18/01/2007

Jesuitas en el Foro Social Mundial 2

 

Jesuitas en el Foro Social Mundial 2

Permalink 18.01.07 @ 20:03:00. Archivado en Religiones, Migraciones, Pro justitia et libertate

Queridos/as amigos/as: Mediante esta edición especial de Headlines os informamos, casi en directo, desde Nairobi, sobre lo acontecido durante el primer día del Encuentro de la Familia Ignaciana.

Es la tarde del 17 de noviembre de 2007. Mientras caminábamos el cielo gris anunciaba lluvia, pero la ceremonia inaugural estuvo llena de luz, calor y alegría. Después de una hermosa oración dio comienzo la primera sesión plenaria. El último contingente de participantes procedentes de India, Sri Lanka y Brasil entró cuando la sesión plenaria ya había comenzado, por lo que fueron recibidos con aplausos. A la tarde llegaron los participantes del "Continente" de Madagascar, tal y como los anunció el moderador de la sesión, y fueron recibidos con otro aplauso general.

Saludos desde Nairobi,

El equipo editorial.

Foto: el P. Angelo D’Agostino, Jesuita y Doctor en Medicina. (1)

Mensaje del Padre General: "Existen muchos signos de vida y esperanza"

En un discurso dirigido a las personas congregadas en el Encuentro de la Familia Ignaciana de Nairobi, para participar en el seminario sobre "Transformación Espiritual y Social en África y Madagascar", el Padre General da la bienvenida a esta iniciativa y recuerda las palabras de Juan Pablo II para el Primer Sínodo Africano, que comparaban la situación de África "con el hombre que viajaba hacia Jericó (Lk 10, 30-37) y cayó en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todas sus pertenencias y lo dejaron medio muerto". Sin embargo, el Padre General reconoce que "existen muchos signos de vida y esperanza, gracias al esfuerzo que muchos jesuitas y otros compañeros y compañeras apostólicas han llevado a cabo en la lucha por construir un futuro para las generaciones venideras (CG 34, d. 3, n. 12).

A continuación, hace un repaso de los esfuerzos llevados a cabo por el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), de los pasos dados por el Instituto para la Paz de Hekima para promover la paz, del papel de los diversos centros sociales en la lucha por una mejor gobernanza, del trabajo de AJAN en favor de aquellas personas que padecen el VIH/SIDA y de algunas recientes iniciativas de incidencia política internacional. El Padre General concluye animándonos a "caminar hacia el fortalecimiento de los vínculos que unen a todas las instituciones y personas comprometidas en la transformación de la realidad social... y construir sobre la riqueza de recursos que suponen la variedad de personas y culturas".

Para leer el discurso completo en inglés, entrar en nuestra página Web www.sjweb.info/sjs y clicar en "Mensaje del Padre General".

Una llamada a la vida plena y a la creatividad

En su discurso introductorio al Encuentro de la Familia Ignaciana, el Padre Fratern Masaje sj, Moderador de los Superiores Jesuitas de África y Madagascar (JESAM), enfatizó la importancia, dentro del plan de Dios, de que todo ser humano alcance una vida plena. Citando la famosa frase de San Ireneo, señaló que la gloria de Dios exige que la humanidad tenga completamente asegurados sus derechos y sus necesidades básicas.

Hoy en día, entendemos la seguridad como la construcción de muros que impiden el libre movimiento de las personas (las leyes de emigración), el libre movimiento de mercancías (las leyes del comercio) o el libre movimiento de culturas y de fes (los fundamentalismos). Una de las características del Dios Trinitario de Ignacio de Loyola es la creatividad, la capacidad de superar el caos, de propagar la compasión, de vivir con alegría y de difundir la belleza.

El Padre Fratern advirtió a la audiencia contra una interpretación superficial de los términos ignacianos del "consuelo" y la "desolación". Muchas de las personas que han respaldado las más crueles dictaduras pueden haberse sentido felices y satisfechas, mientras que Jesús experimentó en Getsemaní el miedo y la preocupación. Si nos comprometemos a asegurar el cumplimiento del creativo plan que Dios tiene para todas las personas, debemos estar preparados para experimentar en nuestro ser el miedo y la preocupación.

