13/08/2008

Reparar el crimen machista de la escisión

Reparar el crimen machista de la escisión

Permalink 13.08.08 @ 11:50:54. Archivado en Sociogenética, Antropología conyugal, Ética, Educación, Migraciones, Pro justitia et libertate, Ciencias biomédicas

Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial: Declaramos solemnemente que todo crimen contra la integridad de la mujer es un crimen contra la humanidad. Tanto la ética como la moral y la biomedicina tienen el deber de incorporar esta verdad antropológica a los axiomas fundamentales de sus disciplinas respectivas.

Agradecimiento a nuestros colegas universitarios que reparan el crimen de la escisión, crimen machista contra la integridad de la mujer

Hoy tengo el placer de poder rendir un homenaje de agradecimiento, en nombre de la Amistad Europea Universitaria y en nombre mío, a nuestros colegas universitarios de París y de Barcelona que han hecho posible la reparación de este crimen contra la integridad de la mujer.

En nuestro homenaje queremos distinguir muy especialmente al profesor Dr. Philippe Faucher, de la Unidad de Cirugía Ginecológica del Hôpital Bichat Claude Bernard de París y al profesor Dr. Pere Barri Soldevila, del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus de Barcelona.

-oOo-

El 01.03.08, a raiz de la muerte de la inolvidable Katoucha, publicaba yo el siguiente homenaje, archivado en Sociogenética, Antropología conyugal, Ética, Educación, Migraciones, Pro justitia et libertate, Ciencias biomédicas:

Homenaje a Katoucha por su testimonio

En 1962-1963 intenté sensibilizar a mis colegas filósofos lovanienses sobre la importancia del crimen de la escisión en el mundo. Para mí la insensibilidad de la ética de aquella época ante este crimen y en general ante la negación de los derechos humanos de la mujer era la prueba más clara de la vaciedad de una antropología que olvidaba el carácter sexuado de todo ser humano, carácter que lo convertía ontológicamente en un ser dotado de un dinamismo que lo destinaba a la conyugalidad.

Yo estaba convencido de que si los varones hacían todo lo posible por privar a las mujeres del placer sexual, arrogándose el privilegio del placer como un derecho exclusivamente masculino, era porque su conocimiento de ellos mismos era incorrecto. De esta incorrección provenían como la cara y la cruz de una misma moneda su machismo y su olvido del placer de las mujeres, al buscar su propio placer sirviéndose de ellas más bien que compartiéndolo con ellas.

La incomprensión de algunos de mis colegas de entonces, los que disponían del poder para condicionar mi carrera universitaria, hizo que yo tuviera que renunciar al tema de la Antropología conyugal y a la enseñanza de la ética aplicada. Con gran pena de mi propio promotor, tuve que abandonar un tema tan candente, para ocuparme exclusivamente de historia y de epistemología de la ética, especializándome en los aspectos semánticos del trabajo filosófico.

Mis primeros compañeros de la Amistad Europea Universitaria y más recientemente mis lectores de este mundo virtual conocen esta fractura secreta de mi vida, que me hizo renunciar a mi vocación más auténtica como filósofo, transformándome en un inofensivo profesor de lengua y de lingüistica, que se consolaba con la filosofía del lenguaje, sin poder transmitir en directo a los jóvenes universitarios las verdades esenciales sobre la conyugalidad humana cuya vital importancia él veía.

Le ha tocado a millones de mujeres el seguir pagando desde entonces con su propio martirio la ceguera de varias generaciones de filósofos, teólogos, juristas y políticos, tan ajenos al tema del derecho de la mujer al placer sexual como lo estaban en 1963 aquellos de quienes yo dependía para ganarme mi vida.

Esta razón me hace inclinarme hoy de manera particularmente triste ante Katoucha muerta, con el deseo de rendirle un homenaje personal por su testimonio heroico a propósito de la escisión.

El homenaje que aquí le rindo se compone de dos partes: en la primera les pido que lean el Documento de la Organización Mundial de la Salud sobre la mutilación genital de la mujer; en la segunda les invito a que oigan el testimonio filmado de Katoucha sobre su propio caso.

