30/10/2006

No al proceso de claudicación

 

No al proceso de claudicación

Permalink 30.10.06 @ 23:45:00. Archivado en Europa, España, Ética

El 20 de octubre el Foro Ermua remitió por correo electrónico a los europarlamentarios un documento sobre el mal llamado proceso de paz, y el 25 de octubre estuvo presente en Estrasburgo, donde asistió a la discusión parlamentaria.

-oOo-

El Foro Ermua hizo llegar el 20 de octubre de 2006 por correo electrónico a todos los europarlamentartios las versiones francesa e inglesa del documento sobre el llamado proceso de paz, que tenemos el honor de reproducir a continuación.

El documento hace un breve repaso de la evolución histórica del terrorismo de ETA y de la ambigua y deshonesta posición ante el mismo de los nacionalistas del PNV y EA. En este documento se califica de proceso de claudicación ante ETA al mal llamado proceso de paz, resaltando las importantes diferencias que lo distinguen del proceso de pacificación en Irlanda del Norte. El documento indica igualmente que “durante treinta años todos los gobiernos españoles se negaron rotundamente a internacionalizar de este modo el problema vasco (que sólo incumbe a la soberanía española)”, contra el continuo propósito de ETA, al que ahora Zapatero da satisfacción.

El documento solicita a los europarlamentarios que “no se comprometan, ni comprometan al Parlamento Europeo con la irresponsable y arriesgada operación política del Gobierno de Rodríguez Zapatero que va a ser discutida en el Pleno el día 25 de octubre”. Taambién advierte que “el proceso de claudicación de Zapatero enseñaría a toda Europa que mediante el ejercicio de la violencia pueden alterarse las fronteras interiores de la Unión Europea”.

El día 25 una delegación del Foro Ermua estuvo presente en la discusión del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Asistieron el presidente Mikel Buesa, los vicepresidentes Inma Castilla de Cortazar e Ikañi Ezkerra y el secretario del Foro Ermua, Gustavo Jaso.

El Foro Ermua había efectuado una visita previa al Parlamento Europeo el pasado 27 de septiembre, durante la cual mantuvo entrevistas con el Presidente de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior, el liberal francés Jean Marie Cavada, con el Vicepresidente del Parlamento, el socialista francés Pierre Moscovici, con el Vicepresidente del Grupo Socialista Europeo, Hannes Swoboda, y con el Co-Presidente del Grupo de los Verdes, Daniel Cohn-Bendit.

-oOo-

El terrorismo vasco y el actual proceso de paz en España

Asociación de ciudadanos vascos: Foro Ermua

1) En octubre de 1977 el naciente régimen democrático de España concedió una amnistía total a los presos de ETA que habían cometido crímenes durante la dictadura del general Franco. A las pocas semanas todos esos presos salieron a la calle. Desde entonces ETA ha cometido otros ochocientos nuevos asesinatos.

2) Desde la instauración de la Constitución de 1978 España es un país plenamente democrático. Además, el desarrollo de la Constitución proporcionó al País Vasco un elevadísimo grado de autonomía regional -política, legislativa y administrativa-, superior a la de cualquier región de la Comunidad Europea. Las competencias acordadas para Irlanda del Norte en el Acuerdo de Stormont de 1998, suponen sólo una pequeña fracción de las que el País Vasco disfruta desde hace más de 25 años.

3) A diferencia de lo que sucedió en Irlanda del Norte, en el País Vasco no se ha producido un enfrentamiento violento entre dos bandos. La violencia ha sido ejercida exclusiva y unilateralmente por la organización nacionalista ETA contra los ciudadanos e instituciones no nacionalistas: escritores, periodistas, políticos, concejales, policías y militares, entre otros. La acción terrorista de ETA ha causado más de ochocientos asesinatos y varios miles de personas mutiladas y heridas; prácticamente todas ellas eran no nacionalistas[1][1].

4) Desde el comienzo de la democracia en España la organización terrorista ETA creó Batasuna como su brazo político y también otras asociaciones legales para justificar sus crímenes ante la sociedad, coaccionar a los ciudadanos vascos no nacionalistas y actuar en la vida política y social en favor de los objetivos políticos antidemocráticos de ETA.

5) ETA y el conjunto de sus organizaciones satélites implantaron en la práctica desde los años 80 un estado de excepción permanente en el País Vasco, negando la libertad y el ejercicio de sus derechos a los ciudadanos y partidos políticos no nacionalistas. A estos partidos les resultaba muy difícil conseguir candidatos para las elecciones, ya que varias decenas de sus políticos fueron asesinados y cientos de otros eran amenazados y perseguidos por Batasuna y por las otras asociaciones legales de ETA. Las elecciones en el País Vasco no se están celebrando en condiciones democráticas. Cientos de políticos y candidatos no nacionalistas deben estar permanentemente protegidos por escoltas, mientras los nacionalistas se desplazan libremente sin ningún riesgo.

