25/04/2007

Don Quijote enjaulado

Don Quijote enjaulado

Permalink 25.04.07 @ 16:07:00. Archivado en El Quijote, Pintura

Asistimos a la evolución del protagonista dentro de dos actitudes diferentes, que caracterizan respectivamente su acción de 1605 y su acción de 1615 como dos perspectivas [1] claramente diferenciables: la perspectiva del personaje que se autoconstruye, en la primera parte; la perspectiva del personaje que defiende su propia verdad y la verdad de su autor, en la segunda parte [2].

1605: El lector que quiere ser personaje lucha contra quienes se oponen a su pretensión. Sus vecinos quieren que vuelva a la aldea, pero sólo logran esta vuelta metiéndolo en una jaula. La vuelta no puede ser definitiva.

Imagen gran formato: Don Quijote enjaulado, El Quijote de Gustave Doré, 61. Fotografías de SGB.

enjaul-: enjaulado: 5; enjaulados: 1; enjaular: 0; enjaularme: 1; enjaulasen: 1; √ jaul-: jaula

enjaular (doc. 1590, de en- + jaula) 'poner en jaula'

|| enjaulado, pp. y s.m. y f. 'acción y efecto de enjaular': 'enjaulamiento', por metonimia: 'persona enjaulada'

Covarrubias explica el enjaulamiento de personas: «A semejanza suya [de las jaulas para pájaros] llamamos jaulas unos enrejados, dentro de los cuales se ponen los orates cuando son furiosos o lo están. Algunas veces han puesto en jaulas de hierro, por prisión, a personas notables, habiendo venido a poder de sus enemigos.», Cov. 714.a.37. «por este mesmo temor había el cura dicho al canónigo que caminasen un poco delante: que él le diría el misterio del enjaulado», I.47.29.

|| don Quijote enjaulado: «El regreso de DQ a su aldea empieza como una farsa en el sentido teatral de la palabra: todos, menos Sancho, se disfrazan para engañar al hidalgo y convencerlo –por vía de encantamiento– a dejarse enjaular pacíficamente tal un Lanzarote redivivo [precedente de caballero andante trasladado en humilde carreta, motivo central de uno de los romans de Chrétien de Troyes: Li chevaliers de la charrette, último tercio del siglo XII]. El «entremés» culmina en la profecía del barbero»», Jacques Joset y Darío Villanueva, en Rico 1998 b, p. 101-102.

® profecía. • La memoria del protagonista le juega una mala pasada: «Cuando don Quijote se vio de aquella manera enjaulado y encima del carro, dijo: —Muchas y muy graves historias he yo leído de caballeros andantes; pero jamás he leído, ni visto, ni oído, que a los caballeros encantados los lleven desta manera y con el espacio que prometen estos perezosos y tardíos animales», I.47.1-2.

[1] Algunos dicen novelas, porque no han sabido ver la formidable unidad que integra las dos partes en una sola obra.

[2] Ver mi artículo: Partes del Quijote.

16:19 Écrit par SaGa Bardon dans El Quijote | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : pintura, poetica |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.