31/12/2007

Emmanuel es el nombre del Salvador

Emmanuel es el nombre del Salvador

Permalink 31.12.07 @ 20:15:00. Archivado en Las Américas, Amistad Europea Universitaria, Semántica, Pragmática, Pro justitia et libertate

¿Quién es Emmanuel? Emmanuel es el nombre del Salvador de Clara Leticia Rojas, rehén de la FARC y madre de Emmanuel, que lo concibió y dio a luz durante su cautiverio.

Iván Rojas, hermano de Clara, muestra gran ilusión por conocer a su sobrino, nacido en cautiverio de una relación consentida de su hermana con un guerrillero. A Iván se debe la frase:

"Emmanuel es el nombre del Salvador, ese hijo ha salvado a mi hermana y puede salvar a toda Colombia".

Los padres de Clara Leticia eligieron para ella, al bautizarla, este nombre compuesto, sabiendo que significaba en latín: “Pura alegría”.

Somos muchos a través de todo el planeta y en particular de Europa los que estamos esperando, junto a la familia Rojas y junto a todos los colombianos, que en las próximas horas la FARC mantenga su promesa de liberar a Emmanuel y a su madre, liberación que servirá también para hacernos confiar en la puesta en libertad inminente de todos los rehenes de la FARC que han de ser canjeados por guerrilleros detenidos por el estado colombiano, entre los cuales se encuentra la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

-oOo-

Emmanuel es un niño colombiano que nació en 2004 mientras su madre, Clara Rojas, era objeto de un secuestro por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Clara fue secuestrada por dicho grupo el 23 de febrero de 2002, mientras acompañaba en su campaña presidencial a la candidata Ingrid Betancourt, en ruta hacia San Vicente del Caguán, en el Departamento del Caquetá, al sur de Colombia. Clara es una abogada colombiana de 42 años, quien durante el momento del secuestro trabajaba como colaboradora cercana de Ingrid.

Los familiares de Clara Rojas, quien debe ser liberada junto con su hijo Emmanuel, de tres años, aún no saben en qué punto de Venezuela se reunirán con ellos, pero confían en que el reencuentro ocurrirá pronto.

"No conocemos el tipo de operación, pero estamos muy tranquilos", señaló a la AFP Clara González, madre de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia y abuela de Emmanuel.

Iván Rojas, hermano de Clara, muestra gran ilusión por conocer a su sobrino, nacido en cautiverio de una relación consentida con un guerrillero.

"Emmanuel es el nombre del Salvador, ese hijo ha salvado a mi hermana y puede salvar a toda Colombia", comentó.

Clara González tiene la esperanza de recibir el nuevo año junto con su hija y su nieto, pero aclara que "si la operación tarda un par de días más no me preocupa. Lo importante es la seguridad y estamos muy contentos con los gobiernos venezolano y colombiano por todos los preparativos".

En compañía de su hijo Iván, Clara González ha permanecido en un céntrico hotel de Caracas desde su llegada el jueves pasado. Sus únicas salidas han sido para reunirse con un grupo de amigos colombianos en un restaurante cercano y para hacer algunas compras en un centro comercial.

Consuelo González, Clara Rojas y Emmanuel deben ser recogidos en un punto desconocido de Colombia por una misión que dirige Venezuela bajo la égida del Comité Internacional de la Cruz Roja y con el apoyo de siete países.

Fuente: CZA, Globovisión / Con información de AFP Publicado el 30-12-2

-oOo-

Carta a mi nieto Emmanuel
de Clara González de Rojas, su abuela,
publicada por
Liberen a Emmanuel
Por la libertad de Clara y Emmanuel

4.06.2007 (1)

Mi querido nietecito Emmanuel. Tú, mi querido niño, con tus tres años apenas cumplidos. Que acabas de salir del cascarón, con tu nivel de consciencia no puedes medir la realidad, tienes un entorno, que pudiera ser muy amplio, pero que resulta limitado porque no puedes salir, no te permiten pasear, al dar tus pasitos todavía inseguros, no puedes calcular la cantidad de riesgos a los que te enfrentas.

Que necesitas a tu mamacita para que ella con todo su amor no sólo te proteja, sino te dé la mano y te alce en el momento que tropieces, en el momento que te caigas. Que te guíe para que tu camino no sea tan azaroso y peligroso. Y así librarte de tantas asechanzas y riesgos que niños como tú no están exentos de tener.