6) Este déficit democrático en el País Vasco ha favorecido los resultados electorales de los partidos nacionalistas, tanto del vinculado con ETA (Batasuna), como de los mal llamados nacionalistas moderados (PNV y EA). El terror y la intimidación política han permitido al PNV y EA una situación de ventaja electoral que les ha llevado a detentar el Gobierno regional vasco desde 1979 hasta nuestros días, sin interrupción.

7) Los nacionalistas no terroristas (a los que algunos llaman moderados) -PNV y EA- han actuado para sacar provecho constantemente de la presión ejercida por ETA y sus organizaciones satélites, consolidando su poder en la región y obteniendo nuevas ventajas y privilegios del Gobierno español. Como contrapartida hacia ETA la Policía regional, controlada en todo momento por los nacionalistas llamados moderados, apenas han practicado detenciones de terroristas y han permitido que se cometieran todo tipo de actividades ilegales a favor de ETA.

8) La permanente insatisfacción de los nacionalistas vascos, tanto de los que practican la violencia como de los mal considerados moderados, radica en que no renuncian a configurarse como nación soberana independiente de España y de Francia, valiéndose de cualquier medio legal o ilegal para conseguir este fin último.

9) Los Gobiernos españoles, a pesar de que la Constitución lo permite, nunca han suspendido la autonomía regional del País Vasco; esto, seguramente, ha constituido una excesiva generosidad a la vista de la constante deslealtad institucional de los nacionalistas, que lo han entendido como un signo de debilidad. Muy al contrario, los Gobiernos británicos han dejado en suspenso la autonomía de Irlanda del Norte durante años cuando las fuerzas irlandesas no cumplieron sus compromisos.

10) Desde el año 2000 el Gobierno de España, presidido por el líder del Partido Popular José María Aznar, puso en marcha la política democrática más consecuente y dura que jamás antes se hubiese intentado en España para la completa derrota policial y política de la banda terrorista ETA y de su entramado de organizaciones satélites. Esta política de dureza se aplicó dentro de la más estricta legalidad, sin incurrir en la tentación del terrorismo de Estado y sin realizar la más mínima concesión política a ETA.

11) En cuatro años se produjeron 640 detenciones de terroristas, se intensificó la colaboración policial y judicial con Francia y se firmó en diciembre de 2000 un gran pacto de Estado (el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo) entre el Gobierno y los dos principales partidos españoles (el PP y el Partido Socialista) para acordar todas las medidas a tomar contra el terrorismo nacionalista, lo que propició una gran unidad política y fortaleza al Estado.

12) En el marco de dicho Pacto Antiterrorista se acordó presentar al Parlamento una nueva ley de partidos políticos que permitiera colocar en la ilegalidad a los partidos que colaborasen con actividades terroristas. En aplicación de esta ley Batasuna fue declarada ilegal por una sentencia unánime del Tribunal Supremo en 2003, por formar parte de ETA. Esta sentencia fue ratificada por unanimidad por el Tribunal Constitucional. Al mismo tiempo, ETA y Batasuna fueron colocadas en las listas de organizaciones terroristas de la Unión Europea y de Estados Unidos.

13) Esta decidida política antiterrorista, aplicada de manera perseverante desde 2000 a 2004, colocó a ETA y a Batasuna a comienzos de 2004 en su momento de máxima debilidad desde hacía treinta años. Los integrantes del Foro Ermua tenemos el convencimiento de que si se hubiese continuado aplicando la misma política antiterrorista durante tres o cuatro años más, se habría conseguido la total derrota de ETA y de todo su entorno de intimidación política, sin haber tenido que efectuar ninguna concesión política a ETA ni al nacionalismo vasco en su conjunto. Esta posibilidad estaba al alcance de la mano para España.

14) Semejante derrota sin concesiones del terrorismo nacionalista en el País Vasco hubiera constituido un importantísimo precedente para toda Europa. Hubiese sido la consecuente aplicación en suelo europeo del principio de que no hay nada que negociar con los terroristas, salvo las condiciones de su rendición.

15) Desde la llegada de Rodríguez Zapatero a la presidencia del Gobierno, en las elecciones generales celebradas tres días después de los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004, se abandonó totalmente la anterior política antiterrorista.

