13/04/2008

Una cientifica innovadora vasca, ministra de ciencia, innovación y tecnología

Una cientifica innovadora vasca, ministra de ciencia, innovación y tecnología

Permalink 13.04.08 @ 11:50:00. Archivado en Universidades, España, Antropología conyugal, Educación, Ciencias biomédicas

Casada y con cuatro hijos, Cristina Garmendia Mendizábal, la nueva ministra del nuevo ministerio de Ciencia, Innovación y Tecnología, es una prestigiosa bióloga universitaria vasca de 45 años, con una ejemplar trayectoria académica de investigación fundamental y docencia, que desembocó hace ya ocho años, por el camino de la investigación aplicada, en la gestión industrial ligada a la biomedicina y a la biofarmacia.

Nacida en San Sebastián en 1962, Cristina Garmendia Mendizábal es doctora en Biología por la universidad Autónoma de Madrid, tras haber obtenido su licenciatura en la universidad de Sevilla; también es Máster en Administración de Empresas (MBA) por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) que la Universidad de Navarra tiene en Barcelona. Es de notar esta preparación interdisciplinar, interuniversitaria e interautonómica de la nueva ministra.

La doctora Garmendia comenzó su trayectoria profesional como profesora de genética en la Universidad Autónoma de Madrid. Como le ha sucedido a muchos investigadores de esta disciplina, dondequiera ha logrado un alto nivel de competencia, como es el caso de mi propia universidad, con el Nóbel de Duve, la doctora Garmendia se inclinó, en cuanto le fue posible, por su aplicación clínica, siendo la fundadora de la primera iniciativa privada surgida a partir del trabajo de investigación llevado a cabo en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB). Esta iniciativa, de la que ahora es presidenta y consejera delegada, lleva el nombre de Genetrix, muy significativo de su intencionalidad sanitaria, y está plenamente reconocida y admirada en el ámbito empresarial, tanto hispano-vasco como europeo e internacional.

La doctora Garmendia fue también durante 10 años, directora financiera y de desarrollo de negocio del grupo agroalimentario Amasúa.

Algunas fechas del CV de la doctora Garmendia

En 2000, la doctora Garmendia fundó la empresa biotecnológica Genetrix, junto a Carlos Martínez y Antonio Bernad, ambos profesores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Actualmente, Genetrix es una corporación de seis empresas dedicadas al desarrollo de medicamentos y tecnologías biomédicas.

Desde marzo de 2005, la doctora Garmendia preside la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), agrupación de empresas del sector de la biotecnología.

Desde 2006, la doctora Garmendia es miembro de la junta directiva de la CEOE y presidenta de la Fundación Inbiomed, institución que alberga el primer banco de células madre adultas en España.

En 2006, la doctora Garmendia fue distinguida con el premio "Fermín de la Sierra", concedido por EOI-Escuela de Negocios, en reconocimiento a su espíritu emprendedor en el campo de la biotecnología y la biomedicina.

El próximo pasado 18 de enero, la doctora Garmendia recibió de manos del alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, el "Tambor de Oro 2008", premio que su ciudad natal, San Sebastián, otorga cada año con motivo de sus fiestas patronales, para premiar a aquellos que hayan contribuido de forma activa y notoria en la consolidación de una imagen externa positiva y atractiva de la capital guipuzcoana. Odón Elorza pidió durante su discurso a los donostiarras "unidad" para que "todos" puedan "trabajar por el respeto, la Paz y la Libertad". En este contexto, el alcalde de San Sebastián definió a la doctora Garmendia como "audaz, con gran capacidad de trabajo, gran iniciativa" y una de las mujeres "más conocedoras de las necesidades que tiene el país en materia de investigación”. Odón Elorza añadió que la doctora Garmendia "no es una persona política", sino una persona que "lleva años trabajando en el mundo de la empresa y de la investigación con un currículo universitario impresionante y con una experiencia como empresaria excepcional".

Perfil de la doctora Garmendia como gestora experimentada

Formación universitaria interdisciplinar, interuniversitaria e interautonómica: es licenciada y doctora en Biología Molecular (Universidades de Sevilla y Autónoma de Madrid) además de Máster en Administración de Empresas (MBA) por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) que la Universidad de Navarra tiene en Barcelona (MBA IESE). La doctora Garmendia conoce a la perfección la mecánica de los fondos comunitarios destinados a investigación y tiene un perfil de buena comunicadora. En efecto, la doctora Garmendia, Presidenta de Genetrix, posee más de 10 años de experiencia en alta dirección, habiendo dirigido finanzas corporativas y desarrollo de negocio en el Grupo Amasúa. Es uno de los miembros fundadores de Genetrix y preside otras compañías del Grupo. Es presidenta de Asebio (Asociación Española de Bioempresas) y miembro de la Junta Directiva de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales).

La doctora Garmendia es figura de referencia en el sector biotecnológico español. También es figura de referencia en los movimientos de apoyo a las políticas de responsabilidad social corporativa y de conciliación de la vida laboral y familiar. En esta doble dirección fue galardonada con el “Premio AED al Directivo 2005”, distinción con la que se quiso destacar expresamente no sólo la evolución económica de la empresa que dirige (con un crecimiento en los últimos años sensiblemente superior al de todo su sector), sino también su decidido apoyo a las políticas de responsabilidad social corporativa y de conciliación de la vida laboral y familiar.