Pero nos han dicho, que ella no está a tu lado. ¿Será cierto? ¿Será posible que ella no puede protegerte? ¿Qué ella no puede cuidarte ? ¿Qué ella no puede darte su cariño como toda madre puede hacerlo y debiera hacerlo? ¿Qué la mantienen aislada? ¿Y a ti te separan de ella? ¿Cómo es posible esto? ¿Hay alguna razón para hacerte sufrir a ti? Así hacen sufrir a tu madre… Me hacen sufrir a mí, a tu abuela.

Entiendo que eres muy mono, que eres muy querido, que a su manera quieren protegerte. En tu edad todos los niños son muy graciosos, estás empezando a experimentar el mundo, a conocerlo, a tratar de ubicarte.

Por ello mismo es por lo que corres tantos peligros! ¡Cuánto quisiera protegerte! ¡Cuánto quisiera mimarte! ¡OH!… ¡cuánto diera por verte! ¡cuánto diera por tenerte entre mis brazos! ¡Siento una añoranza infinita!… Recuerdo cuando tu madre tenía tu edad. A sus tres años era tan graciosa, tenía una sonrisa que encantaba, son esos momentos los que nunca podré olvidar, su cándida sonrisa, siempre me acompañan para seguir recordándola… Sus mejillas sonrosadas, llenitas… tan tiernas… tan adorables… La recuerdo con sus pequeños bucles, te imagino a ti, mi adorado Emmanuel.

Te imagino posiblemente tan semejante a tu bella madre, quien desde pequeñita significó tanta alegría, tanta felicidad para mí, tanta felicidad para su Padre, quien después de cuatro varones, teníamos el más maravilloso premio, que Dios nos colmaba con creces, con la llegada a nuestro hogar de nuestra adorada hija, a quien hicimos bautizar con el nombre de Clara Leticia que significa en latín: “pura alegría”.

Este nombre fue seleccionado por mi padre, quizás porque yo también signifiqué para mis padres tanta alegría como la que experimentamos cuando naciste tú, hija adorada. De ahí que llevamos el mismo nombre.

Cuánta falta me hacen los dos… Cuánto quisiera que los tiempos pudieran cambiar. Como necesitan cambiar tantas situaciones… Cuánto queremos por fín verlos y abrazarlos fuertemente. Tenerlos muy cerca a mi corazón.

Queremos su libertad, queremos… ¿será posible ? QUEREMOS QUE SEAN ¡LIBRES !

Querido Emmanuel, algún día crecerás y podrás leer estas líneas, espero que no sea tarde para mí. Y hayas podido seguir adelante. Pero sobre todo, puedas sacar una lección útil, que hoy nos da la vida. Con todo mi amor,

Tu abuelita, Clara.

-oOo-

Sus comentarios puede enviarlos a doña Clara a: info@liberenaemmanuel.org

-oOo-

(1) Este Sitio web es realizado y alojado por Grupo F Comunicaciones Ltda. como un pequeño aporte para lograr la liberación de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y para que este hecho sea el punto de partida para la liberación de todos los secuestrados en Colombia.

-oOo-

Blogs y portal asociados, bajo el signo de la Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

España: Semántica, Sintaxis, Pragmática

España: Amistad Europea Universitaria

España: Quijote, Andalucía, España, Europa

Bélgica: El Quijote de Bruselas

EE.UU: Taller cervantino del Quijote

Bélgica: Amicitia Europaea Universitaria

29/12/2007

Matanzas de inocentes

Matanzas de inocentes

Permalink 28.12.07 @ 23:53:31. Archivado en Sociogenética, Antropología, Ética, Arte, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate

La historia de esta matanza de los inocentes de Belén y de sus alrededores por orden del rey Herodes, tras ser informado por unos magos del nacimiento del rey de los judíos y confirmado del lugar exacto de este nacimiento por las autoridades religiosas, ha sido utilizada a menudo como instrumento para condenar otras matanzas.

Los historiadores la utilizan, por ejemplo, para cuestionar la responsabilidad de quienes permitieron y oganizaron la trágica cruzada de los niños de 1212. Nuestros contemporaneos la evocan también en relación con la masacre por los nazis de los inocentes ciudadanos judíos durante la segunda guerra mundial, muchos de los cuales eran niños. Hoy mismo podemos evocarla todos para estigmatizar el horror de los asesinatos colectivos de inocentes provocados por los terroristas. El caso más reciente tuvo lugar ayer mismo en Pakistán.

