27/02/2008

AvS en "Mañana es la primavera"

AvS en "Mañana es la primavera"

Permalink 27.02.08 @ 12:05:13. Archivado en Universidades, Hispanobelgas, Sociogenética, Antropología, Educación, Teatro

AvS es el acrónimo de Alexandre von Sivers. Cómico genial, doctor en derecho, enseñante y sindicalista, AvS es probablemene el mejor defensor de los artistas, en Bélgica ayer y hoy, y en toda Europa hoy y mañana si le prestamos la atención que merece.

Quienquiera tenga la tentación de consagrarse al teatro o al cine, con auténtica vocación -absténganse los avaros y los prostiuidos-, tiene interés en conocer lo mucho que AvS ha escrito, enseñado y hecho en pro de estas profesiones, cuya falta de reconocimiento social demuestra que nuestras democracias tienen mucho que aprender todavía sobre la Verdad de su naturaleza democrática.

Personalmente pienso que sin actores profesionales vocacionales, profesionalmente reconocidos como tales, la democracia real es imposible, ya que en tal caso la escena pública la ocupan malos actores prostituidos, los politicastros, que no los actores auténticos.

El actor auténtico es el prototipo del político auténtico, cuya cualidad esencial es su capacidad de identificarse con todos y con cada uno de los ciudadanos, para representarlos.

Ayer noche, encarnando por la enésima vez en Lovaina la Nueva el papel de Pascal en la meditación de la agonía prolongada que es la vida del ser humano, magistralmente dramatizada por Eve Calingaert, Alexandre probó una vez más la solidez de este axioma: el actor es grande en la medida en que nos representa.

Si hay una circunstancia en que tenemos necesidad de esta representación, ésta es en la circunstancia universal de nuestra propia existencia, que asumimos cada día como una lucha sin cuartel entre nuestro instinto de vida, como ocasión prolongada de creación, y nuestro miedo a la muerte, el peor de nuestros enemigos, el que traidoramente se agazapa en nosotros mismos convirtiéndonos en nuestros peores enemigos, el terrorista suicida que es nuestro pesimismo.

Eve Calingaert, Autor, Armand Delcampe, Realizador y el público universitario de Lovaina la Nueva han tenido la ocasión, una ocasión ya prolongada múltiples veces, de disfrutar de la Verdad del gran represesentante nuestro que es Alexandre, al comunicarnos el mensaje de esperanza que consituye el título de esta pieza teatral: "Mañana es la primavera".

El episcopado cubano confía en Raúl Castro

El episcopado cubano confía en Raúl Castro

Permalink 26.02.08 @ 23:58:20. Archivado en Las Américas, Universidades, Sociogenética, Religiones, Pro justitia et libertate

En el momento en que yo lo escribo, el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, es recibido por el nuevo Presidente de Cuba, Raúl Castro, convirtiéndose así en el primer líder internacional que se encuentra con el sucesor de Fidel Castro en Cuba después de su elección.

Cabe calificar de acierto de la diplomacia vaticana el que su Secretario de Estado haya estado presente en Cuba en el momento de la elección de Raúl Castro como Presidente del país, tras la renuncia de Fidel a presentar su propia candidatura. Esta presencia le permite a la Santa Sede, que el cardenal representa, el desempeñar un discreto y eficaz papel de primer plano entre los países que intentan favorecer una evolución pacífica en Cuba, sabiamente pilotada por los propios cubanos.

El Cardenal señaló ayer en una rueda de prensa, tras haberse reunido con el ministro de exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, que la Santa Sede pide gestos de reconciliación entre todas las partes, refiriéndose a todas las fuerzas de acción presentes en Cuba. Señaló igualmente que "los elegidos en la nueva Asamblea y el Consejo de Estado intentan hacer el bien"; pero que "el bien es escuchar las aspiraciones del pueblo, sobre todo de los jóvenes, y responder con iniciativas propias, favorables... Los jóvenes son el futuro de Cuba, de Cuba libre, de Cuba desarrollada, en su autonomía".

El Cardenal explicó que había tenido la oportunidad de discutir cara a cara con los dirigentes comunistas sobre diversos problemas y de compartir con ellos varias metas. Concretamente les había recordado que las liberaciones de presos son "gestos positivos", y que la Iglesia no había pedido al Gobierno una amnistía sino "gestos de reconciliación". Precisó que había pedido el poder asistir espiritualmente a "los presos de cada tipología" –incluyendo evidentemente a los presos políticos-, lo cual, desde el punto de vista de la iglesia "no es un problema político, sino un problema humanitario, un problema de asistencia espiritual".

Los obispos cubanos dan “voto de confianza” a Raúl Castro
Escrito por Ecclesia Digital
lunes, 25 de febrero de 2008

La jerarquía católica de la isla recordó el llamamiento de las autoridades cubanas a los ciudadanos, “para debatir los problemas más urgentes de toda índole que les afectan”.

