04/08/2007

Cupos de trabajadores en vez de cayucos

Cupos de trabajadores en vez de cayucos

Permalink 04.08.07 @ 14:14:14. Archivado en Europa, España, Sociogenética, Ética, Migraciones, Pro justitia et libertate

Para Paulino Rivero, Presidente del Gobierno de Canarias "es hora de mirar de frente a África".

Durante años, cuando ostentaba la presidencia de Coalición Canaria, leyendo los hechos a través de un prisma nacionalista, había relacionado la inmigración con una invasión, con la saturación de los servicios públicos, la inseguridad y la sobrepoblación de las islas.

Sin embargo, ahora, desde que es presidente del Gobierno de Canarias, adoptanto el punto de vista del humanismo y del realismo ante el fenómeno mundial de la emigración masiva de poblaciones pobres hacia los países ricos, promueve el establecimiento en los consulados y embajadas españoles en África de cupos de trabajadores, para evitar que los candidatos a la emigración se jueguen la vida en cayucos como clandestinos.

Intentemos comprender las razones objetivas de este cambio de discurso. Para comenzar, conozcamos mejor la personalidad del nuevo presidente del Gobieno de Canarias.

Foto de "El País": Paulino Rivero, de 55 años, maestro, presidente de Coalición Canaria y alcalde de El Sauzal desde las primeras elecciones, es el nuevo presidente del Gobierno de Canarias gracias a un pacto con el PP.

Paulino Rivero Baute es un político canario nacido el 11 de febrero de 1952 en el municipio de El Sauzal, situado en el norte de la isla de Tenerife (España).

Es diplomado en magisterio por la Universidad de La Laguna, está casado y tiene dos hijos.

Ejerció como profesor de primaria hasta que en 1979, en las primeras elecciones democráticas en España, es elegido alcalde de su localidad natal, El Sauzal, puesto que desempeñó hasta 2007, inicialmente al frente de la Unión de Centro Democrático y luego desde 1983 dentro de la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), partido incluido actualmente dentro de Coalición Canaria, aunque en algunos edificios aún mantiene sus siglas.

Paulino Rivero Baute también ha sido consejero del Cabildo de Tenerife, para luego en 1996 dar el salto a la política nacional, siendo diputado en las legislaturas VI, VII y VIII de Las Cortes españolas por Santa Cruz de Tenerife. Presidió la Comisión Parlamentaria sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

En 2007 fue elegido candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias por Coalición Canaria para las elecciones de mayo. Tras resultar elegido en estas elecciones abandonó su escaño en el Congreso de los Diputados por ser incompatible con el de diputado regional. El 11 de julio fue investido presidente del Gobierno de Canarias. Tras este nombramiento abandonó la presidencia de Coalición Canaria.

Wikipedia

Es innegable que, durante años, Paulino Rivero había relacionado la inmigración con una invasión, con la saturación de los servicios públicos, la inseguridad y la sobrepoblación de las islas. Pero entonces Paulino Rivero no tenía la perspectiva que tiene ahora, desde que es presidente del Gobierno de Canarias. Como responsable del Bien Común, tanto a nivel insular como estatal y europeo, defiende como solución política del problema humanitario de la inmigración africana hacia las islas Canarias, la España peninsular y Europa, el establecimiento en África de cupos de trabajadores, para evitar que se jueguen la vida en cayucos.

He aquí las razones que le han hecho cambiar de discurso:

"No hay un cambio de discurso sustancial. Canarias sufre directamente las consecuencias del fenómeno más importante del siglo XXI.

Me refiero ahora sólo a la inmigración procedente de África, que es la minoritaria, y no la de los aeropuertos que tienen otros planteamientos.

España tiene que hacer un gran esfuerzo ante la UE e internacionalmente a favor del desarrollo, la estabilidad, seguridad y democracia.

Ha llegado la hora de mirar de frente a África y no darle la espalda, como el último cuarto de siglo.

Los frutos se van a ver a medio y largo plazo, pero hay una política que se puede desarrollar de manera inmediata: los cupos.

España contrata al año a centenares de miles de trabajadores de terceros países y la UE, a millones.

El año pasado llegaron a Canarias 32.000 africanos en cayucos. ¿Qué son 100.000 para Europa, para España, comparados con los millones que se contratan cada año si se oferta ese cupo a los países africanos que ven cómo sus jóvenes caen en las mafias?

Esta oferta exige como contrapartida a los Gobiernos de origen la lucha contra la inmigración clandestina.

¿Qué mejores aliados podríamos tener? Si se le dan cupos para sus jóvenes a cambio del control en origen, la situación variará radicalmente. Las colas serán en nuestras embajadas y consulados y no para subirse a una barca hacia la muerte".

Les commentaires sont fermés.