-oOo-

Testimonio de Katoucha: L'excision est un crime contre l'humanité

Mis comentarios al testimonio de Katoucha

Cualquiera de nosotros, varón o mujer, puede transformarse en un monstruo si no impide por todos los medios a su alcance que el machismo pueda continuar dominando y destruyendo a las mujeres como lo hace real y simbólicamente con la escisión. Luchar activamente contra la escisión es la manera más clara de defender los derechos humanos de las mujeres, cuya integridad física y moral es indisociable de la integridad física y moral de los varones.

Katoucha testimonia en primera persona. Os invito a idenificaros con ella, para que sintáis la grandeza humana de una víctima, que no incita a la venganza por los delitos machistas del pasado, sino que nos invita a todos a que hagamos cesar para siempre y en todas partes los crímenes contra la integridad de la mujeres.

-oOo-

Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

Agradecimiento a nuestros colegas universitarios que reparan el crimen de la escisión, crimen machista contra la integridad de la mujer

Hoy tengo el placer de poder rendir un homenaje de agradecimiento, en nombre de la Amistad Europea Universitaria y en nombre mío, a nuestros colegas universitarios de París y de Barcelona que han hecho posible la reparación de este crimen contra la integridad de la mujer.

Declaramos solemnemente que todo crimen contra la integridad de la mujer es un crimen contra la humanidad. Tanto la ética como la moral y la biomedicina tienen el deber de incorporar esta verdad antropológica a los axiomas fundamentales de sus disciplinas respectivas.

En nuestro homenaje queremos distinguir muy especialmente al profesor Dr. Philippe Faucher, de la Unidad de Cirugía Ginecológica del Hôpital Bichat Claude Bernard de París y al profesor Dr. Pere Barri Soldevila, del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus de Barcelona.

-oOo-

Las dos primeras intervenciones realizadas en España para reconstruir el clítoris femenino, a cargo del Dr. Barri Soldevila, evolucionan con éxito
24/07/2008

Imagen: El Dr. Pere Barri Soldevila, del Departamento de Ginecología, Obstetricia y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, es el único ginecólogo en España formado en esta técnica

Dos meses después de la operación, las dos pacientes intervenidas han recuperado la sensibilidad de sus genitales y el resultado anatómico es satisfactorio

Barcelona, 24 de julio de 2007. La mutilación genital femenina es una costumbre todavía muy arraigada en países subsaharianos, con cifras que actualmente oscilan alrededor de los dos millones de ablaciones anuales. La mal llamada “circuncisión femenina” consiste en la eliminación del clítoris de las niñas como ritual de iniciación y entrada a la vida adulta, antes de la pubertad, aunque algunas son intervenidas en los primeros meses de vida. Según el tipo de ablación, si es parcial o completa, la mujer afectada sufre problemas que van desde la falta de estimulación sexual en la zona a dolor en el coito y desgarros obstétricos en el parto.

El Dr. Pere Barri Soldevila, ginecólogo del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, en Barcelona, e impulsor del Programa de Reconstrucción Genital post Ablación, califica de éxito el resultado de las dos primeras operaciones realizadas en España para revertir la ablación genital femenina. Estas dos intervenciones han podido llevarse a cabo en colaboración con USP Instituto Universitario Dexeus de Barcelona y el Servicio de Psiquiatría del propio Instituto.

Las dos pacientes, de origen africano y residentes en España, que fueron intervenidas hace dos meses en Barcelona por el equipo dirigido por el Dr. Barri Soldevila, han conseguido un resultado anatómico satisfactorio de los genitales y han recuperado la sensibilidad del clítoris, aunque aún es pronto para evaluar su respuesta a la estimulación sexual.

Barri Soldevila es pionero en España en esta técnica, igual que lo fue su padre, artífice de la primera niña probeta española, Victoria Ana, que este mes de julio ha cumplido 24 años.

Primer y único centro sanitario en España de esta nueva cirugía

Tras haber cumplido un periodo de formación y trabajo de un año en la Unidad de Cirugía Ginecológica del Hôpital Bichat Claude Bernard, de París, el Dr. Barri Soldevila se reincorporó al equipo de profesionales del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus. Actualmente, el primer y único centro sanitario en España que ofrece esta nueva cirugía.