La Habana, Cuba.- La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba dio hoy “un voto de confianza” al nuevo presidente, Raúl Castro, en sus objetivos de paz y en la aplicación de cambios “en bienestar del pueblo cubano”.

“Como lo hicimos en Navidad, queremos también ahora renovar nuestros votos de confianza y con esperanza cristiana formular estos deseos al presidente, Raúl Castro, al Consejo de Estado y a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento)”, dijo la COCC en un comunicado.

“En estos momentos nuestra oración se eleva al Señor y a la Virgen de la Caridad, nuestra Madre, Patrona de Cuba, por que tengan la luz de lo alto para llevar adelante con decisión esas medidas trascendentales que sabemos deber ser progresivas, pero que puedan comenzar a satisfacer desde ahora las ansias e inquietudes expresadas por los cubanos”, indicaron los obispos.

La jerarquía católica de la isla recordó el llamamiento de las autoridades cubanas a los ciudadanos, de septiembre y octubre pasado, “para debatir los problemas más urgentes de toda índole que les afectan”.

También señaló que “en ocasión de conocerse el 31 de julio del año 2006 la dejación temporal de su cargo por el presidente Fidel Castro y la nominación por él de un equipo responsabilizado más directamente de la marcha del país durante el tiempo de su enfermedad”, los obispos pidieron a los fieles católicos su oración ante “los momentos díficiles” que vivía Cuba.

“En nuestra oración incluíamos una petición a Dios nuestro Señor para que nada perturbara el bien superior de la paz en nuestra nación”, añadió la COCC.

“Hoy queremos dar gracias a Dios porque esa paz posibilitó, en su momento, que las más altas autoridades del país invitaran a trabajadores, estudiantes y pueblo en general a debatir los problemas más urgentes de toda índole que afectan a nuestro pueblo. El llamado instaba a que esto se hiciera con claridad y valentía”, dijeron los obispos.

En el comunicado los obispos de la isla reafirmaron que la designación de Raúl Castro y la visita que hace en estos días el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, a la isla revisten “un carácter de excepcionalidad”. (Milenio)

-oOo-

Cardenal Bertone reitera que el bloqueo es injusto y éticamente inaceptable

POR LILLIAM RIERA —de Granma Internacional.

EL Secretario de Estado de Su Santidad, cardenal Tarcisio Bertone, reiteró en La Habana las palabras del Papa Juan Pablo II durante su visita a Cuba en 1998, cuando calificó al bloqueo de EE.UU. a la Isla como injusto y éticamente inaceptables.

En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, al término de un encuentro en la Cancillería, el cardenal Bertone añadió que esas medidas restrictivas impuestas desde Washington constituyen una opresión al pueblo cubano y una violación a su independencia.

Imagen: Su Eminencia junto al canciller Pérez Roque, en conferencia de prensa. Foto: Arnaldo Santos.

Dijo que ha llevado a cabo tentativas para compulsar al gobierno de EE.UU. a que termine con esa política y le ha pedido que permita el reencuentro de las familias cubanas como un gesto de humanidad.

A causa de las restricciones de la administración Bush, los cubanos residentes en el territorio norteamericano sólo pueden visitar a sus seres queridos en la Isla una vez cada tres años.

El Secretario de Estado de Su Santidad Benedicto XVI, recordó que su viaje tiene como objetivo celebrar el décimo aniversario de la visita a Cuba del fallecido Pontífice Juan Pablo II, a quien calificó como un luchador por la justicia y la paz en todo el mundo y quien, según apreció, ha dejado en la isla un inmenso recuerdo.

Tras enviar un respetuoso saludo a Fidel Castro, el cardenal Bertone calificó las relaciones bilaterales de excelentes y expresó que la Iglesia Católica y el nuevo Consejo de Estado de Cuba, presidido por Raúl Castro, comparten la aspiración de desarrollo para el pueblo cubano.

Su Eminencia expresó que durante su estancia en el país ha experimentado convergencia en las posturas de la Iglesia Católica y las autoridades cubanas frente a asuntos medulares de la agenda internacional como la necesidad de una reestructuración de la ONU y la democratización de las relaciones internacionales, en particular las económicas, para beneficio común de los países más pobres, así como los problemas medioambientales.

El también Camarlengo de la Iglesia católica adelantó que esos y otros asuntos ocuparán parte importante del discurso que pronunciará el Santo Padre durante la visita a la sede de Naciones Unidas, en abril próximo.

El cardenal Bertone agradeció las facilidades dadas por las autoridades locales para visitar todo el país, particularmente Ciudad de La Habana, Santa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo e inaugurar un monumento en honor a la memoria de Juan Pablo II.

El canciller Pérez Roque, por su parte, reiteró la satisfacción por la presencia del dignatario, portador de la palabra y el mensaje del Papa Benedicto XVI hacia los cubanos como una expresión de las relaciones fluidas, cordiales y respetuosas entre la Santa Sede y Cuba.