Poco importa, para el propósito del humanista, si alguna vez tuvo lugar esta matanza de niños por orden del brutal rey Herodes, que sólo relata el evangelista Mateo. En realidad Mateo, como los demás evangelistas, estaba preocupado en relacionar a Jesús con las viejas escrituras judías, para demostrar que se trataba realmente del Mesías. En el pasaje de los Santos Inocentes Mateo hace referencia a Jeremías (31:15) quien describe a Raquel “que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron”. La lamentación es en vano, dice Jeremías, porque vienen días en que Dios hará un “nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá” (Jeremías 21:31). El episodio no deja de tener fuerza ejemplativa moral. Lo emblemático es que a más de dos mil años de distancia de este relato sigue habiendo gente que imagina con horror los incidentes de esta historia, entendiendo que una de las funciones más importantes de cualquier comunidad humana es proteger a los inocentes, entre los cuales los más expuestos a la injusticia son los niños.

-oOo-

El "Día de los Santos Inocentes" es el nombre dado a la conmemoración del infanticidio o "Masacre de los Inocentes", masacre mencionada en el evangelio de San Mateo, cuando se cuenta que Herodes ordenó la ejecución de todos los niños de Belén y sus alrededores menores de dos años, por temor al nacimiento del "rey de los judíos". Este nacimiento le fue anunciado por los reyes magos y confirmado por todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, que Herodes convocó, para informarse del lugar donde había de nacer el Cristo.

"Herodes, entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos".

Mateo 2,16.

-oOo-

Imagen: La matanza de los inocentes 1308-1311 (Siena, Museo dell'Opera del Duomo). Autor: Duccio di Buoninsegna (Siena, 1255 – 1318) è stato un pittore italiano, tradizionalmente indicato come il primo maestro della scuola senese.
Grandes formatos

-oOo-

El Día de los Santos Inocentes es generalmente conmemorado el 28 de diciembre, a excepción del mundo sajón, donde esta fiesta se celebra el 1° de abril, bajo el nombre de April fool's day (en español: 'el día de los tontos'). En Francia y en Italia el 1° de abril, llamado Pez de abril, Poisson d'avril, en francés y Pesce d'aprile en italiano, se celebra como un día para hacer bromas, muy parecido al día de los inocentes en España y América Latina.

Dentro de la semana de celebración por el nacimiento de Jesús, la iglesia católica conmemora con un "día de duelo" la muerte de los Santos Inocentes, asesinados por órdenes del Rey Herodes, movido por su temor de ser destronado.

El Día de los Inocentes era considerado por la Iglesia Católica como día de luto, pero es muy probable que los hechos, de ser históricos más bien que puramente simbólicos del rechazo de Jesús por las autoridades de su propio pueblo, no sucedieran un 28 de diciembre, sino más bien en los días posteriores a la fecha en que Jesús nació realmente, cualquiera que fuese esta fecha. Hay quienes piensan que esta fecha se desplazó al 25 de diciembre, para hacerla coincidir con el día del renacimiento de la luz, y que en relación con ella se desplazó igualmente al 28 el día de luto. Los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del "Natalis Solis Invicti" o "Nacimiento del Sol invicto", asociada al nacimiento de Apolo. El 25 de diciembre fue considerado como día del solsticio de invierno, que los romanos llamaron bruma.

Sin embargo, ateniéndose a los datos evangélicos, hay manera de justificar la fecha del 25 de diciembre para la Navidad. Según el evangelio de Lucas (1, 13-60), Zacarias supo que Santa Isabel estaba encinta de Juan el Bautista el día de la fiesta del final de la cosecha, festividad que tiene lugar en la religión judia en la última semana del mes de septiembre. El evangelio también indica que Juan el Bautista nació seis meses antes que Jesús. Por lo tanto, si el embarazo de Isabel comienza en la última semana de septiembre, es evidente que el Bautista nació en la última de junio y que siendo seis meses mayor que Jesús, éste nació en la ultima semana de diciembre.

