01/08/2007

Europa y España arden en Canarias

Europa y España arden en Canarias

Permalink 01.08.07 @ 11:25:00. Archivado en Europa, España, Pro amicitia universale, Ética, Migraciones

Es el momento de preguntarnos si España y Europa hacen lo que deben de manera habitual, para que los Canarios se sientan tan Europeos y Españoles como los habitantes de la península y el continente.

Sin duda ninguna, en los momentos críticos que viven los Canarios estos días, tanto España como Europa van a hacer lo que tienen que hacer, para ayudarles a salir con vida del enorme apuro en que se encuentran. Pero y luego, ¿qué va a suceder? ¿Miraremos para otro lado como parece que seguimos haciéndolo ante la tragedia ininterrumpida de la llegada de cayucos a las costas canarias?

¿Mucho Europeos y demasiados Españoles seguirán todavía ignorando que Canarias se ha convertido en el servicio clínico de cuidados intensivos de África, donde los Canarios hacen todo lo que pueden e incluso más de lo que pueden, para salvarles la vida a los innumerables euroafricanos que intentan nacer a una nueva vida entre nosotros allí? Sin nuestra ayuda masiva, ¿cómo pueden a partir de ahora los Canarios seguir salvando vidas de euroafricanos, cuando sus propias vidas están en peligro mortal?

Los españoles y los europeos tenemos que comprender que en los fuegos de Canarias arden Europa y España. Si queremos extinguir estos fuegos, tenemos que poner seriamente en marcha nuestra solidaridad institucional con Canarias. Para esto no basta con una ayuda circunstancial, sino que hay que ayudarles de manera concreta, habitual y con la excepcionalidad que requiere su insularidad.

Un nudo en la garganta
JUAN CRUZ
, El País-01/08/2007

De pronto tres incendios, en Gran Canaria, en La Gomera, en Tenerife, han puesto un nudo en la garganta del archipiélago. Territorios rodeados de agua por todas partes, las islas sufren las inclemencias del fuego como barcos varados, a veces indefensos, en todo caso alejados de los centros desde los cuales se puede prestar ayuda rápida, eficaz, contundente. Una copla canaria dice: "Todas las Canarias son/ como ese Teide gigante,/ mucha nieve en el semblante/ y fuego en el corazón". Indefensas, arrinconadas a veces en el paraíso de la belleza, han sufrido durante siglos el azote de la lejanía, en el que también residen muchos de sus encantos. Pero cuando están más lejos, cuando se sienten más lejos, es cuando cunde sobre ellas la desesperación abrupta de la desgracia.

Paulino Rivero, el presidente canario, ha apelado estos días, en Madrid y al borde de los fuegos, a la comprensión del desastre como una tragedia de todos; y los isleños viven, vivimos, la zozobra con nombres propios, con apellidos; los lugares que se están quemando son tránsito habitual de lo que en la historia se llama pueblo llano, lejos del latido turístico y de las rutas del neón. Es el corazón de las islas, el que late bajo el Teide gigante, el que está siendo afectado por una tragedia a la que luego le nacerán las estadísticas. Ahora es el drama de los hombres, una ruina que cada canario vive en primera persona. Lo que ocurre en el corazón de las islas, en el centro y sur de Gran Canaria, lo que le ha pasado a Chipude, en La Gomera, donde ha estado a punto de destrucción el maravilloso Garjonay, y lo que sucede en la zona norte de Tenerife, escapa al sentimiento de las metáforas y tiene el alcance horrible de una catástrofe natural que ya no se puede remediar y que en el futuro sólo pueden prevenir los hombres.

La climatología adversa, esas temperaturas tórridas e insólitas en algunas de las zonas citadas, combinadas con un viento traidor e infrecuente, y con la facilidad que tiene el fuego para propagarse en territorios donde dominan la pinocha y otros conductores naturales del fuego, han puesto de manifiesto la fragilidad concreta, casi de cristal, de las islas.

-oOo-

Foto: José Antonio Hurtado García

Otros artículos míos sobre Canarias:

Canarias, puerta española de Europa

Avalancha de cayucos sobre Canarias

Responsabilidad euroafricana en Canarias

Tsunami humano sobre Canarias

Desastre humanitario euro-africano

Todos venimos de África

Etc.

Les commentaires sont fermés.