Desafíos para la transformación social de África

En una elocuente intervención, el Dr. David Kaulem, catedrático de Filosofía y Ética en Harare (Zimbabwe) ofreció una idea general de las principales paradojas de la modernidad africana: el predominio de lo "político" sobre todas las demás esferas y la existencia de ambigüedades y ambivalencias como una reacción a la historia colonial vivida. Esferas tan diferentes como la religión o la economía se encuentran hoy en día dominadas por el discurso y la práctica de la política. De esta manera, los diferentes aspectos de la vida social se convierten en el campo de batalla de aquellos que quieren adquirir mayor poder político.

La actual consciencia africana está caracterizada por la paradójica convivencia del amor y del odio: odiamos la idea de la nación-estado, basada en el objetivo colonial de explotar el país al máximo, y al mismo tiempo defendemos la nación-estado como la solución para todos nuestros problemas.

A continuación, el Dr. Kaulem pasó a enumerar los seis principales desafíos a los que se enfrenta hoy en día África:

1) La "búsqueda de la verdad", es decir, la pelea por definir qué es lo que nos está pasando; lo importante hoy es comprender quién cuenta la historia de quién.
2) Apoyar la participación de la población y de las organizaciones populares en la vida social, como condición previa para la estabilidad.
3) La lucha contra la pobreza y la inequidad.
4) La lucha en contra de la enfermedad (la malaria y el VIH/SIDA).
5) Garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y la seguridad para todas las personas y
6) las cuestiones de Género.

Como conclusión, enfatizó el papel de la sociedad civil a la hora de enfrentar estos desafíos y más específicamente el papel que la familia ignaciana puede desarrollar en África y Madagascar.

Talleres temáticos

Antes de la conclusión del plenario, el Padre Orobator, recientemente nombrado Rector de la comunidad jesuita del College Hekima, nos invitó a dejar a un lado nuestras ansias de "debate" y a seguir la metodología de "balava", que consiste en dar la palabra a nuestro amigo y escucharlo. El seminario ha servido para enfatizar el contexto africano en el que vamos a vivir estos días.

Para la segunda parte de la jornada, se pidió a todas las personas participantes que se registraran en uno de los cinco talleres y que participaran en el mismo taller durante los próximos dos días. Estos talleres pretenden convertirse en instrumentos para el intercambio de aspectos concretos del trabajo que la familia ignaciana está llevando a cabo en África, de manera que permitan generar nuevas y creativas formas de trabajo conjunto.

* Libertad de movimientos. Este taller, promovido por el JRS (África del Este), ha elegido la cuestión de las restricciones que sufren las personas en lo que respecta a su libertad de movimientos. En el caso de las personas refugiadas y migrantes, estas restricciones comienzan en su propio país de origen y continúan en el país de asilo. Eva Maina Ayiera, Oficial de Programas en Incidencia Política (Advocacy), y el Padre Groum Tesfaye sj serán las personas que conducirán el taller.

* Celebrando el 5º Aniversario de AJAN. Dirigido por la oficina de AJAN en Nairobi, este taller tratará sobre el tema de "La praxis en el ministerio de SIDA". La Hermana Raphaela Händler OSB, fundadora de la Acción Católica para el SIDA en Namibia, será la persona encargada de la animación del taller.

* Conflicto, Guerra y Paz. Este taller, promovido por el Instituto de Estudios sobre la Paz y Relaciones Internacionales de Hekima (HIPSIR), ha dedicado la jornada a analizar los actuales retos ante los conflictos, la guerra y la paz. El Profesor Pete Wanyande, Decano de la Facultad de Artes de la Universidad de Nairobi ha sido la persona encargada de presentar y guiar la discusión.

* La Agenda de Desarrollo Internacional. Facilitado por la Red Internacional Jesuita para el Desarrollo (IJND), este taller ha dedicado el primer día a compartir el impacto que los diferentes modelos de desarrollo han tenido en nuestras vidas. El Padre Bernard Lestienne (Brasil), Miguel González (ALBOAN) España, Jim Hug sj (EEUU) y Peter Henriot sj (Zambia) han sido las personas encargadas de conducir los temas y responder a las preguntas.

* Manejo y Agotamiento de los Recursos Naturales. Esta iniciativa ha sido promovida por dos centros sociales de África, el CEPAS (Kinshasa, RDC) y el CEFOD (Chad), y por el OCIPE (Bruselas). Durante el primer día, Antoine Bérilengar sj presentó un caso de estudio sobre la explotación petrolera en Chad.