16) En dos años y medio Zapatero no ha reunido ni una sola vez el Pacto Antiterrorista, haciéndolo desaparecer. Como es público, el nuevo Gobierno no ha informado ni discutido previamente con el principal partido de la oposición, el PP, ni una sola de las múltiples iniciativas políticas que ha tomado sobre terrorismo, a diferencia de lo que se hacía cuando el Pacto Antiterrorista estaba vivo. El objetivo proclamado del nuevo Gobierno ya no ha sido la derrota total de ETA, sino la búsqueda de una “solución negociada” con los propios terroristas: esto es, el llamado proceso de paz. La Vicepresidenta del Gobierno proclamó que en la cuestión del terrorismo “no deberían haber vencedores ni vencidos”, poniendo a los terroristas al mismo nivel que a sus víctimas y que los ciudadanos demócratas.

17) Desde el verano de 2005, la detención de terroristas por las fuerzas policiales españolas se ha reducido enormemente, hasta casi desaparecer. Lo que es peor, en mayo de 2006 algún alto dirigente policial español avisó a la organización de extorsión de ETA que iban a ser detenidos en la frontera con Francia, haciendo fracasar la operación; la Audiencia Nacional ha abierto una investigación sobre este caso de colaboración con ETA de algún policía español.

18) Las víctimas del terrorismo (entre las que se encuentran el presidente y varios miembros del Foro Ermua) y sus principales asociaciones (la AVT y Covite) han sido marginadas por el Gobierno de Zapatero, tratando de desprestigiarlas, de crear divisiones en su seno y de poner a la opinión pública en su contra. La inmensa mayoría de las víctimas, en número de varios miles de afiliados a aquellas asociaciones, se han pronunciado masiva y repetidamente contra la política de Rodríguez Zapatero hacia ETA. Por el contrario, no pasan de dos o tres decenas las víctimas que han secundado abiertamente las propuestas del Presidente del Gobierno.

19) Desde que hace siete meses, el 22 de marzo de 2006, ETA anunciara lo que llamó un “alto el fuego permanente”, la violencia ha disminuido pero no ha cesado. En estos meses ETA no ha cometido atentados mortales, pero tras un primer periodo de relativa tranquilidad en las calles la organización terrorista ha impulsado desde mayo una escalada de actos de violencia callejera en el País Vasco y Navarra que totalizan ya un número de 160: quema de autobuses, ataques con cocteles Molotov a sedes de partidos, medios de comunicación, edificios judiciales y municipales, intimidación a políticos no nacionalistas, etc. Se han ocasionado heridas a nueve personas: siete de ellas policías, un bebé con síntomas de asfixia por humo y una mujer con rotura de cadera. Además, ETA ha continuado en todo momento hasta la actualidad con su actividad de extorsión a empresarios y profesionales.

20) El Gobierno de Rodríguez Zapatero ha minusvalorado la gravedad de esta violencia terrorista, ocultando a veces su misma existencia (como la extorsión) e intentando en otras ocasiones exculpar a ETA de toda responsabilidad como si los autores de aquellos actos fuesen “elementos incontrolados”, fenómeno éste totalmente desconocido en el País Vasco hasta la actualidad, donde ETA mantiene un rígido control sobre todo este sector social. Dentro de ETA la unidad fundamental de acción continua intacta, salvo diferencias de matiz en el análisis.

21) Durante este medio año ETA no ha expresado, ni siquiera de una manera indirecta, su intención de abandonar definitivamente las armas y disolverse; al contrario, ha repetido que el presente alto el fuego será “reversible” si no logra sus objetivos, esto es que está dispuesta a cometer nuevos crímenes. Ni una sola vez ha expresado su acatamiento a las instituciones y normas constitucionales; su actuación, como siempre, busca echar abajo el régimen democrático e imponer un sistema totalitario.

22) Los terroristas (ETA y Batasuna) tampoco han hecho pública ni la mas leve confesión de arrepentimiento ni de perdón a las víctimas por sus crímenes. Muy al contrario, los asesinos que han sido juzgados en estos meses han proclamado que volverían a hacer lo que hicieron y han amenazado de muerte a los jueces que les estaban juzgando en la Audiencia Nacional.

23) Desde la proclamación del “alto el fuego” ETA ha reiterado en varias ocasiones que mantiene intactas sus tradicionales exigencias políticas, especialmente la independencia del País Vasco respecto a España y Francia y la anexión de Navarra al País Vasco. Esto no es una mera cuestión de táctica negociadora por su parte; desde el alto el fuego ETA no ha retrocedido ni un solo paso de sus posiciones tradicionales, habiendo sido el Gobierno de Zapatero el que ha ido asumiendo los planteamientos de aquella, yendo de cesión en cesión, para que ETA no rompa el alto el fuego y no se venga abajo el llamado proceso de paz.

24) Ningún gobierno de España durante los casi 30 años de democracia -del centro político (UCD), de izquierda (PSOE) o de derecha (PP)- ha realizado las concesiones políticas a ETA que está dándole el de Rodríguez Zapatero.