Durante mucho tiempo, el día de los inocentes se mantuvo entre los creyentes de la fe católica como tal "día de duelo". Sin embargo, la Edad Media se encargó de combinar este rito con otro más antiguo pagano, conocido como la "Fiesta de los locos", celebrado en los días comprendidos entre Navidad y Año Nuevo. Se dice que estas fiestas eran tan escandalosas, que la Iglesia, en su afán por calmar las excentricidades de sus participantes, decretó que se celebrara el día de los Santos Inocentes, haciéndola coincidir con la "Fiesta de los locos", para atenuar sus malos efectos.

Se inició de esta forma la fusión pagano-católica de estas fiestas en el mismo día. Sin embargo, conviene recordar que si en este día se hacen bromas carnavalescas de todo tipo a los más distraídos o desprevenidos, que van desde los cartelitos pegados en la espalda hasta las sorpresas más pesadas e insólitas, que pueden terminar con los "inocentes" en un hospital, no es en honor de los "santos inocentes", sino como licencia propia de la "Fiesta de los locos", cuyos malos efectos intenta atenuar lo más posible la fiesta de los "santos inocentes".

-oOo-

He aquí el relato evangélico, tal como aparece en el capítulo 2 del evangelio de San Mateo:

1 Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén,

2 diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.»

3 En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén.

4 Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo.

5 Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta:

6 Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel

7 Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella.

8 Después, enviándolos a Belén, les dijo: «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.»

9 Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño.

10 Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría.

11 Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.

12 Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.

13 Después que ellos se retiraron, el Angel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle.»

14 El se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto;

15 y estuvo allí hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo.

16 Entonces Herodes, al ver que había sido burlado por los magos, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos.

17 Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías:

18 Un clamor se ha oído en Ramá, mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen.

19 Muerto Herodes, el Angel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo:

20 «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.»

21 El se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel.

22 Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea,

23 y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: Será llamado Nazareno.

26/12/2007

Navidad viene de Natividad

Navidad viene de Natividad

Permalink 26.12.07 @ 18:15:05. Archivado en Escritura bloguera, Europa, Semántica, Pragmática, España, Sociogenética, Antropología, Ética, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate

Ayer no escribí en mi escritorio virtual, porque practico a rajatabla el consejo de mi primer maestro de filosofía, que él había aprendido a su vez de la gran tradición de los filósofos que prefieren la vida a la filosofía.

El consejo es: "primum vivere, deinde philosophare", porque de espaldas a la vida la filosofía perdería su sentido.

El primer consejero conocido de la tradición de filósofos que prefieren la vida a la filosofía es el propio Aristóteles, que al transmitir este consejo a sus discípulos los vacunaba contra la misantropía, que puede transformar al filósofo de amante de la sabiduría en sofista y de sofista en misántropo.

Así que ayer no escribí para vivir mejor, sino que viví mejor para poder seguir escribiendo sin olvidar el sentido de la vida, que es al fin de cuentas el norte de mi escritura, al serlo de mi vida.

La relectura de mi propio mensaje navideño del año antepasado, me ha hecho pensar una vez más en la usura diacrónica, tanto fonética como semántica y pragmática, del vocablo "Natividad", que nos viene del acusativo latino "Nativitatem", hasta convertirse en nuestro vulgar "Navidad".

El primer testimonio de esta usura que tengo a mano es de la segunda mitad del siglo XIII:

D.Alfonso por la gracia de Dios, rey de Castiella, de Toledo, de Leon, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, del Algarbe. Al Conceio de Burgos, cabeza de Castiella, y mi Camara, salut assi como a aquellos que quiero bien, e en que fio. Vos sabedes de como vos envié dezir, que me enviasedes cavalleros de vuestra villa e omes buenos de los pueblos que viniesen a mí, et que fuesen do quier que yo fuese por esta navidad, que agora pasó, et vos enviastesme a Pedro Bonifaz, e a Fernand Garzia, mios alcalles, et a R.Yañez, mio ome, e a Remont Raynes; fiziesteslo muy bien en enviarmelos, e gradesco voslo mucho. E por lo que envié por ellos, yo vos enviaré ayna mis cartas et mio mandado de como fagades, et de lo que me enviastes dezir, que vos diera mio privilegio plomado, que ningun vuestro vecino non sé escuse de pecho si non fuese por mi carta plomada, e agora que lieva otras mis cartas que non son plomadas pora escusar, e que se vos torna en vano, et que me pidiedes merced, que yo que viese vuestro privilegio; a esto vos digo que veré las cartas e los omes que las dí, e sabré porque razon, e entonce mandare como sea.

