14/12/2007

El arzobispo que injuria y acosa a sus curas

El arzobispo que injuria y acosa a sus curas

Permalink 13.12.07 @ 23:58:52. Archivado en Europa, Universidades, Amistad Europea Universitaria, Pragmática, España, Sociogenética, Antropología, Ética, Religiones, Educación, Pro justitia et libertate

El caso lamentable del arzobispo de Granada, condenado por la justicia civil, por haber injuriado y acosado a uno de sus curas universitarios, exigiéndole obediencia injusta y ciega, puede servir para frenar la marcha loca del viejo tren del catolicismo integrista español, que galopa hacia el abismo de la injusticia y del despotismo, por obra de unos cuantos maquinistas desmemoriados, que olvidan la existencia del resto de la iglesia.

La única condición para que este caso sirva de freno es que tanto el clero como nosotros los laicos, en particular los colegas universitarios, echemos mano de la objeción de conciencia, en un gesto comparable con el “¡ Basta ya !” de Jesús frente a los mercaderes del templo.

He aquí la reflexión dolorida y sincera de unos cuantos universitarios católicos, profundamente conmovidos por los gravísimos hechos que están teniendo lugar en la prestigiosa archidiócesis de Granada, cuyo clero es uno de los mejores formados de la Iglesia universal, precisamente por la calidad de su formación universitaria.

-oOo-

Ana RODRIGO
11-Diciembre-2007

¿Cuando alguien es condenado por un juez, se trata de un delincuente?

El arzobispo Martínez Fernández ha sido sancionado por lo que las leyes civiles pueden hacerle, pero ¿Quién resarce al cura Martínez Medina del daño moral, personal y económico que el arzobispo le ha producido?

Copio del último libro de JM Castillo “La Iglesia y los derechos humanos”, editorial Desclée de Brouver:

“En la Iglesia no sólo no exiten derechos humanos debidamente reconocidos, sino que tampoco existe un derecho procesal que proteja al que se ve privado de su libertad, de su dignidad o simplemente de su cargo” (pág.108).

Os recomiendo la lectura del libro citado, por lo ilustrativo que es a la hora de poder entender las tropelías que los jerarcas pueden hacer con sus “súbditos” en nombre de Dios, del Espíritu santo o de las cosas más sublimes. Cuando se actúa en nombre de Dios humillando, ofendiendo y atacando a la dignidad humana, sin que el susodicho “súbdito” pueda defenderse, se podría considerar una auténtica blasfemia, puesto que son conductas inmorales y se supone que Dios no quiere eso precisamente.

-oOo-

Mudejarillo
11-Diciembre-2007

Pregunto:

¿Dimitirá el obispo juzgado y condenado por injurias y acoso?

¿Cesará Benedicto XVI al obispo juzgado y condenado por injurias y acoso?

¿Qué credibilidad tiene un pastor que injuria y acosa a sus ovejas?

¿Qué credibilidad tiene un pastor que injuria y acosa al “perrillo” que le ayuda a pastorear a sus ovejas?

Los que piden dimisiones a diestro y siniestro sin que medien sentencias judiciales ¿lo harán ahora con este ciudadano?

¿Cree la Iglesia en la Justicia Civil o harán ahora lo mismo que con el primer matrimonio y divorcio de Letizia Ortiz? ¿Dirán también que no existe delito porque es una sentencia “civil?

Pregunto como Ana: “¿Cuando alguien es condenado por un juez, se trata de un delincuente?” Y si lo es… ¿qué tienen que hacer sus inmediatos superiores?

Paz y Bien,
Mudejarillo

-oOo-

Salvador García Bardón
12-Diciembre-2007

Ya es más que hora de que la jerarquía respete los derechos humanos de los curas. Ya es hora también de que los curas adopten la actitud evangélica de oponerse a los mercaderes del templo como lo hizo Jesús, denunciando el abuso que cometen contra los derechos más fundamentales de la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, y con Él templo imperecedero, quienes violan la justicia con cualquiera de sus miembros, so pretexto de preservar los derechos del templo perecedero.

Observando desde Bruselas, en diálogo con mis colegas lovanienses, el comportamiento de algunos miembros del episcopado español, nos dan la impresión de que desean aprovechar la situación actual de un papado de transición, para liquidar los avances que el concilio Vaticano II procuró a la Eclesiología.

El caso lamentable del arzobispo de Granada puede servir para frenar la marcha loca del viejo tren del catolicismo integrista español, que galopa hacia el abismo, por obra de unos cuantos maquinistas desmemoriados, que olvidan el resto de la iglesia. La única condición para que sirva de freno es que tanto el clero como nosotros los laicos echemos mano de la objeción de conciencia, en un gesto comparable con el “¡ Basta ya !” de Jesús frente a los mercaderes del templo.

-oOo-

Concordia
12-Diciembre-2007

Yo haría un película sobre este tema con el título: “Duelo entre Titanes”.

Entiendo lo que dice Pepe Salas. Con el máximo respeto al demandante, (es un señor canónigo con gran prestigio) este duelo se ha dado entre gigantes y por tanto lo llamativo es que un obispo sea juzgado y condenado desfavorablemente. Por lo demás es un caso más de autoritarismo para los mortales. ¿ Un cura de barrio se hubiera atrevido a tal osadía ?

Habrá también que preguntarse en qué terminó el caso del cura de Albuñol, o de los seminaristas que se fueron de la diócesis granadina, o de la retirada de los seminaristas de la Facultad de Teología regentada por los jesuitas, etc, etc, para rematar la sentencia de una forma despótica de ejercer la autoridad como pastor. ¡Aquí está el problema!.

