22/12/2007

Navidad significa acoger al otro

Navidad significa acoger al otro

Permalink 22.12.07 @ 20:55:11. Archivado en Europa, Hispanobelgas, España, Ética, Religiones, Arquitectura y urbanismo

En el difícil momento que vive Bélgica, me parece oportuno recordar el mensaje de solidaridad que lanzó el primado de Bélgica con ocasión de las fiestas navideñas del año pasado. A nadie se le oculta que si la unidad que une a los belgas desapareciera, los mayores desamparados de este fracaso de la solidaridad nacional serían quienes ya sufren del desamparo, como lo son de manera emblemática quienes carecen de una vivienda digna. Este problema y muchos otros de primera necesidad requieren justamente un renforzamiento urgentísimo y no una pérdida de la solidaridad.

He aquí cómo lo comentaba yo el 27.12.06.

-oOo-

El cardenal Godfried Danneels, primado de Bélgica y Arzobispo de Malinas y Bruselas, muy preocupado con el problema de la vivienda en su archidiócesis, ha pedido al clero de sus parroquias y a todos los responsables de instituciones de la Iglesia que, más bien que vender los edificios desocupados que dependen de ellos, los pongan a la disposición de agencias que los renueven y los alquilen a un precio justo, para ayudar eficazmente a las personas privadas de hogar en Bruselas.

La llegada de las rigurosas heladas del invierno, que cada año matan a numerosas personas sin domicilio fijo, añade dramatismo a una frase que ha hecho suya el cardenal: "Es mejor procurarle a alguien una casa por nueve años que darle una cama por nueve horas". Los alquileres en Bélgica son generalmente de tres, seis o nueve años. Quien obtiene un alquiler correcto por nueve años se siente mucho más seguro que quien sólo lo obtiene por periodos inferiores.

He aquí la declaración del cadenal sobre este tema, durante su homilía de la Nochebuena en la catedral de Bruselas:

¿Nueve horas o nueve años?

Durante la ceremonia de clausura del encuentro internacional "Bruselas-Todos los santos 2006", recordé que en Bruselas mucha gente busca una vivienda sin encontrarla. En vano. Se trata a menudo de madres solteras o abandonadas que tienen a su cargo niños pequeños. Invité a todos y a todas los que disponen de un alojamiento desocupado a ser generosos y a acoger a los que no tienen vivienda.

Ya en junio pasado, había escrito a las parroquias que no vendieran sus edificios desocupados, llegado el caso, sino que los pusieran a disposición de agencias, que los renueven y luego los alquilen a un precio justo.

La respuesta superó mis esperanzas. Se lo agradezco a todas y a todos los que han colaborado. Pero desgraciadamente no es suficiente. La muchedumbre de las personas SDF ('Sin Docicilio Fijo') y otras personas sin vivienda en Bruselas crece de día en día. Según el CPAS ('Centro Público de Ayuda Social) de Bruselas, su número ha pasado estos últimos años de doscientas a seiscientas.

Las autoridades públicas hacen con todo grandes esfuerzos: trescientas cincuenta nuevas camas este año, además de las mil del año pasado. Es encomiable. Aumentar el número de camas para administrar situaciones de desamparo en caso de gran frío, está bien. Volverlo superfluo, es mejor.

Son los alquileres los que deberían ser accesibles. Como recientemente he oído decir: "Es mejor procurarle a alguien una casa por nueve años que darle una cama por nueve horas". Y no hablo de los explotadores que reclaman alquileres exorbitantes por un estudio muy pequeño.

Por supuesto que el portal de Belén donde nació Jesús era exiguo. ¡Pero tenía la ventaja de ser gratuito! El refugio de sus hermanos y hermanas en Bruselas cuesta caro y ofrece apenas más espacio que el establo de Belén. Sin hablar del insuficiente mobiliario. A eso, Jesús responde: "Lo que no hicisteis en favor de los más pequeños de entre los míos, es a mí a quien no me lo hicisteis." (Cfr. Mt 25)...

Navidad significa acoger al otro, en el sentido literal como en el sentido figurado. Acogerlo en nuestras casas y en nuestros corazones. Tal es el secreto de la Nochebuena. Y, hermanos y hermanas, permitidme añadir... ¡"Esto no es una ficción"!

Santa fiesta de Navidad 2006.

-oOo-

Escrito por: Salvador GARCIA BARDON

Comentarios

Elizabeth Crowliz dijo

Felices Fiestas

Muchas gracias por tus felicitaciones, Salvador. Yo también te deseo unas buenas fiestas al igual que a tus familiares, amigos y personas cercanas.

A ver si el comienzo del nuevo año me ayuda a cargarme un poco las pilas y a volver con mejor humor que este año que ya termina.

Un abrazo;
Liz.
27 Diciembre 2006, 18:53

Borja García dijo

Me parece muy sensato

Creo que dice algo muy cierto. La Iglesia ha de buscarse el dinero para pagar nuevas instalaciones, no cabe duda. Sin embargo creo que es la primera que tiene que exigirse austeridad en sus bienes y buscar lo justo para llevar a cabo sus funciones y al mismo tiempo servir a los más necesitados. Servirles ayudándolos a salir de su pobreza o situación, no ha mantenerles caritativamente toda su vida. Los bienes inmuebles de la Iglesia han de servir de la mejor forma a ese fin a la hora de venderlos.

Me encantaría que la Iglesia, todos los que la formamos, luchásemos por ser justos de palabra y de obras. No podemos confundirnos y mezclarnos tanto con el mundo. La especulación es una gran falta contra el hermano, el otro, a parte de la gran injusticia que crea.

Me parece magnífica esta actitud del cardenal belga. Gracias por traer aquí esta noticia y por sus buenos deseos para esta Navidad.

Un saludo.
27 Diciembre 2006, 23:47

Les commentaires sont fermés.