Concluyendo la conversación

Resultaría imposible tratar aquí de resumir todas las cuestiones tratadas durante el plenario, pero nos parece muy importante reflejar las principales líneas de pensamiento desarrolladas en él:

* La idea de que tenemos que buscar la verdad fue importante. Necesitamos escuchar a las personas, estar cerca de ellas; esos refugiados en los campamentos quieren contar su propia historia y tenemos que escucharles si queremos ser creíbles.

* El caso de la multinacional Novartis, que ha llevado a los tribunales a algunas compañías indias por producir retro-virales, causó alarma. A pesar de la importancia de luchar contra casos como este, debemos recordar que nuestro trabajo con personas infectadas por el VIH es más amplio que el de proveer ayuda médica. El SIDA es ante todo un problema humano.

* Además de las clásicas causas de la guerra, en el contexto africano debemos también considerar la incapacidad de aceptar la diferencia (étnica, cultural y de culto) como parte del estado democrático moderno.

* El agua se está convirtiendo en uno de los recursos más cruciales y las futuras guerras tendrán como motivo su control.

* Hubo una seria charla sobre el creciente papel de China en África, el nuevo "Cocodrilo" como algunos lo llamaron, capaz de mezclar el capitalismo depredador con el control comunista, en una nueva forma de dominación colonial.

* ¿Debemos reforzar la sociedad civil a costa de permitir que el Estado no cumpla con sus obligaciones?

Tal y como nuestro moderador anunció, la conversación sigue mañana, pero la gente parecía contenta con el primer día.

Entrevista

¿Cuáles son tus expectativas ante el Encuentro de la Familia Ignaciana?

* "En la actualidad estamos viviendo un momento de grandes y profundos cambios a nivel global. Este Encuentro de la Familia Ignaciana nos brinda la oportunidad de compartir nuestras experiencias y de obtener de ese modo una visión más amplia sobre cuál es la verdadera situación que se vive hoy en África y en el mundo en general. Sobre esta base, nos permite también discutir acerca de cuales pueden ser algunas de las soluciones a los problemas que aquejan a este mundo en el que vivimos y pensar de qué manera podemos actuar conjuntamente". Loua Hyacinthe sj, Director de Publicaciones del Centro de Estudios y Acción para la Paz (CERAP), Costa de Marfil.

* "No tengo ninguna expectativa específica sobre este encuentro, porque cada vez que los jesuitas y las personas que colaboran con nosotros nos reunimos, dondequiera que sea, siempre es para hablar sobre lo mismo, es decir, sobre la espiritualidad ignaciana y sobre cómo volver a relacionar de una manera más directa la espiritualidad con el trabajo por la paz y la justicia. En este sentido, no tengo ninguna especial expectativa sobre los resultados del encuentro. Personalmente estoy más interesado en poder establecer un contacto más directo con mis hermanos jesuitas africanos. Me siento impresionado por la manera que tienen de comprender el mundo que les rodea y los retos a los que se enfrentan. Creo que el hecho de establecer un contacto más directo con ellos puede ayudarnos a integrar esta visión en el Este de Asia, donde también existen grandes disparidades culturales y sociales. Así mismo, esta relación puede ayudarnos a encontrar vías que nos permitan enfrentar de manera conjunta nuestros problemas". Paul Dass sj, Secretario del Apostolado Social para el Este de Asia, Malasia.

Fernando Franco SJ, Director Responsable
Uta Sievers, Redactora
Suguna Ramanathan, Redactora Asociada
Zigor Uribe, Redactor Especial en Nairobi

Secretariado para la Justicia Social, C.P. 6139, 00195 Roma Prati, ITALIA
+39 06689 77380 (fax)

-oOo-

(1) Comentario a la foto:

A los 81 años, acaba de pararse el corazón de un luchador incansable: el P. Angelo D’Agostino, Jesuita y Doctor en Medicina. Sus últimos 14 años han estado dedicados íntegramente a la causa de los afectados por el virus del SIDA y de manera muy especial a los miles de niños que esta enfermedad ha dejado huérfanos. En 1992 decidió abrir una casa para acoger a niños afectados cuyos padres o familias más cercanas habían fallecido. Su obra se ha desarrollado sin parar y ha tenido un reconocimiento internacional.

