17/07/2007

Recobrar el honor del PSOE, perdido en Mijas 1/2

Recobrar el honor del PSOE, perdido en Mijas 1/2

Permalink 17.07.07 @ 23:23:23. Archivado en Europa, España, Sociogenética, Ética, Educación, Pro justitia et libertate

La dirección del PSOE ha exigido que la corporación municipal de Mijas apruebe un nuevo sistema retributivo, con asignaciones más moderadas que las que se habían aribuido por su propia cuenta los interesados: 126.000 euros anuales para el acalde; 100.000 para la primera teniente de alcalde; 88.000 para otros dos concejales; etc. Mientras tanto, los miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mijas no cobrarán los sueldos aprobados en pleno el pasado 5 de julio.

Por lo visto el pleno municipal celebrado ayer no se ha tomado el asunto muy en serio, porque se reunió

"menos de un minuto, para tomar conocimiento de la dimisión del ya ex alcalde Agustín Moreno, que el pasado viernes anunció su renuncia tras negarse a reducir su salario, fijado en 126.000 euros anuales. El PSOE aún no ha decidido quien le sustituirá".
Así lo refiere literalmente "El País", en un artículo de DIEGO NARVÁEZ de este 17/07/2007.

La polémica producida, tanto a nivel autonómico como estatal y europeo, por los elevados sueldos de la corporación mijeña, no sólo afecta al ex alcalde, que se convirtió a sí mismo el pasado 5 de julio, con el apoyo de sus concejales, en el mejor pagado de España, sino al grueso del equipo de gobierno. En efecto, la primera teniente de alcalde y actual suplente del alcalde demisionario tiene, por el momento y mientras no se enmiende su sueldo, una asignación de 100.000 euros, es decir: más que cualquier alcalde de capital andaluza y de los demás municipios de la zona. Otros dos concejales tienen fijado un sueldo de 88.000 euros, es decir: un monto equivalente al del sueldo oficial del presidente del Gobierno.

Para la dirección del PSOE, como para cualquier ciudadano con sentido común, tales asignaciones resultan "desproporcionadas" para una ciudad como Mijas, con una población de 61.000 habitantes.

A pesar de ello, ni el arrepentimiento ni el propósio de la enmienda de estos socialistas avaros parece que puedan ser espontáneos.

Juzguen ustedes mismos: el pasado viernes, tras varios días de conversaciones infructuosas, la secretaria general del PSOE de Málaga, Marisa Bustinduy, harta del diálogo de sordos con todos y cada uno de los avaros recalcitrantes de Mijas, se reunió con sus 14 camaradas, en su propio terreno mijense, para amenazarles con un ultimátum, respaldado por las direcciones regional y federal del partido socialista. El dilema del ultimátum era el siguiente: o se rebajaban los sueldos o serían expulsados del partido.

El alcalde Agustín Moreno, que se autoretribuye además como jefe del Servicio Social y de Sanidad del municipio, el servicio de mayor dotación del Consistorio, se negó en rotundo "por coherencia personal", optando por dimitir.

No se contentó con una simple disimisón, sino que quiso apoyarla en una teoría, que mejor sería que fuera personalísima y no bastante generalizada, dentro y fuera del consistorio, como enseguida se vería en la actitud de sus concejales.

Después de dimitir, el doctor Moreno dijo que los alcaldes de ciudades con una fuerte presión urbanística como Mijas necesitan tener unos buenos sueldos, para no caer en posibles tentaciones de corrupción. En cierta manera defendió la teoría muy extendida en regiones socio-económicamente corruptas de que hay que mantener saisfecha la avaricia de nuestros mandatarios, para evitar su corrupción. Recordemos que el difusor de esta teoría en la Costa del Sol fue otrora Jesús Gil y Gil. El doctor Moreno afirmó, en consonancia con su pretendida coherencia, como lo hacía en sus tiempos Jesús Gil y Gil, que él había sido transparente con su retribución, mientras que otros alcaldes ocultan la realidad de lo que perciben.

La teoría gilista del doctor Moreno había creado escuela en el consistorio, puesto que en la misma tensa reunión con la secretaria general del PSOE de Málaga otros cuantos concejales amagaron con seguir los pasos de Moreno, aunque finalmente, temiendo que su avaricia rompiera el saco, al ser expulsados del partido, aceptaron las peticiones de la dirección socialista.

Resulta incoherente la actitud del presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE andaluz, Manuel Chaves, ante el comportamiento de uno de los alcaldes socialistas que él ha apoyado más generosamente en programas de futuro para la Costa del Sol. Por una parte reconoce la libertad de criterio de que disfruta cada alcalde para fijar los sueldos en sus ayuntamientos, pero por otra advierte que la dirección del partido socialista no admitirá "los {sueldos} que no sean razonables o que no se correspondan con el trabajo o la actividad que tiene que realizar {cada mandatario}". Chaves consideró ayer que el incremento que se había autoasignado el alcalde de Mijas "no era ni razonable ni racional".

