24/01/2007

Jesuitas en el Foro Social Mundial 5

 

Jesuitas en el Foro Social Mundial 5

Permalink 24.01.07 @ 16:51:34. Archivado en Sociogenética, Religiones, Migraciones, Pro justitia et libertate

Uno de los principales objetivos de este Foro es poder estar cerca de la sociedad africana, darle la palabra y hacer que se sienta escuchada por el movimiento social mundial.

Kasarani: Lugar de acogida del Foro Social Mundial

Nuestra rutina diaria comienza a las 8 de la mañana con un viaje en autobús hasta el Foro, del que volvemos a eso de las cinco hacia la casa de retiros Savelberg. Los organizadores de FSM habían planeado instalar el foro en el Uhuru Park, en el centro de la ciudad, pero el Ayuntamiento tenia otras ideas y tres meses antes del comienzo del evento decidió rechazar la propuesta, aduciendo ciertos reglamentos existentes. La sede del evento tuvo que ser rápidamente trasladada al Complejo Internacional de Deportes Moi, en Kasarani, a 16 kilómetros del centro de la ciudad. La distancia resulta engañosa, puesto que a pesar de que pueda parecer relativamente cercana al centro de la ciudad y a Savelberg, en un día sin tráfico se tarda alrededor de cuarenta minutos en recorrerla y en un día normal alrededor de hora y media.

Teniendo en cuenta que los organizadores han tenido que ajustarse a las limitaciones impuestas por un complejo deportivo, hay que reconocer que han llevado a cabo un encomiable trabajo. No han tocado la parte central del estadio, por lo que a primera hora de la mañana se pueden ver algunos atletas entrenando en la pista de atletismo.

Los talleres se han instalado en la parte interior de las gradas. Para ello, han separado las gradas con toldos blancos, posibilitando que cada espacio sea accesible desde los diferentes corredores de acceso. A su vez, los talleres se llevan a cabo usando los mismos asientos de las instalaciones. Se han instalado un gran número de pequeños stands alrededor del estadio y seis enormes tiendas en una explanada cercana. Gracias a la fresca brisa, el paseo mañanero hasta el estadio se ha convertido en una experiencia placentera.

Una enfermedad infecciosa para mejorar el mundo

Durante el taller público organizado por la familia ignaciana en el FSM, Robin Schweiger sj, de la provincia de Eslovenia, leyó un mensaje procedente de Janez Drnovšek, Presidente de la República de Eslovenia. Antes de venir al Forum, Robin pensó que seria una buena idea tener una entrevista con su Presidente, fundador a su vez del Movimiento por la Justicia y el Desarrollo de Eslovenia. Robin fue recibido por el Presidente y éste aceptó la propuesta de enviar un mensaje dirigido al Forum. El mensaje se refiere a la infecciosa "enfermedad" por mejorar el mundo, que empezará a infectar en primer lugar a Eslovenia, para continuar extendiéndose por todo el mundo. De manera particular, cuando esta "enfermedad" afecte a Europa y a sus instituciones, "la Unión Europea comenzará a trabajar como una asociación entre iguales de países y personas positivas y bien pensantes (...) cambiará su absurda política agrícola y se dirigirá hacia la bio-producción (...), se esforzará por lograr mayor justicia y ayudará al Tercer Mundo". (El texto completo está en nuestra página Web: www.sjweb.info/sjs ).

Presencia del sur de Asia: SAPI

El primer día del FSM, uno de los participantes remarcó que 'Inicitativas de los Pueblos de Asia Meridional' (SAPI) era una de los grupos mejor organizados del evento. Alrededor de 60 personas han llegado a Nairobi bajo el emblema de SAPI, para participar en el FSM. Bajo el hábil liderazgo de Joe Xavier sj, han llegado tan bien preparados, que muy pronto los panfletos azules de SAPI corrían de mano en mano entre la multitud. Han organizado todas las tardes un encuentro para reflejar su experiencia, y en los días alternos han invitado a un jesuita africano para que presente una imagen del continente. SAPI es una organización descentralizada, animada por los jesuitas del sur de Asia, que comprende a más de 200 asociaciones y movimientos, y cuenta con alrededor de 5.000 miembros laicos y 250 jesuitas directamente involucrados. En este momento están centrando sus esfuerzos en promover una nueva Visión Dalit para la India y en incidir en las leyes indias de Derecho a la Información y en la de Garantía Nacional de Empleo.

Sentimientos ambivalentes

Como recién llegada al FSM, tengo algunos sentimientos ambivalentes ante el evento.

