19/09/2008

Unión de naciones suramericanas

Unión de naciones suramericanas

Permalink 19.09.08 @ 11:30:30. Archivado en Las Américas, Sociogenética, Pro justitia et libertate

El acrónimo UNASUR sintetiza la denominación completa de la recién nacida "Unión de naciones suramericanas", cuyo tratado constitutivo fue suscrito por doce gobiernos suramericanos "en la ciudad de Brasilia, República Federativa del Brasil, a los veintitrés días del mes de mayo del año dos mil ocho, en originales en los idiomas portugués, castellano, inglés y neerlandés, siendo los cuatro textos igualmente auténticos".

El símbolo escogido por la Revista de la Integración de UNASUR, cuyo icono son cuatro manos aferradas a antebrazos de otras manos amigas, formando un asiento solidario de ayuda a un eventual desvalido, hace pensar, por la contextura de brazos y manos, en la colaboración entre mujeres y hombres de etnias diferentes.

En el preámbulo y en los artículos fundamentales de este tratado constitutivo de UNASUR, que publicamos hoy, se explicitan tanto los datos sociogenéticos que lo han hecho posible como los objetivos generales y específicos de la nueva organización internacional multipolar.

Una primera acción de esta nueva organización internacional multipolar ha sido la solución pacífica del grave conflicto que enfrentó hace unos días en Bolivia a la oposición con su presidente legítimo:

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) salió airosa de su primera prueba de fuego al acordar en la cumbre extraordinaria de jefes de Estado de la región realizada el lunes en Santiago una contundente respuesta de apoyo al Gobierno democrático del presidente de Bolivia, Evo Morales, y al rechazar todo intento de golpe de Estado en el país andino.

"¿Mano dura o diálogo, qué quiere?", le preguntó Lula a Evo Morales.

Por primera vez en la historia, los países suramericanos logran una posición común, clara y contundente en defensa de la democracia, respecto de un conflicto regional. El pacto también es un hito porque ha puesto de acuerdo a gobiernos enfrentados como los de Venezuela y Colombia, o este último con Ecuador; y ha mostrado a una Suramérica con capacidad de iniciativa sin la tutela de países desarrollados.

La cumbre arrancó con un Morales denunciando un golpe de Estado, con un Chávez encendido contra el imperialismo estadounidense y la verborragia dio paso a un acuerdo concreto con la intervención de Lula, que sin ambigüedades le dijo a Morales que si optaba por el diálogo con sus rivales contara con el apoyo de Brasil y la Unasur, y que si se inclinaba por la confrontación que se olvidara de cualquier respaldo.

El mensaje de Lula fue el que finalmente recondujo la reunión al resultado que alumbró. Fueron más de seis horas de debate en el palacio de La Moneda para dar con una declaración de nueve puntos que comienza con una alusión al golpe militar contra el presidente Salvador Allende en septiembre de 1973, pero sin nombrarlo, al recordar "los trágicos sucesos que hace 35 años en este mismo sitio conmocionaron a toda la humanidad".

Unasur condenó los ataques a instalaciones gubernamentales y a la fuerza pública por parte de grupos que buscan desestabilizar a la democracia boliviana y pidió "a todos los actores políticos y sociales involucrados que tomen las medidas necesarias para que cesen inmediatamente las acciones de violencia". Tras condenar la masacre en Pando, donde hubo 30 muertos y 100 desaparecidos, Unasur anunció la formación de una comisión que hará una investigación imparcial para esclarecer los hechos y evitar que queden impunes.

Suramérica ofrece un histórico apoyo a la democracia boliviana · ELPAÍS.com
Note créée le 17 septembre 2008 • Dernières modifications le 17 septembre 2008 par
soterodesegonzac@gmail.com
17/09/08

-oOo-oOo-oOo-

TRATADO CONSTITUTIVO DE LA UNIÓN DE NACIONES SURAMERICANAS (1)

La República Argentina, la República de Bolivia, la República Federativa del Brasil, la República de Colombia, la República de Chile, la República del Ecuador, la República Cooperativa de Guyana, la República del Paraguay, la República del Perú, la República de Suriname, la República Oriental del Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela,

PREÁMBULO

APOYADAS en la historia compartida y solidaria de nuestras naciones, multiétnicas, plurilingües y multiculturales, que han luchado por la emancipación y la unidad suramericana, honrando el pensamiento de quienes forjaron nuestra independencia y libertad a favor de esa unión y la construcción de un futuro común;

INSPIRADAS en las Declaraciones de Cusco (8 de diciembre de 2004), Brasilia (30 de septiembre de 2005) y Cochabamba (9 de diciembre de 2006);

AFIRMAN su determinación de construir una identidad y ciudadanía suramericanas y desarrollar un espacio regional integrado en lo político, económico, social, cultural, ambiental, energético y de infraestructura, para contribuir al fortalecimiento de la unidad de América Latina y el Caribe;

CONVENCIDAS de que la integración y la unión suramericanas son necesarias para avanzar en el desarrollo sostenible y el bienestar de nuestros pueblos, así como para contribuir a resolver los problemas que aún afectan a la región, como son la pobreza, la exclusión y la desigualdad social persistentes;