Su vida parece tomada de un libro de aventuras. Nació en los Estados Unidos; estudió medicina, fue primero cirujano y luego miembro de las fuerzas Marine norteamericanas. Ejerció durante 10 años y luego decidió ingresar en la Compañía de Jesús. Fue ordenado sacerdote y también se graduó en psiquiatría y psicoanálisis. Fue profesor asistente en la universidad de Georgetown y fundó el instituto de Psiquiatría y Religión. En 1980 fue a Tailandia y estableció un campo de refugiados colaborando con el Servicio Jesuita al Refugiado. Fue coordinador del mismo Servicio Jesuita en África, donde prácticamente residió hasta su muerte.

En 1992, después de recibir negativas por todas partes, decidió instituir su propia casa de acogida a huérfanos seropositivos. Ni el gobierno ni otras instituciones le apoyaron. Según ellos “los niños iban a morir de todas maneras”. Él no se dejó amedrentar y siguió con su obra, a la que llamó Nyumbani ("Hogar" en lengua suahili). En esta casa él recibía niños de todas las edades. Algunos de ellos podían superar la virulencia del virus al ser todavía jóvenes y recibir el tratamiento adecuado. Los niños que ya no dependían médicamente del instituto eran adoptados por parte de familias. Los que sí la necesitaban recibirían tratamiento toda su vida.

Su obra no se paró con la fundación de Nyumbani. Estableció un sistema llamado Lea Toto (Educar al Niño) para hacer extensivo el tratamiento con medicinas antiretrovirales a más de 2000 niños de los suburbios de Nairobi que lógicamente no podían ser atendidos en su primer orfanato. En 2009 se prevé que el número de niños que se beneficien de este sistema llegue a los 4000.

Para suplir la falta de equipamiento adecuado, que era uno de los obstáculos fundamentales para luchar contra esta pandemia, fundó un laboratorio que hasta ahora es un modelo en África del Este, dotado con los mejores equipos materiales y humanos disponibles y que está sirviendo no sólo a los hogares fundados por él sino también a los hospitales locales de Kenia.

Por último, el Poblado Nyumbani surgió en el pueblo de Kitui para poder acoger tanto a huérfanos como a aquellas personas mayores afectadas por el virus. Muchos de los poblados de Kenia han perdido ya a las personas en edad media, los únicos supervivientes son los ancianos y los niños. De cara a ofrecer unos servicios adecuados, surgió esta institución mucho más familiar y abierta que puede albergar a 1,100 personas en pequeñas casitas unifamiliares. Este poblado debería haber sido abierto en estos días, pero ahora se tendrá que inaugurar sin su presencia.

El P. D’Agostino no se conformó con abrir instituciones “caritativas”. Luchó denodadamente para que la sociedad comprendiera que el SIDA no era un estigma vergonzoso sino una enfermedad que necesitaba un cambio de mentalidad y más apertura de horizontes. Denunció la hipocresía de la sociedad keniana cuando se cerraron las puertas de varios colegios públicos y privados a los huérfanos de Nyumbani, simplemente por el hecho de ser seropositivos. Él no dudó en llevar el caso a los tribunales, inundando el juzgado de niños el día que le tocó declarar. Fue de los primeros en mostrar a la sociedad que las personas seropositivas no eran apestados sino personas con derechos y que uno de estos derechos era el acceso a la educación enmedio de otros niños, en un ambiente normal y sin discriminación alguna.

También denunció a las multinacionales farmacéuticas que decían haber abaratado los costos de las medicinas contra el SIDA en los países del Tercer Mundo, cuando en verdad los precios seguían siendo inalcanzables para la gran mayoría de enfermos. Desafió la legalidad vigente importando grandes cantidades de medicinas antiretrovirales desde Brasil, cuando esto no estuvo permitido. Hizo posible que se movilizaran personas e instituciones hasta que consiguió que personas sin recursos pudieran tener un acceso asequible a las medicinas que tanto necesitan.

D’Agostino fue un fenomenal caso de relaciones públicas. Movió instituciones, iglesias, compañías privadas, aerolíneas, embajadas… su número de benefactores y de colaboradores fue siempre enorme; su pequeña figura regordeta era familiar en los medios de comunicación a los cuales llevaba siempre un mensaje de coraje y esperanza. Hacia el final de su vida pudo ver algunos frutos concretos de su esfuerzo.
Su legado y su mensaje quedan para la posteridad.

Que Dios le bendiga. Descanse en Paz.

El artículo completo apareció en el Libro de Arena, 24 noviembre 2006

20:14 Écrit par SaGa Bardon dans Religiones | Lien permanent | Commentaires (0) | Tags : pro justitia et libertate |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.