20/02/2008

Rosa y María, esperanza y honor de Euskadi

Rosa y María, esperanza y honor de Euskadi

Permalink 20.02.08 @ 23:45:53. Archivado en Europa, Universidades, España, Sociogenética, Pro justitia et libertate

Leemos en los evangelios que Jesús, a punto de morir, se dirigió a Dios Padre rogándole que perdonara a quienes estaban matándole en la cruz, porque no sabían lo que estaban haciendo.

Algo parecido podrían pedir a Dios Rosa Díez y María San Gil ante el comportamiento de unos cuantos jóvenes exaltados y desmemoriados, que se muestran indignos del calificativo de universitarios al intentar agredirlas a ambas, para impedirles tomar la palabra, una en la universidad de Santiago de Compostela y la otra en la Complutense de Madrid.

Como en ambos casos la inconsciencia de estos jóvenes consiste en su desmemoria, me reduzco a recordarles aquí, para reprocharles sin ambigüedad la indignidad de su gesto contra Rosa y María, las frases con las que yo comenzaba mi artículo del siete de abril de 2005, refiriéndome a ellas dos bajo el mismo título que empleo hoy.

Rosa y María son el honor y la esperanza de Euskadi, en el marco solidario de España y de Europa. Estas dos mujeres encarnarían la mejor fórmula de valientes promotoras de una coalición, sin exclusiones de ningún partido democrático, para salvar a Euskadi de su escandalosa anomalía política actual. Las dos comparten una irreprochable franqueza femenina de testigos auténticos de la tragedia de su pueblo, al hablar, con un coraje que parecen haber perdido los hombres, en nombre del más puro sentido común moral.

Les commentaires sont fermés.