SEGURAS de que la integración es un paso decisivo hacia el fortalecimiento del multilateralismo y la vigencia del derecho en las relaciones internacionales para lograr un mundo multipolar, equilibrado y justo en el que prime la igualdad soberana de los Estados y una cultura de paz en un mundo libre de armas nucleares y de destrucción masiva;

RATIFICAN que tanto la integración como la unión suramericanas se fundan en los principios rectores de: irrestricto respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad territorial de los Estados; autodeterminación de los pueblos; solidaridad; cooperación; paz; democracia; participación ciudadana y pluralismo; derechos humanos universales, indivisibles e interdependientes; reducción de las asimetrías y armonía con la naturaleza para un desarrollo sostenible;

ENTIENDEN que la integración suramericana debe ser alcanzada a través de un proceso innovador, que incluya todos los logros y lo avanzado por los procesos de MERCOSUR y la CAN, así como la experiencia de Chile, Guyana y Suriname, yendo más allá de la convergencia de los mismos;

CONSCIENTES de que este proceso de construcción de la integración y la unión suramericanas es ambicioso en sus objetivos estratégicos, que deberá ser flexible y gradual en su implementación, asegurando que cada Estado adquiera los compromisos según su realidad;

RATIFICAN que la plena vigencia de las instituciones democráticas y el respeto irrestricto de los derechos humanos son condiciones esenciales para la construcción de un futuro común de paz y prosperidad económica y social y el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Miembros;

ACUERDAN:

Artículo 1
Constitución de UNASUR

Los Estados Parte del presente Tratado deciden constituir la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) como una organización dotada de personalidad jurídica internacional.

Artículo 2
Objetivo

La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados.

Artículo 3
Objetivos Específicos

La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivos específicos:

a) el fortalecimiento del diálogo político entre los Estados Miembros que asegure un espacio de concertación para reforzar la integración suramericana y la participación de UNASUR en el escenario internacional;

b) el desarrollo social y humano con equidad e inclusión para erradicar la pobreza y superar las desigualdades en la región;

c) la erradicación del analfabetismo, el acceso universal a una educación de calidad y el reconocimiento regional de estudios y títulos;

d) la integración energética para el aprovechamiento integral, sostenible y solidario de los recursos de la región;

e) el desarrollo de una infraestructura para la interconexión de la región y entre nuestros pueblos de acuerdo a criterios de desarrollo social y económico sustentables;

f) la integración financiera mediante la adopción de mecanismos compatibles con las políticas económicas y fiscales de los Estados Miembros;

g) la protección de la biodiversidad, los recursos hídricos y los ecosistemas, así como la cooperación en la prevención de las catástrofes y en la lucha contra las causas y los efectos del cambio climático;

h) el desarrollo de mecanismos concretos y efectivos para la superación de las asimetrías, logrando así una integración equitativa;

i) la consolidación de una identidad suramericana a través del reconocimiento progresivo de derechos a los nacionales de un Estado Miembro residentes en cualquiera de los otros Estados Miembros, con el fin de alcanzar una ciudadanía suramericana;

j) el acceso universal a la seguridad social y a los servicios de salud;

k) la cooperación en materia de migración, con un enfoque integral, bajo el respeto irrestricto de los derechos humanos y laborales para la regularización migratoria y la armonización de políticas;

l) la cooperación económica y comercial para lograr el avance y la consolidación de un proceso innovador, dinámico, transparente, equitativo y equilibrado, que contemple un acceso efectivo, promoviendo el crecimiento y el desarrollo económico que supere las asimetrías mediante la complementación de las economías de los países de América del Sur, así como la promoción del bienestar de todos los sectores de la población y la reducción de la pobreza;

m) la integración industrial y productiva, con especial atención en las pequeñas y medianas empresas, las cooperativas, las redes y otras formas de organización productiva;

n) la definición e implementación de políticas y proyectos comunes o complementarios de investigación, innovación, transferencia y producción tecnológica, con miras a incrementar la capacidad, la sustentabilidad y el desarrollo científico y tecnológico propios;

o) la promoción de la diversidad cultural y de las expresiones de la memoria y de los conocimientos y saberes de los pueblos de la región, para el fortalecimiento de sus identidades;

p) la participación ciudadana a través de mecanismos de interacción y diálogo entre UNASUR y los diversos actores sociales en la formulación de políticas de integración suramericana;

q) la coordinación entre los organismos especializados de los Estados Miembros, teniendo en cuenta las normas internacionales, para fortalecer la lucha contra el terrorismo, la corrupción, el problema mundial de las drogas, la trata de personas, el tráfico de armas pequeñas y ligeras, el crimen organizado transnacional y otras amenazas, así como para el desarme, la no proliferación de armas nucleares y de destrucción masiva, y el desminado;

r) la promoción de la cooperación entre las autoridades judiciales de los Estados Miembros de UNASUR;

s) el intercambio de información y de experiencias en materia de defensa;

t) la cooperación para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, y

u) la cooperación sectorial como un mecanismo de profundización de la integración suramericana, mediante el intercambio de información, experiencias y capacitación.

-oOo-oOo-oOo-

(1) Versión del Tratado en los cuatro idiomas oficiales de la Unión de Naciones Suramericanas, que son el castellano, el inglés, el portugués y el neerlandés.

Les commentaires sont fermés.