25) En la forma en que está actuando el gobierno de Zapatero, el llamado proceso de paz se ha convertido en realidad en un proceso de claudicación frente a los terroristas, que el Foro Ermua y las víctimas rechazamos totalmente.

26) En definitiva, tras siete meses de alto el fuego no se dan las condiciones apropiadas que podrían permitir al Gobierno abrir una negociación con ETA para que abandonase las armas y se disolviese para siempre. La resolución aprobada por mayoría simple en el Parlamento español en mayo de 2005, planteaba que el gobierno podría iniciar negociaciones con “quienes decidan abandonar la violencia”; pues bien, a día de hoy ETA no se ha comprometido en ninguno de sus comunicados a abandonar la violencia, sino tan sólo a suspender sus atentados.

27) Haber llevado a Estrasburgo la discusión de este proceso de paz, es otra grave cesión del gobierno Zapatero. Durante treinta años todos los gobiernos españoles se negaron rotundamente a internacionalizar de este modo el problema vasco (que sólo incumbe a la soberanía española), frente a las maniobras en este sentido de ETA y de los demás nacionalistas vascos (PNV y EA).

28) No sólo en el País Vasco sino también en el conjunto de España las fuerzas políticas y la sociedad están profundamente divididas y enfrentadas en torno a este proceso de claudicación de Rodríguez Zapatero. El Partido Popular, que representa en torno al 40 por ciento de los votantes españoles, se opone con firmeza a este proceso. Por otro lado, no sólo la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo, sino también millones de otros españoles se han manifestado en seis ocasiones -en menos de dos años- exigiendo la vuelta a la anterior política antiterrorismo para la derrota total de ETA. En el Reino Unido la situación ha sido muy diferente. Los gobiernos de Londres han ido consensuando frecuentemente con el partido de la oposición lo principal de su política para Irlanda del Norte, logrando el apoyo del Partido Conservador en la mayoría de los momentos; de esta forma se ha evitado que en la sociedad británica se produjese la radical división política y social que existe hoy en España.

29) Respecto a los presos por delitos de terrorismo, en España sólo los hay de la banda ETA -aparte de los islamistas-. Por consiguiente, si se les diese ahora una segunda amnistía sólo ETA saldría ganando, ya que a diferencia de Irlanda del Norte en nuestro país no hay presos del “otro bando” (unionistas) que también saldrían a la calle.

30) Por lo anteriormente expuesto, el Foro Ermua pide a los parlamentarios europeos que no se comprometan, ni comprometan al Parlamento Europeo con la irresponsable y arriesgada operación política del Gobierno de Rodríguez Zapatero que va a ser discutida en el Pleno el día 25 de octubre. No sólo porque sería apoyar a una parte de los españoles contra otra, sino porque en caso de que finalmente fracasara el proceso, como es muy probable que suceda, la institución comunitaria arrostraría parte de la responsabilidad. Si esta maniobra tuviese “éxito”, imponiéndose contra la voluntad de una gran parte de los españoles, las consecuencias para la Europa comunitaria serían mucho mas graves; la razón es que la única posibilidad de que el llamado proceso de paz condujese al fin del terrorismo sería que Rodríguez Zapatero aceptara lo principal de las exigencias políticas de ETA. En este caso, ETA y Batasuna fortalecidas y legitimadas por Zapatero y por el Parlamento Europeo se volverían contra el gobierno de Francia para exigirle la independencia de las comarcas vasco francesas. España, por su parte, se hundiría en un proceso de balcanización, por la acción de un País Vasco a punto de independizarse, que se habría anexionado otra parte de España -Navarra-, y que estaría dominado por el brazo político de ETA, Batasuna. El proceso de claudicación de Zapatero enseñaría a toda Europa que mediante el ejercicio de la violencia pueden alterarse las fronteras interiores de la Unión Europea.

Nota al pie (1) (correspondiente al Punto 3): Desde 1983 la organización GAL, impulsada por altos cargos del Ministerio del Interior del Gobierno socialista -según establecieron varias sentencias del Tribunal Supremo-, cometió 23 asesinatos de miembros de ETA y de su entorno, desapareciendo en 1987.

Para más información:

Mikel Buesa. 650-97-42-04

Inma Castilla de Cortazar. 686-65-27-10

Gustavo Jaso. 686-57-58-06
____

[1][1] Desde 1983 la organización GAL, impulsada por altos cargos del Ministerio del Interior del Gobierno socialista -según establecieron varias sentencias del Tribunal Supremo-, cometió 23 asesinatos de miembros de ETA y de su entorno, desapareciendo en 1987.

23:54 Écrit par SaGa Bardon dans Etica | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.