El Ministro cubano calificó la reunión con el Secretario de Estado de Su Santidad de “cordial, franca y respetuosa”, y subrayó que pudieron discutir con amplitud sobre las relaciones bilaterales y los principales problemas de la agenda internacional. Explicó que se constataron coincidencias fundamentales en temas de máximo interés.

Indicó que en la conversación "agradable y profunda" subrayó a su interlocutor la voluntad de las autoridades de continuar trabajando por ampliar y profundizar la comunicación entre la Iglesia Católica y el Estado cubano.

Finalmente, el canciller Pérez Roque agradeció las palabras de aliento y reconocimiento expresadas por Su Eminencia hacia las nuevas autoridades elegidas en la sesión constitutiva del Parlamento, el 24 de febrero.

CONFERENCIA MAGISTRAL EN EL AULA MAGNA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

Esa misma jornada, el Secretario de Estado de Su Santidad dictó una conferencia magistral en el Aula Magna de la Universidad de La Habana bajo el título de “La cultura y los fundamentos éticos del vivir humano”.

El cardenal Bertone abogó por una armonía entre cultura y ética para construir un mundo con valores que estimulen el desarrollo humano y social.

Una convivencia sin valores es igual a una cultura sin ética, y ello conlleva a una sociedad deshumanizada, sentenció el purpurado.

El enviado del Papa Benedicto XVI enalteció en ese sentido el pensamiento de ilustres cubanos como el Héroe Nacional, José Martí, y el Padre Félix Varela, ante cuyos restos custodiados en el Aula Magna presentó su respeto.

El también teólogo y catedrático disertó sobre la tesis del relativismo cultural y el ético, para luego citar un concepto que el Sumo Pontífice —dijo— denomina dictadura del relativismo, que define la práctica de algunos gobiernos que llegan a recurrir a la fuerza para determinar lo que creen está bien o mal, explicó.

Tras la conferencia magistral, el Camarlengo de la Iglesia Católica entregó al rector de la Universidad de La Habana, Rubén Sardoya, un libro con pinturas de Miguel Angel en el Vaticano y una medalla del pontificado de Benedicto XVI.

Asistieron a la conferencia el ministro de Cultura, Abel Prieto, y otros intelectuales como Armando Hart, Fina García, Cintio Vitier, Miguel Barnet, Eusebio Leal y Roberto Fernández Retamar.

-oOo-

Biografía del cardenal Tarcisio BERTONE, S.D.B., Secretario de Estado Vaticano.

26/02/2008

Casados curas vs. curas casados

Casados curas vs. curas casados

Permalink 25.02.08 @ 23:58:45. Archivado en Universidades, Sociogenética, Antropología conyugal, Religiones, Educación

Como lo hice en 2005, repito hoy mi opinión favorable a la ordenación sacerdotal de varones casados en el seno de la Iglesia Católica, no solamente en las comunidades de ritos orientales, que lo vienen haciendo desde los tiempos apostólicos, sino también en la de rito latino.

La Iglesia católica necesita urgentemente sacerdotes.

Desde hace siglos, pero no desde siempre, el camino reglamentario para acceder al sacerdocio en el rito católico latino pasa por el celibato. La ordenación sacerdotal de hombres casados, cuando tiene lugar en el rito católico latino, como sucedió el 21 de agosto 2005 en Tenerife, es presentada por algunos, con incomprensible exceso de cautela, como una medida excepcional.

Imagen: Evans David Gliwitzki, persona casada de 64 años, se convirtió el domingo 21 de agosto 2005 en el primer ministro de la Iglesia Anglicana que era ordenado sacerdote católico en España. La ceremonia de la ordenación, oficiada por el Obispo de Tenerife, fue "muy emotiva", ya que asistieron a ella la esposa del nuevo sacerdote, Patricia, sus dos hijas y su nieta.

No es imposible que de más en más hombres casados puedan acceder al sacerdocio como ya acceden al diaconado, parte integrante del mismo sacramento sacerdotal. Al dar este paso, sin suprimir la posibilidad de la opción por el celibato, los católicos de rito latino reconocerían al mismo tiempo:

1) la extrema importancia hoy en día de valorizar la santidad del matrimonio,

2) la contribución esencial de los casados a la vida de la Iglesia y

3) la extrema urgencia de procurar sacerdotes a las comunidades que están privadas.

Quedándose en el paso previo de la ordenación de diáconos, las autoridades de la Iglesia dan la impresión de que hay valores y urgencias que no perciben.

Los fieles comprenden que las autoridades de la Iglesia no deseen que los sacerdotes que han asumido el celibato sean infieles a su compromiso, convirtiéndose en "curas casados", pero no comprenden que, en virtud de esta preocupación, hagan obstáculo a la posibilidad de tener "casados curas".