, ni los comercios, ni, por supuesto la gente normal con sus amores, con sus alegrías y con sus dolores, con sus niños y con sus ancianos.

Para posibilitar al máximo estas funciones de “convivialidad ciudadana normal”, tomó al pie de la letra la idea de Leonardo da Vinci de meter bajo tierra la circulación, en este caso automovilística y ferroviaria, y la logística en general, dejando las calles y plazas de la ciudad para los niños, los ancianos, los enamorados, los artistas, los peatones, la gente sin prisas y con ganas de hablar y colaborar con sus conciudadanos: "Le sous-sol sera dévolu à la logistique (chemin de fer, parkings, routes) tandis que la partie supérieure sera piétonne, pour favoriser le dialogue et la solidarité".

Habiendo establecido que la circulación en LLN sería subterránea, no quiso privar de arte urbano a los usuarios de estos servicios. Sabiendo que el prestigioso pintor Paul Delvaux había consagrado a la temática del tren una serie de obras, le propuso su nombramiento como jefe honorario de la estación ferroviaria de LLN. El pintor agradeció esta distinción creando un fresco para su estación subterránea.

Hasta hace unos días el profesor Michel Woitrin seguía inspirando con sus ideas a los conceptores actuales de la evolución de LLN. Así lo confirma el testimonio del actual rector, Bernard Coulie, que ha recordado en la RTBF las frecuentes visitas del profesor Michel Woitrin al rectorado, para explicarle personalmente su visión de realizaciones tanto recientes como en preparación.

El profesor Michel Woitrin fue un gran profesor de macroeconomía. Tan prestigiosa especialidad explica en parte su amplia visión como Administrador general de la UCL, función que ejerció durante veintiún años. Esta visión era la de una persona movida por una concepción del Bien Común nada miope, sino a larga distancia ("à long terme") y de grandes espacios, visión que le permitía superar los mayores obstáculos, creados por personas con más cortos alcances que él. Siempre mostró, como nos lo recuerda su gran Amigo y colaborador Philippe de Woot, profesor emérito de la UCL, que era un hombre de convicción, de visión y de empresa. Prueba de ello es que ha sido el creador de una ciudad que se ha convertido en el polo de desarrollo más dinámico de Valonia y de Bélgica, con el mayor record de todos lo índices económicos: inversión, construcción, implantación, proyectos, etc.

En este breve reseña me he limitado a evocar la implantación de la UCL en Lovaina la Nueva, gracias al profesor Michel Woitrin. En otros artículos, publicados estos dias por otros colegas, se recuerda que el mismo profesor es igualmente el padre de Lovaina en Woluwe, sede bruselense del sector de ciencias de la salud.

Complemento de información biográfica:

Michel Germain Joseph Ghislain WOITRIN nació en Namur el 5 de mayo de 1919. Casado con Claire Marie Georgette Ghislaine BIBOT, en Namur el 19 de enero de 1953, tuvo con ella seis hijos, cuatro hembras y dos varones.

Títulos universitarios: Candidat en philosophie et lettres FUNDPN (Facultés unviversitaires Notre-Dame de la Paix à Namur), docteur en droit, licencié en sciences économiques UCL (Université catholique de Louvain),"British council scholar au Queen's college" (Cambridge, Angleterre), "Rockefeller foundation research fellow" (Harvard, Etats-Unis).

Entre otras distinciones de reconocimiento nacional e internacional de sus méritos, cabe señalar, por su importancia simbólica, que en 1982 fue creado Barón por el rey Balduino (par arrêté royal du 16 novembre 1982, concession de noblesse héréditaire et du titre personnel de baron).

Les commentaires sont fermés.