No se paró aquí la paradoja de Chaves, porque sí consideró en cambio "dentro de la razonabilidad" el salario del alcalde de Estepona, el también socialista Antonio Barrientos, que cobrará 97.000 euros anuales, es decir, mucho más que el presidente del gobierno de España. Con una lógica que los socialistas no aceptan, tildándola de farisaica, cuando se trata de larguezas de la clase adinerada, Barrientos ha prometido que donará parte de su sueldo a fines sociales

Bajo el título "Los concejales de Mijas no cobrarán el sueldo hasta que aprueben una rebaja", una crónica muy severa de "El País" relata así estos hechos gravísimos:

"La suspensión del cobro de los sueldos fue anunciada después del brevísimo pleno por el portavoz del equipo de gobierno, Antonio Sánchez, quien aseguró además que no se van a producir nuevas dimisiones "a pesar de lo que digan los rumores mal intencionados". "A los que quieren seguir haciendo leña del árbol caído, insultando, mintiendo y perjudicando la imagen del municipio, les digo que Mijas mira hacia adelante", agregó Sánchez".

La medida es el primer paso para la revisión a la baja de los salarios exigida por la dirección del PSOE. Una vez que se elija al nuevo alcalde, el pleno aprobará un nuevo sistema de retribuciones más bajas que las acordadas el pasado 5 de julio.

De momento, la hasta ahora primera teniente de alcalde, Ana Román, ejercerá como alcaldesa en funciones. La dirección provincial del PSOE de Málaga ha dado libertad a sus 14 concejales de Mijas para elegir el sucesor de Agustín Moreno y sólo les ha pedido que sea un nombre consensuado.

La polémica por los elevados sueldos de la corporación mijeña no sólo afectaba al ex alcalde, que se convirtió en el mejor pagado de España, sino al grueso del equipo de gobierno, ya que la primera teniente de alcalde tenía una asignación de 100.000 euros, más que cualquier alcalde de capital andaluza y de los demás municipios de la zona. Otros dos ediles tenían fijado un sueldo de 88.000 euros, equivalente al del presidente del Gobierno. Para la dirección del PSOE, tales asignaciones resultan "desproporcionadas" para una ciudad como Mijas (61.000 habitantes).

Después de varios días de conversaciones infructuosas, el pasado viernes, la secretaria general del PSOE de Málaga, Marisa Bustinduy, se reunió con sus 14 representantes en Mijas para darles un ultimátum respaldado por las direcciones regional y federal: o se rebajaban los sueldos o serían expulsados del partido. Agustín Moreno se negó en rotundo "por coherencia personal" y optó por dimitir. Después de dimitir, Moreno dijo que los alcaldes de ciudades con una fuerte presión urbanística como Mijas necesitan tener unos buenos sueldos para no caer en posibles casos de corrupción. Aseguró que él ha sido transparente con su retribución y señaló que hay alcaldes que ocultan la realidad de lo que perciben.

En aquella tensa reunión otros concejales amagaron con seguir los pasos de Moreno, pero finalmente aceptaron las peticiones de la dirección socialista.

Marisa Bustinduy recordó ayer que con la dimisión de Moreno no quedaba zanjado el asunto, pues de lo que se trata es de reducir los salarios y revocar por tanto el acuerdo adoptado el pasado día 5. Horas después, el equipo de gobierno anunció que las retribuciones quedaban suspendidas.

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE de Andalucía, Manuel Chaves, reconoció ayer la libertad de criterio que cada alcalde tiene para fijar los sueldos en sus ayuntamientos, pero advirtió de que la dirección del partido no admitirá "los que no sean razonables o no se correspondan con el trabajo o la actividad que tiene que realizar", informa Europa Press. Chaves consideró que el incremento aprobado para el alcalde de Mijas "no era razonable ni racional.".

Sí consideró en cambio "dentro de la razonabilidad" el salario del alcalde de Estepona, el también socialista Antonio Barrientos, que cobrará 97.000 euros anuales. Barrientos ha asegurado que donará parte de su sueldo a fines sociales

El presidente regional del PP, Javier Arenas, apostó por un pacto nacional entre partidos que establezca los criterios para fijar las retribuciones de alcaldes y concejales que permitiría "acabar con los malos ejemplos". IU anunció el sábado una propuesta para que la Federación Andaluza de Municipios y provincias (FAMP) establezca unas "normas objetivas" sobre la retribución de los alcaldes..

-oOo-

Imagen: Agustín Moreno Muñoz, ex alcalde de Mijas.

Les commentaires sont fermés.