Desde la organización, el contenido o su utilidad, existen muchos aspectos que están bien y otros muchos que pueden ser mejorados. Desafortunadamente, como no he participado en ningún otro foro no puedo hacer una comparación con los anteriores. Durante estos dos primero días he experimentado ausencias, cancelaciones de eventos, discusiones muy generales y otras muy específicas, poderosas peticiones y sonoras aclamaciones. En algunos talleres estaban muy presentes las personas de a pie, como en el Encuentro por los Derechos Humanos, donde se pudieron disfrutar magnificas danzas, cantos e historias por parte del Kenyan Peoples Settlement. Otros talleres ofrecieron una imagen más general sobre temas como el agua, género, corporaciones o derechos humanos.

Alrededor del estadio se han llevado a cabo marchas por la igualdad de los dalits en la India, por un Sahara occidental independiente, por el Kenyan Peoples Settlement o por el foro de Etiopía, entre otros. El Foro Social Mundial representa un bello sueño, y ya que han surgido nuevas ideas, otras muchas han sido desarrolladas y se ha progresado mucho a través del trabajo en red, queda por ver que productos concretos darán fruto y las posibilidades a largo plazo de este evento. (Tanya Ziegler, OCIPE, Bruselas).

Una conversación durante el desayuno

Esta mañana me he sentado durante el desayuno con dos colegas de Zimbabwe y hemos estado conversando sobre nuestro pasado y sobre nuestros orígenes. Los tres crecimos pobres y los tres hemos compartido algunas de las dificultades que nos encontramos cuando éramos jóvenes. Dos de nosotros tuvimos que trabajar como vendedores ambulantes, para poder conseguir algo de dinero para subsistir y para poder pagar los costos de la escuela. El tercer colega creció en el campo, pero experimentó el hambre y el sufrimiento. Volviendo atrás hacia esos días, parece un poco extraño y suena algo cómico llamar sufrimiento a lo que en el momento no lo parecía. Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención ha sido que los tres hemos acabado escapando de la pobreza, lo cual no parecía nada fácil cuando estábamos creciendo.

Este pequeño compartir me lleva al hecho de que verdaderamente otro mundo es posible. Otro mundo es posible si para mejorar nuestra situación trabajamos como vendedores ambulantes, pero resulta más eficaz si usamos los dones y talentos que Dios nos ha otorgado. Mis colegas y yo hemos tenido la fortuna de escapar de nuestra pobreza, pero no podemos decir lo mismo de los millones de personas que siguen viviendo en la más absoluta de las miserias.

El Foro Social Mundial sugiere, y es verdad, que otro mundo es posible. Pero esto sólo puede convertirse en realidad, si trabajamos en la búsqueda de creativas estrategias alternativas, que nos permitan superar la pobreza, la enfermedad y la marginación. La familia ignaciana, firmemente enraizada en la visión y la práctica de los Ejercicios Espirituales, ha añadido otro alternativo y creativo intento de resolver los muchos problemas a los que se enfrenta nuestro mundo. Junto a otras personas cercanas y con la bendición del Señor podremos construir ese otro mundo. Los tres podemos dar testimonio de que es posible salir de ese estado de miseria y sufrimiento si tenemos esperanza y trabajamos en el potencial que nos ha dado Dios. ¡Efectivamente, otro mundo es posible! (Leonard Chiti sj, Zambia).

Una misa en la parroquia

El domingo por la mañana una buena parte de la familia ignaciana decidió comenzar el Foro Social Mundial celebrando la misa con los habitantes del suburbio de Kisambani, donde los jesuitas llevan una parroquia. A algunos y algunas indecisos, entre esta posibilidad y la de poder comenzar desde primera hora los talleres del Foro, les ayudó a decidir escuchar la charla informal que de manera espontánea se organizó la tarde anterior en torno a Jon Sobrino sj: "La salvación solo puede venir de los pobres..."

Sin duda, uno de los principales objetivos de este Foro es poder estar cerca de la sociedad africana, darle la palabra y hacer que se sienta escuchada por el movimiento social mundial. Creo que el sencillo hecho de estar presentes en esta parroquia ha hecho que el Foro Social Mundial llegase también a estas personas que, a buen seguro, no estarán presentes en los debates y conferencias. De esta manera, muchas personas tuvimos la ocasión y el placer de sentirnos acogidos en esta barriada pobre de Nairobi y compartir con sus habitantes la comunión. (Marcos Ibáñez, ALBOAN)

Fernando Franco SJ, Director Responsable
Uta Sievers, Redactora
Suguna Ramanathan, Redactora Asociada
Zigor Uribe-etxebarria, Redactor Especial en Nairobi

Secretariado para la Justicia Social, C.P. 6139, 00195 Roma Prati, ITALIA
+39 06689 77380 (fax)

Les commentaires sont fermés.