En París, además de completar su formación en cirugía ginecológica, el Dr. Barri Soldevila participó, junto al Dr. Philippe Faucher, en un programa para la reconstrucción quirúrgica de la ablación de clítoris. Realizaron alrededor de 80 intervenciones y formaron a varios profesionales. El hospital parisino, ubicado en un área marginal de la periferia con un porcentaje muy elevado de inmigrantes del África subsahariana, tiene uno de los servicios de Francia con mayor volumen de cirugía ginecológica. Entre el 60 % y el 70 % de las mujeres atendidas eran subsaharianas. Cada semana se operaban uno o dos casos de ablación, en mujeres entre 25 y 40 años.

El Dr. Barri Soldevila es el primer profesional capacitado de España para practicar esta nueva cirugía reparadora genital, gracias a la vocación que el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus ha puesto en la formación de sus especialistas en nuevas técnicas en el extranjero. Su voluntad es difundir la técnica y formar, en colaboración con el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, a otros profesionales, con objeto de que estas intervenciones puedan realizarse también en los hospitales públicos catalanes.

Selección de pacientes

La mayoría de las pacientes del hospital de París, alrededor del 90%, atendidas en la consulta normal de ginecología o por alguna patología, no sentían esa necesidad de ser operadas, ni se sentían especialmente mutiladas. El Dr. Barri Soldevila explica que “se les proponía la técnica y no querían. Se sentían normales, si se entiende por normal lo que es más frecuente entre ellas”.

Por ello, las candidatas a esta cirugía, y eso es algo que aprendieron los expertos al comenzar el programa en el hospital parisino, “deben ser residentes en Europa y dar el paso, que sientan el deseo de reconstruir la mutilación de sus genitales”. “No tiene sentido captar a pacientes africanas, traerlas aquí para operarlas y que luego vuelvan a su país porque serán repudiadas”, prosigue el Dr. Barri Soldevila.

Para la mayoría de mujeres que accedían a ser operadas en París, era una forma más de integración en los conceptos y valores de la sociedad occidental.

En España, las mujeres que han accedido a ser operadas han entrado en contacto voluntariamente con el equipo del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus”. A partir de este primer contacto se activa un protocolo, en el que intervienen diversos departamentos del centro, con objeto de adaptarse a la disponibilidad de las pacientes. El único requisito exigido a las candidatas es la residencia en España.

Las dos primeras pacientes españolas son jóvenes, residentes en nuestro país. Sufrieron la ablación en el primer año de su vida en sus países de origen y, posteriormente, se trasladaron a España.

Evaluación preoperatoria

Es imprescindible una evaluación psicológica y sexológica previa de la paciente, para confirmar su convencimiento y evaluar su calidad de vida sexual. Para quien la ablación haya supuesto un gran trauma, es necesario además el tratamiento psicológico. Después está la visita preoperatoria con el cirujano, para determinar qué grado de mutilación existe. Según el tipo de ablación se usará la técnica estándar o una individualizada. Por suerte, explica el Dr. Barri Soldevila, la ablación más común no secciona el clítoris de raíz, sino unos dos tercios, por lo que la cirugía recupera el muñón de clítoris restante que queda escondido a nivel de la raíz del pubis.

Intervención rápida y sencilla

La operación de reconstrucción del clítoris dura aproximadamente una hora y consta de cuatro fases:

1. Eliminar el tejido cicatricial de la zona mutilada.
2. Localizar el muñón del clítoris restante, con los nervios residuales implicados en la sensibilidad sexual.
3. Colocar ese muñón en la localización más exterior posible, que será la definitiva, y fijarlo allí.
4. Extirpar la fibrosis que recubre a este clítoris que se ha ido quedando engrosado, dejando un tejido lo más nuevo y epitelizado posible.

El postoperatorio es bastante rápido. El alta se produce a las 24 horas y se realizan controles quincenales durante los dos primeros meses, tiempo en el que el clítoris que se ha exteriorizado se va reepitelizando, es decir, recubriendo de nueva piel. La paciente ha de seguir unos cuidados de higiene diaria sencillos.