AÑO: p 1255 - c 1280
AUTOR: Anónimo
TÍTULO: Leyes nuevas
PAÍS: ESPAÑA
TEMA: 10.Ordenamientos y códigos legales
PUBLICACIÓN: Real Academia de la Historia (Madrid), 1836

Por obra de la síncopa: "Figura de dicción que consiste en la supresión de uno o más sonidos dentro de un vocablo; p. ej., en navidad por natividad." DRAE, la Natividad se convirtió para muchos en Navidad.

Se me ocurre hoy, a la vista de los actuales comportamientos navideños, que esta evolución fonética, que puede atribuirse a un fenómeno general de economía articulatoria, ha venido a significar con el tiempo la caída accidental de la Natividad religiosa en el síncope semántico y pragmático de la Navidad paródica que soportamos hoy: "Pérdida repentina del conocimiento y de la sensibilidad, debida a la suspensión súbita y momentánea de la acción del corazón", DRAE.

La palabra “navidad” (1220-50, antes: nadvidad, 1205) es la forma abreviada popular, por corte interno o síncopa, de la palabra más larga “natividad”, que viene del latín “nativitatem”, caso acusativo de la palabra “nativitas”, que significa ‘nacimiento’.

En la cultura occidental el nacimiento por antonomasia es el de Jesús, piedra angular del cristianismo como Hijo de Dios encarnado, crucificado, muerto y resucitado, cuyo nacimiento tuvo lugar en Belén hace 2006-2007 años (1). Este nacimiento es considerado tan importante para nuestra cultura, que cada vez que tenemos que situar un hecho en el tiempo lo hacemos por relación con la fecha del nacimiento de Jesús. Nuestras fechas no se entienden sin esta fecha.

Históricamente tampoco se entienden sin referencia a Jesús la mayor parte de los valores morales, intelectuales y artísticos que constituyen el núcleo más profundo y sólido de lo que llamamos nuestra civilización.

Por desgracia muchos occidentales y en particular muchos europeos, entre los cuales parece que quieren distinguirse los políticos que pretenden dirigirnos por el momento, incluidos los autores de la Constitución europea y nuestro gobierno actual, se obstinan en ocultar esta verdad.

-oOo-

Tras estas consideraciones de lingüista y de filósofo, quiero hacer extensiva a todos mis colegas blogueros, tanto europeos como americanos, asiáticos, africanos y oceánicos, las palabras de agradecimiento y felicitación que yo dirigía anteayer a algunos de mis amigos blogueros:

Gracias por tu empeño bloguero durante el año 2007. Un abrazo muy fuerte, deseándote a ti, a tu familia y a todos nuestros colegas blogueros una Natividad en la Solidaridad y un próspero Año Nuevo 2008 en la Amistad.

-oOo-

(1) Hace 2007 años cumplidos, razón por la cual entramos en el año 2008. La «Era cristiana o dionisiana fue establecida en el siglo VI por el monje y matemático escita Dionisio el Exiguo, que fijó la fecha del nacimiento de Cristo en el 25 de diciembre del año 753 de la fundación de Roma. En 1582, la reforma emprendida por el papa Gregorio XIII cambió la fecha del principio del año, fijándolo en el 1 de enero, ya que desde tiempos de Beda el Venerable se entendió que en el cálculo de Dionisio había un error de siete días según la fecha de la muerte de Herodes. La fórmula tradicional con que aparece en la documentación es en el año N del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Esta forma de datación se empleó primero en la documentación privada. En Inglaterra se difundió durante los siglos VI y VII, y de allí pasó al continente a través de Italia, difundiéndose por Francia, Alemania y posteriormente por la Península Ibérica a partir del siglo X. En la Castilla y Aragón se generalizó desde el siglo XIV. », Enciclopedia Universal DVD © Micronet, S.A. 1995-2002.

Dentro de la era cristiana se distinguen varios estilos. El usado por nosotros es el llamado estilo moderno o de la Circuncisión de Cristo, que contabiliza el año desde el 1 de enero, coincidiendo con el año astronómico. Esta forma se utiliza desde la reforma gregoriana de 1582.