Me temo que nuevamente se le dará una pata hacia arriba al Sr. Martínez Fernández, de forma que puede terminar o arzobispo de una diócesis perdida sabe Dios en que lugar del mundo o en un discaterio romano.

El nuncio debe tener dolores de cabeza desde hace años con este monseñor.

-oOo-

francisco javier PELÁEZ
13-Diciembre-2007

Leyendo la sentencia llama poderosamente la atención del relato de hechos lo poco que protegió la Congregación del Clero al canónigo denunciante de los abusos del arzobispo.

Por un primer decreto episcopal le cesan al canónigo de su cargo de Archivero, recurre a la Congregación del Clero y allí se insta a las partes a llegar a un acuerdo. El sacerdote renuncia al puesto de archivero-era de confianza-; el arzobispo retira el decreto y da su “palabra” de que prologará el libro de la catedral de Granada de Cajasur, que coordinaba el canónigo y que está en el origen del empecinamiento del arzobispo. Después del acuerdo el arzobispo vuelve a la carga intentando que no se publique el libro de nuevo.

Vamos que el arzobispo no tiene palabra y que la Congregación no vigila los acuerdos a los que se llega en su presencia.

Después en un segundo decreto el arzobispo le suspende de canónigo, en tanto no evite la publicación del libro que Cajasur decide publicar por su cuenta y con independencia del sacerdote y en tanto no devuelva determinados libros que según el arzobispo se llevó de la catedral. Recurre el decreto el canónigo a la Congregación y le imponen entre otras condiciones que jure que no se llevó los libros, cosa inverosimil, porque le cambiaron sorpresivamente las cerraduras del despacho.

En fin este pobre hombre se ha ido a un juicio penal porque la estructura interna le dejaba desprotegido.

-oOo-

Ana RODRIGO
13-Diciembre-2007

El fondo de la cuestión en el conflicto Martínez Fernández versus Martínez Medina, en realidad es entre la autoridad y “el súbdito” (qué palabra tan horrible!), está en la insumisión de dicho “súbdito”, en la falta de obediencia a la autoridad.

Podríamos reflexionar si es posible que en estos tiempos democráticos, exista un estado, el Vaticano, que todavía siga siendo monarquía absoluta, con súbtidos, obediencia, sin respeto a los más elementales derechos de las personas, desde el momento en que, como expone magníficamente JM Castillo en su libre “La Iglesia y los Derechos Humanos”, en la Iglesia no hay tribunales a los que se puede acudir para defenderse, ni garantías legales de que una persona va a ser defendida. La autoridad, el Papa o de su delegado dicta las leyes, las ejecuta y juzga al imputado, todo en una sola persona, ¡qué aberración!.

¿ A dónde puede acudir este hombre ante tanta indefensión en las consecuencias morales y económicas que no han podido ser juzgadas por los tribunales civiles ? ¿ El mismo que ha dado la orden y le ha privado de su sacerdocio, de su trabajo, de su medio de vida; el mismo que le ha producido una dolorosa depresión, un infarto; el mismo que agravó la situación de la madre del imputado y que, como conscuencia falleció; el mismo que lo ha rebajado socialmente, que lo ha desprestigiado, que lo ha acusado de ladrón, ese mismo señor, es decir el Sr. arzobipo lo va a defender ? ¿ Hay algún mecanismo jurídico que lo puede defender de tantas tropelías ? Pues no, esta es la institución-Iglesia que tenemos, que todavía no se ha enterado que el amor, la dignidad de la persona, sus derechos, están por encima de la obediencia.

¡Qué horror, entre tíos hechos y derechos que se tenga que hablar de obediencia como si de niños chicos se tartase!

Y ahora, este hombre que ha dedicado toda su vida a la iglesia, se va a la calle con los 3700 euros que el arzobispo le va a pagar como multa, porque el juez lo ha dicho; que si no, quizá se hubiera ido a la p. calle con lo puesto. Un hombre competente como el que más en Historia del Arte, gran conocedor y el mejor conocedor de la materia del libro que se iba a editar sobre la Catedral de Granada, un hombre apreciado y valorado por su prestigio profesional, ahora, como no ha sido un chico obediente, ¡¡¡castigado!!!, a buscarse la vida, a su edad. Es que si lo pensamos bien, es horrible lo que se está haciendo con este señor y con todos los que “se mueven”. Los súditos de la iglesia están condenados a ni oler sus propios derechos como personas.

Es posible que el arzobispo de Granada, Msr. Martínez Fernández, escale unos cuantos puestos para agradecerle lo sumiso que es a su autoridad superior, que no sé quién es. Mientras, la víctima, a los infiernos de una nueva vida, que tendrá que enfrentar como un adolescente, puesto que todos sus años de vida los ha entregado al sacerdocio.

Se nota que estoy indignada ¿eh? Creo que no es para menos. Es una vergüenza.

-oOo-

Blogs y portal asociados, bajo el signo de la Amistad Europea Universitaria por y para la Amistad Mundial:

España: Semántica, Sintaxis, Pragmática

España: Amistad Europea Universitaria

España: Quijote, Andalucía, España, Europa

Bélgica: El Quijote de Bruselas

EE.UU: Taller cervantino del Quijote

Bélgica: Amicitia Europaea Universitaria

Les commentaires sont fermés.