-oOo-

Cristina Garmendia
La cara romántica de la ciencia

por FRANCESCO MANETTO

A un joven que quisiera estudiar Biología le diría: "Adelante, en España estamos en el mejor momento. La biotecnología es un sector con futuro". Entusiasmo no le falta a Cristina Garmendia. Ni ganas de volcarse en proyectos atrevidos. Como cuando, en 1998, tuvo la "idea romántica" de crear una empresa privada en el corazón del sector público. Ahora es presidenta y consejera delegada de Genetrix, grupo de referencia en la promoción de iniciativas empresariales en el ámbito biofarmacéutico. A sus 44 años, esta doctora en Biología de San Sebastián guía la primera empresa nacida en el entorno del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), apuesta por el potencial terapéutico de las células madre y cree que España está a punto de despegar en el sector de la biotecnología.

Ante todo, intuición, y el convencimiento de que la ciencia y los negocios no tienen por qué estar reñidos. "A finales de los noventa empecé a darme cuenta de que nuestros científicos tenían proyectos excelentes que, como mucho, desembocaban en una buena publicación", recuerda Garmendia. Sin embargo, para desarrollar estas investigaciones con ensayos clínicos hacían falta infraestructuras. "Ya que hay un sistema público con un I+D tan potente, pensamos que la oportunidad consistía en aprovecharlo". Así fue. Y con el apoyo del Centro Nacional de Biotecnología, y tras haber levantado 20 millones de euros, Genetrix trabaja desde 2001 intentando traducir los logros de las investigaciones con células madre, proteínas y anticuerpos, a resultados terapéuticos reales.

"La clave está en acudir a pequeños nichos de mercado aportando una idea innovadora. Por ejemplo, utilizar las células como medicamento", cuenta con serenidad, sentada en un sillón de la cafetería del madrileño hotel Villa Magna. Un caso concreto: la epidermólisis bullosa es una enfermedad que inhibe la producción de colágeno 7, el pegamento que mantiene intacta la piel. Sin él, la piel se despega. "Es una enfermedad terrible que todavía no tiene cura. A través de una prueba sobre un paciente, hemos visto que, gracias a las células de un donante, es posible proveer de ese colágeno a la piel que no la tiene. En octubre esperamos hacer un ensayo clínico con 12 pacientes. Si funciona, estaremos contribuyendo a resolver esta patología". Éste es el sentido de la investigación con células madre, para Garmendia. El conflicto ético no le preocupa, porque además, recuerda, la controversia viene del origen de las células. "Nosotros trabajamos con células madre adultas, porque todos los ensayos que hemos hecho nos dicen que son más seguras. La utilización de las células embrionarias -que son las que crean polémica- por lo que sabemos, no da esa garantía. El objetivo de nuestras empresas es sacar el máximo rendimiento a las adultas".

Más investigación

Las condiciones de trabajo en el ámbito científico han cambiado en estos últimos años, según dice: "Uno de los problemas de este sector en España ha sido siempre la falta de fondos", aunque ahora, apunta, se vive "un buen momento para potenciar la investigación". El compromiso del Gobierno -fijado en el Plan Ingenio- prevé una inversión en investigación, desarrollo e innovación del 1,5% del PIB en 2007 y el 2% en 2010. Esto, en su opinión, provocará un cambio: "Cuando la ciencia está y las posibilidades están, sólo faltan el dinero y el equipo".

Garmendia sonríe cuando habla de su trabajo. "Es por la suerte de hacer algo que te apasiona y emociona; que se acaba convirtiendo en una filosofía de vida". ¿Lo más fascinante? "Todo lo que me han aportado las distintas aproximaciones culturales del equipo de Genetrix, en el que conviven un alemán, un indio, un italiano, un inglés...". Sin embargo, la verdadera razón de ser de una investigación va más allá: "Al científico le conmueve poder trabajar con asociaciones de pacientes, con administraciones públicas, y crear un impacto en un entorno amplio". Además, convertir una investigación académica en un éxito en el ámbito clínico supone una revolución: "Cuando un investigador que está acostumbrado a hacer planteamientos científicos interesantes desde un punto de vista intelectual está cerca del paciente y ve el resultado concreto de sus esfuerzos, cambia radicalmente su manera de pensar".

Mujer, empresaria de éxito, con dos hijos de 9 y 11 años, Garmendia no tiene complejos. "Nunca me he sentido medida por ser mujer. Trato de organizarme para poder estar con mis hijos, pero también se lo pido a mi marido". La clave, asegura, consiste en transmitir a las personas que te rodean el sentido de esa pasión: "Si tus hijos entienden a lo que te dedicas, y les parece bien que inviertas tanto tiempo en el trabajo, tendrán unos parámetros más claros sobre cómo se puede vivir de más o menos felices".

Así se crió Garmendia, y así quiere seguir viviendo: "Mi padre, que nació en 1915, me inculcó la importancia de que fuera una profesional independiente. Quería que tuviera la posibilidad de elegir lo que me gusta, y esto también constituye una fuente de felicidad". Y ella ha encontrado el manantial de felicidad en la biotecnología y en el deseo de crecer: "Cuando tienes 30 años te comes el mundo. Pero ahora es más importante trabajar en el crecimiento personal y profesional, algo que te hace invulnerable a los avatares de la vida".

-oOo-

Grupo Genetrix es un grupo de empresas del área de biomedicina, especializada en el desarrollo de nuevas terapias celulares y moleculares. Desde el comienzo de su actividad en 2001, ha creado dos unidades de negocio clave: Cellerix (basada en el desarrollo de medicamentos basados en el uso de células madre de origen adulto) y Biotherapix (centrada en la generación de nuevas moléculas terapéuticas basadas en anticuerpos para el tratamiento de enfermedades infecciosas, degenerativas e inflamatorias) y promueve otras empresas de base tecnológica.

Para más información
Vicente Díaz
Gerente de Comunicación
GENETRIX - 91 804 92 64

-oOo-

Les commentaires sont fermés.