Al mes y medio el clítoris está totalmente recubierto, pero todavía es bastante sensible. A los tres meses es ya un clítoris totalmente normal. De hecho, explica el Dr. Barri Soldevila, las pacientes que demuestran una hipersensibilidad al principio, que se traduce en un dolor inicial por el roce de la ropa, serán las que mejor función sexual tengan una vez se haya reepitelizado el clítoris. Cuatro o cinco meses después de la operación, la paciente pasará una nueva evaluación psicológica con objeto de evaluar la calidad de su vida sexual, que mejora, en diversos grados, en el 75% de los casos.

Buenos resultados

La técnica se estandarizó para el 80% de los casos tratados en París. Ese porcentaje de las pacientes tenían una mutilación limitada al clítoris, sin lesión de labios menores, ni de vulva ni de la entrada de la vagina, conocida como ablación de tipo II. Casi todas lograron una restitución anatómica total, es decir, con un clítoris de forma, aspecto y localización normal. De éstas, el 70% recuperaron además la capacidad de estimulación a nivel del clítoris, que habían perdido por el callo de cicatrización y fibrosis producidas en la zona mutilada.

La ablación en España

En nuestro país, en zonas con un gran número de inmigrantes de origen subsahariano, procedentes de Senegal, Gambia, Mauritania y Mali, el ritual de la ablación persiste. Muchas niñas son mutiladas en verano, cuando viajan a sus países de origen o los de sus padres si han nacido en España, e incluso algunas son intervenidas en España de manera clandestina. Actualmente, se calcula que en Catalunya residen alrededor de 550 chicas procedentes de países en los que se lleva a cabo la ablación.

El Dr. Barri Soldevila ve muy positiva la campaña de prevención promovida por la Generalitat ya que considera que “la ablación del clítoris se tiene que atacar con la prevención, que es lo más importante. Lo ideal es que un día dejemos de hacer esta cirugía. Pero mientras la prevención no sea total y dejen de practicarse estas mutilaciones, lo bueno es que exista esta técnica quirúrgica para revertir la ablación”.

De momento, el ginecólogo ha realizado las dos primeras intervenciones de reconstrucción genital quirúrgica post ablación en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, en consonancia con su política de responsabilidad social y corporativa y la del grupo United Surgical Partners (USP), propietario del hospital. En este sentido, el centro está gestionando acuerdos de colaboración puntuales con diversas asociaciones de inmigrantes. Actualmente, tiene pendientes diez solicitudes de intervención de mujeres, residentes mayoritariamente en Catalunya, y ya tiene fecha fijada para cinco, dos de ellas tendrán lugar después del verano y las otras tres a principios de 2009.

Por su parte, el Instituto Catalán de la Salud ha implantado un programa para formar a los profesionales de los ambulatorios de Girona con el fin de prevenir la ablación y el Dr. Barri Soldevila, se ha ofrecido para formar a algunos de sus profesionales para que aprendan la técnica.

“Está claro que tiene que haber una connotación solidaria”, concluye el Dr. Barri Soldevila. “Son pacientes sin medios para asumir este tipo de cirugía y Salud de la Mujer Dexeus y USP la realizan de forma gratuita. Lo bueno es que desde que se comenzó a practicar hasta ahora, hemos simplificado la técnica, que da muy buenos resultados, con una estancia muy corta y un postoperatorio muy llevadero si la paciente es cumplidora”.

Para más información:

INTERPROFIT
Nerea Idoeta / María Vidal
Teléfono: 93 467 02 32
-oOo-

Teléfono: 93 467 02 32

-oOo-

Blogs y portal asociados, bajo el signo de la Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

Mundial: Salvador García Bardón

España: Semántica, Sintaxis, Pragmática

España: Amistad Europea Universitaria

España: Quijote, Andalucía, España, Europa

Bélgica: El Quijote de Bruselas

EE.UU: Taller cervantino del Quijote

Bélgica: Amicitia Europaea Universitaria

Les commentaires sont fermés.